#Sociedad

El etnocentrismo en la raíz del conflicto mapuche

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cuando hablamos de “conflicto mapuche” ¿Entendemos realmente a qué nos referimos? ¿Será simplemente una huelga de hambre o es algo más? Muchos han intentado dar respuesta a este problema, pero probablemente muy pocos se preguntan qué pasa realmente entre el Estado, los chilenos y el pueblo mapuche.

Para entender a cabalidad esta triple relación, necesitamos recurrir al concepto de identidad y, específicamente, a la “identidad cultural”. La identidad cultural es un concepto multidisciplinario y dinámico que pretende responder la pregunta ¿quiénes somos?, es decir, es un lazo que permite a una nación agruparse compartiendo geografía, costumbres, historia, entre muchas otras cosas. Dado el carácter dinámico del concepto, está siempre expuesto a sufrir variaciones, siendo una de las más violentas e invasivas la transculturación, fenómeno típico de países ricos en culturas indígenas, como es el caso de gran parte de Latinoamérica. La transculturación, según la RAE, es la “Recepción por un pueblo o grupo social de formas de cultura procedentes de otro, que sustituyen de un modo más o menos completo a las propias”.

Este fenómeno, que en la actualidad se ve particularmente facilitado por los altos niveles de globalización que experimenta el mundo, ha calado hondo en nuestra identidad nacional y, si bien parece ser suficiente para explicar porqué ciertos rasgos indígenas de nuestra cultura se han ido “perdiendo”, existe otro concepto que es mucho más explicativo y, según mi opinión, el que da origen al conflicto Mapuche: Hablo del “Etnocentrismo Alienado”. Este concepto, acuñado por Jorge Gissi en Psicología e identidad latinoamericana, se refiere a cómo cierta cultura se siente parte de otra, por considerarla mejor o más elevada. En Chile esto es más común de lo que creemos y podemos ver como cada día queremos ser “más occidentales” que nuestros vecinos limítrofes.

El etnocentrismo alienado hace que, entre otras cosas, se discrimine a aquellos con rasgos autóctonos por considerarlos “inferiores” o “no occidentales”. De esta forma, podemos establecer que la relación chileno-mapuche es una construcción piramidal y jerárquica (y no lo digo yo, piense en la soltura con que suele emplearse la palabra “indio” como improperio). Y es aquí donde se inicia el conflicto. Nosotros, como nación chilena, hemos ido forjando una relación superior-inferior con nuestros pueblos originarios, y, con esto, no hicimos más que juntar leña para que un eventual conflicto estallara de un momento a otro.

Para el Estado, dado este escenario, la solución más simple siempre fue esconder el problema bajo la alfombra, esperando que la transculturación “hiciera lo suyo”.

Dilucidado el origen del problema, la solución, según mi opinión, tiene dos ejes centrales para nada  triviales. El primero es, parafraseando al escritor chileno Jaime Valdivieso, aceptar que somos un pueblo mestizo y que, aunque a algunos les duela, NO somos occidentales. Deshacernos del horrible etnocentrismo alienado mediante esta “aceptación” es la única forma de recuperar el carácter integrador de la identidad. Lo segundo es reconocer, tanto social como estatalmente, en el mapuche un pueblo con derechos, digno y valioso en sí mismo (y valioso también para el enriquecimiento de nuestra identidad cultural). En otras palabras: Aceptarnos a nosotros mismos, como chilenos latinoamericanos  de sangre mapuche-española, y aceptar, también, al pueblo mapuche, con toda su riqueza y diversidad cultural.

Difícil tarea nos queda por delante, considerando que hemos perdido varios años asumiendo una superioridad que no nos queda. El cambio adaptativo aquí solicitado no es sencillo, pues requiere de aprendizaje y de cambios en nuestra escala de valores. ¿Estaremos dispuestos? Esperemos que sí.

————————————————–

Foto: Mapuche @ Palacio de la Moneda – antitezo Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?