#Política

¿Una guerra contra las drogas en Chile?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La situación de drogas vista por el lado de la demanda, es decir, del consumo de las y los chilenos, según SENDA, indica que el 96% de ellos no han usado ninguna droga en el último mes y que solamente el 7% las ha usado en el último año. De aquellos usuarios más del 90% solo utilizan marihuana.

Es preocupante que la única referencia sobre drogas de la Presidenta de la República en su Discurso a la Nación haya sido: “Para tener éxito en la lucha contra las drogas debemos mejorar nuestras estrategias. Durante el primer semestre del 2015 elaboraremos y lanzaremos el Plan Nacional contra el Narcotráfico, que nos permita enfrentar de manera integral y con mayor eficacia este problema”. (Discurso Presidencial,  21 mayo 2014, p.29).

Ese párrafo único se inscribe en la doctrina a la “guerra contra las drogas”, a nivel internacional esa política ha sido declarada fracasada. La Comisión Global sobre Drogas, conformada en 2011 por el ex Secretario General de la Naciones Unidas, Kofi Annan, los ex presidentes de las Américas Cardoso, Gaviria, Lagos, Carter, Zedillo y Fox, de Brasil, Colombia, Chile, Estados Unidos de América y México respectivamente, así como por decenas de importantes políticos, diplomáticos, científicos, intelectuales y empresarios internacionales, han afirmado que: “La Guerra global contra las drogas ha fracasado”. Por su parte, el Fiscal General de los Estados Unidos de América señor Eric Holder ha declarado inaceptable que: “De los 219.000 detenidos en las prisiones federales, casi la mitad están condenados por temas de drogas”. El Presidente Obama ha dicho que: “La marihuana es menos peligrosa que el alcohol”. Entretanto, la Secretaría General de la OEA, conducida por José Miguel Insulza,  le ha recomendado a los presidentes de las Américas lo siguiente: “Una importante alternativa –aunque de ninguna manera la única– a las políticas actuales hacia las drogas controladas, tales como la cocaína, heroína, marihuana y metanfetamina, incluiría legalizar una o más de ellas para su venta en algún tipo de forma que no sea para uso médico». Finalmente, el Secretario General de la ONU ha convocado a una Asamblea General Extraordinaria para el año 2016 con la finalidad de revisar las políticas internacionales de drogas.

La situación de drogas vista por el lado de la demanda, es decir, del consumo de las y los chilenos, según SENDA, indica que el 96% de ellos no han usado ninguna droga en el último mes  y que solamente el 7% las ha usado en el último año. De aquellos usuarios más del 90% solo utilizan marihuana.

Los expertos  consideran que esta sustancia no es “la puerta de entrada” a ninguna otra droga más dura, además que solo el 10% de los consumidores son usuarios problemáticos. En Chile los principales usuarios de drogas son los jóvenes, si bien y afortunadamente el 75% de ellos abandonan esos consumos, no obstante queda un grupo pequeño que necesita y merece nuestra atención en salud y apoyo social, pero que están dispuestos a recibirla siempre y cuando no esté condicionada a la abstinencia; en la actualidad esas prestaciones solo las provee el sector privado, el sector público la condiciona a la abstinencia, los cual es una grave discriminación en contra de los sectores populares y clases medias que no pueden pagar aquellos tratamientos. En breve, no tenemos un problema significativo de consumo de drogas, pero la mayor parte de quienes necesitan una atención sanitaria y social no la reciben. La baja convocatoria de las prestaciones ofrecidas resulta significativa cuando se informa que: “Se implementó un plan piloto de acompañamiento a usuarios referenciados a la Red de Salud para diagnóstico y tratamiento por consumo de drogas en la Región Metropolitana, que alcanzó una cobertura de 322 casos. (Mensaje Presidencial 2014, p.13; subrayado nuestro). Los usuarios de drogas de la Región Metropolitana en el último mes, donde debe estar la población de “riesgo”, son unas 140.150 personas.

En Chile, nuestro principal problema en drogas es la política criminal que estamos aplicando a su oferta, a la provisión de drogas o narcotráfico, la cual principalmente criminaliza el consumo, que paradojalmente nuestra ley no prohíbe ni sanciona, pero que cada año produce el 55% de todos los detenidos por todos los delitos en el país, unas  85.000 personas, el 75% de ellos por consumo y porte de pequeñas cantidades; además, los delitos que más causas resuelven los tribunales de justicia son por drogas, 73.000 al año, el 74% de ellos por consumo y porte, con 11.000 sentenciados y acumula 7.000 privados de libertad en las cárceles, el 12.0% del total, asimismo, la principal causa por las cuales las mujeres cumplen penas de prisión son por infracciones a la ley de drogas, el 46% de ellas. La actual política criminal en drogas hace que el 55% de la capacidad de control del delito hoy la emplea Carabineros de Chile en la persecución de los usuarios de drogas, la cual podría ser mejor usada en la persecución de otros delitos más graves para  la seguridad ciudadana y los derechos de la población.

Un Plan Nacional contra el Narcotráfico bien puede ser coherente con nuestros compromisos internacionales, pues cierto es que solamente somos un país de tránsito, precisamente así comenzó  Colombia y eso es México y Centroamérica hoy, quienes por haber aceptado la doctrina de la “guerra contra las drogas”, ahora ellos padecen decenas de miles de muertos al año, por lo cual las personalidades e instituciones internacionales entes referidas, han declarado esa guerra un fracaso, ya que ha causados varias veces más muertes y lesionados o afectados que el consumo de las drogas.

El nombramiento de la doctora Lidia Amarales, como Directora Ejecutiva de SENDA, el cual  saludamos y a quien deseamos el mayor de los éxitos, es una gran oportunidad para crear un amplio grupo de trabajo que convoque a todos los sectores involucrados en el asunto de las drogas, sobre todo a los que representan a la sociedad civil, en particular a los usuarios de drogas.

Bien sabemos que no es de competencia de SENDA la oferta de drogas, prevenir y controlar su provisión, pero en conjunto con el Ministerio de Justicia, responsable de proponer la política criminal del  Gobierno y nuevas normas penales, así como con el Ministerio Secretaria General de Gobierno encargado de coordinar con el Parlamento las nuevas normas, podrían diseñar e implementar una política criminal en drogas que termine con la actual sobre criminalización de los usuarios y los pequeños expendedores, libere recursos policiales y penales para la persecución de delitos más graves y evite la sobre criminalización de jóvenes y mujeres. También, libere recursos para bien atender a los usuarios con problemas y mejor prevenir entre quienes no tienen problemas pero pueden estar haciendo malas prácticas para su salud.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
¿Una guerra contra las drogas en Chile? Respuesta a Iban de Rementería | El Quinto Poder

02 de junio

[…] de Rementaría, en una columna publicada en este medio de comunicación, efectúa  una aseveración que comparto, dos que me parecen cuestionables y creo que no responde […]

ignacio silva

28 de septiembre

hola, me gustaria saber que entidad respalda esta cifra: “cada año produce el 55% de todos los detenidos por todos los delitos en el país, unas 85.000 personas”.
saldos

Alejandro

24 de marzo

Hola, es posible que compartas la biografia de referencia que utilizaste???

Gracias!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

La poca o nula conciliación entre un Chile del pasado más bárbaro de su historia, coronado en su Constitución con un TC politizado y una propuesta de modernidad democrática, representado en las reforma ...
+VER MÁS
#Política

Constitucionalidad: un desencuentro lleno de futuro

Con este raciocinio, el atropello en Barcelona sería no solo responsabilidad del grupo terrorista islámico que se lo adjudicó, sino que también de “muchos lados”. Entre esos muchos lados podríamos ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y el atentado en Barcelona

Popular

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje