#Política

Valentina Verbal y el hacer historia

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El simple hecho de contar la historia propia es un acto revolucionario, más allá del estilo narrativo o los parámetros escriturales o estéticos que se usen para hacerlo. Pedro Lemebel ha forjado a su manera el imaginario en torno a la homosexualidad marginal, por ejemplo.

La Fundación Iguales, al inaugurarse en el 2011, fue recibida ampliamente por la opinión pública por tener como presidente a Pablo Simonetti un escritor que, además de ser homosexual, tenía participación en programas de televisión y representaba una imagen que se había visto poco en la lucha por los derechos de la diversidad sexual. Con amplia llegada hacia las personas que no están acostumbradas a tratar con las temáticas relacionadas y en quienes la homofobia (o más bien la locafobia) no les permite atender las razones presentadas y se quedan en la forma en que los discursos de la diversidad y/o disidencia sexual.

Más allá del valor de Fundación Iguales y la figura de Simonetti para las temáticas de diversidad y disidencia sexual y del trabajo que han realizado, el impacto que ha tenido la institución podría plantearse como un acierto publicitario: la figura de un homosexual exitoso, con un apellido extranjero, cercano a las élites políticas e intelectuales, claramente va a ser interesante para el ciudadan@ de a pie. Al momento de decidir si quieren recibir, o no, lo que tenga que decir Iguales, la agrupación ocupa un lugar de poder, que pretende ocupar de manera positiva.

Es en este contexto que Valentina Verbal adquiere notoriedad, trabajando en el área trans de dicha institución.

Valentina tiene una historia distinta que otras figuras transexuales en el país, dista mucho de la mítica Silvia Parada que fundara el 2001 la organización TravesChile, con un trabajo en general orientado a la seguridad de mujeres trans que ejercían el comercio sexual, pues era esta la realidad que necesitaba ser intervenida. Distinta también de Zuliana Araya, dirigenta trans que es actualmente es concejala por la comuna de Valparaíso y ha sido dirigenta por años del Sindicato Afrodita de Trabajadoras Transgéneras.

Valentina es diferente pues su proceso trans ocurrió a una edad más avanzada y luego de su paso por la universidad, lo que le permitió adquirir mayores destrezas sin sufrir discriminación por el hecho de ser transexual a pesar de sentirse diferente por muchos años. Sé que Valentina se sintió diferente por años una cosa que se creía exclusivo patrimonio de la izquierda, y que fue uno de los primeros pasos para la consolidación del feminismo: Valentina ha escrito y compartido con otros y otras su propia historia, como lo hizo con sus pinturas Frida Kahlo o Rigoberta Menchú. El simple hecho de contar la historia propia es un acto revolucionario, más allá del estilo narrativo o los parámetros escriturales o estéticos que se usen para hacerlo. Pedro Lemebel ha forjado a su manera el imaginario en torno a la homosexualidad marginal, por ejemplo.

Si bien mis convicciones en lo político tienen flacos puntos de encuentro con los de Valentina, considero positivo para Chile que saliera electa la primera mujer trans en ocupar el cargo de diputada de la República (con el nombre de Valentina, no el nombre que dice su carné en la actualidad).

Este gesto tiene y tendría la misma importancia como cuando en 2006, Michelle Bachelet fue electa la primera Presidenta del país; el mismo impacto que Eloísa Díaz se recibiera como la primera mujer médico en Chile el año 1886 luego de que el Ministerio de Educación permitiera a las mujeres entrar en las universidades; el mismo impacto que produjo el viaje al espacio de Valentina Tereshkova ese histórico 16 de Junio de 1963, lo que la convirtió en la primera mujer en salir del planeta. La presencia de Valentina Verbal en la cámara baja sería señal de que las mujeres trans y de rebote los hombres trans y la diversidad / disidencia sexual en general, puede ocupar también esos cargos de poder, que puede, a fin de cuentas, participar en cualquier esfera que lo desee, porque forma parte del país. Hoy está muy clara la existencia de toda esta diversidad, pero no hay referentes forjados y la sola consciencia de que existimos, como diversos, como disidentes, no ha bastado para que las leyes nos protejan y nos den, no más, sino los mismos derechos que el resto de la ciudadanía.

Esta es una gran oportunidad para decir que estamos en todos lados, quizá es una forma que le conviene a los poderes que abogan por el status quo, esto por la procedencia de Valentina, pues Renovación Nacional siempre ha representando al ala conservadora de la política nacional. Sin embargo, creo que en muchas cosas ella puede marcar la diferencia y torcerle la mano al propio partido en el que milita.

Ya tenemos a valiosas compañeras trans dentro de las universidades estudiando como mujeres trans, cambiando su propia historia y cambiando de paso la visión de las personas trans de quienes estudian con ellas.

No ha sido fácil en muchos casos, pero está claro que Claudia Rodríguez, Javiera Villarreal y Daniela Arraño (por citar algunas) han puesto su esfuerzo tanto en los estudios como en la lucha por sus derechos. Ya tenemos en cargos de elección popular a varias personas que forman parte de la lucha por los derechos civiles de la diversidad sexual, incluso desde 2002 hay una mujer concejala de Lampa que accedió al puesto por votación popular e inclusive a fines del período recién terminado ejerció como alcaldesa subrogante.

Estoy muy consciente de que Valentina representa una postura no muy popular dentro de las luchas de la diversidad /disidencia sexual, porque no está directamente ligada a un despertar feminista, por ejemplo, asimismo desconozco la postura que tiene frente a temas como el aborto (terapéutico o no terapéutico), el consumo y cultivo de cannabis o leyes como la Hinzpeter o Longueira, que son temas muy importantes para mí y para muchas personas del sector. Sin embargo, considero que podría ser un gran aporte para la imagen que el país tiene de quienes legislan: que de una vez por todas los espacios de poder de la República sean permeables por todos quienes quieran ocuparlos.

Si bien necesitamos cambios estructurales que garanticen la igualdad de condiciones, el cambio cultural que provocan estos exponentes dan cuenta de modificaciones tanto o más urgentes: que aprendamos a tratar con la diversidad y la disidencia sexual.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
raul-roblero-barrios

02 de abril

confundir pasado con historia: grave error.

02 de abril

¿Dónde cometí ese error, perdón?

angela neira muñoz

02 de abril

Pienso, aunque no lo he resuelto, que no porque Valentina haya transitado de un cuerpo a otro significa que sea revolucionario…quizás todo lo contrario. Desde mi punto de vista la acción de salirse de un paradigma y entrar a otro ( la dicotomía moderna) no es más que la misma imagen pero detrás del espejo. Es cierto que requerimos urgente de personas que re- presenten las diversidades, sin embargo, no sé si este sea el caso de representación política, pues si Valentina transitó de un ser hombre biológico a un ser mujer (del modo que sea) ¿no estamos frente a lo mismo de siempre?. Es decir, cuál es la diferencia en lo que ella representa o visibiliza ?- podría perfectamente ser una persona ultra conservadora,fundamentalista,misógina, machista, pero en cuerpo de mujer. No por su estado “trans” tendría que estar “visibilizando” a las alteridades más radicales…no sé qué tan anárquica,rebelde,emancipada,radical,feminista podría ser su mirada…no sé si por el sólo hecho de “nacer en un cuerpo equivocado” y tener la posibilidad de “cambiarlo”signifique sublevación a este sistema-civilización patriarcal….en fin..es un gran tema, que en este texto personalizamos en la figura de Valentina, pero somos muchxs quienes a diario emancipamos nuestros cuerpos….todas válidas por cierto! pero no menos cuestionables si vamos en la línea de la representación política!….abrazo y suerte para todxs quienes trabajan a diario y luchan incansablemente por nuestras libertades!!!

Pablo

02 de abril

Me pasa algo parecido a Angela, una persona Militante RN, conservadora en lo valorico, que fue educada en el Opus dei, no me representa aunque sea parte de la diversidad sexual.

Creo que hay que tener cuidado con lo que apoyamos tu ejemplo de Bachelete deja muchas lecciones, de ellas hay que aprender.

02 de abril

Querido:

cierta es la necesidad de inclusión y participación directa, en las esferas de toma de decisiones, de la comunidad LGTB en nuestro país; pero no podemos cegarnos en aquella finalidad y dejar de lado el proceso: en otras palabras, el ser trans no te convierte en revolucionario , ni tampoco es sinónimo de progreso o de desarrollo en políticas públicas para nuestra comunidad.

De hecho, miro con preocupación la pre-candidatura (Y posible candidatura) de Valentina Verbal abanderada por Renovación Nacional. Es evidente y están a la vista las contradicciones (Tanto ideológicas y valóricas) que esto supone para lo que se espera de una candidata trans, a lo que podrá hacer en forma real.

No olvidar al señor Larrain y su doctrina anti – inclusión para la comunidad LGTB.

Saludos.

FRANCISCO ALEMÁN

02 de abril

Muy enjundiosa la tu columna. Se agradece juntar en un mismo textos palabras como Política y Transexualidad, sin que mezclar ambas parezca una bofetada a la decencia nacional o a la lógica de villorrio en que vivimos, mal que nos pese.

Andres V

02 de abril

Conocí a Valentina en Iguales y creo que es una persona super proactiva y movida. Sin embargo apenas supe que iba por RN se me cayó todo lo que pensaba de ella. ¿Como se puede apoyar a un partido que esta en contra todo por lo que ella trabaja y cree?

Rafael Carrasco Grilli

02 de abril

V. Verbal , sé que ha sido de derecha toda su vida. E interesada en la politica ademas. Y ademas es trans. Hizo buena parte de su vida como hombre, pero como casi siempre, con una existencia trastocada por querer ser mujer, lo cual asumio publicamente a una edad mas avanzada que otros casos, como dice el artículo. Fue su proceso. No sé que puede ser cuestionable o generar dudas de esto.
La cuestion es la sgte : Se le da valor a su candidatura por su identidad sexual, por su historia y realidad personal, como algo novedoso, simbolico y, si mas aun si es elegida, por lo significativo (no le pongamos revolucionaro para no herir suceptibilidades), con lo cual participariamos de algun modo en un hito en la apertura y avance en esta lucha por la diversidad .O bien, unicamente evaluamos por sus ideas, propuestas y tendencia politica., etc, etc. sin que nos importe nada lo anterior. Esto último, creo que significaria estar a un nivel de conciencia muy desarrollado. Me pregunto si lo estamos.

ideassingenero

03 de abril

A veces la política de identidad nos mata y reduce el sentido hasta creer que la derecha es una apuesta a la transformación cultural. Este tipo de afirmaciones -lo digo por la política de identidad y por su versión afirmativa- sólo colabora con la reproducción del modelo que se ¿cuestiona?.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La fauna que no tenemos en abundancia en la naturaleza, sí la tenemos en la televisión, y a diferencia de la primera, a esta la cuidamos, veneramos... Y seguimos.
+VER MÁS
#Sociedad

Fauna televisiva chilensis

Esperemos que este estándar ético que han fijado los socialistas y que exige la ciudadanía, no se relativice con el transcurrir del tiempo, sino que más bien se consolide y se haga transversal al sistem ...
+VER MÁS
#Política

Más que un acto… ¿Un Estado de corrupción?

La producción de la serie ha debido recurrir a la imaginación sociológica para configurar en la trama el estudio incipiente del comportamiento humano en los albores del FBI por entender lo inentendible: ...
+VER MÁS
#Cultura

David Fincher: Perspectiva e imaginación sociológica en Mindhunter

Aunque un tal Matteo Renzi ha vuelto a instalar la idea, no es más que el caballito de batalla de políticos desesperados en circunstancias difíciles. A veces los puentes se caen… y eso sucede muchas ve ...
+VER MÁS
#Política

Hay puentes que caen antes de la primera piedra

Popular

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

Para algunos, en lugar de la resignación, la única alternativa podría ser la violencia, lo que supondría un retroceso en el desarrollo de la humanidad y un nuevo golpe contra la paz mundial.
+VER MÁS
#Internacional

España, capital Bagdad