#Religión

Felipe Berríos, el cura televisivo.

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Y eso es lo interesante de este personaje, porque se ha vuelto la voz de una jerarquía de la Iglesia Católica que ya no tiene mucha cabida entre otra sumamente oscura y conservadora, que consagra a quienes son los mayores beneficiados con la desigualdad-recuérdese la figura de Karadima, y sus ansias de codearse con el poder-

El hecho de que Felipe Berríos haya vuelto a Chile, trae consigo sentimientos encontrados para la elite nacional. Por un lado es algo positivo porque Berríos es un sacerdote cercano a la gente y con grandes grados de popularidad entre los jóvenes. Muchos de quienes salieron de colegios ABC1 tuvieron su primera experiencia con lo “popular” en Un Techo para Chile, por lo que le agradecen el haber vivido algo que, independiente de cómo lo aprovecharon en el futuro-algunos no entendieron nada-, fue parte de su formación de juventud.

Por otro lado, el cura resulta algo peligroso, y es que habla de cosas que la Iglesia ya dejó de decir hace mucho tiempo, y tiene una percepción de la inmoralidad que choca con lo que nos han enseñado por años que es “lo correcto”. Para él no es inmoral que un hombre o una mujer se enamoren de personas del mismo sexo, pero sí  lo es que en Chile haya una casta que continúe con su autosatisfacción. Y eso a la elite que muchas veces lo aplaude, la descoloca.

Porque, reconozcámoslo, Berríos es un cura que pertenece a lo más alto de esta sociedad. Por lo menos viene de ahí.  La oligarquía nacional ha buscado codearse con él, como también lo ha hecho el famoso red set. Y esto sucede porque su estilo es llamativo y muchas veces ha ido de acuerdo con una cultura pop cercana a lo televisivo y a lo mediático. Berríos y los medios se llevan bien, aunque el cura hable de realidades que a los canales de televisión y a los diarios no les gustan.

Y eso es lo interesante de este personaje, porque  se ha vuelto la voz de una jerarquía de la Iglesia Católica que ya no tiene mucha cabida entre otra sumamente oscura y conservadora, que consagra a quienes son los mayores beneficiados con la desigualdad-recuérdese la figura de Karadima, y sus ansias de codearse con el poder-.

Berríos usa una tribuna que no todo el mundo tiene para dar un mensaje interesantes y así aprovechar de meter el dedo en la herida más profunda de nuestrasociedad: los excesivos privilegios de unos por sobre otros.

Esa dualidad entre cura progre y personaje televisivo, es parte de un aprovechamiento interesante, porque es rebelde y se sirve de su condición social para hablar de lo que muchos no se atreven a decir. Usa sus contactos para traer a la memoria una Iglesia que tuvo su gloria en los años de la lucha en contra de la dictadura de un hombre que se decía católico.

Berríos viene a hablar por esos curas como Mariano Puga, quien se entregó al anonimato entre los pobres como la figura de un Cristo que en sus palabras “no era sólo un milagrero”, sino una figura que tiene en el centro de su discurso la justicia social.

También habla en nombre de un Bernardino Piñera, que de Píñera tiene solamente el apellido, y que ha sido parte de una institución religiosa que más que asumir la voz de un dios castigador, ha traído la buena nueva de que el cristianismo  está entre los excluidos por un sistema que de manera soterrada los va segregando, y no así entre quienes golpean su pecho en las iglesias de una oligarquía que ya no entiende lo que es ser cristiano, ni menos que el dinero, el apellido y los contactos no te hacen mejor persona, sino una un poco más arribista y gris.

Felipe Berríos se sirve de los medios de la elite para recordar todo esto, y si bien a algunos les parece poco cauto y bastante pintoresco, lo cierto es que habla como ametralladora y no deja mentalidad conservadora sin cuestionamientos sobre su fe.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
servallas

03 de julio

Siempre hay gente que le gusta aparecer en la tele y dice lo que nos gusta oir. Movemos afirmativamente la cabeza, asi somos todos antisistema y nos sentimos felices, podemos dormir tranquilos.

Silvana García

09 de julio

Para mi Felipe Berríos sigue siendo un cura de la élite para la élite donde los niñitos “bien” se sienten menos mal con su riqueza robada al pueblo construyendo algunas casitas de madera para los pobres.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Mientras una persona más conocimiento de sí mismo y del mundo que lo rodea obtenga, menos espacio para el dogmatismo religioso va a tener disponible.
+VER MÁS
#Religión

El fenómeno de las religiones en el mundo actual

Popular

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera