#Política

Una mala obra del absurdo

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

A veces me llega la percepción de Chile como una mala obra del teatro del absurdo.

Cuando aún no nos reponemos de shock de ver designado como obispo de Osorno a Barros, un miembro de la Unión Sacerdotal, la cofradía de Karadima, sindicado como cómplice bastante activo que participaba en los abusos que cometía el párroco de El Bosque, nos llega otro balde de agua fría:
Jacqueline van Rysselberghe es nombrada, sin elección por voluntad de su predecesor, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía.


"Jacqueline Van Rysselberghe, no dice la verdad tampoco cuando afirma que es víctima de la intolerancia de algunos, pues ella es la que tiene el poder. Es ella la que ocupa un cargo que le permite ejercer fuerza sobre la ciudadanía, y la usa para violentar a quienes no son de su agrado. Los demás se defienden de esta violencia".

La primera pregunta que me surge es: ¿Qué pensaba el senador Matta, Demócrata Cristiano al ponerla ahí? ¿Pensó acaso que a nadie le iba a importar? O simplemente dijo: Que se jodan las organizaciones de Derechos Humanos, las organizaciones de diversidad sexual, los familiares de víctimas de la dictadura, de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos, las mujeres… Que se jodan todas y todos, total yo decido.

Porque la duda se resume en ¿Es simplemente estúpido o es absolutamente siniestro?

Y ella, la senadora decide imponerse, al estilo UDI, en un cargo para el cual no fue elegida y sin dudas, no está capacitada.

La soberbia de los que siempre se han sentido por sobre la mayoría de los chilenos. Porque al contrario de lo que pretende la prensa, esto no es una agresión a una minoría de diversidad sexual, es una agresión a mujeres, víctimas de dictadura y sus familias y a todos aquellos que trabajan o defienden de algún modo los DDHH.

Ella insiste en los medios de comunicación, que este es un problema generado por la poca tolerancia, dice, de las minorías sexuales. No ve que el problema es ella misma y como ya dije, afecta a muchas y muchos. Nos violenta.

Van Rysselberghe no entiende, no quiere entender que no se puede defender la violencia del Estado y pretender aparecer como una defensora de los derechos humanos.

Pinochetista acérrima, aunque pretenda hacernos creer que no, votó por el Sí, defensora de la pena de muerte, discriminadora, homofóbica y misógina. Ella aparece en la prensa como si fuera víctima de otros, cuando siempre estuvo y está, del lado de los victimarios.

Se defiende diciendo que era muy joven durante el “gobierno militar” porque para ella no fue dictadura, como iba a serlo, si estaba del mismo lado que el dictador.

Y eso lo puedo comprender, yo también era joven, también fui educada en una burbuja y juzgué mal el tiempo en que me tocó vivir. Pero una crece, aprende y empieza a comprender lo que ocurrió en Chile.

Rectifica, pide perdón, cambia de rumbo… No se mantiene dentro de un partido que en su declaración de principios adhiere “con orgullo” a la obra del “gobierno militar”, menos cuando sabe que esa obra son más de 3 mil muertos y decenas de miles de personas torturadas, violadas, despojadas de todos sus derechos.

No, si se está por los derechos humanos no se puede militar en la UDI. Es imposible, por que su origen y su esencia es contraria a estos.

Jacqueline Van Rysselberghe, miente cuando pretende hacernos creer que es distinta al resto de sus correligionarios.
Porque es tan profunda la convicción de que el Estado debe actuar siempre, sin ningún pretexto dentro de una margen ético y moral que impone el respeto a los derechos esenciales de toda persona humana, que es imposible pertenecer a un grupo para quienes eso no importa. Y si se está en política, es imposible ir en una misma alianza con quienes participaron de la dictadura, aunque personalmente no hayan cometido un crimen por si mismos.

 

Ella señala que debe respetarse su diferencia de opinión. No entiende que los DDHH no son una cuestión de opiniones. Sino sería absurdo que habláramos de ellos. Bastaría que un tirano dijera: Yo no estoy de acuerdo con el derecho a la vida y asesinara a quien se le pusiera en gana. Total, es su opinión.

De hecho, si en alguna materia nuestra opinión vale nada es en esta. Los derechos humanos son derechos universales nos gusten o no.

No es algo antojadizo que pueda cambiar según el partido en el que se milite porque hablamos de un marco de legitimidad que se le impone a los estados en su accionar frente a los ciudadanos. A la base moral y ética que deben tener todos los estados. Y la senadora es miembro de un poder del Estado

Y de hecho ella hace más que opinar, vota, propone mociones, como aquella que pretende prohibir el matrimonio a personas transgénero. Por que a ella no le gusta, por que ella opina que no está bien. Como si su opinión fuera suficiente excusa para impedir que algunas y algunos formen una familia. En virtud de su cargo, la senadora, pretende conculcar los derechos de muchas y muchos.

Jacqueline Van Rysselberghe, no dice la verdad tampoco cuando afirma que es víctima de la intolerancia de algunos, pues ella es la que tiene el poder. Es ella la que ocupa un cargo que le permite ejercer fuerza sobre la ciudadanía, y la usa para violentar a quienes no son de su agrado. Los demás se defienden de esta violencia.

Miente, como si fuera la manera normal de hacer política. Miente y miente otra vez.

Por otro lado, pretende exigir probidad a otros mientras está querellada por fraude al fisco y malversación de caudales públicos.

Ella ha votado en contra de los derechos de las minorías sexuales, de los derechos de la mujer, del derecho a al educación, a la salud… a cualquier derecho que pretendamos que el Estado garantice. Y ahora, por decisión de un senador, por un acuerdo espurio, a espaldas a todo Chile, es la Presidenta de la comisión de Derechos Humanos.
Una mala obra del absurdo.

 

TAGS: #DerechosHumanos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

22 de marzo

Cada intento de la derecha duopólica por acabar con la crisis de representatividad del régimen, ahondada por los casos Caval, Penta y Soquimich, han sido infructuosos. Ello a pesar de que se trata continuamente de buscar una salida negociada desde la cúspide del poder. En ese sentido debemos entender la renuncia del hijo de Bachelet y las disculpas de la UDI, el cambio del fiscal Gajardo o las audiencias que dejaron en prisión preventiva a cuatro imputados, que, aunque llevó oxígeno a ese escándalo en particular, resaltó la impunidad de los parlamentarios. Por último, no faltaron las medidas cautelares presentadas ante el Tribunal Constitucional para frenar este asunto.

Lo que dificulta un cierre por arriba, es que, aunque marginalmente, entre nosotros se activa una indignación que produce un clima de efervescencia, de compromiso y de politización a gran escala. De hecho fue uno de los patrones quien advirtió que entre el 80% y el 85% de los chilenos rechaza las actuales instituciones. Como si no fuera suficiente Jacqueline Van Rysselberghe es nombrada Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía. No son menores estos datos porque en todos lados surgen manifestaciones, paros, marchas y reclamos que aunque todavía no logramos articular detrás de un proyecto de país inclusivo y democrático, sí se convierten en el germen del poder popular. Y precisamente es esa participación y compromiso de los trabajadores la base de la (r)evolución que permanece en el tiempo.

servallas

23 de marzo

Queda claro que no le gusta Van Rysselberghe, que no opina como usted, que para Ud. es el diablo en persona, que es bueno darle con todo, que no tiene derecho a pensar diferente y debe pensar como Ud. Quizás sea bueno recordarle que si los derechos humanos fueran universales no habría presos politicos en Venezuela, no les estarían cortando la cabeza a inocentes todos los días en Siria, y que en democracia todos valemos algo.

23 de marzo

Que sean universales, no significa que no haya tiranos dispuestos a violarlos, como Pinochet en Chile.
Que piense distinto a mi, no es el punto. Es que piensa distinto a la declaración universal de derechos humanos y pretende presidir una comisión de derechos humanos.

servallas

24 de marzo

Pareciera que estoy defendiendo a la señora Van Rysselberghe, pero en realidad lo que molesta de estos enfoques es que se usan los derechos humanos para atacar desde posiciones claramente ideologizadas al rival politico, y orientar la discusión a dividir entre buenos y malos, entre amigos y enemigos, entre bestias y humanos, es una lógica bastante oscura para esconder los propios odios ideológicos, irracionales e inconducentes. Asi, los derechos humanos se transforman no en efectivos logros de todos, porque debería ser que no importa quien eres, basta que seas humano para respetarte, sino que con los ataques personales asociados se transforman en un instrumento de demolición del rival politico.

24 de marzo

Sergio

Es cierto que varios de quienes han salido a cuestionar este nombramiento no estan en posición moral de hacerlo. Considero francamente descarado que el MOVILH e Iguales lo hagan, porque estas organizaciones llevan al menos 3 años vomitando a diario un discurso discriminador y ofensivo hacia los heterosexuales, es absurdo que se crean victimas por lo que dice Van Rysselberghe, si son de la misma ralea y cortados por la misma tijera. Y tampoco creo que una parte de la clase politica y del Congreso pueda ocupar ese cargo sin irse al infierno por herejes, porque las violaciones a los derechos humanos cometidas en dictadura no son las unicas violaciones a los derechos humanos cometidas en el Estado de Chile. La corrupcion es violacion de los derechos humanos, el nepotismo es violacion de los derechos humanos, la profunda desigualdad agravada en estos años de democracia es violacion a los derechos humanos, y muchos congresistas y politicos estan con las manos y la cara manchadas de eso y de mas.

Sí, concuerdo en que hay una parte de quienes critican a Van Rysselberghe que mejor seria que se quedaran callados, porque no es bueno hablar cuando se tiene el mismo tejado de vidrio.

Pero eso no cambia el hecho fundamental: Van Rysselberghe no deberia presidir la comisión. Y no porque haya sido o siga siendo pinochetista (a estas alturas ser pinochetista es lo mismo que ser monarquico en Chile, una tonteria), sino por varias razones mas relevantes que esa. Empezando porque es señora confunde “libertad de expresion” con “decir la primera imbecilidad que se le pasa por la cabeza”:

– Hacer un aborto es pescar esa guagua, sacarla y, probablemente, matarla de alguna manera, porque esa guagüita está en condiciones de vivir, aunque fallezca posteriormente

– “yo efectivamente voté por el Sí, pero no soy pinochetista

– Creo que mis colaboradores deben ser leales a mi persona y no a mis ideas

– La filosofía del Opus Dei es tratar de hacer bien lo que uno hace. Para los que somos católicos, es servir a Dios y eso lo trato de llevar a la política.

Y un largo etc., que llevo incluso a un problemazo entre la UDI y RN cuando fue nombrada intendenta en el 2010. ¿O que, nos olvidamos que la señora se ha ganado a pulso el desprecio de gente de su mismo bloque politico?

Y otra razon para que no ocupe el cargo es que es una persona que ha sido querellada por Consejo de Defensa del Estado (CDE) por fraude al fisco, por desviación de fondos municipales a campañas políticas, para lo que uso a la Corporación Social Municipal de Concepción de Servicio Educacional, Salud y Atención de Menores (SEMCO). O sea, uso a menores en situacion de riesgo para su propio beneficio. Repugnante, sobre todo pensando que no es lo peor que ha hecho esta señora.

Tenemos suficientes problemas de derechos humanos en CHile (violacion del derecho al agua, violacion al derecho a la educacion, a salud, a una vejez digna, a una movilizacion digna, etc) como para que una persona, de quien su propio partido ha dicho que “está un poquito endiosada” y que “es sabido que tiene un carácter complicado”, presida una comision en lo que como mínimo se debe saber escribir “derechos humanos”, cosa dificil de creer porque, como desde la misma RN dijeron Van Rysselberghe “no tienen título profesional si quiera”.

27 de marzo

No se puede defender los DD. HH si se es de izquierda. Esa sería la lógica según la autora. Entonces sea consecuente.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El objetivo Millennial será un enorme desafío para las viejas y nuevas ofertas electorales, considerando, además, que el único candidato por debajo de los 40 años es el costarricense Carlos Alvarado.
+VER MÁS
#Política

Elecciones en tiempos de desconfianza

"...la ampliación de la vía férrea mejoraría aún más, estimularía los comercios locales, podría incluso llevar con facilidad y eficientemente grandes cargas de mercaderías e insumos, además i ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Buscando la integración tras las vías del tren

La austeridad implica no implica renunciar a una buena vida, sino que no caer en la vorágine del consumo. La buena vida, como niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, pasa necesariamente por no entrar ...
+VER MÁS
#Sociedad

La austeridad en retirada

Para mayor abundamiento, ingresar a Derecho, Ingeniería Comercial o Ingeniería Civil en la Universidad de Chile o en la Pontificia Universidad Católica (PUC) mejora notablemente las posibilidades de lleg ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

La élite endogámica chilena: un caso de privilegios

Popular

Contra el diagnostico de ciertos círculos izquierdistas o post-izquierdistas que suelen culpar a los ciudadanos por contextos del que son resultado, nosotros proponemos una mirada diferente. Hay que conoce ...
+VER MÁS
#Sociedad

En defensa de los "fachos pobres"

Para mayor abundamiento, ingresar a Derecho, Ingeniería Comercial o Ingeniería Civil en la Universidad de Chile o en la Pontificia Universidad Católica (PUC) mejora notablemente las posibilidades de lleg ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

La élite endogámica chilena: un caso de privilegios

Existen normas sociales profundamente arraigadas que a través de la educación y el conocimiento debemos ir dejando atrás y entre ellas la desigualdad sexual y de género.
+VER MÁS
#Sociedad

Estamos desaprovechando a la mujer como aporte para una mejor sociedad

Dos espacios de vital importancia para la sobrevivencia de un proyecto revolucionario como el que aspira RD sobre todo en esta etapa son su Frente Estudiantil y el Equipo de Formación del partido.
+VER MÁS
#Política

Los próximos años de Revolución Democrática