#Sociedad

Cecilia Bolocco, la televisión y el país

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Sólo hace unas semanas, los medios comentaban el éxito de un tipo que no sale en televisión y que, sin embargo, es famoso: Germán GarmendiaA propósito del reciente éxito de su primer libro, varios medios de comunicación alabaron las redes sociales, esas que indican que los nuevos buenos tiempos de la televisión están en internet: tanto en Youtube -donde Garmendia es famoso y tiene millones de seguidores-, como en Netflix. Aunque, no sólo este youtuber ha sido noticia, sino también y lamentablemente, los hechos de corrupción que se viven en el país, mientras los estudiantes marchan por cambios en la educación.


En pleno 2016 de un país agitado, Cecilia Bolocco es la invitada principal a un programa prime de la televisión pública, representando al Chile alternativo al real. Así como hablamos de corrupción política y las propiedades de Lucía Hiriart, ¿Por qué nos olvidamos que la ex Miss fue esposa de uno de los presidentes argentinos más cuestionados del último tiempo?

Un Chile movido, convulsionado. Pero en ese mismo país encendemos la televisión un día y un nuevo programa muy anunciado comienza en horario prime. Lo vemos por la sorpresa que cada nuevo programa puede traer, nos reímos un poco, pero pronto nos ponemos serios, no lo podemos creer: volvemos a los ’80, a los ’90, porque nos damos cuenta que la primera invitada principal para subir el rating es Cecilia Bolocco, justo a días en que la Presidenta Bachelet entregara de manera inédita la friolera de US$ 70 millones a las arcas de TVN destacando su sentido público. Entonces es inevitable preguntarse si los fondos irán a parar a buen destino y no para aumentar los sueldos de millonarios conductores o sus invitados.

Y, claro, porque la realidad nacional, además de Garmendia, se suma a la de un país que lucha casi a diario entre nuevos antecedentes de corrupción de precandidatos, parlamentarios varios y dirigentes del fútbol nacional. Días en que las marchas callejeras se suceden, con un reciente muerto en Valparaíso y otros tantos enfrentamientos de carabineros con manifestantes en varias zonas del país.

Un Chile que se estremece al conocer, a 30 años de democracia, que la familia Pinochet sigue enriqueciéndose mediante artilugios diseñados desde Cema Chile, organización que hasta hoy preside su viuda. Para qué sumar los problemas del extremo sur y el mar.

Es en este contexto que vemos a Bolocco sentada cómodamente allí en el set. Y sí, podría pasar, como tantas veces, desapercibida, pero esta vez no. Podría ser sólo una invitada más de la farándula a un programa magazinesco, pero no, porque sentimos que el horno en Chile no está para bollos.

En pleno 2016 de un país agitado, ella es la invitada principal a un programa prime de la televisión pública. La misma que cuando se le preguntó por la suerte que había corrido la joven María Paz Santibáñez, estudiante de Piano de la Universidad de Chile, luego de recibir una bala en la cabeza disparada por un carabinero en una manifestación pacífica frente al Teatro Municipal, contra del rector designado por la dictadura José Luis Federici, sólo atinó a responder “¡Preocúpense de estudiar, para eso se van a la universidad!”, sin mostrar el más mínimo interés social, humano ni político que la situación merecía.

Además, así como hablamos de corrupción política y las propiedades de Lucía Hiriart, ¿Por qué nos olvidamos que la ex Miss fue esposa de uno de los presidentes argentinos más cuestionados del último tiempo? Es decir, es difícil pensar que en 6 años de matrimonio con Carlos Menem no haya al menos escuchado algo respecto a los casos de corrupción que se le han culpado, investigado y condenado en su momento, como tráfico de armas y malversación de dineros públicos.

Es el Chile alternativo al real, el de la televisión millonaria, ese mismo que en otro canal tenía a la hermana de Cecilia como protagonista, a la misma hora.

TAGS: #CrisisPolítica farándula programas de televisión

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación con ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

Las izquierdas, en general, debieran poner todo el peso de su voluntad para escapar de la permanente exaltación de los elementos contradictorios y abocarse, a la vez, a la formulación de la síntesis que ...
+VER MÁS
#Política

Atomización de la política (o como naufragar eternamente)

Movilizarse hoy en este paro de advertencia, será preferentemente una acción que llevará agua a los molinos de la campaña de engaños y argumentos oportunistas de una derecha neoliberal que lucha por to ...
+VER MÁS
#Política

El paro del sector público y el sentido común

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno