#Sociedad

Deudas que matan los sueños

34 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Por: Diego Rivera y René Fernández.

El domingo 7 de mayo fue el sorteo de un importante juego de azar. Es importante porque se han acumulado 6500 millones de pesos. Es habitual que la prensa cubra el hecho, consultando a la ciudadanía lo que harían al recibir el premio. Los matinales históricamente también han hecho concursos en donde se sortea medio millón o un millón de pesos y al participante también se le pregunta por sus planes si es que fuesen ganadores. Una de las respuestas más comunes, desgraciadamente, es PAGAR DEUDAS. Es curioso que el chileno promedio en lo primero que piense al obtener un dinero inesperado es en pagar sus deudas. ¿QUÉ LE PASÓ A NUESTRO SUEÑOS? ¿Por qué el chileno no tiene sueños que quiera cumplir con el dinero inesperado que les cayó del cielo?


"La competencia por aparentar o en ciertos casos la falta de políticas públicas apropiadas para cubrir por ejemplo el gasto en medicamentos, han elevado el nivel de endeudamiento de los ciudadanos a niveles alarmantes."

En la teoría económica existe un latiguillo sacado del inglés, el famoso “Keeping up with the Joneses”. Esta frase se popularizó debido a una tira cómica del mismo nombre y hace referencia a la comparación que se hace entre vecinos para marcar un status social, algo que por acá se representa en cierta forma por la frase “El jardín del vecino siempre parece más verde”. La idea de esta frase de la teoría económica es que la familia Joneses no solo tiene un estatus social alto, sino que sigue progresando y por ende en su afán competitivo, los vecinos deben recurrir al endeudamiento para mantener un nivel de consumo acorde al vecindario. Lo que Joe Vasconcelos cantara como “llena el carrito y no compra na” es una señal de esta sociedad aspiracional y competitiva. La corriente económica estructuralista apunta a buscar un equilibrio económico prestando especial atención al recurso humano como a la estructura de la economía. Un economista estructuralista argumentaría que el fenómeno del “Keeping up with the Joneses” no es más que el reflejo de una economía con características de alta desigualdad, como lamentablemente sabemos que es la nuestra. Adicionalmente Thorstein Veblen lo llamaría consumo conspicuo, el tipo de consumo que está guiado por acceder o ser reconocido públicamente como miembro de cierta clase socioeconómica.

Chile es un país con altos niveles de endeudamiento. Según datos de la OECD, la relación carga financiera sobre los ingresos disponibles de los hogares es de un 38% en promedio. ¡38%!

Si a lo anterior sumamos el paupérrimo nivel de sueldos que tiene el hogar chileno promedio, -ingresos similares a los de Angola señaló Andrés Zahler hace un tiempo- podemos llegar a la conclusión que los chilenos estamos siempre tratando de alcanzar a los Joneses, pero a costa del crédito.

Existe claridad de que toda decisión conlleva un potencial riesgo, de hecho, este mismo concepto se usa para otorgar créditos. El denominado riesgo de crédito se entiende como la posible pérdida que asume un agente económico como consecuencia del incumplimiento de las obligaciones contractuales que incumben a las contrapartes con las que se relaciona. En función de ello, se cobra más a quien posee mayor probabilidad de no pagar. Lo anterior, si bien es racional basado en el análisis de riesgo de crédito, atenta contra ciertos principios morales incluso, pues si se entrega créditos a gente de menores recursos económicos, ellos acceden a una tasa mayor. Lo mismo ocurre en el contexto del riesgo país, es decir, por ejemplo Grecia hace un tiempo tuvo una alta probabilidad de caer en default, -probabilidad de no responder a sus compromisos-, por tanto de haber accedido a financiamiento, se le debía exigir la tasa más alta producto del tratamiento que se da a los riesgos. Esta lógica permite dar justificación para cobrar una mayor tasa a los ciudadanos menesterosos o a los países que se encuentran en problemas, es un argumento técnico para justificarlo ¿quién podría alzarse contra el mismo? Ahora bien, se han comentado casos relacionados con una mayor tasa en relación a la geografía, es decir, políticas encubiertas o expresas que nieguen la apertura de cuentas corrientes a habitantes de alguna comuna en particular o la apertura de tarjetas de multitiendas a quienes habitan en determinados sectores. ¿Es ello justo o simplemente discriminación?, es decir, al menos cuestionable desde una perspectiva ética, cristiana, igualitaria o como se le desee llamar.

Lamentablemente tenemos una economía con escaso nivel de competencia real, con altos niveles de concentración en muchas industrias y con altos niveles de desigualdad y endeudamiento. Más aún, la competencia por aparentar o en ciertos casos la falta de políticas públicas apropiadas para cubrir por ejemplo el gasto en medicamentos, han elevado el nivel de endeudamiento de los ciudadanos a niveles alarmantes. Lo anterior ha matado nuestros sueños, ha matado la capacidad de soñar y de crear, tanto así que hoy, ante la posibilidad de ganarse el premio de azar, no nos imaginamos ni viajando, ni emprendiendo, ni estudiando, ni cumpliendo el sueño de la casa propia, si no que nos imaginamos tristemente dando unos pasos para alejarnos de DICOM.

____________
Diego Rivera es profesor de la Escuela de Servicio Internacional de la American University en Washington DC, EEUU. Es candidato a Doctor en Economía de la misma universidad y se ha desempeñado como consultor del Banco Mundial.
René Fernández Montt es Profesor del Centro de Estudios Organizacionales de la Universidad de Santiago de Chile. Magíster en Economía Financiera, Universidad de Santiago, Máster en Banca y Finanzas, Universidad Alcalá de Henares y en el pasado ocupó el cargo de Director de la Sociedad Chilena de Políticas Públicas. Autor de los libros: ¿Es posible lograr el millón de dólares? Consejos desde las Finanzas para la Mejor Vida. y “Concentración de la propiedad en Latinoamérica: Análisis cualitativo y cuantitativo.”
TAGS: #Desigualdad #Deuda #SistemaFinanciero Economía

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Miguel Tobar Sepulveda

16 de mayo

Buenas,

yo creo que a pesar de que el chileno tenga en mente pagar sus deudas de cierta manera al ganar un premio gigante como menciona el comentario es obvio y yo creo que a cualquier persona se le viene a la cabeza pagar lo que debe, debido a que de igual manera le alcanzara para cumplir sus sueños de la casa propia, viajes, etc. lo que da de hablar en este texto y que a mi personalmente me impresiono es el nivel de endeudamiento de las familias chilenas de un 38% y ver que las entidades financieras al ver un riesgo de crédito cobran tasas de intereses gigantes lo que yo por mi parte encuentro correcto, ya que al tener riesgos ellos deben cubrirse de ese riesgo. El chileno hay que decirlo es un consumista y los medios con las empresas siempre buscan la oportunidad y manipulan las fechas para que las personas se endeuden ofreciendo ofertas vía mail, mensajes de texto, llamados, etc. lo que hace falta en este país es mas educación financiera para las personas para que aprendan a medir sus gastos, y las entidades no abusen en los cobros al momento de solicitar créditos.

eso puedo decir del texto.

gracias!

ATTE. Miguel Tobar
Estudiante Universidad Andres Bello

Daniela Díaz Fuentes

19 de mayo

Personalmente estoy de acuerdo con la mayor parte de mis compañeros, sin embargo encuentro injusto, por así decirlo, darle toda la responsabilidad al consumidor o a los chilenos. Ya que estos si bien asumen el riesgo para obtener lo que anhela, es por esta misma razón que sin importar el riesgo y cuan tan alto sea este, si es algo realmente importante y con un valor para uno como persona, lo asumirás igual; y la publicidad, propaganda o eslogan se encargan de que sea así. Ya que de alguna manera atrapan tu atención e interés en algo que es fundamental. Es decir si quiero formar un familia y tener un hogar pero resulta que con los sueldos y mala economía que existe hoy en día, no se puede adquirir una al instante, por lo tanto postulas a los subsidios habitacionales, lo cuales a la vista de cualquier persona no alcanzan a cubRir el monto de una casa nueva y con buena ubicación, por lo tanto ¿que tienes que hacer?, Solicitar un crédito, es decir no te importa el riesgo, sabes que este existe. Pero la oportunidad es ahora.

Carolina Aguilera Fuentes

16 de mayo

Respecto a la frase “Keeping up with the Joneses”, considero que al igual como lo menciona el artículo es una forma de reacción al estilo de vida que conlleva cada persona, o más bien el reflejo de su reales aspiraciones al tratar de ser igual al otro. A mi parecer es realmente grave pues pierden la capacidad de superación y la lucha por algo nuevo, tras preocuparse de aparentar o ser mejor que otro. Creo que las ganas deben apuntar a un propio objetivo que este orientado a mejorar y crecer como persona con la finalidad de poder lograr sueños que sean de propio interés. Estoy segura que todo va en lo que uno se proponga y las decisiones que se tomen para lograrlo, una mala decisión puede hacer que una persona solo trabaje para pagar deudas o para competir con alguien. Sumado a esto las condiciones que se mencionan en el artículo como el sueldo, o las formas de evaluar el riesgo que tienen las distintas instituciones, todo resulta un agravante a las prioridades que se comenzaron a seguir.
Creo que actualmente hay mucha desigualdad, pero también creo que depende de cada persona el arma que esta creara para enfrentarlo, en lo personal soy una persona que viene de un mundo rodeado de personas que solo trabajaron para poder pagar deudas o salir adelante, pero jamás para cumplir un sueño o hacer algo nuevo en sus vidas. En la actualidad mi principal objetivo es seguir alcanzando mis sueños y ayudar a mi entorno a ver otras realidades, con el esfuerzo y superación por delante.

Mauricio Lopez Velasquez

16 de mayo

Cuando pensamos en el consumismo en Chile, lo primero que se nos viene a la mente es que este es tremendamente elevado. A mi juicio, una de las opciones más accesibles hoy para atender nuestras necesidades básicas es obtener un crédito o pagar a muchas cuotas, ya que como dice el texto “la falta de políticas públicas” no controla que las grandes tiendas u otro tipo de empresas den ese tipo de opciones a los consumidores con menos recursos o menos facilidades de pago, y por lo tanto, se enfrentan al riesgo de crédito los hogares, ya sea a causa de las deudas de consumo, deudas hipotecarias, de vestuario, o en mi caso de universidad…y un sinfín de otras deudas.

Por otro lado, no existe un límite de los mismos consumidores para evitar este tipo de problemas lo que me hace concordar completamente con el texto y hacerme esta misma pregunta: ¿Qué le pasó a nuestros sueños?.

Comparando lo anterior con los bajos niveles de sueldo en Chile y con nuestras necesidades, es que al ganar un premio la primera opción que se nos viene a la mente es alivianarnos una carga de encima, deshaciéndonos de esas deudas y quedar libres de obligaciones antes de preferir irnos de viaje o comprar bienes, ya que una vez cancelada toda deuda, recién ahí podremos disfrutar y aspirar a una mejor economía para cumplir nuestros anhelados sueños.

Saludos,

Mauricio Lopez
Estudiante Contador Auditor
UNAB

Francisca Henriquez Espinoza / UNAB Contador - Auditor

16 de mayo

Respecto a la pregunta que plantea el texto, a mi parecer no es que el chileno carezca de sueños que quiera cumplir, si no que se ha visto en la necesidad de endeudarse para cumplir sus objetivos a corto plazo u otras razones, que provocan tengan que pagar esas deudas para así lograr pensar en su sueño, vale decir, que los chilenos tienen poca educación financiera para tener un orden en sus deudas. Referente el tema de los vecinos, en mi opinión dependerá de la educación de cada persona y su personalidad, puede ser que a mí me de igual como están los demás si no me falta para comer y vivir dignamente, como puede ser que al ver que el “vecino” tenga algo nuevo o demuestre su mayor poder adquisitivo, a mí me nazcan nuevas necesidades por envidia, que llevan a endeudarse y no pensar lógicamente. políticas de crédito son justas o discriminatorias? Creo que dependerá del caso, a mí parecer es justo cuando se aplican para casas comerciales u otras instituciones que impliquen endeudarse para cosas innecesarias; en cambio sí se solicita un crédito para casos que si son de necesidad como por ejemplo enfermedades a mi juicio seria discriminatorio aprovechar la situación de cobrar mayores tasas. En conclusión puedo decir que el chileno SI tiene sueños, solo que nos falta mejorar a nivel país tanto salarios, gasto público como se menciona en el texto u otros, además de la educación financiera, la cual nos permitiría manejar de mejor forma nuestros recursos y aun así lograr nuestro sueño.

Cristopher Fritz

16 de mayo

en relación a los temas planteados en el artículo en mi opinión es que el chileno promedio no es que no tenga un sueño, sino que se ve atrapado en un sistema donde los sueldo son bajo, esto no permite llegar a fin de mes de una forma digna , viéndose obligado a genera un algún tipo de crédito o avance en efectivo con la tasa que el mercado ofrece. Esto se va formado un círculo vicioso donde se paga el crédito o el avance. pero se vuelve a solicitar el dinero para poder llegar a fin de mes, esto da como resultado que la gran mayoría de la persona no tenga una capacidad de ahorro para estar más tranquilo y así poder pensar en sus sueño . Por eso creo que cuando alguien le llegar algún premio lo primero que piensa en pagar esa deuda que tiene. algo que me preocupa en que un gran número de chilenos se tenga que endeudar para poder adquirir los medicamentos que necesita, estos ya es un problemas de las políticas del estado que debieran regular este tema para pagar un valor justo por los medicamentos no debieran permite que las cadenas farmacéuticas los fijen de manera arbitraria. Por ultimo una gran cantidad de personas le gustan aparentar un estatus que no tiene. Y para poder aparentar estos, ellos se ven obligados a solicitar créditos. Dando como resultado la misma situación de la gente que no puede llegar a fin de mes por su sueldo.

Cristopher Fritz
UNAB

Fernanda Correa Vásquez

16 de mayo

El sueño de muchos de nosotros en caso de ganar en un juego de azar se es pagar las deudas para poder vivir tranquilamente sin la preocupación de no tener dinero para llegar a fin de mes y darnos un gustito. Sin embargo, también pensamos en viajes alrededor del mundo, comprar bienes raíces para vivir de su renta mensual, asegurar el futuro, entre otros.

El hecho de mirar hacia el lado y comparar la realidad con el otro, hace sin duda más difícil y poco llevadera el infortunio de no contar con el estatus social soñado, el que se encuentra limitado por el nivel de ingresos a nivel país que hace soñar aún más en ganar una fortuna, lo que se suma a una economía con escaso nivel de competencia, altos niveles de desigualdad y endeudamiento.

El nivel de endeudamiento es tópico en la mayoría de los hogares y el afán de querer ser algo que uno no es, simplemente por aparentar una condición que está lejos de la nuestra. Lo más preocupante es que para conseguirlo, acudimos al crédito, donde las entidades bancarias cobraran mayores tasas a quien posee mayor probabilidad de no pagar, ciertamente se tienen que resguardar de la obligación de no pago.

Paula Perdomo Muñoz

16 de mayo

La hipotética situación de los juegos de azar siempre ha sido un tema entretenido para conversar y especular, y en la medida que la edad avanza, esa respuesta va cambiando, esto en relación al progreso y cambio de las responsabilidades, y por supuesto la adecuación a la sociedad. Esta impuesta “adecuación a la sociedad”, una sociedad basada en la competencia y la supuestas adquisiciones, es la que opaca y limita un comportamiento libre, y la que indirectamente lleva a las tan comunes deudas. Si se quiere hablar de la injusticia, claramente existe una injusticia con las tasas de intereses, pero como lo hablamos en el primer foro, en estos tiempos, que es justo? y obviamente esto también está relacionado con la igualdad, en este caso, en cuanto a los sectores sociales.
Si hablamos ahora de los sueños, el cumplimiento de estos también lo más probable es que lleve a incurrir en deudas, partiendo por el sueño de la educación; el porcentaje de estudiantes que egresan con morosidad es alto, y ocurre lo mismo para los viajes, la casa propia, el auto, etc.. Las adquisiciones son en base a deudas, la sociedad está basada en las deudas. Personalmente dudo que una educación financiera mitigue estas situaciones, quizá pueda ayudar a cierto porcentaje de la población, pero para el resto es más fuerte la apariencia, la competencia y el supuesto bienestar, la sociedad lo impone, y al final eso es lo que prima.

16 de mayo

Las tasas de interés altas afectan también a las pequeñas empresas que dan el 80% del empleo. Dentro de ese sector, empresas más pequeñas aún, con menos de cinco trabajadores, pueden ver su futuro muy limitado si para crecer se financiaron con una deuda costosa.

Lo que se requiere para mejorar esta situación, es un banco que preste dinero a intereses módicos a la población para que la banca, el retail, las cajas o “cogoteros de los abuelitos pobres” y los prestamistas, dejen de cobrar usura.

Para llegar a la creación de un banco así, uno que sea de los ciudadanos por ejemplo, se requiere que la sociedad tenga cierto nivel de organización que la represente e interactue con los demás entes nacionales. Pero, esto no se logra hace tiempo, tal vez porque la gente le gusta comunicar los problemas, pero, no le gusta pensar en la soluciones.

Mi teoría es esta, para resumir. Un Gobierno debiera crear una Cámara Ciudadana Digital producto de haberla solicitado muchos ciudadanos escribiendo directamente a la Presidencia, como una Tercera Cámara Nacional. Desde ella, se puede presentar un proyecto a debate que cree una cotización plena de trabajadores y no trabajadores. Una la pone el empleador y la otra el Estado. Con ese fondo se crea el Banco de los ciudadanos de Chile y la usura terminaría…

Muchas deudas que existen, ya han sido pagadas en su capital y lo que se debe no es más que usura…

eparlamento.cl habla de las soluciones a este problema.

Jose Luis Silva Larrain

16 de mayo

Hay artículos que llevan a buenas reflecciones y este es uno de ellos porque el articulo es bueno y los comentarios están en la misma sintonía.

Pero aún nadie ha reparado en algo importante: la dinámica de los sueños. Antes se soñaba con tener miles de hijos de familias humildes asistiendo a la universidad, ahora que los tenemos soñamos que además estén gratis o no haya que endeudarse para eso. Lo mismo para el resto de las cosas que ahora al menos tenemos la opción de endeudarnos para tenerlas y asi cumplir nuestros sueños porque antes no había esa opción.

La cuestión no es las deudas que matan los sueños porque hay deudas que hicieron posible que muchos sueños se realizaran. La cuestión es cual es el camino para cumplir los sueños. Muy atendible la crítica que se hace a un modelo de desarrollo con obstáculos para cumplir los sueños. Pero es importante también aclarar que nadie ha sabido hacer cumplir nuestros sueños como lo ha hecho el modelo chileno.

Justamente hice un video que habla de esto, de nuestros sueños, tuvo un éxito que no imaginé “ni en sueños”, con decenas de miles de visitas y centenares de “likes”.

Saludos

Sergio Pardo Aravena

16 de mayo

Buenas noches.

esto pasa por el arribismo chileno, pasa en la vida cotidiana de la vida del poblador promedio, querer tener la mejor televisión para el mundial, la mejor ropa para una fiesta, todo por aparentar, todo con ayuda de propaganda, las casas comerciales te bombardean de publicidad de la que terminas creyendo que si no sigues la moda, seras mirado en menos por la sociedad y nadie quiere eso, entonces las empresas saben que compraras el celular mas moderno aunque aun no termines de pagar el anterior, solo por tendencia, entonces las empresas crediticias una vez creado este circulo vicioso exprimen al consumidor hasta quitarle su libertad de tener un sueño.

Roberto Toro

16 de mayo

Estimados,

Junto con saludar, con respecto a la noticia puesta en el foro, les comento mi opinión que es toda persona tiene un deber antes de que cumpla los sueños y poder estar tranquilo con las entidades financieras de la deudas adquiridas por motivos de necesidades que pueda tener en su vida, estas necesidades también son parte de algunos sueños como la casa propia o la compra de un automóvil.

En la sociedad te castiga por no tener ciertos productos para tener un nivel acorde a la sociedad, debido a estas circunstancia la gente se sobre endeudamiento y gasta mas de lo que tiene como ingreso.

Lo principar que las personas no se sobre endeude mas de lo que pueden pagar aprox un 35%, esto favorese a tener menos extres y ayuda a mejorar la calidad de vida y no es necesario aparentar y poder subir el nivel social.

link: https://www.youtube.com/watch?v=ifNaepupI90 (ejemplo de evitar deudas).-

Saludos Cordiales
Roberto Toro A.

Betzabe carriel galaz

17 de mayo

Personalmente no creo que el chileno no tenga sueño si no que la probabilidad de alcanzarlo en algunos casos es muy poca debido al poco nivel de ingreso mensual minimo ya que la vida hoy en día es muy cara prácticamente ya No existen dulces de $10 pesos como antiguos tiempos .
Actualmente el chileno prefiere obtener un crédito para poder pagar el total de todas las deudas que tiene , pero es tan grande la cantidad de deudas que tiene que con un sueldo mínimo no alcanza a cubrir prácticamente el monto total de la cuota del préstamo lo que genera un riesgo para la entidad bancaria.
Como dice el texto el
Chile dejo de soñar por caer en el endeudamiento y aparentar cosas que no tiene la posibilidad de alcanzar a menos que pueda ganar un premio de azar.

Omar Madariaga

17 de mayo

Respondiendo de acuerdo a lo leído puedo decir, que el promedio de los chilenos trabajan para el banco ya que un gran porcentaje de la población chilena tiene un sueldo promedio de 650.000. esto quiere decir que para posicionarse en un estatus mas alto el chileno debe endeudarse para lograr sus sueños ya que simplemente con el sueldo que gana no es posible obtener las cosas que quieren por ejemplo desde un auto a una casa y por ese motivo se endeudan desconociendo los interés que significa que deberán pagar.
según el párrafo 1, si una persona recibiera un dinero extra por un juego de azar lo primero que haría seria pagar sus deudas como todos lo haríamos, pero si esta persona no tiene una educación universitaria o simplemente no sabe como administrar el dinero, en el poco tiempo volverá como empezó quedándose sin ningún peso, ya que al no tener un concepto básico del valor del dinero o no tener una preparación al manejo de las finanzas lamentablemente no sabrá como administrar ese dinero, lo cual con el tiempo lo perderá y seguirá endeudándose como ha pasado con varias personas que efectivamente se lo han ganado.

Chile es una país con alto nivel de consumismo ya que quieren siempre en tener el ultimo celular o el mejor auto que sus pares con la sola satisfacción de demostrar un mejor nivel económico, y las entidades financieras se aprovecha de esta situación en darle crédito a personas con un alto tasa de interés. mi recomendación es mejorar el nivel educacional de finanza

Dafne Miranda Pardo

17 de mayo

Personalmete, no estoy tan de acuerdo con lo mencionado… ya que por lo que he visto a mi alrededor las personas que se endeudan lo realizan para cumplir parte de sus sueños y no por un tema de estatus, obviamente si me gano un premio, el dinero lo utilizaré para pagar mi sueño de ser una estudiante universitaria… obviamente que existen casos en los cuales se endeudan para tener un mejor celular de una marca en específica o un auto que socialmente sea de clase alta, siendo que realmente no cuentan con los ingresos para mantener estos bienes. Por otro lado, viendo por la economía del país, es importante que se generen estos tipos de crédito para crecer como país, ya que para grandes inversiones, o compras de casas o terrenos, es necesario poder obtener el dinero de forma más rápida. Lo penoso de esta situación es cuando el ejecutivo ofrece un crédito a una persona que no cuenta con los recursos para pagar o en las multitiendas ofrecen créditos de consumos a gente de la tercera edad teniendo el conocimiento de las altas tasas y que será probable un riesgo considerable, ya que no posee con los antecedentes mínimos para acceder al crédito, y esta situación ocurre por la comisión al tener un mínimo de créditos solicitados. Los riesgos de crédito son más frecuentes, ya que no hay una real evaluación a las personas, yo lo he vivido ya que me han ofrecido estas famosas tarjetas de multitiendas ofreciéndome descuentos o “adelantos en efectivo” siendo que no trabajo.

STEPHANIE JARA ZUÑIGA

17 de mayo

¿Porque esa respuesta? Yo creo que muchas familias están endeudas, pero no creo q sea por un tema de tratar de aparentar sino más bien pasa por querer tener una mejor calidad de vida, y lamentablemente para poder lograr esto, de debe endeudar ya que con los sueldos que reciben no logran cubrir sus necesidades

En Chile cada año aumenta el porcentaje de personas que utilizan créditos para financiar sus gastos, hoy en día la deuda de los hogares en relación al ingreso ha crecido significativamente en la última década para todos los quintales.

Según datos de CASEN, durante el año 2006, el 60% del sueldo de las familias de sectores medios y medio bajos en Chile, estaban destinados al pago de una deuda de cualquier tipo, y lo ideal destinado a esto sería no más del 40% del sueldo. Es decir, en Chile no se consume sin endeudarse, ni tampoco se vive sin deudas

ademas creo que no hay nada mejor que sentirse libre de deudas, de obligaciones y así poder disfrutar el resto del dinero libremente sin restricciones y poder realizar cada uno de nuestros sueños

Maritza Carrasco Otárola

17 de mayo

Mi visión sobre el tema es que cuando se habla de créditos se enfoca desde distintos puntos involucrados en el tema. Desde el punto de vista de la Economía es una herramienta que permite que se incentive al consumo recordando además que los inversionistas acuden al crédito como apalancamiento financiero para ganar retornos. Desde el punto de vista de las entidades que otorgan los créditos deben contar con la cobertura necesaria para mitigar los riesgos que conlleva el préstamo de dinero y que este no se cancele por lo que es necesario realizar cierta discriminación a la hora de otorgarlos seleccionando los respaldos económicos que con los que cuentes los clientes.
Desde el punto de vista del consumidor la manera más conocida de respaldarse ante la posibilidad de riesgos, es contratando seguros que le permitan cubrir los pagos ante la eventualidad de falta de recursos para ello y la comparación de distintas opciones bajo la herramienta del CAE la que permite conocer los verdaderos costos que pagará finalmente.
Creo que si bien es cierto que hay un alto nivel de endeudamiento, también lo es que la “calidad de vida” en general en cuanto a las aspiraciones económicas se ha visto mejorada y que muchas veces la realización de los sueños de cada persona se ha visto aumentado gracias al Crédito precisamente. Ha aumentado la cantidad de profesionales, la cantidad de viajes fuera del país. la adquisición de viviendas etc.

Cristian Molina Cerda

17 de mayo

La competencia según la frase japonesa, “Keeping up with the Joneses”. Creo que además del contexto económico, tiene un contexto educacional (cultural). Esto, ya que somos seres humanos que desde los primeros días de nuestra vida se nos está inculcando ser el “mejor” dentro de los parámetros establecidos históricamente.
Referente al problema financiero que sucede en nuestro país, yo lo encasillo directamente en el sistema económico que llevamos. El modelo neoliberal afecto gravemente a nuestro país, ya que se encargó de repartir las requisas internas (privatizar empresas estatales) dentro de un selecto grupo económico que hasta la actualidad nos controla o gobierna.
Junto con esto, las comunicaciones (que pertenecen a este grupo económico) se encargan de incentivar el consumismo y llevar a las personas más influenciables a caer en la absurda competencia.
Por lo indicado, es que el riesgo de mercado para las personas de menores recursos es de los más grandes, tal como lo indica la OCDE. Si bien es un tema que en la actualidad no se puede revertir, ya que estaría en contra de la economía mundial, se pueden realizar acciones que mermen lo afectado que está el sistema. Como por ejemplo regulaciones en los salarios (sin afectar microempresas), educación financiera, mejorar la inversión y el cuidado en nuestros recursos naturales.
Cristian Molina Cerda.
UNAB

Araceli Parra

17 de mayo

Mi opinión sobre el texto y según lo aprendido las tasas de interés para créditos a grupos de mayor riesgo es mucho más alta, ya que es la forma de operar en este tipo de negocio para el otorgamiento de créditos (políticas de negocio), lo mismo ocurre en el contexto del riesgo país, como en el caso de Grecia, es decir, es una práctica aceptada en el mercado financiero, más allá que parezca injusto, siendo asumida por el consumidor por la necesidad imperiosa de resolver una situación económica importante.

En cuanto a la necesidad de endeudarse en términos generales y considerando la carga financiera de una familia chilena del 38% sobre sus ingresos, destaco dos enfoques, uno relacionado a la salud (medicamentos), materia que debería ser regulada en los precios a través de políticas públicas, evitando más abusos por cobros excesivos y además para generar algún tipo de cobertura o subvención para los grupos más vulnerables como los adultos mayores o enfermos crónicos cuyos presupuestos se ve fuertemente impactado.

El otro enfoque vinculado al consumismo conspicuo “gastar más de lo que se gana para no ser menos”, generando un círculo vicioso de deudas sobre deudas, repactaciones, multas intereses, gastos de cobranza, etc., que impide imaginar en el caso de recibir un gran premio la realización de un sueño sin antes sacar “la piedra del zapato”, es decir, saldar todas las deudas de las cuales están esclavisados.

Carla Valdebenito

17 de mayo

¿Qué le pasó a nuestros sueños?, una pregunta que debería ser fácil de responder y que sin embargo con el correr del tiempo se ha ido volviendo cada vez más difícil de abordar… A menudo que fui leyendo el reportaje no pude evitar conmoverme con lo planteado y es que resulta alarmante la situación actual de nuestro país, los bajos sueldos, las pocas oportunidades laborales, el alto costo de la vida y si a eso le añadimos las bajas pensiones, quizás producto de malas políticas o falta de información en su minuto, resulta todo aún más alarmante tanto así como la comparación salarial que hacen con el país de Angola y es que simplemente nadie quiere estar peor de lo que se podría estar hoy en día. Pero como deberíamos reaccionar frente a las tentadoras ofertas del mercado, la facilidad en la obtención de créditos de las diversas casas comerciales, así como la urgencia de financiar el día a día necesidades tan básicas como como los son la alimentación, salud, educación?. De todo esto solo queda esperar que se generen nuevas y mejores iniciativas acerca de cómo abordar el endeudamiento actual, quizás implementar herramientas de enseñanza desde los colegios así como también sanciones ejemplificadoras a aquellas casas comerciales que incentivan el sobreconsumo para que a futuro sean las próximas generaciones quienes puedan tomar mejores decisiones acerca de los riesgos y beneficios que asumen al tomar un crédito y recuperemos esa capacidad de ensoñación que tanto hemos perdido.

Carla Valdebenito

17 de mayo

Producto de lo anterior, les comparto la frase del conocido actor:
“Gastamos dinero que no tenemos, en cosas que no necesitamos, para impresionar a gente a la que no le importamos”
(Will Smith)

Marcelo Araya Delgadillo

17 de mayo

Buenas tardes,

Creo que pagar las deudas es la primera respuesta que se viene a la cabeza ante la pregunta expuesta en el artículo, es lógico para alguien que tiene deudas. Ahora el problema va mas allá de eso, el solo hecho de que el endeudamiento de las familias chilenas sea en promedio un 38% sobre sus ingresos da indicios de que la educación financiera es muy escasa en la cultura de nuestro país. Esta misma falta de educación es la que muchas veces lleva a la persona a endeudarse y además sobreendeudarse para adquirir bienes o servicios para aparentar un estrato social mayor o simplemente para “igualar” a alguien que ya lo adquirió como indica la frase “Keeping up with the Joneses”, explicada en el artículo.
Pienso que el problema principal es la falta de educación financiera, las personas de bajos recursos se ven forzadas a aceptar una alta tasa de interés, esto es teóricamente correcto según el riesgo de crédito pero estoy de acuerdo con el articulo donde indica que también se atenta contra algunos derechos morales.
La solución a estos problemas, insisto, es educar financieramente de alguna manera a las familias para que sean conscientes y se preparen de mejor manera frente a estos temas financieros y así, por qué no, al recibir un premio grande en dinero se piense en cumplir los sueños que cada uno tiene.

Saludos.
Marcelo Araya Delgadillo
Estudiante Universidad Andrés Bello

Carolina Barrera Gutierrez

17 de mayo

Nuestros sueños quedan de lado una vez que no somos capaces de cumplir con todas nuestras obligaciones, esto quiere decir, endeudarse para suplir ciertas necesidades como por ejemplo, comprar una casa, comprar un vehículo, comprar artículos para el hogar como televisores, secadora, etc. Lamentablemente lo mas común de todas las personas es adquirir un crédito hipotecario para comprar un inmueble, un crédito de consumo para comprar un vehículo y así vamos sumando créditos. Las personas no tienen la capacidad de ahorro o bien es la cultura chilena la que nos hace endeudarnos y sobre endeudarse.
A esta opinión les sumo el bajo sueldo base que perciben los chilenos y la amplia oferta que ofrecen los bancos y casas comerciales con respecto a créditos y avances de dinero, lo anterior conlleva al endeudamiento excesivo de los chilenos, llegando al extremo de estar en DICOM. Este es un potencial riesgo para todas las personas que deciden sobre endeudarse.
Respecto a la materia contenida en el curso cabe destacar el riesgo de crédito, el cual consta de la posible perdida del acreedor como consecuencia del incumplimiento de las obligaciones del deudor.
La paupérrima vida en Chile nos hace endeudarnos, no existe otra manera de sobre llevar la vida, comenzando por el sueldo mínimo, la educación carisima en Chile, los estudiantes recién egresados ya deben 12 millones de pesos, el sueño de la casa propia se ve lejano con pobres subsidios, lo único que hacemos es trabajar para pagar.

Ignacio Riquelme Alegrìa ( UNAB) Contador Auditor

17 de mayo

Partiendo del enunciado las deudas que matan sueños, también tenemos que ver que enfoques tienes estas deudas, si nos ponemos hablar del consumismo y la competencia que existe entre familia, vecinos, comunidad, etc. Podemos evaluar drásticamente que el uno tener más que el otro te da una satisfacción distinta pero es algo que nunca se va a terminar por que siempre existirá alguien te tenga más que el otro y uno para alcanzar a tener esa satisfacción de tener más, sin tener los recursos necesarios va a tener endeudarse ya sea con el banco pidiendo créditos con tasas que van a ir variando la realidad de pago de cada persona y el poder solventar cada uno de estas, si bien se sabe que en Chile existe un alto consumismo, las tasas también son altas, por eso la carga financiera está muy alta. Ya que para poder pagar los estudios, enfermedades que requieren un alto costo, autos nuevos, casas, entre otros, siendo parte de la sociedad promedio, vamos a tener que endeudarnos si o si, y a la vez para pedir el crédito va a depender de la tasa que nos den dependiendo del riesgo que es cada persona que lo pida. Quizás ahora dando el enfoque de que las deudas matan sueños se puede ver desde otra perspectiva quizás esa deuda es para generar un sueño, y ese sueño puede generar ganancias, como crear un negocio nuevo, invertir en algo, etc. Pero esto dependerá netamente de cada uno. Son muchos los factores que existen por las que caemos en este tipo de situaciones como los sueldos bajos,y mas

Sergio Puentes Valenzuela

17 de mayo

yo opino que si te ganas un premio millonario no creo que mate tus sueños como dice la portada, obviamente la gente esta super endeudada para lograr ciertas cosas pero eso no quiere decir que toda la gente lo este, va por un tema de que los sueldos son muy bajos y esto provoca tener que solicitar creditos para poder comprar algunas cosas. Ademas de cobrar mas a gente que es mas risgosa para pagar deudas es injusto, estar pendiente del vecino por las cosas que tienen, a mi personalmente me da lo mismo creo que uno debe tener cosas que realmente necesite y no por querer aparentar mas.
Hoy en dia Si me gano un premio millonario, no lo pensaria 2 veces y me pongo a invertir.

Saludos

Sebastián Navarrete Vega

17 de mayo

En concordancia con lo planteado, desde mi punto de vista, este cambio en los sueños que vive la sociedad chilena, es exclusivamente producto a la brecha social que existe hoy en día, y a los altos niveles de endeudamiento.
El chileno promedio, para poder cumplir por ejemplo; el sueño de la casa propia, tiene que optar a altos créditos hipotecarios, los cuales sujetan a las personas por una cantidad considerable de años, al igual que en el caso de la educación, los estudiantes para poder estudiar, tienen que optar a créditos desde muy temprana edad, es por esto que el querer o no querer endeudarse ya no es una opción, si no, una necesidad, es una necesidad en la sociedad para poder surgir y querer ser alguien más.
Es por esto que el querer salir del endeudamiento se forma una prioridad, en muchos casos una utopia.

Saludos,

Tania Fuentealba Paredes

18 de mayo

Personalmente considero que al igual como lo menciona el artículo la mayor parte de la población tiene deudas debido a que el salario en este país es muy bajo para la calidad de vida que tenemos en estos tiempos, por lo cual la gente tiene la necesidad de optar por créditos, es por eso que la gran parte de la población al ganarse un premio opta por pagar sus deudas pero no significa que no apuntan un propio objetivo que este orientado a mejorar y crecer como persona con la finalidad de poder lograr sueños.
En mi caso creo que primero que todo pagaría mis deudas y la de mis padres, una ves sin deudas ya empezaría a cumplir mis sueños en compañía de mi familia (Padres, hermano y hija). Al mismo tiempo optaría por invertir parte del dinero, para no volver a depender de créditos, si no mas bien obtener ganancias aunque sean mínimas pero que me sirvan como sustento a un buen futuro, tanto para mi como para mi hija.
Actualmente nos encontramos en un país con bastante desigualdad, pero va en uno defenderse y saber enfrentar cada obstáculo, por lo mismo optaría a cumplir tanto mis sueños como los de mi familia,ya que en lo personal lo mejor es disfrutar con las personas mas importantes en la vida y poder vivir tranquilos sin deudas y poder disfrutar, conocer y viajar cumpliendo cada sueño que el algún momento fueron casi inalcanzables.

carolina verschae mallea

18 de mayo

Respecto al tema recién planteado, a mi parecer y pensando en la realidad de la mayoría de los chilenos, creo que el sueños de estos, es no vivir con la agonía de no poder pagar sus deudas, deudas que han servido para tener oportunidades y poder surgir tanto en la vida como en la educación. Dichas deudas pueden traer consigo consecuencias en la parte emocional y a la misma ves puede tener repercusión en sus bienes, es por esto que el poder responder de mejor manera se vuelve una necesidad.
Si pensamos en el premio que se podía obtener de 6500 millones de pesos en una persona de clase media, esta gastaría dinero en sus deudas, al igual que en el caso de familias que tienen integrantes con severas enfermedades, que mensualmente desembolsen grandes sumas de dinero.
Por lo tanto, una persona de clase social media y baja, no tienen mucha opción en cuanto a la decision de destino del premio, como en el caso de una familia de clase alta, debido a que esta última no debe incurrir al endeudamiento por falta de oportunidades.

Joan Riveros

18 de mayo

Como hace mención el texto, respecto a que lo primero que hacemos los chilenos es pagar las deudas, es precisamente eso que nos tormenta toda la vida, nuestra vida se rige bajo deudas, nuestros salarios no alcanzan para acceder a beneficios, todo se consigue bajo deudas, y el anhelo de la mayoría es vivir sin preocupaciones, sin la precios de tener que trabajar para cubrir gastos.

Los chilenos siempre deseamos tener lo que los demas tienes, queremos ser superiores en muchos aspectos, y la forma de demostrarlo es transformar esa percepción es objetos que podamos reflejar a los demás para aparentar un estatus o posición superior,
Pero que como no lo podemos obtener bajo nuestros recursos, recurrimos a préstamos ya que es mucho más fácil de adquirir los bienes y a cómodas cuotas pero acumuladas a otros crédito, nos convertimos en esclavos de las instituciones financieras.

Joan Riveros Avila
UNAB

Rodrigo Lopez

18 de mayo

La envidia es una de las razones del avance de la sociedad, si no se pudiera uno comparar con el otro, no podríamos saber hasta donde llegar, en algunos casos las posibilidades de cumplir estos sueños, en sí, son resultado del esfuerzo del pasado (ahorros), en otras la ayuda que otorga un crédito y el posterior compromiso de saldarlo; pero los imprevistos no son muy considerados en el objetivo de lograr los deseos, y terminan por reducir los ahorros y/o empujar a endeudarse. Así, en el peor de los casos hay quienes solo viven para saldar los imprevistos y el unico sueño que se tiene es disminuir las deudas.
Por otro lado, el prestamista tiene por objetivo que siempre tenga el mayor retorno posible, y para que no abusen, en algo se ha avanzado con politicas de tasas permitidas, pero la discriminación por sujeto de crédito es necesaria para asumir el riesgo.
En cuanto a aquellos que su deuda fue generada por salud, se hace necesario un apoyo mas cercano por parte del Estado, y sea posible recibir subvención por aquellos gastos que obligan a endeudarse.

Yanina Quispe G.

18 de mayo

Lamentablemente un porcentaje de la población, para sobrevivir tiene que solicitar crédito para poder costear gastos de salud y educación (los cuales son una necesidad y no un gusto). Otro porcentaje, se endeuda por un tema de consumismo, es decir, por complacer sus gustos de viaje o gustos aspiracionales. Respecto a la pregunta propuesta, cada persona tiene un sueño en particular para alguien puede ser un sueño ir de viaje a Asia occidental, otro pudiese tener el sueño de invertir en un negocio, comprarse autos de lujos, etc.
En mi opinión, me parece correcto que de obtener esa cantidad de dinero lo primero que piensan los encuestados es en pagar sus deudas, libre de estas, ya pueden desarrollar el sueño que tengan.

Daniela Torres R

18 de mayo

Yo creo que todos tenemos un sueño en la vida, es verdad que la mayoría de la gente si se ganará un premio lo primero que piensa es en pagar todas sus deudas y esto se debe porque la
Mayoría de las personas vive en base a tarjetas de crédito y deudas, ya sea por motivos de necesidad que no alcanza para vivir sin endeudarse o bien por querer gastar y aparentar algo que no tienen. Es triste pero lamentablemente es la realidad de chile.
Yo por mi parte reconozco ser una mujer joven sin deudas aún, si me ganara un premio lo primero que se me viene a la cabeza es guardar una buena parte ya sea en una deposito a plazo o algo así y lo demás lo usaría para darme algunos lujos ( un viaje en familia) y también me gustaría invertir para tratar de asegurar algún ingreso a futuro.
Saludos,
Daniela Torres (unab)

Elizabeth Aravena Darvich

18 de mayo

Que el chileno ante la posibilidad de ganar un premio millonario priorice el pago de las deudas y no el cumplimiento de sus sueños, a mi parecer indica que el comun de la sociedad no tiene sueños propios, sino que se empecinan en cumplir con los estandares sociales de moda (un celular nuevo, ropa de marca, etc…), aunque esto implique vivir agobiado por las deudas y haciendo cosas que no les producen verdadera felicidad. Por lo tanto, creo que el alto endeudamiento que existe en nuestro pais no se debe a una verdadera necesidad, puesto que el comun de las personas piden creditos para gastarlos en cosas que no son de primera necesidad o que simplemente no necesitan y no los hacen nisiquiera sentir plenos. Por otro lado, creo que somos las nuevas generaciones las que estamos proponiendo un cambio, ya que a pesar de que somos los que mas se endeudan tambien somos los que gastamos el dinero en hacernos felices, mas que en aparentar, puesto que si le preguntan a personas cercanas a mi edad (24 años) que haria si gana un premio millonario estoy segura que responderia algo similar a mi, es decir, priorizarian sin ninguna duda sus sueños, ya que en mi caso lo primero que me gustaria hacer es viajar por el mundo, comprarme una casa y un auto, y otras cosas mas, dejando al final de la lista pagar las deudas, esto principalmente porque mis deudas no son montos significantes, pero tambien porque prefiero disfrutar el dinero en cosas que me dejen experiencias de vida.

ALEJANDRO GONZÁLEZ ROJAS - UNAB

18 de mayo

Estimados,

Mi opinión referente al texto es el siguiente:

Es evidente que la salud financiera de la familia promedio chilena no es óptima, uno se despierta, vive su día y se duerme pensando en deudas, al punto en que efectivamente el hecho de tener la capacidad de acceder a un premio como este solo enfoca a poder estar más “tranquilo”, siendo que en general se da la situación en donde no se sabe que hacer con el dinero, ya que como comentó un compañero, la educación financiera en Chile es algo preocupante, y es que la base de la educación en general esta dispuesta a otros ámbitos, en un principio se te enseña todo menos lo importante, no te enseñan a vivir, a como enfrentar los problemas más importantes, entre ellos el ámbito financiero. Sería ideal poder establecer una manera de integrar educación financiera sin la necesidad de estar hasta el cuello en deudas simplemente por el hecho de “sobrevivir”.

Atentamente,
Gracias por su tiempo!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Un diálogo temprano, planes de relacionamiento comunitarios inclusivos y pertinentes, evidentemente deberán anticipar y/o prevenir efectos adversos en los territorios, y por ende evitar remediar “malas ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Diálogo y remediación

Cabe preguntarse si el nuevo “estándar ético” del que habla la senadora Goic solo es aplicable a episodios de violencia intrafamiliar, como el protagonizado hace 15 años por el diputado Ricardo Rinc ...
+VER MÁS
#Política

Insulza: ¿Arica, siempre Arica?

Así fue como vimos entrevistas y reportajes de niños, niñas y adolescentes cruzando el río Bravo o aventándose el desierto entre Sonora y Arizona. Mediatizando esta tragedia se acuerpaba la denuncia de ...
+VER MÁS
#Internacional

Niños, niñas y adolescentes migrantes: carne de cañón

Si todas las víctimas de incesto hablaran, el coro sería ensordecedor. Quienes se han atrevido a exponer públicamente su tragedia resultan ser una minoría insignificante en comparación con quienes la o ...
+VER MÁS
#Internacional

El incesto, un delito oculto

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros