#Política

Una nueva Constitución para un nuevo Chile

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

A finales de 2015, la Presidenta Michelle Bachelet anunció el inicio del proceso constituyente con el objetivo de redactar una nueva carta magna en el marco de un Estado democrático y, que a su vez, permiera cambiar la Constitución de 1980 heredada de la dictadura militar que ha levantado un sin número de cuestionamientos principalmente dirigidos a la legitimidad de esta y el rol del Estado.


La nueva constitución debe traducirse en un nuevo pacto político y social que involucre la participación de todas y todos, sin exclusión, porque sólo de esta manera se puede construir un nuevo Chile, este es el sentido de la democracia y por eso nadie debe quedar fuera de este proceso

Para nadie es novedad que la idea de una nueva constitución viene instalándose cada vez, con más fuerza, desde los movimientos sociales a partir de la década de los ’90 y, pese a que la Constitución fue reformada en democracia en 2005, durante el gobierno del ex Presidente Ricardo Lagos, ninguno de los gobiernos democráticos post dictadura había abierto la discusión de una nueva Constitución de cara a la ciudadanía incluyendo su participación. El eje central de las críticas apuntan principalmente al rol del Estado y su rol dentro de la sociedad en el marco de una economía neoliberal que genera desigualdades más allá del nivel de ingresos.

De acuerdo a la Constitución de 1980, el Estado chileno cumple un rol subsidiario, es decir, el Estado sólo tiene participación en aquellas actividades que no puedan ser realizadas por privados o no existe interés en llevarlas a cabo. Esta condición ha llevado a minimizar el rol del Estado como garante de derechos sociales, entregándole permanentemente la iniciativa al sector privado y convirtiendo a los ciudadanos en clientes o usuarios, en lugar de sujetos de derechos.

Este rol subsidiario es el que ha impedido al Estado garantizar derechos sociales fundamentales para el desarrollo de sus ciudadanos. Tenemos los casos emblemáticos en los cuales el Estado se ha visto limitado en materia de educación, salud y sistema previsional, lo que ha generado una disputa permanente entre Estado versus mercado, ya que estos derechos básicos les fueron despojados a la ciudadanía y entregados al juego del capitalismo en su expresión más salvaje y deshumanizada. Estas condiciones exigen a la democracia la construcción de un Estado social que apunte a reducir las desigualdades, a emparejar la cancha

Es bueno precisar que no sólo hay que poner en tela de juicio el rol el Estado subsidiario, es también necesario abrir el debate en cuanto a la consolidación de un Estado laico que sea capaz de garantizar libertades civiles que pongan acento en la reivindicación de derechos sexuales y reproductivos y que permita a hombres y mujeres desarrollarse de manera plena e igualitaria en una sociedad democrática, pluralista y tolerante, dejando de lado la intolerancia y las múltiples fobias impuestas por un modelo de sociedad autodestructivo e individualizado, o por fundamentalismos religiosos basados en el odio y un juicio moral que no le corresponde a quienes lo practican.

A su vez también se debe avanzar en la construcción de un Estado plurinacional que permita el reencuentro de los pueblos originarios con el Estado chileno para superar de una vez por todas los conflictos que han teñido de sangre esta tierra a lo largo de la historia. También hemos visto en el transcurso de los últimos años, un sin número de conflictos ambientales como los proyectos de centrales de generación eléctrica en Punta de Choros y la Patagonia, los casos de contaminación en Freirina y últimamente en Chiloé, con efectos nocivos para sus habitantes. Este conjunto de hechos invitan a poner también en el debate constitucional el cuidado y preservación del medio ambiente para el desarrollo armónico de Chile y sus habitantes.

La nueva constitución debe traducirse en un nuevo pacto político y social que involucre la participación de todas y todos, sin exclusión, porque sólo de esta manera se puede construir un nuevo Chile, este es el sentido de la democracia y por eso nadie debe quedar fuera de este proceso.

TAGS: #NuevaConstitución #ParticipaciónCiudadana #ProcesoConstituyente

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Servallas

16 de mayo

Estimado, la pregunta que surge de su artículo es ¿sabe Ud. con cuanto apoyo cuenta su gobierno para hacer estos cambios fundamentales para el país?, ¿no le parece que debería hacerlo otro gobierno que tenga más apoyo, y quizás ese utópico gobierno piense muy diferente al pensamiento político suyo?. Por otra parte, quizás sería bueno someter a plebiscito las ideas que plantea, después de todo el estado subsidiario, versus el estado empresario que Ud. postula, es  bastante menos corrupto.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

La poca o nula conciliación entre un Chile del pasado más bárbaro de su historia, coronado en su Constitución con un TC politizado y una propuesta de modernidad democrática, representado en las reforma ...
+VER MÁS
#Política

Constitucionalidad: un desencuentro lleno de futuro

Con este raciocinio, el atropello en Barcelona sería no solo responsabilidad del grupo terrorista islámico que se lo adjudicó, sino que también de “muchos lados”. Entre esos muchos lados podríamos ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y el atentado en Barcelona

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje