#Sociedad

A humanizar el sistema penitenciario

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Deseo proponerle el siguiente ejercicio. Recuéstese en su cama y mire al techo, imagine que es la primera noche de una condena de, supongamos, 20 años. Hoy es la primera noche de todas las noches por los siguientes 20 años, imagínese que por 20 años, usted no podrá acariciar el cabello de sus hijos, veinte años donde no podrá decirle buenas noches a su pareja, veinte años donde su principal ocupación será mantenerse vivo en el más hostil de los ambientes, veinte años donde verá envejecer a la distancia a todos a quien ama.


Debemos potenciar el trabajo familiar y comunitario con programas de carácter permanente, que logren insertarse en las comunidades donde se registran altos índices de delincuencia y permitan reforzar las herramientas de las familias para que sean elementos capaces de prevenir eventuales conductas delictivas.

Últimamente resulta cotidiano escuchar algunas opiniones indicando que se debe aumentar el castigo a quienes cometen delito, otras voces lisa y llanamente temibles, se aprecian en la exigencia que “vuelvan los militares a las calles” mientras los medios de comunicación no hacen nada mal el difundir imágenes de arrestos ciudadanos, donde los involucrados focalizan su ira hacia un pobre ladronzuelo de poca monta.

En esos momentos surge la pregunta: ¿deseamos castigar a “los delincuentes” o evitar que los haya? Desde principios de 1900 sabemos que el castigo no genera absolutamente ningún tipo de aprendizaje, sino que sólo inhibe la conducta mientras el potencial castigador se encuentra ante nuestra presencia, pero… ¿y si nuestro castigador no está? Simple, volvemos a cometer el acto que ameritó un castigo. Resulta total y absolutamente ingenuo pensar que cortando los vínculos socio-familiares, una persona “aprenda su lección”, resulta erróneo pensar que alguien se rehabilitará al aislarlo, ¡son justamente los vínculos con otros significativos los que nos hacen ser seres humanos, cortarlos sólo produce una persona más enojada, más frustrada con el mundo, más alienada!

Ante tal problemática, debemos potenciar el trabajo familiar y comunitario con programas de carácter permanente, que logren insertarse en las comunidades donde se registran altos índices de delincuencia y permitan reforzar las herramientas de las familias para que sean elementos capaces de prevenir eventuales conductas delictivas.

Un segundo punto que debemos considerar es el ir generando mecanismos sancionadores que involucren lo menos posible la pérdida de los vínculos familiares, comprendiendo que las familias son el elemento más importante en la vida de una persona, jugando un rol importantísimo en cualquier proceso que involucre la rehabilitación. Terminar con los mecanismos que siguen llenando cárceles que le cuestan al estado hasta $29.700.000.000.- al mes. Permitiendo que haya una retribución a la sociedad, ya sea con trabajos o servicios. Debemos tener siempre presente que la Declaración de Derechos Humanos es Universal, y los chilenos sabemos muy bien lo que sucede cuando nos olvidamos de respetarla.

TAGS: #DerechosHumanos Cárceles Conductas delictivas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
megatroncho

16 de diciembre

Ariel :

q tal ? ..mira….leí tu columna y la encuentro idealista y no realista. explico mis argumentos.

en el ejercicio q planteas hablas de una condena de 20 años….y aquí viene lo NO real….aunque estés condenado a cadena perpetua calificada (40 años) igual tienes derecho a visita, por lo tanto eso de q en 20 años no podrá acariciar el cabello de sus hijos , es falso…..ese argumento carece de realidad.
Con eso dejas entrever como q pobrecito q lo condenaron a 20 años….si le dieron esa condena es pq algo hizo….plt victima no es.

creo q la columna esta llena de buenas intenciones y lo que deberiamos hacer como sociedad , lo cual estoy 100% de acuerdo con lo expuesto…pero…..pero eso NO EXISTE en el mundo real (discúlpa la Mayúscula).

Es correcto que es mejor prevenir q curar , pero resulta q la carcel es la U del delito.

Saludos Ariel

16 de diciembre

Estimado, primero que todo, agradecer por el tiempo destinado a leer la columna y responderla.
Tienes toda la razón en el sentido de que es una columna idealista (en el sentido cotidiano del término), respecto de lo que planteo de los 20 años y las visitas, me refiero a que no es lo mismo ver a tus seres queridos con el tiempo acotado y vigilado a verlos en un contexto de libertad, muchas personas cortan los vínculos con quienes se encuentran recluídos, muchas veces por vergüenza, evitando que sus hijos los visiten. Respecto del “algo habrá hecho”, estoy totalmente de acuerdo, apunto a que encerrarlos no soluciona nada, sino que por el contrario, sólo agudiza el problema, no postulo en ningún caso que no deba haber una sanción por lo que haya hecho, sino que esa sanción debe buscar dos cosas: la primera evitar que se vuelva a cometer el delito y la segunda, que el condenado en cuestión retribuya a la sociedad el daño causado (y los costos de su proceso, entendiendo que se gasta mucho dinero por mantenerlo preso).
Finalmente, claro que es una propuesta de lo que deberíamos hacer como sociedad, y claro que eso no existe, ya que si existiera, esta columna no tendría sentido.
Como mensaje es que los ciudadanos, evitemos el castigo y el “desquite” y pensemos en soluciones.
Saludos cordiales

19 de diciembre

Otra tontera.

Nadie ha propuesto aumentar el castigo, se ha propuesto que el castigo exista, pues hoy los tribunales dan penas de cárcel…. que se convierten en firma mensual. Cualquier condena a menos de cinco años y salen caminando del tribunal, ¡muertos de la risa!

La ciencia de este tema ya dijo su palabra, por el trabajo de Gary Becker, premio Nobel de economía.

Demostró que el nivel de delincuencia baja cuando hay penas efectivas.

Y ello se validó empíricamente con análisis de diversos niveles de de penalidades en los estados de EEUU.

En Chile la situación es insólita.

Caso personal, un delincuente falsificó un poder por escritura pública para vender un terreno de mi propiedad, demoré cuatro años en resolver el entuerto. el delincuente llegó a un acuerdo de nueve meses de reclusión nocturna …..en su casa.

El mismo delito en EEUU es 30 meses de cárcel efectiva.

Ha, y como es un acuerdo, ni siquiera sale con mancha en sus papeles, para la próxima tendrá “Irreprochable conducta anterior”…

Y lleva una vida haciendo lo mismo.

¿Mechero en supermercado? USA 18 meses de cárcel
Chile una multa de policía local,,, que ni siquiera se paga.

¡Si la están dando!

20 de diciembre

Estimado, el que salgan “muertos de la risa” no es un proceso de rehabilitación como se propone en la columna, respecto de la opinión del Sr. Becker y los análisis que Ud. Menciona (pero que no cita), habría que revisarlos en detalle, lo que escapa a este espacio y al abordaje propuesto.
Dudo que alguien sensato desee traer el sistema estadounidense, más allá de las falencias que posee estructuralmente como sistema económico (hoy EE.UU está en la quiebra) y sus policías asesinan más personas que “la delincuencia” (y aún así no disminuye).
Finalmente, estimado, los sentimientos personales ante una situación como la que me describe, son comprensibles desde el sentimiento de impotencia e injusticia que provocan ciertas situaciones en esta sociedad, pero no por eso, continuaremos exigiendo “soluciones” que en la práctica no solucionan nada.
Saludos cordiales
A.

26 de diciembre

Don Ariel, la cita a Gary Bechert es del libro “Freakeconomics” y es

“Gary Becker has written, “since African-Americans and Hispanics commit a disproportionate share of felonies.” So if you were the kind of person who might want to commit a crime, the incentives were lining up in your favor: a slimmer likelihood of being convicted and, if convicted, a shorter prison term. Because criminals respond to incentives as readily as anyone, the result was a surge in crime.”
.
.
.
“The evidence linking increased punishment with lower crime rates is very strong. Harsh prison terms have been shown to act as both deterrent (for the would-be criminal on the street) and prophylactic (for the would-be criminal who is already locked up).”

19 de diciembre

La delincuencia no se puede derrotar, como no se puede derrotar a las moscas (fea la comparación).
Mi opinión al respecto está reflejada en mis artículos “El problema de la delincuencia” y “La lucha contra la delincuencia” en mi blog http://www.combatiente.bligoo.cl

21 de diciembre

En esta columna se aborda la humanización del sistema penitenciario, leeré su blog, estimado, gracias por comentar.

solopol

26 de diciembre

El problema viene de considerar a todos los delincuentes iguales. Existe un video en que un carterista desvalija a un ebrio en una estacion de metro, luego el ebrio cae a las vias y el carterista vuelve a ayudarlo. Una persona “normal” se aleja sin prestar ayuda. Existen “delincuentes” y “criminales”. La tarea del juez es “juzgar”, usar su juicio, de lo contrario no seria un juez. Recordemos que los computadores no hacen juicios. Los delincuentes tienen que estar encerrados, pero no en las mismas condiciones que los criminales. Encerrar a un chico por piratear un CD con criminales, para que en la carcel lo agredan y quiza algo peor, es crear un criminal. Si no se le multa, se le debe encerrar en una carcel para delincuentes que no son violentos. El gran error es considerar toda infraccion de una norma un delito o un crimen. Un viejo que quema hojas en un dia de preemergencia es un delincuente?, un ladron comun es un criminal? Hay gente acostumbrada a no pensar, pero lo mas grave es su infinita arrogancia de buscar obligarnos a que tampoco pensemos. El delito y el crimen debe ser castigado, pero no de la misma forma, a un evasor de impuestos lo encerrarian en una carcel con criminales? Ni en ese caso ni el vendedor de CD piratas estaria de acuerdo, en esos casos deben ir a una carcel para delitos contra la propiedad, no una carcel para personas violentas. Tratar “la delincuencia” como un solo pack es un gravisimo error.

solopol

26 de diciembre

Hay quienes proponen que los castigos desincentivan el delito usando la logica economica, es decir si hay un “costo” por el delito el delincuente no lo cometera. Pues bien, cuando el costo de piratear un libro es igual que el costo de matar una persona, este ultimo “delito” crece mucho mas. Se les olvida la estructura de precios, parece. Por otra parte, cuando una carcel esta llena de asesinos, carteristas, ebrios, violadores, y un juez quiere castigar a un vendedor de cds piratas lo va a pensar mas antes de enviarlo, porque sabe lo grave de su decision. Pero si lo tuviera que enviar a una carcel donde no hay gente violenta sino solo estafadores lo haria rapidamente. El costo de enviarlo no es tan grave para el delincuente ni para el juez. Igual, una carcel atestada tambien desincentiva a un juez a enviar a alguien: no hay espacio, le quita espacio dentro de la carcel a otros delincuentes peores que podria enviar. Logica economica.

Dario Cortes

03 de enero

Lo mejor sería restituir la pena de muerte para los reincidentes. Nos ahorramos el costo de mantener un preso y vivimos todos más tranquilos. Hay psicópatas que por las condiciones en que se desarrollaron no se van ni quieren reformarse. No vale la pena darles quintas y sextas oportunidades a quien no las quiere o puede aprovechar.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Queremos que los educadores disfruten de su profesión, que se sientan realizados y orgullosos de tener uno de los trabajos más relevantes, que benefician a quienes nosotros consideramos justamente las per ...
+VER MÁS
#Educación

Educación de párvulos, la profesión más importante del mundo

La ley de pesca es mucho más que pesca, es una deuda pendiente con Chile. Es la luz de alerta para entender que nuestra democracia es frágil y las políticas públicas pueden conllevar privilegios inexpli ...
+VER MÁS
#Política

Ley de pesca, mucho más que pesca

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno