#Salud

Salud Pública en crisis

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La salud pública es tema en todas las naciones del mundo, es un problema de los ciudadanos y de los gobernantes. Siempre tiene que existir una estructura que funcione, bien o mal, pero que permita entregar salud pública para quienes no tienen poder adquisitivo o para aquellos que lo necesitan simplemente. Si hablamos de salud pública, hablamos de salud popular y participación colectiva para organizar ese servicio que entrega el estado, a eso le llamamos políticas de salud pública y las definen quienes gobiernan o quienes nos representan. La diferencia está en la forma cómo se construye para que puedan ser políticas eficientes y eficaces.


En Chile heredamos la salud occidental de la cultura europea y no satisface completamente las necesidades de nuestra gente

Hace ya varios años que la salud en Chile viene demostrando deficiencias; en infraestructura, en inversión, en calidad, en trato, etc. Y el colapso de las urgencias es síntoma de que las cosas se vienen haciendo mal y la opinión pública lo ha observado en la prensa y redes sociales, es una muestra de que la autoridad sanitaria actual no está gestionando ni coordinando mejor que las administraciones anteriores, más aún se da el lujo de explicar este fenómeno como un evento situacional, no se hace cargo de la real razón del colapso; un sistema de salud pública chileno.

En Chile heredamos la salud occidental de la cultura europea y no satisface completamente las necesidades de nuestra gente; instalar políticas de mercado para otorgar prestaciones a la población y transformar un servicio social en un bien transable en el mercado ha sido nefasto. Con esto nos sumergimos en una estructura del capital que desconocemos y que no manejamos como sociedad por ser aún subdesarrollados y tenemos falta de conocimientos para jugar en el mundo del capital desarrollado. Así perdemos el foco de lo que necesitamos con los parámetros de nuestra realidad y nuestra cultura, olvidamos los conocimientos ancestrales que hay en estas latitudes y olvidamos que debemos convivir en el mestizaje y la mezcla de ideologías, así crear un sistema de salud que nos entregue ese bienestar para crecer sanamente y en armonía.

Estamos mal, el punto es que debemos solucionarlo.

Un detalle que no podemos olvidar es que al cambiar nuestra constitución en dictadura perdimos La Salud como un derecho, lo que nos dejó en manos de las ambiciones y las luchas de poder. Hoy sólo se nos garantiza el acceso a un sistema de salud sin importar las condiciones de éste. Pareciera que después de aquello dejamos la puerta aún más abierta para no ser prioridad en las políticas de estado y de esta manera dejaron de proveer salud a quienes los escogieron, además para el trabajador y el poblador es imposible exigir un derecho que no está reconocido como tal.

Una de las aristas más importantes es la falta de inversión del estado acorde a los análisis epidemiológicos y demográficos. Otra, es la deficitaria gestión en red que está dividida administrativamente y financieramente en dos espacios; salud centralizada y municipalizada. Se incrementa con la autogestión hospitalaria, que significa aislar a los grandes hospitales de la solidaridad con la red, más su precaria articulación con los servicios de apoyo, Cenabast, ISP, etc. Si le sumamos la escasa educación a la comunidad en cuanto a cómo usar el sistema y la falta de resolución del nivel primario nos volvemos nosotros mismos en agentes del colapso. La falta de recurso humano en las instituciones de salud en general hace que la sobrecarga diaria en la atención también favorezca la precarización y el deterioro en la calidad de nuestra salud pública.

La organización Mundial de la Salud la define como: “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Como país nos apartamos cada día más de esta definición.

Salud  es una necesidad del ser humano de primera categoría, debemos exigir que por derecho tengamos salud y por ende buscar un estado de bienestar general. Por lo tanto el inicio de un gran cambio en el modelo del sistema de salud debe partir por modificar nuestra constitución y que ésta garantice en todos sus aspectos a la Salud como un derecho.

Debemos comenzar a usar un idioma conocido en todo el mundo por el común de la gente, pero en nuestro país son conceptos utilizados sólo por algunos. Necesitamos una Salud Pública Chilena de calidad, oportuna y acorde a nuestra realidad con carácter de derecho constitucional para poder resguardar aquello. Debemos comenzar a hablar de “estado de Bienestar” y este estado de bienestar no puede estar definido por un pequeño grupo de autoridades político-técnicas, es justamente otra de las importantes aristas que nos ha llevado a la crisis, al colapso de la Salud Pública por su mala gestión y nefastas políticas públicas. Entonces, se vuelve urgente exigir que las decisiones en salud sean levantadas desde la comunidad y que seamos los mismos que participamos del sistema quienes definamos aquello que necesitamos y cómo lo necesitamos.

Debemos buscar una Alianza entre comunidad, organizaciones sociales y trabajadores de la Salud. Se vuelve imprescindible poner con fuerza en la agenda pública la crisis de la salud y levantar las necesidades de la población, pero más importante aún es modificar desde los cimientos este sistema perverso e injusto.

Debemos construir en conjunto una nueva propuesta para un modelo de Salud que dé una respuesta real a la población, orientado a la comunidad y al logro de un estado de Bienestar Bio psico social, que incorpore la diversidad y realidad de cada  territorio, que acepte todas las culturas y no distinga etnias, que finalmente nos entregue con enfoque preventivo, familiar y multidisciplinario un servicio que cualquier ciudadano desearía para poder contribuir en un estado biológico sano al bienestar común de todos los conciudadanos.

Al igual que el conocimiento científico; esta lucha no tiene límites.

Por: Margarita Araya y Rodrigo Gruebler

TAGS: #CalidadDeSalud OMS Salud Salud Pública

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

06 de octubre

Todo muy lindo pero imposible.

Cuando se habla de la salud como un derecho se olvida que parte de ella ya lo es (AUGE) y ni esa se puede dar oportunamente.

Cuando se habla de derechos y solo derechos se olvida mencionar cuanto cuesta tan lindo proyecto, comparando con un sistema público reconocido por su eficiencia y cobertura (Inglaterra) nuestro presupuesto de salud debería ser incrementado en 45.000 millones de dólares, es decir, casi todo el presupuesto fiscal.

11 de octubre

El AUGE, actualmente GES, es una medida para apalear de manera somera las falencias que genera constantemente este modelo. Los parches no cierran las heridas, y estamos sangrando.

No podemos comparar costos bajo ninguna circunstancia, debemos crear un modelo acorde a nuestra realidad cultural y económica. Para lograr lo anterior se hace necesario primero cambiar la forma de hacer salud y modificar nuestra percepción de los derechos, y generar la solidaridad necesaria para cumplirlos por la salud de todas/os.

08 de octubre

Los fachos creen que el derecho a la educacion, a la salud, es “ideologico”, que es una estrategia para no se que cosa. Asi piensan los fachos, hago la distincion porque muchisima gente de izquierda tiene la mala costumbre de creer que facho es cualquiera. Pero ocurre que tanto el mercado como el Estado funcionan juntos, eso ya lo expresó Keynes, el Estado retroalimenta al mercado, y este al Estado, y este al mercado, y este al Estado, sin saber que fue primero, el huevo o la gallina. Si el Estado y el mercado son dos personas, son dos personas que no tienen ningun problema entre si, el problema lo tienen sus detractores y defensores. El derecho a la salud es como el derecho de una persona a ser rescatada cuando se pierde en una montaña, y es como la obligacion de los demas de salvarla: el punto es que si la gente solo puede ir caminando, es poco lo que podra hacer, pero si la gente cuenta con helicopteros, vehiculos, elementos de rescate, podra hacer mucho mas. Por tanto para una buena salud del Estado y de la salud como un derecho social es fundamental la buena salud del mercado, si uno defiende el Estado pero fustiga el mercado, el Estado se va a despotenciar, esa es la paradoja. Slds

08 de octubre

Le encuentro la razon a toda la columna, pero la vision dominante en Chile y en muchos paises ha sido asistencialista, se le da salud a los pobres porque darle salud a los ricos seria “regresivo”, entonces centremonos en los pobres. Resultado?, salud de mala calidad, el sistema de salud es como del Hogar de Cristo, con mucho respeto, ya que se le da salud a los pobres, indigentes, entonces es como salud de albergue, como una limosna. Y ademas, teniendo en cuenta que en Chile solo el 20% paga impuestos a la renta y el 80% esta exento, a todas luces desinteligente, la salud es una “ayudita” de los ricos hacia los pobres, y los ricos no se atienden en el sistema publico (no van a albergues). El Estado, focalizando “la ayuda” en los mas pobres ahorra algo de recursos, que no es mucho porque los ricos NO son tantos, y despilfarra recursos porque la calidad de la atencion baja (salud para pobres, de albergue). El sistema debe ser reformulado, primero, todos debemos pagar impuestos a la renta, segundo la salud no debe ser vista como una “ayuda” sino como un servicio que la misma sociedad se esta dando, solo que de una forma diferente: en el mercado las personas pagan por su atencion y reciben distinta atencion cada una, en el Estado las personas pagan a traves de impuestos y reciben la misma atencion (o sea pagan igual). La salud debe ser un derecho para ricos y pobres, pero todos tenemos que pagar impuestos directos.

11 de octubre

El tema de los impuestos es parte del análisis para poder solucionar el problema dentro de la estructura económica que solventa al país. También es necesario, como tu dices, que aquellos que lo diseñen deben tener la política de equidad e igualdad presentes.
Avanzar en el debate y discusión sobre Salud Pública será vital para que comencemos a exigir las políticas de salud en todos los espacios técnicos, por el bien de nosotras/os misma/os. En el camino para cambiar a un modelo en base a nuestras necesidades debemos reeducarnos, y cambiar la forma en que entendemos el concepto de salud.

08 de octubre

La salud y la educacion debe ser vista como algo que nosotros nos damos a nosotros mismos, liberar de impuestos a las personas es mas un perjuicio que un favor, se ahorra un poco de dinero (solo un poco), pero el resultado es peor, se pierde la conciencia de que el sistema publico no es una “ayuda” sino un derecho y un servicio que nos damos nosotros mismos, que es universal, y no una ayuda de un sector hacia otro. El sistema publico, en esencia, es un fondo comun, una “olla comun”, similar y emparentada con el olvidado sistema cooperativo (cooperativas), el cual permite ahorros y economias de escala. Slds.

Servallas

08 de octubre

Esto de confiar ciegamente en una salud pública es un problema mental, funcionaría si, pero si un 100 % pagara una 40 % de sus ingresos en impuestos, si no hubiera déficit endémicos y el funcionario público estuviera motivado por buenas rentas y sobre todo por un cariño natural y no por el trato inhumano que reciben hoy muchos chilenos que mueren en los pasillos de los hospitales  esperando atención, apostar todo por la salud pública es una utopía absurda y que deja fuera las capacidades del sistema privado, mucho más eficiente, pragmático y mejor equipado. Quizás lo que hay que hacer es partir por los médicos, muchos de ellos sobre todos los especialistas , verdaderas máquinas de ganar dinero, que intenten pensar en el que sufre y no en el próximo viaje a Tailandia,  pedir mayor humanidad para ayudar a los más pobres, no en el sistema público, en el privado, pedir al sistema privado filantropía, unas horas al mes, una ayuda al estado agobiado, pedir al sistema privado humanidad, rebajas, colaboración, cooperación, en definitiva una redefinición de lo privado, que la gente que nunca a pisado una clínica lo haga y no alegue desde su ignorancia, pediría que el sistema privado no siga actuando como lo egoísta, clasista y lucrativo que conocemos, si no como un colaborador en salud con los de menores ingresos, eso cambiaría en mucho la lectura que la gente tiene de ” lo privado”.

08 de octubre

Permita que le responda: lógico, apostar todo por el sector público en salud es una ingenuidad, porque de lo que se trata es de que el Estado tenga una presencia en Salud, no que reemplace a la salud privada. Existen areas en la economia y casi todas deben ser privadas, salvo algunas: salud, educacion, pensiones, pero esas areas tampoco pueden ser totalmente estatales: son mixtas, salvo tal vez la unica excepcion de las pensiones, que es la unica que “podria” ser totalmente estatal (pero actualmente es muy dificil, son tambien mixtas). Entonces tenemos que: la gran mayoria de las industrias y actividades son privadas, salvo algunas excepciones; salud, educacion, pensiones, las cuales tampoco son estatales sino mixtas. Eso eso socialismo? Antiguamente, incluso, dentro del capitalismo, habia mas industrias estatales, por ejemplo los monopolios naturales: el agua, la electricidad, los telefonos. Eso nunca ha sido comunismo, comunismo o socialismo en un sentido estricto es Cuba, Venezuela, o lo que queria ser Chile en los años 70. Eso si que es socialismo, lo demas, hasta los años 60, aunque de un estatismo algo exagerado e ineficiente, sujeto a reforma, es capitalismo y respeto a la propiedad privada. Lo que sucede es que si uno se ubica en el otro extremo, del neoliberalismo, todo parece socialista, pero francamente uno tiene la culpa del cristal con el que se esta mirando, sea de un extremo o del otro. Saludos y disculpe si mi opinion es impertinente.

11 de octubre

De acuerdo, pero evitemos individualizar en los médicos un problema de mayor envergadura que involucra a muchos que no necesariamente se desempeñan en el sistema, pero colaboran “con el desangramiento de la Salud Pública”.

09 de octubre

El articulo y muchos comentarios tienen aspectos ideológicos que no son conducentes, la realidad nos dice que mas temprano que tarde los planes de expansión estatal para mejorar servicios públicos chocan mucho antes con limitaciones presupuestarias.

Por ejemplo vemos dia a dia como la educación pública va empeorando en la medida que absorbe mas alumnos de colegios que tenian apoyo financiero privado principalmente porque aumentan los alumnos pero no el presupuesto estatal. Entonces lo que se disfraza como “derecho” a educarse resulta ser un slogan barato para imponer una ideología que obliga a una educación de mucho peor calidad.

El plan AUGE y el resto de las propuestas de relativo éxito en salud se lograron cuando había una salud privada robusta. Las políticas publicas exitosas se logran cuando el estado se concentra en financiar a los que realmente no pueden hacerlo por si mismos y eso no es cuestión ideológica, es simplemente un registro histórico.

Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Debemos entender que el individualismo está subyugado a lo colectivo y si queremos algo, debemos ver cómo encajaría dentro del ideario de las propuestas de otras personas, a veces tan alejadas de lo que ...
+VER MÁS
#Política

Sobre qué prioridades y una reflexión sobre Venezuela

La derecha “cavernaria” y la derecha “liberal” se unifican en la estrategia de control, ambas apuntan a mantener un statu quo mediante la articulación de un discurso conservador que se muestra como ...
+VER MÁS
#Política

La falacia de la libertad

El ex presidente Mujica, tal cual lo refirió en sus ruedas de prensa en Chile, repartió lo que había entre aquellos que entendió más lo necesitaban y muchas veces lo dispuso excediendo sus atribuciones ...
+VER MÁS
#Política

Hay que complejizar más la figura de Pepe Mujica

Guiller hizo lo correcto al no comprometerse con un eventual abrazo de oso por el FA, no pueden ofrecer coherencia como bloque, por cuanto su identidad está en formación, no han matado a ningún padre
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: al centro de una izquierda vacía

Popular

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka

En la actualidad, con las nuevas técnicas de administración, publicidad y manejo de datos, que crecen exponencialmente, en cuatro años se puede hacer tanto daño, (o tanto bien, según sea el propósito) ...
+VER MÁS
#Política

Lo que el Frente Amplio no ve, y otros tampoco