#Sociedad

Colonialismo, civilización y racismo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El Decreto Nº 109 del 14 de Marzo de 1853 establece la primera colonización de la Araucanía orquestada por el Estado de Chile. No obstante esto, solo sería con la ley “enajenación de terrenos situados en territorio araucano”, de 1874, que la ocupación chilena de los territorios mapuche se consagraría definitivamente. Lo interesante de todo esto es que en el artículo Nº11 se establece algo que parece obvio, pero resulta ser un detalle crucial:


El Estado chileno declaraba que para su proyecto colonizador y civilizador de los "bárbaros", ubicados al sur del Bío Bío, no le servía cualquier tipo de colono.

“A los particulares que quieran establecer colonias por su cuenta en el territorio indígena, se les concederá hasta ciento cincuenta hectáreas de terreno plano o lomas, o bien, el doble de serrarías o montañas por cada familia inmigrante de Europa o de los Estados Unidos de Norteamérica, previas las condiciones que estableciere el Presidente de la República en los respectivos contratos. En las colonias que se fundaran por el Estado en el mismo territorio conforme a lo dispuesto en el inciso final del artículo Nº 3 de la Ley de 4 de Diciembre de 1866, no se admitirá como colonos sino a inmigrantes de las nacionalidades antedichas”.

El párrafo anterior responde al porqué de los altos niveles de xenofobia y racismo en nuestro país, registrados principalmente por organizaciones nacionales e internacionales. Buscando la respuesta, la inmediatez nos hace creer que, la poco ilustrada retórica del señor Adolfo en Alemania, es la única responsable de nuestra admiración casi religiosa de los blancos y el rechazo categórico de indios o negros. Pues bien, esta dicotomía antropológica profundamente arraigada en el subconsciente de los chilenos, que amenaza con quedarse por varios años más, tiene su principio claro, el que, a diferencia de lo que algunos pueden pensar, es el año 1878.

El Estado chileno declaraba que para su proyecto colonizador y civilizador de los “bárbaros”, ubicados al sur del Bío Bío, no le servía cualquier tipo de colono. Manifestaba (con un pragmatismo que hoy causa franca vergüenza) que se necesitaba sangre anglosajona, europeos y norteamericanos, para blanquear las tierras originales de los verdaderos dueños de lo que hoy llamamos Chile. Esta conducta vulgar (aunque normal para aquellos tiempos de la oligarquía y burguesía chilena) significó que el país se acostumbrara a que su identidad estuviera construida por un surtido de culturas e idiosincrasias foráneas que, siempre y cuando contaran con niveles óptimos de civilidad primermundista, ingresaban holgadamente a un país que hasta hoy no sabe cómo vivir sin ser colonia.

Hoy, iniciando el siglo XXI somos una de las flamantes sociedades más racistas y discriminatorias del globo. Aquel distinguido estatus no se lo debemos al esquizofrénico de Hitler y su versión manoseada del darwinismo social, sino que se lo debemos al Estado chileno, que desde sus anales inculcó en este país la triste idea de que el blanco siempre será mejor que el negro.

TAGS: civilización Colonialismo Historia Racismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Debemos entender que el individualismo está subyugado a lo colectivo y si queremos algo, debemos ver cómo encajaría dentro del ideario de las propuestas de otras personas, a veces tan alejadas de lo que ...
+VER MÁS
#Política

Sobre qué prioridades y una reflexión sobre Venezuela

La derecha “cavernaria” y la derecha “liberal” se unifican en la estrategia de control, ambas apuntan a mantener un statu quo mediante la articulación de un discurso conservador que se muestra como ...
+VER MÁS
#Política

La falacia de la libertad

El ex presidente Mujica, tal cual lo refirió en sus ruedas de prensa en Chile, repartió lo que había entre aquellos que entendió más lo necesitaban y muchas veces lo dispuso excediendo sus atribuciones ...
+VER MÁS
#Política

Hay que complejizar más la figura de Pepe Mujica

Guiller hizo lo correcto al no comprometerse con un eventual abrazo de oso por el FA, no pueden ofrecer coherencia como bloque, por cuanto su identidad está en formación, no han matado a ningún padre
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: al centro de una izquierda vacía

Popular

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka