#Religión

El Dios que me hubiese gustado

22 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Me hubiese gustado que en el colegio no me enseñaran a Jesús rubio y de ojos azules. Que no me hubiesen dicho que Dios estaba sentado en su trono en el cielo y que tenía que idolatrarlo porque mandó a sacrificar a su hijito por nosotros.


Ese es el Dios que yo habría amado, uno que no me castigara por no rezar, uno que no me castigara por usar minifalda, uno que no necesite un cura o una monja para recordarnos su existencia, sino que nos considere lo suficientemente dignos para conversar con él tomándome un copete un viernes por la noche.

Me hubiera gustado que me dijeran que Dios es mujer y negra con un afro hermoso, que es homosexual, y que no manda a sacrificar a nadie por nadie, sino que baja de su cielo cada vez que ve un caído ante las injusticias de su propia creación. Que su paraíso no es para aquellos que se arrepienten, sino que para los que luchan y creen fehacientemente en sus convicciones, que Jesús no se sienta a la derecha de su trono, sino que se sienta en el suelo con su pueblo.

Me habría encantado que me dijeran que Dios, no es solo el Dios de una iglesia, sino que es Buda, es Alá, Zeus, Yahveh, Ngünechen; que recibe en un reino a los niños palestinos para que se reencuentren con sus madres, que le da comer a los niños africanos que mueren sin su niñez, que abraza a las mujeres violentadas y no las ve sólo como un cuerpo para procrear; que tuviera un póster en su pieza de los Beatles.

Que bajara a decirnos que María Magdalena no era puta y que María no era virgen, pero que eso no la hace menos santa. Que profesara que no existe un pueblo elegido ni una tierra prometida, que la tierra es de todos, que todos somos sus hijos, no solo los que comulgan.

Ese es el Dios que yo habría amado, uno que no me castigara por no rezar, uno que no me castigara por usar minifalda, uno que no necesite un cura o una monja para recordarnos su existencia, sino que nos considere lo suficientemente dignos para conversar con él tomándome un copete un viernes por la noche.

TAGS: Religión

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

31 de marzo

¿El Dios que me hubiese gustado? Que interesante. A mí me gusta este Dios que nació como el último de los hombres, en un pesebre pobre y perdido en una región de un país oprimido y subyugado, acompañado sólo de pastores tan pobres como Él, más algunas ovejas, un par de vacas y un burro. Me gusta sobretodo eso de Bienaventurados los Pobres, y también aquello de que su verdad está reservada a los sencillos y humildes. Me gusta aquello de amar al otro como a uno mismo. Lo encuentro sano y refrescante. y parece que este Dios tampoco le hizo tanto asco al copete de los días Viernes, porque en alguna parte y en medio de una fiesta, transformó el agua en vino, para el gozo y algarabía de todos. Me duele sí que a este Dios lo hayan hecho pedazos en una cruz los soldados, jefes y poderosos de la época, aunque no deja de ser interesante que se haya dejado doblegar tan dolorosamente, y en lugar de usar el poder para salvarse, haya preferido decir “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” Pero igual encuentro pretencioso decir que este sí que es el Dios que me gusta. Lo que me impresiona es que yo sea del gusto de Dios

31 de marzo

Ese que tu dices es Jesús, su hijo, no Dios. O por lo menos así me lo explicaron en el colegio a mi jajajaja

01 de abril

La fé es misterio para nostros Sofía, no intente comprender, no puede evaluarlo con parámtros humanos, no puede meter el océano en un balde. No se trata de comprender o no comprender sino de creer.

Antes sí existian dioses a gusto del consumidor, ahora ya no. Ud. hubiese rezado a Afrodita o alguien asi.

Saludos

01 de abril

Jose Luis

Esta tratando de razonar con una personita que cree que debe creer en el dios que le enseñan en la escuela.

Esta intentando razonar con una personita que reduce a Dios y a Jesus a “lo que le dijeron”. Una personita que jamas se molesto en siquiera pensar en qué puede ser Dios y quien puede haber sido realmente Jesus. Nunca se preocupo por siquiera pensar si ese Dios era de verdad Dios. No, solo decidio que lo era porque le dijeron otros que lo era y reniega de el. Nunca ha pensado que tal vez los que le hablaron de ese Dios se equivocaron, no, dio por hecho que ese Dios era Dios. Nunca siquiera medito sobre por qué Jesus fue crucifixado y no entenderia que fue precisamente porque no hablo del Dios judio sino de otro Dios, de un Dios Padre. Por eso Gandhi tenia razon: “Me gusta el Cristo de ustedes. Lo que no me gustan son los cristianos: no se parecen en nada al Cristo de ustedes”

Pero lo triste es que esta intentando razonar con una personita que, para amar a alguien, tiene que ser como ella dice que debe ser. Ella es incapaz de amar a alguien por quien es, no, es que tiene que ser de la manera que ella dice, o de lo contrario no merece su cariño.

Y se que va a ofenderse por lo que digo, pero esta personita no es capaz de amar porque para amar se necesita conocer al otro. Y esta personita nunca ha querido conocer a Dios.

Si se hubiera molestado en siquiera intentar conocer a Dios, habría visto que Dios no es lo que enseñan en el colegio o en una sola religion en un mundo donde hay muchas otras religiones ademas de varias sectas. Tiene una vision de mundo bien limitadita esta personita. Y ud tambien en ese aspecto.

“Una noche tuve un sueño… soñé que estaba caminando por la playa con el Señor y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida.

Por cada escena que pasaba, percibí que quedaban dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor.

Cuando la última escena pasó delante nuestro, miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena y noté que muchas veces en el camino de mi vida quedaban sólo un par de pisadas en la arena.

Noté también que eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida. Eso realmente me perturbó y pregunté entonces al Señor: “Señor, Tu me dijiste, cuando resolví seguirte, que andarías conmigo, a lo largo del camino, pero durante los peores momentos de mi vida, había en la arena sólo un par de pisadas. No comprendo porque Tu me dejaste en las horas en que yo más te necesitaba”.

Entonces, El, clavando en mi su mirada infinita me contestó: “Mi querido hijo. Yo te he amado y jamás te abandonaría en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas fue justamente allí donde te cargué en mis brazos”.”

Ese es el Dios de Pierre Puvis de Chavannes.

“Yo se que Dios no me dará algo que yo no puedo soportar. Aunque a mí me gustaría que él no confiara tanto en mi”.

El Dios de la Madre Teresa

“Yo creo en Dios, sólo lo deletreo naturaleza.”

El Dios de Frank Lloyd Wright.

“Era, por supuesto, una mentira lo que leíste sobre mis convicciones religiosas, una mentira que ha sido sistemáticamente repetida. No creo en un Dios personal y nunca lo he negado, por el contrario, lo he expresado claramente. Si algo hay en mi que puede ser llamado religioso es entonces la admiración sin límites a la estructura del mundo hasta donde la ciencia ha podido revelarnos por el momento.”

El Dios de Albert Einstein (y de Spinoza)

“Existen dos clases de personas: Aquellos que le dicen a Dios, “Que se haga tu voluntad,” y aquellos a quienes Dios les dice, “Muy bien, entonces, que se haga como usted quiera.” ”

El Dios de C.S. Lewis

“La verdad es un absoluto. La verdad es Dios.

Antes, decía yo: Dios es la verdad. Pero ocurre que hay hombres que niegan a Dios. Ocurre que su pasión por la verdad los lleva a negar a Dios y, a su modo, tienen razón. Por eso digo ahora:
la verdad es Dios. Nadie, en efecto, puede decir “la verdad no existe” sin quitar a su decir toda verdad.

Por eso prefiero decir: la verdad es Dios”

El Dios de Gandhi

Si no quiere creer, que no crea. Nadie la obliga a creer. Pero es muy absurdo justificar que no cree porque no le gusta el dios de otras personas.

01 de abril

Una mañana un hombre le preguntó: «¿Existe Dios?». Buda miró al hombre a los ojos y le -dijo: «No, Dios no existe».

Ese mismo día, por la tarde, otro hombre le preguntó: «¿Qué piensas acerca de Dios? ¿Existe Dios?».
Buda miró al hombre a los ojos y le dijo: «Sí, Dios existe».

Ananda, que estaba con él, se quedó muy confundido, pero él ponía siempre mucho cuidado en no interferir en nada. Si tenía alguna pregunta, por la noche, cuando todo el mundo se retiraba y Buda se disponía a dormir, se la exponía.

Pero esa tarde, a la puesta de sol, otro hombre vino con una pregunta muy parecida aunque formulada de forma distinta. El hombre dijo: «Hay gente que cree en Dios y hay gente que no cree en Dios. Yo no sé a quien creer. He venido a pedirte ayuda».

Ananda estaba muy interesado en oír la respuesta de Buda; en un mismo día había dado dos respuestas absolutamente contradictorias y ahora surgía una tercera oportunidad (y no hay una tercera respuesta). Pero Buda le dio una tercera respuesta. No habló, cerró los ojos. Era un hermoso atardecer. Buda estaba en un bosquecillo de mangos. Los pájaros estaban posados en las ramas de los árboles. El sol acababa de ponerse y soplaba una brisa fresca.

El hombre, al ver a Buda sentado con los ojos cerrados, pensó que quizás era esa la respuesta, así que se sentó junto a él con los ojos cerrados.

Transcurrió una hora y el hombre abrió los ojos, tocó los pies de Buda y dijo: «Tu compasión es grande. Siempre te estaré agradecido por haberme dado la respuesta».

Ananda no podía creer lo que veía, porque Buda no había dicho una sola palabra… Y el hombre se marchó tan contento, totalmente satisfecho. Entonces Ananda le dijo a Buda: «¡Esto es demasiado! Deberías pensar en mí; me vas a volver loco. Estoy al borde de un ataque de nervios. A un hombre le dices que Dios no existe, a otro hombre le dices que Dios existe y al tercero no le contestas. Y el tercero dice que ha recibido la respuesta, está contento y agradecido, y te toca los pies. ¿Me puedes explicar qué significa todo esto?».

Buda dijo: «Ananda, la primera cosa que debes recordar es que esas preguntas no las habías formulado tú; por tanto, esas respuestas no eran para ti. ¿Por qué te preocupas innecesariamente por los problemas de otra gente? Primero soluciona tus propios problemas».

Ananda dijo: «Es cierto, esas no eran mis preguntas y la respuestas no iban dirigidas a mí… ¿Pero qué puedo hacer? Tengo oídos y oigo, y he oído y he visto, y ahora todo mi ser está confundido. ¿Cuál es la respuesta correcta?».

Buda dijo: «¿Correcta…? Lo correcto es la consciencia. El primer hombre era un teísta y quería que le reafirmase en su creencia de Dios. Vino con una respuesta -una respuesta hecha- solamente para que le reafirmase en su creencia y poder decir: “Estoy en lo cierto, incluso el propio Buda me ha dado la razón.” Por eso le he dado esa respuesta, solamente para perturbar su creencia, porque creer no es conocer.

»El segundo hombre era un ateo. También ha venido con una respuesta, una respuesta hecha -que Dios no existe-, y quería que le reafirmase en su incredulidad para poder decir que pienso como él. Tuve que decirle: “Sí, Dios existe.” Pero el propósito era el mismo.

»Si eres capaz de ver mi propósito, verás que no hay contradicción. Estaba perturbando la creencia preconcebida del primer hombre y la incredulidad preconcebida del segundo hombre. La creencia es afirmativa, la incredulidad es negativa, pero en realidad ambas son una misma cosa. No provienen de alguien que conoce; y ninguno de ellos era un verdadero buscador, ambos acarreaban prejuicios.

»El tercero era un verdadero buscador. No tenía ningún prejuicio, abrió su corazón y me dijo: “Hay gente que cree en Dios, y hay gente que no cree en Dios. Yo no sé a quien creer. He venido a pedirte ayuda.” Y la única ayuda que podía darle era una experiencia de consciencia silenciosa; las palabras son inútiles. Y cuando he cerrado mis ojos ha entendido el mensaje. Era un hombre con una cierta inteligencia: abierto, vulnerable. Y cerró los ojos.

Al profundizar en el silencio, al volverse parte del campo de mi silencio y mi presencia, ha empezado a adentrarse en el silencio, a adentrarse en la consciencia. Cuando transcurrió una hora parecía como si sólo hubieran transcurrido unos minutos; no recibió ninguna respuesta en palabras pero recibió la verdadera respuesta en silencio: no te preocupes acerca de Dios, no tiene ninguna importancia si existe o no. Lo que importa es la existencia del silencio, si existe o no la consciencia. Si eres silencioso y consciente, tú mismo eres Dios. Dios no es algo ajeno a ti: o eres una mente o eres Dios. En silencio y conciencia, la mente se disuelve, desaparece, y se te revela la divinidad. Sin haberle dicho nada ha recibido la respuesta, y la ha recibido de una forma perfectamente correcta».

Dios no es el que a ti te guste, ni menos un dios tan simplon como el que te habria gustado.

03 de abril

Algo de cierto se ve en ese relato… Recuerdo haber leído un trocito de la Biblia que dice: “Estad quietos y conoced que yo soy Dios”…

03 de abril

Nunca he tenido la tranquilidad de pensar si Dios existe o no, sin embargo de vez en cuando me pregunto cual es la razon que otros tienen de buscar esa respuesta. Tu intervencion me la ha dado. Aun recuerdo estando solo en una galeria, sumido en mis propio mundo de estudios, del tiempo, de la familia, dos muchachos se me acercaron a ofrecerme escuchar y abrirme a sus convicciones…de recibir a Dios y simplemente les respondi que estba muy bien, lidiando con los problemas propios de un hombre normal y que deberian buscar solamente a aquellos con una vida dificil y carentes de una vision de como salir adelante y quizas la idea de tener a Dios a su lado les ayudaria. Dios estab para los necesitadso pero no para personas como yo, que tenia la suerte de tener las cosas claras y que sabia que el esfuerzo propio me sacaria adelante. Si les dije que era posible que en los momentos ultimos de la vidaquizas pediria encontrarme con Dios aunque aun no creia que seria posible: se que algun dia que mi vida tiene que llegar a un termino. Gracias Marcela, me has reafirmado muchas cosas.

manuel villena vergara

02 de abril

apreciado:
el Dios que describes, no es el Dios de la Biblia.
si quieres conocerlo, te sugiero comiences por eso.
el Dios que describes es el que trajeron los españoles y de lo cual aún no nos hemos liberado, porque estos enclaves, estan profundamente arraigado en una población, que hace lo mismo que tu, no lee y solo sigue a dirigentes ciegos.

atte.

02 de abril

Está genial tu columna. Esconde una reflexión histórica y es que todas las culturas, en épocas y lugares distintos han inventado sus dioses a su pinta. Los cristianos no son la excepción. No hay una única religión porque no hay una única cultura. La religión es un fenómeno cultural. De hecho en la actualidad hay 4.200 religiones distintas en el mundo que están vigentes.

03 de abril

¿ 2400 religiones no son suficiente evidencia para ti de la importancia de la religión y la existencia de Dios? …

Como que me preocupa tu caso, ah…

Si religión es a cultura, cultura hubo una en un momento dado de la historia y por lo tanto una religión, o la visión de un único Dios. Luego, al expandirse la humanidad y con ella el relato del diluvio y la existencia de un Dios Creador, éste mutó según las costumbres que lograron las naciones. Entre ellas, hay costumbres de dioses creados que son bastante tirados de las mechas o poco racionales… Muchos de esos pueblos, por sus costumbres, no fueron ejemplares en buen comportamiento y luego no fueron el pueblo elegido y el pueblo elegido no puede colocarse en la misma bandeja de las naciones (excepto por sus desobediencias)…

Si tantas religiones, luego, la humanidad tiene la consciencia de que hay un Dios Creador y sólo puede haber uno que lo haya hecho… Luego, no comprendo tus dudas…

Reflexiona: la humanidad tiene la consciencia de que hay un Dios Creador …

Marcela Villena Sandoval

02 de abril

Querida Sofía:
El dios que describes tampoco me gusta.
Por lo que narras me da la impresión de que crees que existe un dios o algo así. Te cuento que también creía que existía un dios, pero no entendía sus objetivos, para qué existía él o yo; pensaba en ese dios con un palo en la mano cada vez que te equivocas, o uno que está allá bien leeeejos, mirando lo que hacemos en la tierra moviendo la cabeza en señal de reprobación.
Creo que la clave está en averiguar, en no quedarse sentado; pero hacerlo bien, como en todo orden de cosas. Si es importante para mí, y opino sobre Caval, investigo y leo buenas fuentes; en este caso, si te diste el tiempo para escribir un artículo sobre un dios, me da la impresión que quieres saber más.
Te invito a que investigues: yo lo hice, conocí a Dios, y puedo tomarme un vino en Su compañía, y no sólo los viernes! . Conocí a una Persona fiel y justa, que perdona mi falta de amor, mi falta de perdón, mis atropellos o abusos hacia otras personas, por ignorante, egoísta o lo que sea, perdona cuando soy penca o negligente, y lo perdona porque ese Dios tiene un Hijo que se ofreció voluntariamente a pagar por mis errores. Tu sabes, todo se paga, alguien tiene que hacerse cargo, eso es justicia.
Este Hijo quiso pagar mi deuda, lo que yo tenía que pasar y pagar por hacer las cosas mal, y Dios se lo permitió.
Desde que entendí esto, nunca he dejado de estudiar o averiguar más, porque Su tema me parece apasionante. A lo mejor me rayé, es cierto, pero en ninguna parte de la biblia dice que un homosexual es más pecador que un mentiroso o un prepotente; las autoridades si que están sonadas, porque la biblia habla más duramente sobre aquellos que gobiernan mal o abusan del pueblo, pero bueno, son conversaciones interesantemente largas….
Yo no soy ningún referente, pero si quieres conversar más del tema estaría encantada. A mí me gusta mi Dios 🙂
Recibe un abrazo Sofía, y que te vaya bien en tu búsqueda de Dios.
Agradezco tu artículo y la oportunidad de conversar
Marcela

Christian Villena Vergara

02 de abril

Felicito los comentarios acogedores, integradores…¡¡construimos!!. Creo en un Dios que tiene esas características…que nos ama…profundamente y de manera inmensurable,… a pesar de nuestras imperfecciones y horrores.Bendiciones

03 de abril

La dignidad que atribuye usted a la raza humana, “en consecuencia”, Sofía, no nos hace de ningún modo comparables al Creador. Es posible que para usted la Biblia no sea una fuente válida por un asunto de auto referencia, sin embargo en ella se pone a la humanidad como vasos que ha hecho el alfarero y a Dios como el alfarero. Esos nos deja en la vereda en que no somos más que cacharros de barro y es en realidad lo que pareciera que somos. Por otro lado, dice que las naciones son tenidas ante Dios en menos que una gota de agua que destila del cubo, luego, somos muy insignificantes…

Tal vez usted no sea madre, pero, el día que tenga hijos, querrá corregirlos cuando no actúan de una buena forma. Lo mismo hace Dios. Nos corrige, nos reprende para que seamos perfectos. Si no hiciera esto, no nos amaría. Lo mismo hacemos los seres humanos. Corregimos a quien amamos…

Usted parece estar bastante lejos del sentido de lo que debieran expresar sus líneas en relación a Dios. Por mi parte, lo mejor que puedo desearle es que encuentre el camino que pareciera estar buscando… Si le es posible, lea la Biblia para que ella le permita aumentar su saber y la forma en que reflexiona…

Pablo

03 de abril

Ufffffff, así es como defienden, si tuvieran una metralleta le mandan una ráfaga a la amiguita…. dejen tranquilo sus creyentes espíritus y aprendan a convivir con quienes no creemos en dios o no nos interesa el tema, si me recago en el infierno ya es un tema mio, veré si contesto imbecilidades como por ejemplo que si no veo el viento aún así creo en él? Caramba que intolerantes son… Saludos. No tan santos por cierto.

03 de abril

Pablo, la metralleta más parece ser contigo que conmigo…
Es sólo que no te das cuenta…

Aquello que te podría pasar en el infierno, no es sólo asunto tuyo…
Es sólo que no lo sabes…

Sabemos convivir con la demás gente, pero, gracias por tu interés…
Quizá tu observación se deba a que te cuesta vivir contigo mismo…

María Ignacia

03 de abril

Me entristece tanto leer testimonios de personas que hablan de un Dios castigador y lejano, que juzga y no ve a todos por igual… pero debo decirte Sofía que toda tu creencia se basa en lo que te han dicho, y por tanto, mera ignorancia! Tengo 18 años, crecí en una realidad muy parecida a la tuya y a los 16 decidí dejar de creer en lo que me vendían en el colegio, la tele y mi familia, salí de mi comodidad y tomé la decisión de dejar de vivir con los ojos vendados y buscar las respuestas por mi misma. Sabes que a la gran conclusión que llegué es que toda mi vida viví siendo una ignorante.
Te animo a que simplemente abras una Biblia(meramente cristiana, no Católica, ni mormona, etc) si deseas en versión RVC o NVI, para que no te frustres con las palabras extrañas y TU MISMA te des cuenta de todas las verdades que Dios revela en Su palabra.
Hoy, puedo decir que creo con todo mi corazón en un Dios que en Su palabra, textualmente lo retratan como “no atractivo ni dotado de belleza”, un Dios cercano con el que podemos directamente tener comunión, un Dios sacrificado, bondadoso, lleno de GRACIA, que ama a CADA UNO de sus Hijos, que nos da una herencia eterna, que nos ha dado el regalo inmerecido del Espíritu Santo que es EL dentro de nosotros, que dice que seamos como niños porque a ELLOS les pertenece el Cielo!, que defendió a María Magdalena y la trató como DIGNA y SANTA, que nos ve DIGNOS ante Sus ojos y nos espera con los brazos abiertos, y como Jesús lo hacía con Juan, tenemos la oportunidad de recostarnos sobre Su pecho día a día.

Sólo debe venir de tí querer conocer y saber la verdad…

pd: puedo prometerte que este Dios del que te hablo, está conmigo hasta cuando me tomo un copetito los viernes por la noche.
Puedes escribirme si quieres conversar más sobre esto(nacha.pb@icloud.com)
Un abrazo!

03 de abril

Buenísima tu columna. No creo en Dios, ni en Jesús ni mucho menos en la Iglesia (ni en las iglesias), pero transmites tus ideas de manera espontánea, natural y desprejuiciada y eso se agradece. Te felicito.

04 de abril

Ese Dios que pides existe y es así!
Esa duda que tienes es natural, pero sólo tu FE la responde.

Sin ánimo de ofenderte y basándome en mi experiencia de conversión al catolicismo a los 32 años, concuerdo en algo.

Si no te la enseñan bien, no comprendes el amor que Dios entrega.

Mis saludos, cariños y mil abrazos

Patrick

(Y si, despertaste mi minuto pechoño, porque Dios es Amor)

servallas

06 de abril

Bueno, Sofía lo que describes es una caricatura, y lo que tu aspiras es otra caricatura, confundes algunas “verdades” que hemos llegado a aceptar por las inluencias de grupos de presión que mañana te harán ver que practicar el canibalismo es perfectamente normal y que el Ché era un angel encarnado que disparaba flores de bach, con otras verdades más trascendentes y que al parecer no son antropocéntricas, Dios no te debe nada a ti, y no es un genio a tu servicio.

susana

10 de abril

y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen;
Estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia;
Quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no solo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.
Romanos 1:26-32
Todo esto mora en el hombre, por lo que está condenado a muerte, pero gracias al Señor por su gran sacrificio en la cruz, aún está su brazo extendido para perdonar, y hacerte una nueva criatura, para vivir con Él, una maravillosa vida Eterna!!!!!
El que tenga oídos, oiga.

19 de abril

“El Dios que me hubiese gustado” Ahj, ja, ja, jo, jo. ¡JUAS, JUAS, JUAS! Y después hablamos contra el consumismo. Ve a otro supermercado o centro comercial, pues. Es buscando como uno encuentra el producto de su talla, color y demás propiedades deseadas.

Gñmfl, grumble, grumble.

Que hable de fe y de Dios quien entienda qué significan los términos. Es lo mínimo, se me ocurre.

Javier Espínola

02 de julio

Probablemente si existiera un dios como el que describes, también creería en él… lamentablemente hasta el momento no existe prueba de la existencia del que describes, ni de ningún otro.

Y por el bien de su propia imagen, si realmente existe un monstruo como el que describen lo libros “sagrados”, es mejor que ni se aparezca.

Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Este es un tema muy relevante y no menor y del cual debemos esperar la mayor atención de los candidatos, así como propuestas específicas diferentes de las aplicadas hasta el presente.
+VER MÁS
#Salud

Salud, tema central en la elección presidencial

En “Tapete” podemos observar que la motivación del trabajo del artista para con el espectador es la búsqueda del cuerpo que se puede apreciar en la fotografía; un cuerpo que se presenta como una mera ...
+VER MÁS
#Cultura

Tapete: exposición de Gabriel Navia

Chile no está en caos, Chile no es un mal país, Chile no va cuesta abajo, es todo lo contrario, basta de engañar a los chilenos, la banca tiene ganancias históricas, CODELCO, tiene las mejores ganancias ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chilezuela y la caricatura que quieren instalar

En términos generales el IPSA se ve fuertemente influenciado por la especulación del mercado, que puede ser llevada al común de las personas y que tiene por objeto solo hacer un volador de luces frente a ...
+VER MÁS
#Economía

La caída del IPSA y como esta pretende influir en la votación

Popular

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

El Gobierno Regional de Antofagasta debe jugar un rol más protagónico, fue su principal promesa de campaña en materia de Derechos Humanos.
+VER MÁS
#Política

Ex cuartel DINA-CNI de Antofagasta declarado monumento nacional