#Política

Vocal de mesa para la oclocracia

13 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cuando me hablan de participación ciudadana, de ejercicio democrático, del mejor sistema de gobierno que el hombre ha desarrollado, yo digo que si. Es cierto que la democracia es una muy buena idea, pero no es democracia lo que tenemos.

Nunca fui amigo de la inscripción en el Servicio Electoral. Cumplidos los 18 años comprendí que la democracia no era tal cosa, sino otra bien distinta. En su libro de la Política, Aristóteles define el concepto de oclocracia como esa perversión en la que el pueblo no constituye ciudadanía, sino tan solo muchedumbre ciega, irracional, ignorante y fácilmente manipulable por la demagogia. En pocas palabras, la oclocracia es la tiranía de las masas. Cuando me hablan de participación ciudadana, de ejercicio democrático, del mejor sistema de gobierno que el hombre ha desarrollado, yo digo que si. Es cierto que la democracia es una muy buena idea, pero no es democracia lo que tenemos.

En virtud de una ley que liberó de obligaciones a los votantes que voluntariamente se inscribieron, fui inscrito de manera automática e involuntaria a los registros electorales. Logré permanecer al margen del sistema por más de doce años. Pero la casta política tenía un plan en mente y con el contubernio de los votos parlamentarios fui adosado a las listas del Servel sin mi consentimiento y en contra de mi voluntad. En consecuencia lo digo claramente y sin titubear: yo no quiero ser parte de una vil oclocracia.

No contentos con poner mi nombre en sus listas me eligieron para cumplir con la obligación de ser vocal de mesa bajo amenaza por carta certificada de multa a beneficio municipal; trescientos mil pesos por cada rechazo a cumplir con mi “deber cívico” de servicio al sistema oclocrático durante un mínimo de cuatro años. Deberían incluír “y un día” para completar la frase.

De mi experiencia como vocal de mesa puedo decir lo siguiente: esta farsa no tiene otro sustento que la tiranía de las mayorías, esas que gustan del reggaetón, la farándula y el completo grasiento, esas que se divierten viendo horas y horas de asesinatos frente al televisor, las mismas que antaño gritaban eufóricas en el Circo Romano. La democracia sólo existe cuando tienes un pueblo altamente letrado, culto y ennoblecido por las virtudes que florecen en una educación filosófica, basada en los más imperecederos y sublimes ideales. La oclocracia que tenemos, por el contrario, se alimenta de la brutalidad de la turba ignorante y germina allí donde reina la estupidez y la decadencia espiritual. No me siento orgulloso de esta “fiesta ciudadana” como eufemísticamente le han llamado. Siento vergüenza y un insuperable distanciamiento frente a todo el hedor a populacho alienado en la demagogia. Esta fue una fiesta de publicidad engañosa, degradación cívica y pobreza intelectual. Y habrá segunda parte porque el show debe continuar.

El resultado de la segunda vuelta es predecible; los medios de alienación de masas llevan meses anunciándolo. El marketing funciona estupendo. Si alguien quiere creer que la oclocracia es democracia, allá él. Le recomendaría leer a Aristóteles. Pero a mi, que no me alcanzó la escala inversa del coeficiente intelectual como para creer irreflexivamente en falacias ¿porqué me obligan a participar? ¿Por qué obligarme a fingir que no me doy cuenta de que personas que han recibido una educación paupérrima y degradada tienen el desarrollo cognitivo necesario para tomar una decisión reflexiva y bien sopesada? Pero no, debo hacer el papelón y traicionar mis más profundas convicciones éticas y políticas para complacer a los amos del circo.

Debo trabajarles desde las siete de la mañana hasta las ocho y media de la tarde por quince mil pesos y en día domingo. De lo contrario he de pagarles trescientos mil pesos.

Aquí y en todas partes el trabajo bajo apremio de castigo, con un horario extenuante, que supera las trece horas de labor, tiene un solo nombre: esclavitud. Así que no me hablen de democracia. Háblenme de opresión y tiranía de la muchedumbre.

Háblenme de demagogia, de manipulación de masas, de ilusiones baratas que se incrustan en la mente del televidente.

Háblenme de un discurso espurio, reiterado millones de veces para que de tanto repetir una mentira se transforme en verdad consensuada. Yo creo firmemente en la Democracia y espero que algún día llegue a mi país para poder participar en ella. Mientras tanto deseo abstenerme de validar con mis actos una perversión a la que me opongo. En ello estoy haciendo ejercicio de mi libertad como objetor de conciencia, esa que en Chile nadie respeta.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Harry

18 de noviembre

hacía meses que no leía algo tan lúcido!
Gracias por la cuota de realidad.

18 de noviembre

Gracias a ti por leerme.

18 de noviembre

Buena reflexión.
Ahora como lograr hacerlo, sabiendo que en la actualidad hay quizá muy pocos o casi ningún país que sea democracia de verdad y no una oclocracia?
Esa es quizá la gran pregunta a responder.

Pancho

18 de noviembre

Quizás la experiencia de Islandia de hace un par de años sea lo mas cercano a una verdadera democracia. Desconozco si ha habido algún otro proceso similar.

18 de noviembre

La manera de salir de la oclocracia para fundar una verdadera democracia es una revolución en la educación de los ciudadanos del mañana. Los cambios no se harán desde el gobierno de turno ni en la farsa de las urnas. Los cambios los haremos nosotros desde la familia, la calle y las escuelas. En mi humilde opinión, los padres deben poner a sus hijos en colegios al estilo Waldorff y rechazar con fuerza el currículum oficial que solo busca formar engranajes para el sistema mercantil que instrumentaliza al ser humano con una finalidad lucrativa. Y si no hay colegios alternativos en la comuna ¡pues a organizarse y fundar un par de ellos! Sin una educación libre de arribismo, exitismo y materialismo jamás tendremos un pueblo reflexivo y éticamente incorruptible. Porque hoy puedes comprar millones de votos con un bono anual de 40 mil pesos. Eso es vileza. Eso es oclocracia.

Andrea González Miranda

18 de noviembre

Excelente reflexión, sobre todo esta “La democracia sólo existe cuando tienes un pueblo altamente letrado, culto y ennoblecido por las virtudes que florecen en una educación filosófica”…..felicitaciones!!!

jorge luis orellana catalan

18 de noviembre

me llama la atención la fotografía que ilustra esta reflexión,es muy de acuerdo al tema;gracias por decir lo que yo no puedo,me faltan las palabras.

Carlos

19 de noviembre

Una pena, una reflexión que en apariencia es crítica al sistema, esconde la idea de que “mi voto es mejor que el tuyo, dado que soy mas educado”. Esto, hasta donde sé, esto es DISCRIMINACIÓN. Todos somos iguales en derechos y deberes, reconociendo que muchos se creen mejor que otros, ¿verdad?.

19 de noviembre

La idea de igualdad en la miseria (material, intelectual y moral) puede sonar atractiva, pero no hace de una nación un lugar mejor. La igualdad del ennoblecimiento a la luz de la razón es lo que planteo. La única discriminación es la que impone este sistema oclocrático, donde la muchedumbre permanece ignorante y los poderosos en las élites bancarias y políticas promueven la estupidez con publicidad masiva para mantener a los votantes sumidos en la imbecilidad. Yo creo que usted don Carlos no entendió lo que leyó, o por mala fe le adscribió una lectura entre líneas que no existe más que en su concepción apriorística.

De todos modos concuerdo en que si ha de existir una élite superior al resto, esta debiera ser la de los intelectuales, no la de los banqueros. Pero en mi planteamiento lo correcto no es aquello, sino educar a todo el pueblo con altos estándares filosóficos y éticos para transformar al país completo en una nación letrada y culta que no se deje manipular por estos payasos y sus amos de la Banca.

Adrián

13 de diciembre

Sos un pendejo , con todo respeto.Abstenerse no es el camino o la actitud para que algún día llegue la democracia que querés.Hace 15 años yo pensaba igual.

13 de diciembre

Seguir alimentando la Oclocracia no te va a dar como resultado una Democracia, de la misma manera que promover una enfermedad no te lleva a obtener la salud. Tienes un problema de lógica a resolver. La solución está en la Desobediencia Civil con Acción Directa No-Violenta, es decir, saliendo a las calles. Te recomiendo encarecidamente leer a Henry D. Thoreau como para despabilar.

13 de diciembre

¿Y es desobediencia civil no ir a votar? No, no lo es.

No ir a votar es precisamente alimentar a la ocloracia. Se necesita pasar a una democracia mas participativa, pero ¿como hacerlo si los ciudadanos no participan? Eso es lo que permite este nepotismo enfermante, la corrupcion, etc. Porque si los ciudadanos ni siquiera votan (que es el minimo que nos permite esta constitucion) ¿como podemos esperar que se haga algun cambio?

Piensa: los politicos necesitan solamente los votos validamente emitidos para ganar una eleccion. ¿A quien le importa los que no votan si solo importa que los que lo hagan marquen correctamente su voto’

Mira a los europeos. Tantos años apenas votando el 30% de la poblacion (y eso en un buen año), porque el 70% que no voto no se dio cuenta que era rehen de ese 30%, hasta que aparecieron los Berlusconni, los Sarkozy, las Merkel, los ZP-Rajoy, a los que les bastaba que votaran por ellos parte de ese 30%, porque el resto que no vota no existe. Los que no votan no son problema, porque no eligen a nadie, no son electos, no son competencia.

En Chile tenemos una enorme ventaja sobre los europeos: el voto blanco y nulo. No se suman a la mayoria, son independientes, y podemos usarlos como un verdadero barometro de un “no me gustas, no te creo, y te lo digo”. Si mas gente fuera a votar blanco o nulo sí que habria un terremoto politico, porque los que no votan no existen en politica, pero ¿que pasa con el que vota blanco o nulo? ¿Que harian los politicos si de los 13 millones de votantes habilitados, 7 millones en vez de no votar fueramos y votaramos en blanco o anularamos el voto? Piensa ¿en que pie dejamos a la clase politica si un presidente es electo por 3 millones de votantes pero 7 marcaron blanco o anularon? ¿Como convencer a quien te dice que no votara por ti y lo pone con claridad el dia mas crucial que es de una eleccion?

Votar en blanco o anular en Chile es desobediencia civil. No ir a votar es no hacer nada.

14 de diciembre

Estoy de acuerdo en el mensaje que entregan los votos blancos y nulos. Pero no comprendes lo que es Desobediencia Civil con Acción Directa No Violenta. Eso es SALIR A LAS CALLES. 7 millones en la calle, afuera de la Moneda, afuera del Congreso, afuera de la Corte Suprema. 7 millones sentados bloqueando las calles sin tirar una sola piedra. 7 millones tomándose el poder en rebelión al sistema oclocrático. De eso estoy hablando, no de evitar el ir a votar.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Pero en la sociedad hay una fisura, hay monopolios y hay resistencia al cambio. Hay demasiada desigualdad. No hay suficiente meritocracia. Demasiados apitutados e hijos de papá sin talento. También la lib ...
+VER MÁS
#Cultura

Teatro: Entrevista a Omar Pérez Santiago por su obra 'Te Rogamus. Papa Francisco escúchanos'

Motivados por ideales de izquierda, pero con los pies incrustados en el suelo -determinante diferencia con el socialismo o comunismo-, este grupo da ejemplo de política moderna bien entendida.
+VER MÁS
#Política

Afírmense dinosaurios

Nuestro cometido es denunciar los "errores involuntarios", usando el término de aquellos acostumbrados a sacar ventajas en sus negocios, reconociendo que la Contraloría, conforme al mandato de s ...
+VER MÁS
#Ciudad

Los 'errores involuntarios' son recurrentes

Este domingo nos jugamos algo importante, no estamos hablando de una elección universitaria, de centro de estudiantes, o de un tongo cuasi salfatiano.
+VER MÁS
#Política

El idealismo ético, como lastre político

Popular

Mi conclusión es que Sebastián Piñera en materia de educación defenderá los intereses de los nodos principales de su red: sostenedores privados y Ues privadas.
+VER MÁS
#Educación

Red de Piñera en educación: sostenedores privados, Elige Educar y Ues privadas

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Imagínese no sólo no ser reconocido como trabajador por su empleador, sino que, además, se le obliga a usted a cumplir con obligaciones que le corresponden a él. Así, usted se enfrenta a la posibilidad ...
+VER MÁS
#Política

La última oportunidad de ser consecuentes

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?