#Religión

Antes de hablar de estado laico hay que entender a la religión

19 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

No voy a hablar de dioses ni de Dios, simplemente hablaremos de religión y podemos partir con su utilidad histórica diciendo que es la base de todas las culturas antiguas, las grandes construcciones de Sumerios, Caldeos, Egipcios, Griegos y Romanos hablan de ello. Todo soberano para justificar su poder afirmaba ser hijo o parientes de alguno o bien se declaraban a sí mismos Dios y quien no lo adorara era un ateo. Hoy en nuestra cultura nos enseñan solo uno, pero en aquella época abundaban los que se decían hijos de dios.


Tanto en niños como en jóvenes, que existe una mejora del comportamiento cuando se les dice que son vigilados por seres invisibles o están en la presencia de espíritus. Incluso, estos experimentos funcionan de igual manera tanto en niños y jóvenes de familias creyentes como laicas.

La tesis del antropólogo social polaco Bronislaw Malinowski, escribió en 1935 que los seres humanos de cualquier parte del mundo veneran, sobre todo, a los antepasados y a los dioses como guardianes de las tradiciones. Toda religión implica un premio a la virtud y un castigo al pecado.

Hay un estudio de Febrero/2008 que apareció en la revista Psychological Science, de un equipo de científicos entre los cuales estaban John Cacioppo y Nicholas Epley, quienes colocaron de ejemplo la película “El Náufrago”, aquí el personaje (interpretado por actor Tom Hanks) crea una relación con una pelota de Vóley a la que llama Wilson. Dicho estudio muestra el comportamiento humano en soledad. El homo sapiens tiene una irreprimible naturaleza social, la que estará reflejada en el hecho de otorgarle cualidades humanas a una infinidad de cosas inanimadas y animadas, como su auto, su computador, su smartphone, sus plantas, su mascota, etc. Esta actitud es mucho más notoria en personas que viven solas, personas que también suelen tener la tendencia a creer en cosas sobrenaturales, como dioses, ángeles, milagros, en la astrología, el tarot, etc. Son personas a las que les resulta más fácil conversar con su mascota y/o tener fe.

Los elementos descritos hasta aquí se engloban en algo que es propio del ser humano y es su religiosidad, pudiendo afirmar que las religiones surgen como una necesidad, como una vía para expresar dicha religiosidad. Que son propias y únicas en cada época y cultura.

Un ejemplo de religiosidad la podemos dar incluso con el Comunismo, una ideología abiertamente atea y a pesar de ello actúa como una religión ya que tiene mandamientos, dogmas, un libro sagrado y el culto a los muertos, ejemplo de esto último es mantener en ataúdes de cristal, para su contemplación, cadáveres de emblemáticos líderes, como Lenin, Mao, Ho Chi Minh y Kim II Sung, todos ellos fueron dictadores y en vida los adoraron como dioses y en contra de sus propios deseos los momificaron.

Desde el año 2003 a través de varios experimentos se busca ver cómo nace la fe en que somos observados por seres sobrenaturales que influyen en nuestra conducta. Estos experimentos permitieron descubrir, tanto en niños como en jóvenes, que existe una mejora del comportamiento cuando se les dice que son vigilados por seres invisibles o están en la presencia de espíritus. Incluso, estos experimentos funcionan de igual manera tanto en niños y jóvenes de familias creyentes como laicas.

En los niños existe una creencia intuitiva de una vida sobrenatural. Es decir, la religiosidad tiene una fuerte componente genética, que gracias a la influencia de la educación y el ambiente se manifiesta y desarrolla. Esto está corroborado con el estudio de gemelos univitelinos. Ahora la pregunta es ¿por qué?. Gracias a la Neurociencia y al estudio desde la Evolución, tenemos una interesante respuesta. La religión permitiría fomentar la confianza y el compromiso dentro de un grupo, facilitando el buen funcionamiento de una sociedad al inculcar normas de conducta. Pero, también es una espada de Damocles y tiene algunos efectos indeseados y sería la invención y adoración de seres imaginarios, que explicarían todo desde una perspectiva mágica. Esta visión mágica de la realidad deja de lado y en muchos casos desprecia la vía racional.

Podríamos decir que es ¿una adaptación evolutiva errónea?, al ser una actividad costosa, pero si perduró en el tiempo debe tener ventajas. El antropólogo Richard Sosis de la universidad de Connecticut, comparó el año 2003 la conducta de miembros religiosos y laicos de las granjas agrícolas israelíes en régimen de cooperativa (kibutz). A través de un juego, los investigadores midieron el grado de confianza mutua y de colaboración recíproca. Sosis y sus colegas comprobaron que los judíos ortodoxos colaboraban con más confianza y corrían más riesgos que los no religiosos. Además, en este juego los varones creyentes se mostraban más exitosos que las mujeres creyentes. Los investigadores asumen que este resultado se produce porque los varones rezan en público en la sinagoga, en cambio la religiosidad de las mujeres se manifiesta de manera privada. Otro modo de notar diferencias, es que los kibutz laicos se encuentran en condiciones económicas inferiores. Es decir, la religión fomenta la confianza y el compromiso dentro del grupo. Si un individuo está dispuesto a ir a misa, pagar dinero a su iglesia, bautizar a su hijo entonces los demás creyentes asumen que es uno de ellos y pueden confiar en él.

Según una encuesta en los Estados Unidos, el año 2007 efectuada por el organismo independiente Pew Research Center, un 40% de los ciudadanos mostraba reparos frente a un candidato mormón y un 46% en caso de uno musulmán u homosexual, en cambio sube al 63% si el candidato era ateo.

Finalmente podemos afirmar que las religiones entregan no sólo creencias que suplen necesidades humanas, sino también normas de conducta y valores que son deseables. Las religiones, de una forma u otra, predican el amor hacia los demás, el consuelo en la aflicción, la vida en paz y la esperanza de una vida futura. Siendo capaz de fundir a los creyentes en un cuerpo único y duradero, encerrando también un significado del mundo alimentando toda clase de mitos sobre su origen y fin.

Hoy nos creemos civilizados, pero no somos hormigas que no requieren un líder para funcionar, nosotros somos animales de manada y como tales, necesitamos consciente o inconscientemente un líder a quien solicitar guía y protección. Es algo que está escrito en nuestros genes. Desde pequeños necesitamos tener una autoridad o un Alfa, por ejemplo el Padre de familia, el presidente de curso, nuestro jefe en el trabajo, el capitán del equipo, el presidente del sindicato, etc. Siempre, en toda actividad, nos las arreglamos para elegir un líder. Incluso Dios podría ser considerado una evolución del macho Alfa.

Obviamente esto no es malo, es una buena forma de organizarnos, el problema viene cuando este líder abusa de su poder y obtiene beneficios para sí mismo y para sus más cercanos a consta de la inmensa mayoría o convierte a sus seguidores en fanáticos ciegos e intolerantes que buscan imponer las ideas de su líder a cualquier costo.

TAGS: #Creencias #Poder

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Karina

09 de noviembre

Desde mi perspectiva, el conflicto de fondo pasa porque son aquellos que tienen el poder dogmático los que se niegan, en su mayoría, a comprender que el Estado Laico puede agradecer sus sugerencias pero no tiene el deber de considerar ninguna de sus aprehensiones para proyectar y promulgar leyes.
Lamentablente el Estado chileno está lejos de empoderarse de su deber laico con todos los chilenos, aunque seamos un país constitucionalmente laico. Es de una contradicción enorme.

Servallas

09 de noviembre

Estimado me sorprende Ud. porque he pensado lo mismo del comunismo, no es una opción política como muchos creen, es un religión, con todos y cada uno de los ritos requeridos, sacerdotes, dioses y semidiose, así como su propio Eden, y como toda religión combate a los “infieles”. Dicho eso, y sobre el tema de fondo, pienso que por nuestra suprema fragilidad, quizás conciencia de la no existencia que imaginamos fatal, necesitamos depositar fé en algo o alguien, estamos seteados para ello, Ud. deposita su fe en la Ciencia, simplemente otra creación humana, y como toda creación humana, va con los tiempos, nada más.

09 de noviembre

Karina/Servallas: Este artículo busca revelar como funcionamos los seres humanos, no se trata de criticar a las religiones.

En la medida que nos conocemos, podemos entender y controlar nuestros impulsos.

Saludos y gracias por vuestras opiniones

Alex

11 de noviembre

Las religiones surgen como evolución del pensamiento mágico. Esto es, la necesidad del ser humano primitivo de dar explicación a los fenómenos naturales que no comprendía. La religión estructura y sintetiza estas creencias en un ser o seres supremos, que rigen los destinos del hombre. Los cuales demandan diversos tipos de sacrificios a cambio de sus “bendiciones”. Esto exige el surgimiento de una casta sacerdotal, que haga de intermediario entre la divinidad y el común de los mortales. Eso implica, adquirir PODER. Pronto, este poder es ambicionado por los reyes, que se asocian a él o lo representan. Caso del imperio romano.
Las religiones pierden influencia con el surgimiento y desarrollo de las ciencias. La paradoja, es que estas últimas, también poseen características de las primeras.
Respecto del comunismo como religión: Cualquier ideología, que pretenda monopolizar la actividad humana, puede caer dentro de esa definición. En este sentido, el capitalismo también posee mandamientos, dogmas, libros sagrados, templos, rituales, sacerdotes. Etc.
En resumen, creo que todas las religiones se basan en el deseo de adquirir poder e influencia sobre los demás seres humanos, para sus propios y diversos fines. Esta verdadera vocación por el poder, debe ser pronto reconocido por los que deseen adherir a alguna de las muchas religiones. No creo que una sea superior a otra, todas poseen virtudes y defectos. Al fin, la cuestión es materia de fe y esta es una decisión personal.

14 de noviembre

Alex, nuestras creencias evolucionaron, cuando nuestro estilo de vida se limitaba a pequeñas tribus, nuestros protectores eran los ancestros y le atribuíamos cualidades espirituales a las cosas, como el viento, los arboles, etc.
Luego creamos a los dioses con especialidades, había uno para la guerra, otro para las fiestas, otro para la belleza, etc. y en la medida que las sociedades fueron creciendo terminamos creando un dios que lo reunía todo.

Sobre el poder, antes los imperios fundamentaban su poder en base a 2 alas, una era el de las armas y la otra el de las creencias, por eso todos los antiguos soberanos se declaraban descendientes de algún dios. Nuestras religiones Abrahamicas mantienen esa estructura.

Para terminar, las religiones cumplen varias funciones, una es justificar el poder de un grupo y la otra es dar respuestas a nuestras incertidumbres y temores en un mundo que no controlamos ni entendemos.

Saludos y se agradece la paciencia de leer y opinar

11 de noviembre

Estimado, si gusta puede leer la columna que publiqué por este medio relacionada con este tema, saludos.

Juan Manuel Martinez

13 de noviembre

Interesante. Me gustaría agregar que mientras más educación, los miembros de un cuerpo social dependen menos de las voluntades de esos seres externos. Si hay educación, desapacere la necesidad de invocar a un “super-hombre” que sople para explicar el viento, y lo más importante, que riga nuestras relaciones sociales.

14 de noviembre

Juan Manuel, tienes razón, para minimizar la influencia religiosas la mejor herramienta es educación, cultura y el auto-conocimiento (no me refiero al sentido místico).

Saludos

Víctor Daniel

15 de noviembre

Creo que este tipo de organización social, en el que siempre debemos elegir un lider, siempre acarreará problemas. Ya que ningún ser mortal es distinto a otro como para ser más indicado en liderar u organizar a un grupo.

16 de noviembre

Víctor: no entendí “¿Ser mortal?”..

Ahora, los buenos lideres existen y con distintas cualidades , solo debemos aprender a reconocerlos, Pericles, Ghandi y Churchill pueden servir de ejemplo.

Saludos y gracias por la opinión

23 de noviembre

Saludos. Estimado columnista, ¿de dónde sacó que “toda religión implica un premio a la virtud y un castigo al pecado”? El pecado es un concepto cristiano, no es patrimonio de la religiosidad en general. Hay culturas que incluso lo despreciaron. También las hubo completamente alejadas de los términos maniqueos, de la dualidad entre bien y mal. El pecado guarda íntima relación con el arrepentimiento, y para que usted sepa, las culturas previas a la cristiandad jamás estimaron correcto arrepentirse de nada. El concepto del destino es mal interpretado en el presente, se lo cree relacionado con el determinismo y la aceptación del devenir, sin luchar ni tratar de cambiar las cosas, cuando en realidad las culturas pre cristianas nunca pensaron eso, sino que se referían a esto de que es necio pretender cambiar el pasado, concluyendo simplemente que no podría haber sido de otro modo, y por lo tanto el arrepentimiento no jugaba rol para ellos; del mismo modo, tampoco la moral del pecado. Hubo religiones que no prohibieron acto alguno, porque santificaban las pasiones que les motivaban, y atribuían las consecuencias al destino. ¿Se da cuenta, estimado columnista, de esta íntima relación entre la aceptación de las pasiones como naturales y la ausencia de moral del arrepentimiento? Es que la religión no se inventó para explicar el Universo, como ingenuamente se cree en el presente; la religión es la expresión más íntima de nuestra psiquis, es el plan de vida psicológica de una cultura.

28 de noviembre

Lisandro: “toda religión implica un premio a la virtud y un castigo al pecado”, posiblemente no sea en términos tan literales, pero las religiones de cualquier época, además de dar explicaciones al mundo que nos rodea, también promueven la sana convivencia del grupo y para eso se estimula lo que la comunidad considera virtud, castigando lo contrario.

Saludos

Jaime Ruiz Torres

28 de noviembre

Estimado señor:
Me parece que sería menester, en este y otros temas en que la subjetividad se utiliza para el análisis, de igual manera que en la ciencia, tomar en consideración que el instrumento con que se mide o controla un evento también ejerce una interacción que distrae o modifica, a veces en forma sustancial, lo que se pretende medir o encontrar el sentido o significado. Y que también como el instrumento influye en lo que se trata de medir o encontrar significado, la posición del observador tiene también una importancia que puede llegar a ser fundamental. Así es que, si usted explica que las religiones surgen como una necesidad que pareciera ser irrefrenable en el ser humano y que ello tiene consecuencias benéficas, me queda la duda si usted ha tomado en cuenta que todos tenemos un punto de vista de acuerdo a nuestras diferentes culturas y caracteres personales, y usted también, por lo tanto parte de supuestos en los cuales usted cree, y el camino para llegar a sus conclusiones sigue su creencia inicial, en busca de evitar que aparezcan las contradicciones, por lo tanto las razones a las que usted alude no son necesariamente neutras como usted pareciera hacer colegir.
En mi opinión podría partir de la base de que las religiones constituyen una técnica probada para hacerse y administrar el poder, y seguramente podríamos encontrar muchas razones para alimentar y explicar esta tesis.

28 de noviembre

Jaime: La institución religiosa como herramienta de poder, es un uso moderno de la religión, originalmente y mientras fuimos cazadores/recolectores no era su función. En esa época más que dioses, se creía en los ancestros y en que las cosas tenían algún espíritu y ten por seguro que el chaman o sacerdote era tan creyente como los otros integrantes de la tribu.

Saludos

Fernando Sotomayor

07 de diciembre

Fernando, cómo puedes igualar o equiparar, o encontrar ventajosos los beneficios de la religión en comparación al lastre que es, a cómo embrutece el cerebro humano, cómo inhibe y prohibe el pensar, requisito de nuestra autonomía, quien sabe si como individuos autónomos y responsables de nosotros mismos habríamos evitado tanta masacre, crueldad e ignorancia. Para qué hablar de las normas morales antinatura, de la Ley del amor que es contradicha cada vez que condena y discrimina… en fin, quedo perplejo.

07 de diciembre

Fernando Sotomayor: Lo que explico en el artículo es como actúa la religión en nosotros, seamos creyentes o ateos, y en como modela una sociedad. Ella, junto a la superstición ayudaron a nuestra sobrevivencia como especie, nos guste o no.

Lo que tu dices es parte de la verdad, es decir, la religión también sirvió y sirve para controlar a las personas. Pero, si no existiera la religión, algo hubiéramos inventado para hacer lo mismo.

Con este artículo, pretendo mostrar los descubrimientos científicos, desde la Neurociencia, sobre la importancia de la religión.

Saludos y gracias por la opinión

09 de enero

Don Fernando Frías, está bien que le ponga empeño, pero hay ciertas proclamas imperdonables, y consciente de mis limitaciones, me atrevo a recomendarle que no las use. Invocar la “supervivencia de la especie” está re sobado, es sinónimo de artículo malo, y por lo demás, carece de sentido. La especie humana no ha necesitado jamás una “supervivencia”, dominándolo todo, sometiéndolo, imponiéndose en todas partes; y en cualquier caso, la hipótesis de la supervivencia es falsa respecto de todas las especies. No existe ninguna que busque la supervivencia. En cuanto alguna se limitase a tan solo la supervivencia, quedaría condenada a la extinción. Todo ser vivo procede en calidad de plaga, la vida misma es sinónimo de ello. La expresión “supervivencia” es de origen cristiano-corderil, y se la usa para atribuir benevolencia al fenómeno de la lucha en la vida, pero en la vida no existe tal benevolencia, es un invento nuestro, una ideofactura. Y los que así lo entendemos, cuando nos hablan de supervivencia, entendemos que nos tratan como a niños o ingenuos, ilusos.

10 de enero

Don Lisandro Burgos, aquí otro artículo para entender el tema

Para bien y para mal la influencia religiosa a todo nivel es innegable

Saludos

14 de febrero

No sé bien desde dónde empezar a abordar lo que acabo de leer, estoy fundamentalmente en desacuerdo con casi todo lo aquí expuesto.
No me queda completamente claro cómo se conectan las formas de adueñarse del poder de civilizaciones pasadas (muy similares a las de hoy), con una tesis de 1935 que habla de sociedades (tampoco entiendo por qué se mencionan premios y castigos en ese párrafo destacado) con un estudio sobre los costos de la soledad, pero la religiosidad no parece ser el concepto que los engloba.
Entiendo la separación de la religiosidad con la creencia en dios realizada, a pesar del ejemplo del comunismo.
Ni hablar de los costos de no participar de la religión establecida (ser como el resto de la tribu) vistos como beneficios de la religión.
Creo que hay un error fundamental en la premisa de que la religiosidad es inherente al hombre, cuando es más correcto decir que el tribalismo daba mejoras probabilidades de supervivencia al humano, al igual que la confianza irrestricta de los niños en lo que les enseña la familia (o tribu) y que la religión es un subproducto de esto. Dawkins lo explica mejor.
Finalmente (me quedé corto), creo que lo malo no es que alguien “abuse” del poder (según yo, el uso de poder es abuso de poder) sino que la religión perpetúa defectos evolutivos que nos hacen comportarnos como drones, aceptando lo que nos dicen, suprimiendo el pensamiento crítico y dando paso a dicho abuso de poder.
Diría que no me voy entendiendo mejor la religión.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

La poca o nula conciliación entre un Chile del pasado más bárbaro de su historia, coronado en su Constitución con un TC politizado y una propuesta de modernidad democrática, representado en las reforma ...
+VER MÁS
#Política

Constitucionalidad: un desencuentro lleno de futuro

Con este raciocinio, el atropello en Barcelona sería no solo responsabilidad del grupo terrorista islámico que se lo adjudicó, sino que también de “muchos lados”. Entre esos muchos lados podríamos ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y el atentado en Barcelona

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje