#Salud

Venta libre de medicamentos: ¿es lo que necesitamos?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si queremos que la colusión no vuelva a ocurrir podríamos probar con regular, como lo plantea el proyecto de ley de modificación al código sanitario, y no seguir esperando que la “autorregulación” cumpla la tan anhelada promesa de que “alguien” se haga cargo del acceso a los medicamentos en Chile. La farmacia debe dejar de ser un minimarket, al que lo único que le falta es vender cigarrillos, y pasar a ser un centro de salud como muchos queremos que sea.

Se ha publicado bastante en la prensa sobre el proyecto de ley que quiere permitir la venta libre de algunos medicamentos (OTC en ingles) en supermercados, bombas de bencina, botillerías, panaderías, almacenes, entre otros, pero poco se ha intentado explicar, más allá del marketing político, qué consecuencias positivas o negativas podría tener esta medida, y cuál es la diferencia con el proyecto de ley que busca modificar el código sanitario, que, entre otras cosas, buscar regular la bioequivalencia, recetar por genéricos y regular las “canelas” (incentivos comerciales a vendedores de farmacia).

Antes que todo, debiéramos preguntarnos: ¿qué problema o situación busca mejorar esta medida? Es lógico que antes de comprar una pala o un martillo nos preguntemos si queremos martillar o cavar. Revisemos qué nos dice la prensa y, a través de ella, el Gobierno. Esta ley busca corregir dos cosas:

1. Existen 50 comunas sin farmacias. (Según lo que nos dicen, y no tenemos porque desconfiar de la autoridad…)

2. Bajar los precios de los medicamentos.

Lo primero que nos podríamos preguntar: Si existen 50 comunas sin farmacias… ¿tendrán acceso a medicamentos? Eso depende de si el sistema público de salud se encuentra en dicho lugar. Y una segunda pregunta: ¿por qué no existen farmacias en esos lugares? Según entiendo, “el Estado tiene que cubrir las necesidades de las personas en aquellos lugares donde los privados no se encuentren”. ¿Este sería uno de esos lugares, cierto? Además, si faltan naranjas uno no compra manzanas.

Es aquí donde nace la idea de una “farmacia estatal”. Pero no es la única posibilidad. Existe un proyecto de ley que se encuentra actualmente en su segundo trámite constitucional, que busca regular el mercado de los medicamentos en Chile y hacerse cargo de la falta de acceso a los medicamentos.

Vemos que este “otro proyecto” intenta corregir el acceso. ¿Cuál es la diferencia? Bueno muy simple… el primero quiere ampliar el “acceso”a medicamentos OTC, de libre venta, medicamentos que se utilizan en “molestias menores y de fácil reconocimiento”; el segundo quiere modificar el código sanitario, y por ende el acceso a todos los medicamentos, incluyendo los crónicos, que son los que más influyen en el presupuesto familiar, ya que se requiere su compra mes a mes. ¿Quienes presentan la primera? El Ministerio de Economía. ¿La segunda? El Ministerio de Salud.

Pero nos falta el segundo punto que se busca corregir: bajar los precios de los medicamentos.

Si usted es hipertenso, diabético, tiene problemas de colesterol, toma medicamentos para la depresión o el asma…el proyecto de OTC no le va a ayudar en nada. Incluso existe la posibilidad de que lo afecte. Me explico:

Las tres cadenas de farmacia tienen un 92% del mercado. Se coludieron y, por ende, queremos castigarlas. Se les quiere quitar (o disminuir) unaporción del mercado, compuesta por los de venta libre, ¿cierto? Pero hay que ver el cuadro completo. ¿Qué ocurrirá con los medicamentos que se queden en las farmacias (los crónicos, los con receta)? Bueno, existe una alta probabilidad que para “compensar” la pérdida, éstos suban de precio. ¿Los perdedores? Adultos mayores y  enfermos crónicos, personas que deben comprar mensualmente sus medicamentos.

¿Y la baja de precios? Si uno revisa los antecedentes que posee el Ministerio de Economía al respecto, solicitados a través de ley detransparencia, se da cuenta de que la baja de precios (si es que existe) sería entre un 5,6 a un 8,2%. Menos de un 10% en medicamentos que cuestan aproximadamente $2.000, lo que se traduce en un ahorro de $200.Existe una inconsistencia del Ejecutivo. Una reforma plantea estrictas medidas asociadas a temas de salud pública, en cambio la otra plantea la  liberalización del mercado. Si revisamos el proyecto de venta de OTC nos podríamos preguntar qué ganamos con este proyecto. O mejor aún: ¿quién gana con este proyecto?

¿Estamos dispuestos a hacer una apuesta con la salud de los chilenos por una baja de menos de 10% (o $200 pesos)? ¿Ataca el tema de fondo?

Si queremos que la colusión no vuelva a ocurrir podríamos probar con regular, como lo plantea el proyecto de ley de modificación al código sanitario, y no seguir esperando que la “autorregulación” cumpla la tan anhelada promesa de que “alguien” se haga cargo del acceso a los medicamentos en Chile. La farmacia debe dejar de ser un minimarket, al que lo único que le falta es vender cigarrillos, y pasar a ser un centro de salud como muchos queremos que sea.

Lea también:

Proyecto de ley de OTC

Proyecto de ley que modifica el Código Sanitario en materiade regulación a las farmacias

* Lee además la columna de Cecilia Sepúlveda: “Medicamentos: mano firme para regular el mercado

——

Foto: Shawn Oster /Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Olenka Yañez

25 de agosto

Si bien el Estado se hace cargo de la entrega de medicamentos de compra libre, como lo son el paracetamol, ketoprofeno, ibuprofeno, etc, y de medicamentos para enfermedades crónicas, en los cuales se encuentran los medicamentos con receta retenida como lo son las benzodiazepinas; pero que pasa con los medicamentos que no son entregados en consultorios, CRS u hospitales, que pasa con las personas que tienen isapre que no pueden costear el alto valor de los medicamentos y que no pueden acceder al beneficio de entrega de medicamentos en el sector publico?
Me parece correcto que el Estado se haga cargo de este problema a través de la creación de farmacias estatales, lo que a la vez cubriría la falta de ellas en las 50 comunas, disninuiríael porcentaje del presupuesto familiar destinado a la compra de medicinas.
Esto seria posible bajo dos puntos, El primero, la central Nacional de Abastecimiento (CENABAST) compra a bajo costo los medicamentos a los laboratorios, generalmente medicamentos genéricos, los que cubren un amplio espectro de enfermedades. Segundo, la regulación por parte del estado a las tres grandes cadenas de farmacias debe ser mucho màs rigurosa, lo cual debe evitar el alza de los precios de los medicamentos, manteniendo siempre un valor en proporción con los adquiridos por el Estado.
Es fácil pensar en lo beneficioso que seria este plan, pero llevarlo a cabo es un gasto tremendo para el gobierno, pero si se invierten millones en televisores para el transantiago y en banderas monumentales, no veo cual es la razón para no hacerlo.
Debemos exigir que existan las farmacias publicas, el Estado tiene que hacerse cargo de las enfermedades de los Chilenos sin discriminar entre personas sin sistema de prevision, fonasa e isapre.

27 de agosto

Pese a que una farmacia estatal podría ser una de las soluciones, también existen otras medidas. Entre ellas se podría pensar en que la CENABAST pudiera vender medicamentos a privados (lo que actualmente no se puede) y a través de un contrato ellos puedan vender “a precio CENABAST”, donde podrían tener un precio mucho menor y agregarle un 10-20% de recargo para que exista ganancia.

Además si existen 50 comunas sin farmacias, se podría utilizar un mecanismo similar a los “generales de zona” pero con estudiantes de química y farmacia, y así que las personas puedan acceder a medicamentos con la información necesaria.

Lo importante es que exista una coherencia en las políticas relacionadas con salud y medicamentos. En otras palabras que haya una POLÍTICA DE ESTADO, sin ministerios que remen para el otro lado.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Medio siglo después exorcicé aquellos fantasmas de Life que me producían tanto espanto y escribí un novelón de 400 páginas sobre el infierno del Somme entre 1916 y 1918 que algún día estará en los ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un verano en el Somme

Proteger la identidad cada día se hace más urgente y necesaria. Aysén no puede ni debe cerrarse a ninguna actividad productiva o de servicio; pero debe exigir que las actividades se desarrollen con una b ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Los proyectos ZOIT en Aysén, deben incluir estudios de carga

El boxeador que privilegia el espectáculo, lo hace en desmedro de su propia salud, más en una época en que incluso el uso del bucal era escaso, con guantes que apenas cumplían las medidas de seguridad m ...
+VER MÁS
#Deporte

Manuel Castillo: el estilista contra el público

Dada la fuerte asociación entre la obesidad infantil y la pubertad temprana en las niñas, las lactantes que presentan alterado de IMC deben ser monitoreadas para el desarrollo puberal en forma exhaustiva, ...
+VER MÁS
#Salud

Pubertad temprana y obesidad en niñas

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson