#Salud

El Colegio Médico y la reforma tributaria

20 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Así, mientras el país discute cómo solucionar la inequidad, que es el cáncer que nos consume, quienes dirigen al gremio deciden centrar la discusión en cómo afecta nuestros intereses. Pasamos de la situación país a la situación personal, olvidando el contexto que la origina.

El día de hoy se ha formalizado por parte del presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, que la institución busca crear un servicio de asesoría tributaria para orientar a sus asociados a pagar menos impuestos. Sí, tal como lo lee, basados en el diagnóstico de que la carga tributaria que nos afectaría tras la reforma a nosotros los médicos será muy alta y de que no sabemos ocupar todos los mecanismos que otorga la ley para reducir los impuestos que deberemos pagar. En buen chileno, que estaremos pagando mucho y que no sabremos eludir lo suficiente.

Así, mientras el país discute cómo solucionar la inequidad, que es el cáncer que nos consume, quienes dirigen al gremio deciden centrar la discusión en cómo afecta nuestros intereses. Pasamos de la situación país a la situación personal, olvidando el contexto que la origina. La reforma tributaria parte de un diagnóstico muy distinto al del Dr. Paris y es que Chile es el país con mayor desigualdad de ingresos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y aunque más de una vez se escucha que esto se debería a que se nos compara sólo con los países más ricos, es parcialmente cierto, porque la razón de que estemos en el último lugar de la OCDE es porque Chile es el cuarto país más desigual del mundo, un país donde el 10% más rico gana 27 veces lo que el 10% más pobre y donde el 1% más rico gana más del 30% de todos los recursos del país.

Lo que ha planteado Enrique Paris desde el Colegio Médico puede ser lícito, pero es francamente inmoral. Los médicos somos del 5% más rico del país y estamos dentro de las profesiones con mayor remuneración, por lo que plantear abiertamente institucionalizar un sistema que nos ayude a la elusión en el gremio, desconociendo que los impuestos son una herramienta que busca introducir solidaridad a la sociedad, debiera ser abiertamente reprochado por todos los sectores.

A su vez el Dr. Paris atenta contra el corazón de la medicina. Para quienes no lo saben, al momento de egresar nosotros los médicos hacemos un juramento, el famoso juramento hipocrático, que viene desde la época de los griegos y donde nos comprometemos a trabajar arduamente por el bienestar de las personas. Desde entonces que la medicina ya tenía absolutamente clara la importancia ética del ejercicio de la profesión y su arraigo social. Aquí, en el corazón de la medicina, ya nace una primera pregunta ignorada con la propuesta: ¿Puede haber bienestar o salud en nuestro país con esta desigualdad? La Organización Mundial de la Salud (OMS) es tajante, no se puede. Hace unos años la OMS le dio un primer golpe al orgullo médico reconociendo que lo que nosotros hacemos sólo representa un tercio de la salud que tienen las personas y que la parte más grande, los otros dos tercios, dependerán del tipo de trabajo que tengan, de su escolaridad, del tipo de ciudad que habitan y de su nivel socioeconómico, es decir del tipo de sociedad en que vivan.

Mientras el Dr. Paris está preocupado de cómo pagaremos menos impuestos los médicos y traslada la discusión a la esfera de lo intereses personales, avergonzándonos y colocándonos en la cumbre del individualismo, perdemos una de las mayores oportunidades que hemos tenido  de cuestionarnos y cuestionar al país sobre nuestro aporte como gremio y lo que el país requiere de nosotros en un proceso que muchos califican como refundacional en el Estado.  Debemos cuestionarnos respecto del tipo de sociedad que tenemos y cómo eso impacta en la salud y bienestar de las personas y respecto de cómo generaremos las condiciones para asegurar que la salud sea efectivamente un derecho.

Yo no tengo ningún inconveniente en pagar más impuesto, incluso más de los que plantea la reforma tributaria, si eso significa que viviremos en una sociedad equitativa y fraterna, donde el otro tendrá el lugar que le corresponde por su dignidad y sus derechos y no sólo por el lugar en el que nació como es ahora.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Ana María Reyes

25 de junio

Ojalá todos los médicos pensaran como tu. Esa es grandeza de espíritu. También existe otra posibilidad, que puede ser que un porcentaje de sus sueldos se los entreguen a los médicos que recién egresan y que los envían a los hospitales. Es lo que pasa en la comuna que vivo. Bueno, te felicito, porque estás cumpliendo una grandeza de alma y espíritu.

María soledad Pérez

28 de junio

Comparto 100% yo ya no voto en las elecciones pues no hay una mirada a la salud del país más que para proteger el
Bolsillo

jose-luis-silva

01 de julio

Es decir si todos los médicos pensaran como este señor seria un desastre: confunde el cáncer con un efecto secundario del crecimiento del bienestar de la población. Obviamente si los ingresos aumentan las diferencias tambien y todos los números lo confirman. Además nunca el estado de Chile habia tenido el tremendo presupuesto en salud (como en todo lo demás) que se ha obtenido por el actual sistema económico, eso se ha obtenido bajando los impuestos y no subiendolos, por lo tanto el diagnóstico del sr. Larrain es cuestionable: la historia dice que incluso se puede defender mejor la tesis que bajando algunos impuestos se recauda mas para la salud.

Y si el sr. Larrain quiere pagar mas impuestos lo puede hacery no obligar al resto a hacer lo que dicta su custionable razonamiento personal.

Saludos

25 de junio

Haga otra cosa mejor: baje el precio de su consulta a la mitad. Así usted contribuirá a la igualdad, y habrá una ayuda directa a las personas.
Si le ponen mucho impuesto, y usted no lo elude, pero lo traspasa al precio de su consulta, ¿quienes ganan? Usted y el estado; en cambio, si baja el precio, gana la ciudadanía

Luis Mosqueira

26 de junio

O puede usted, Arturo, trabajar y cobrar la mitad, así la carga impositiva también será menor.

25 de junio

Estimado
Tienes toda la razón !!! Debemos avanzar y sintonizar con el cambio de paradigma. Con una sociedad más gusta y empatica.
Saludos

26 de junio

Es conocido el hecho de que a los profesionales de la salud ( y supongo que tambièn a otros profesionales) nuestros contadores nos proponen formar sociedades incluyendo a familiares directos, y por tanto de confianza, que nos permiten incorporar como gastos y obtener como crèdito el IVA que pagamos hasta por el papel confort que usamos en nuestros hogares. Si a esto se suma el hecho de que el 10% que pagamos de impuesto mensual nos es devuelto casi en su totalidad, dependiendo que nuestros ingresos mensuales no superen los cerca de 2 millones de pesos mensuales, entonces el negocio de evadir impuestos es redondo.

26 de junio

Yo también soy médico. Nunca hemos hecho el juramento hipocrático, pieza básica , histórica que no la pasan en el curriculum porque finalmente no es mas que un mito muy básico. Creo que no se puede pensarse así no mas que se pretenda la elusión sino aprovechar las prerrogativas legales para pagar lo que corresponde y que para que se convierta en una “escuela del delito” . La medicina es un pilar en la vida cotidiana y hay que respetarla y dignificarla porque todos somos enfermos alguna vez y ahí esperamos que quien nos atiende sea el mejor porque es un juego entre la salud, la enfermedad y la muerte, y perjudica cultivar la desconfianza en su resultado

26 de junio

Perdón quise decir no es para que se convierta en una “escuela del delito”

Leonel Cordova Damián

26 de junio

No nos engañemos, la desigualdad en Chile no pasa por los impuestos que paguen o no paguen los médicos u otros profesionales, En Chile se le otorgan gigantescos beneficios a grandes empresas y qué hablar de los resquicios para que ellos eludan impuestos (un solo ejemplo: “dona su vuelto..? ) , mineras transnacionales, concesión de carreteras, qué hablar de bancos y sus excesos, qué hablar de colusión en Chile, Qué hablar de los suelditos de los Sres Parlamentarios, y sus repartijas con asesorías y otros enjuagues, No me vengan con wuevadas dejen los médicos tranquilos y ocupense de tener un gobierno con conciencia social que tenga las pelotas para enfrentarse con temas verdaderamente inmorales que imperan en Chile para el enriquecimiento desorbitado de un puñado, eso sí genera desigualdad.

09 de julio

No siempre lo justo es moral, ahi es donde está el problema en la sociedad chilena, una crisis de valores y los médicos (y otros profesionales) disfrazados de pyme son fiel reflejo de eso.

Esmeralda Becerra

26 de junio

Ojalá todos los médicos fueran igual este y no semidioses, como se creen …

26 de junio

Comparto con Ud.lo expresado.
Agrego.hoy los médicos son una cápsula de Neoliberalismo,donde no existe el otro y eso es un cáncer en la sociedad.

26 de junio

Todos debemos pagar los impuestos de acuerdo a la ley vigente. Quienes no lo hagan, caen en infracciones que se contemplan en el Código Tributario y deberán enfrentar las sanciones que correspondan.
Es justo que los médicos u otros profesionales que tienen ingresos importantes se asesoren contablemente para no pagar impuestos mas allá de lo exigido por ley. No cometen delito alguno al actuar de esa manera y no deben ser reprochados por ello.
Lo justo no es injusto.

27 de junio

Cada uno debe pagar los impuestos que le corresponden. Pero me gustaría que hicieran una diferencia entre los que ganamos plata con nuestro trabajo y aquellos que ganan con el trabajo de los demás.

Dámaso Armijo Pradenas

27 de junio

¿Es que acaso los médicos, a quienes respeto mucho, ganan muy poco? (Y cuando digo médicos me refiero a los profesionales de vocación)…

Ernesto Pal

08 de julio

Ningún médico gana “poco”, pero tampoco hay médicos que ganen “mucho”. Mucho es lo que ganan los GRANDES empresarios, los dueños de las clínicas, los grandes accionistas de las Isapres… un médico no gana ni más ni menos que otros muchos profesionales, y conozco ejecutivos de ventas que quintuplican el sueldo de cualquier galeno. Creo que ya basta de ahogarnos en pequeñeces, este país no está dividido entre obreros y médicos, secretarias e ingenieros, pescadores y abogados… está dividido entre un 99% de los ciudadanos que luchan por surgir gracias a un trabajo honesto y un 1% que se enriquece cada día más con el esfuerzo de los primeros. Es ahí donde todos debemos mirar y exigir justicia social de verdad y no las patrañas que esos mismos personajes nos venden y con la cuales nos tienen discutiendo tonteras en lugar de organizarnos y luchar por el fin de su hegemonía histórica.

09 de julio

Aplaudo de pie tu columna. Las declaraciones del Dr. Paria van en contra de los valores fundacionales de la profesión médica. Lamentablemente muchos ya juegan en la cancha de los personalismos y el egoismo.
Con tu columna sólo puedo decir “aún tenemos patria ciudadanos”

German Vidal

20 de diciembre

Sería bueno conocer en que área de la medicina trabajas, en que lugar (publico o privado) y cuanto ganas.

jorge zuñiga muñoz

06 de enero

Alberto , recién hoy me encontré con tus palabras , quiero decir sinceramente que como asesor financiero , muy pocas veces me he topado con médicos con tu forma de pensar, lo que para algunos es algo natural y obvio , para muchos como el Dr. Paris , es cosa muy rara.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La jueza Mónica Jeldres advirtió que "no se debe relativizar la protección de la infancia", cuando el Estado asigna recursos, cobertura y legislación en la Protección de la niñez.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El defensor que no será defensor

No es difícil soñar e imaginar durante el siglo XXI, ver crecer la ciudad eléctrica, eólico-fotovoltaica más grande de América, una ciudad para vivir sin un horrible puerto de carga al frente, con la ...
+VER MÁS
#Sociedad

Soñando Valparaíso, la ciudad eléctrica

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Entendemos que el derecho a la libre determinación es un derecho imperativo, por lo que no sería entendible su negación, entendiendo que los pueblos indígenas en su conjunto han debatido y apuntado a in ...
+VER MÁS
#Política

Kizugünewtun: Derecho a la libre determinación

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

Uno de los pilares y principios en que se basa la mediación en salud, es efectivamente a imponer mesuradamente en la sociedad Chilena un cambio de razonamiento y de búsqueda a sus problemas, y así desjud ...
+VER MÁS
#Justicia

Un cáncer llamado negligencia médica