#Política

¡Vamos, vamos chilenos!: ¿Hacia dónde, cómo y cuándo?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Lamentablemente, en los últimos años, tanto en los ámbitos públicos como privados se observa que estamos viviendo en un país donde brillan por su ausencia los planes, los programas y los resultados esperados, mientras que los logros reales cada vez son más escasos.  A modo de ejemplo: a comienzos de 2012 el Banco Central comenzó a bajar la TPM (Tasa de Política Monetaria) de 5,25% a 5%, hasta llegar a fines del año pasado a un 3% con el objetivo de: “ayudar a que la economía se reactivara”. Señor lector, ¿Cree usted que luego de tres años y medio de esto se ha reactivado la economía nacional? Nuestra respuesta es no y menos aún cuando se espera para este año, un débil crecimiento del PIB cercano al 2,5%, muy lejano a las antiguas proyecciones de crecimiento requeridas y prometidas para llegar al desarrollo. Al igual que en gobiernos anteriores, todavía no se conocen los planes de los diferentes ministerios y los resultados que se esperan de ellos. Así se observa que, aunque se prometen decenas de hospitales, raramente cumplen con las fechas, se ejecutan diversas reformas cuyos tiempos pueden ser indefinidos y los recursos requeridos y financiamientos aún no se han explicitado, con lo que las expectativas asociadas a sus resultados parecen quedar perdidas en la historia. Cada nuevo gobierno y candidato promete y promete para el país asuntos y crecimientos que nunca se cumplen.


Le proponemos que haga un aporte al país, señalando qué planes y resultados usted propondría o cuáles le interesarían para el país. Los planes y las actividades son propuestos por personas, y las actividades las cumplen hombres y mujeres, bien calificados, bien seleccionados, competentes y honestos.

Afortunadamente existen herramientas y metodologías disponibles como el Project Management, Sistemas Expertos y Balanced Scored,  entre otras,  muy útiles para la planificación y control de los planes y proyectos de los gobiernos y empresas. Estos instrumentos que permiten planificar, para luego controlar el cumplimiento de las metas, son centrales -como lo sabe para todo consultor profesional  de experiencia probada – y  un gran aporte al desarrollo de la actividad económica, pública y privada, nacional.

Los planes se realizan para dar resultados que se dirijan al bienestar de las personas ¿Cree usted que los resultados en: niveles de criminalidad, explotación de materias primas, índices de contaminación, economía con valor agregado, pagos a políticos por empresas extranjeras y nacionales, cuentas eléctrica con reliquidaciones,  número de fiscales, kilómetros de ciclovías, clases suspendidas por un mes, hospitales sin funcionar,  eliminación del lucro sólo en la educación y no en otras materias,  nominación de autoridades incompetentes o con historiales negativos, cargos importantes aún sin titulares, innovación y un largo etcétera,  se deben a  la aplicación de planes? Si así lo fueran, serían planes ineficientes, la negación misma del concepto y un despropósito, que no sólo no benefician a la comunidad nacional, si no que la perjudican. Por tanto, sugerimos hacer más planificación en las empresas y en el estado, pero con resultados visibles para la sociedad.

Finalmente: ¿Sabe usted cuáles son los planes y resultados esperados en los campos políticos, económicos y sociales para este y los próximos años?  Como sabemos que no los podrá encontrar le proponemos que haga un aporte al país, señalando qué planes y resultados usted propondría o cuáles le interesarían para el país. Los planes y las actividades son propuestos por personas, y las actividades las cumplen hombres y mujeres, bien calificados, bien seleccionados, competentes y honestos  ¿Ha visto esto en los pasados y últimos tiempos y gobiernos? Lo mismo para las empresas y organizaciones sin fines de lucro.

Por eso desde hace varios años hemos propuesto, y sin éxito, que los candidatos y candidatas a la primera magistratura describan con antelación y para cuando: los objetivos, los planes y programas, con sus recursos asociados (personas, presupuestos  y materiales) y los resultado específicos a obtener, con sus respectivas fuentes de  financiamiento, de manera que usted lector y nosotros, podamos evaluar su realismo antes de votar y después controlar su cumplimiento.

Y como somos mayoría, aunque digan que a la gente no le interesa, tenemos derecho a saber: ¿Hacia dónde vamos chilenos, cómo y para cuándo?

TAGS: Gobierno planificación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

09 de julio

Hola Omar:

A medida que he usado redes sociales que procuran hacer cambios en el país, me he dado cuenta que ahora la gente está un poco más informada y preocupada por lo que nos sucede. A pesar de esto, creo que aún falta por hacer. Esto se evidencia en nosotros mismos, ya que aún no terminamos de cambiar el chip.

Sucede que hemos venido esperando ciertos cambios hace décadas. Siempre depositamos nuestra esperanza en el Programa de Gobierno de la coalición de la mafia política que gana la elección presidencial, pero, como tú dices, los cambios no llegan, las promesas exceden los resultados y la gente no se siente satisfecha.

En ese análisis han concordado muchas personas. Le han sumado la corrupción política y ya casi nadie quiere nada con los políticos. Y en este punto creo que cabe preguntarse: ¿el error es de los políticos o de los que cuidan el chancho y rayan los votos?.

Siempre va a haber quien raye un voto. Los que no lo hacen, tal vez ya no les interesa. Pero, debemos abstraernos a esta realidad. Debemos partir pensando nuevamente las cosas.

En primer lugar, el poder sólo lo tiene la mafia política porque el pueblo no se ha organizado para quitárselo. La organización ciudadana del pueblo necesaria para esto, debe proponer nombres a cargos gubernamentales, ideas a un Programa de Gobierno, inscribir un partido y candidatos, todo organizado vía debate en un sitio en la web. ¿Se ve factible?… Claro que sí… Es decir, nadie nos impide tomar el poder y hacer promesas realistas y factibles, o bien prepararnos para hacer lo que quisiéramos.

Entonces, me parece a mí que debemos preguntarnos qué queremos lograr y luego proceder. Por mi parte, creo que el Estado debe ser una fuente de pleno empleo. Una gran empresa de la que todos los chilenos adultos debemos preocuparnos. Un país que debe crecer con un modelo de desarrollo territorial más distribuido. Un lugar del mundo en donde podamos ejercer la prioridad democrática de las ideas y proposiciones, utilizando herramientas adecuadas y modernas de debate. Debemos ser una nación que privilegia la pertenencia en las personas y la nacionalización paulatina de sus recursos soberanos, etcétera…

Es decir, si hemos de tomar un norte, primero la ciudadanía debe conocerse unos a otros y hacer lo mismo con sus ideas. De esta forma, podremos escalar procesos con visiones estratégicas. La que nosotros queramos. Entonces nos podremos plantear distintos objetivos y entre ellos escoger los de mejor utilidad y mayor factibilidad, de forma que lo que hubiéremos de hacer resulte en más beneficios para todos…

________________
En resumen, si esperamos los cambios de parte de la clase política, Parlamento y Presidencia, nos deberemos ajustar a tiempos que sean lo suficientemente extensos para que la máquina estatal llegue con los cambios, ya que en medio del proceso hay bastantes derroches y gastos extras … Son por lo menos unas tres décadas, creo yo, para terminar de salvar los problemas de los que siempre hablamos. Luego de eso, otra etapa…

Si queremos que las cosas sean más rápido y expeditas, el camino no es la política tradicional, sino que lo que cabe es la innovación organizacional y ella debe definirla y prepararla el colectivo nacional, cuando nos dispongamos a debatir realmente en serio y en el lugar adecuado para hacerlo, acerca de todo lo que queramos llegar a ser…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera