#Política

Un Chile más justo

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy vemos como algo normal que se esconda información financiera, que las políticas de gestión sean oscuras y con poca accesibilidad a la información. Las prácticas comerciales no son transparentes y no existe ética adecuada del hacer. El Estado no tiene el compromiso social que debería tener y la capacidad de exigir empleos justos y de calidad.

No hay duda que todas las fallas del modelo de desarrollo han sido expuestos de una manera como nunca antes se había dado en nuestra sociedad, desnudando todo el proceso de una manera tan descarnada que uno no puede dejar de preguntarse cómo fuimos tan ciegos e ilusos que no supimos ver lo que estaba pasando  durante tanto tiempo.

Como ciudadanos debemos reflexionar ante esta realidad y entender por qué es importante que los cambios actuales no se deben a una visión de Estado, Gobierno o por una iniciativa de los políticos por mejorar la calidad de vida de los habitantes de Chile, el cambio que estamos viviendo en la actualidad se debe, principalmente, a que la ciudadanía alzó la voz para hacer valer sus necesidades y derechos, para que nos transformemos en un país justo, con sentido social y, sobre todo, más solidario a la hora de aplicar estrategias y construir el modelo de desarrollo.

El consumismo, desde la llegada de la nueva democracia en 1989, se transformó en la piedra angular del modelo económico. En un comienzo (1986) fue una linda sensación acceder a tantas cosas materiales y diferentes tarjetas créditos, pero a la larga fue un espejismo que representó un costo social enorme para las clases sociales menos adineradas, los confundieron totalmente al hacerlos creer que crecimiento era igual a desarrollo, concepto utilizado para justificar procesos, pero que en verdad es una gran falacia. Bajo este paradigma se dio pie para el abuso, la desigualdad y que se jugara con la esperanza y  vida de miles de chilenos.

Si miramos con retrospectiva histórica, es sorprendente ver lo que éramos y proyectábamos a mediados del siglo XX, cuando contábamos con una industria envidiable a nivel latinoamericano. Hoy puede parecer algo irreal y fuera de contexto, pero en ese entonces tuvimos la capacidad de construir locomotoras de muy buena calidad y que además eran exportadas a Francia. A mediados de los años 60, tuvimos importantes armadurías de automóviles en Arica de marcas como Citroën, Renault, Chevrolet que era el primer paso para construir automóviles (así empezó Brasil en los mismos años), exportábamos cereales, carne, lana, textiles, calzado, productos del mar y productos manufacturados de muy buena calidad. Fuimos considerados un país de grandes potencialidades industriales y futura potencia alimentaria. El mismo Estadio Nacional, construido el año 1938, fue en su momento el recinto deportivo más grande de Latino América jamás construido por un Estado hasta ese entonces; su diseño respondía a una clara señal de modernidad que proyectaba el Estado y fiel reflejo de lo que significábamos, demostrando la capacidad de nuestra propia gente y nuestra incipiente industria.

Con la llegada del gobierno de Salvador Allende se politizó la forma de producir y no supimos lidiar con la lucha de clases que heredamos de las dos administraciones anteriores de centro derecha; Alessandri Palma, que inicia la reforma agraria y la de Frei Montalva que le da continuidad, pero no del todo ajustada a la realidad, con falta de una organigrama certero y con delineamientos que orientaran bien la reforma.

Allende lamentablemente no sabe hacer los ajustes necesarios y desarrollará una reforma agraria política y no productiva como debería ser y se inicia la lucha de clases por apoderarse de los recursos, que fue lo que en definitiva nos llevó al quiebre democrático, permitiendo la llegada de la dictadura militar y que todo el camino avanzado, hasta ese entonces para lograr un Estado industrial en el más amplio sentido de la palabra, quedó en la nada misma. A mediados de los años 80 con la irrupción de los Chicago Boys, con el modelo neo liberal tomado por la dictadura para suplir el vacío, sustentó la teoría del desarrollo a través del chorreo, permitiendo la entrada de productos manufacturados sin aranceles, poniendo a competir lo poco que quedaba de nuestra industria con estos productos y literalmente no sobrevivió nadie y, desde ese entonces, nos transformamos en un país de meros intermediarios al servicio de las transnacionales.

Por todas estas razones, y algunas más largo de explicar en esta sencilla y humilde crónica, se produjo el desbalance que vivimos en la actualidad, creando una lucha de clases moderna y civilizada, sin armas, pero con redes sociales con buenas miras y marchas por lograr una sociedad  justa y responsable, por una generación que tuvo la fuerza para salir del ostracismo imperante desde el año 1989, entendiendo su rol y sus responsabilidades, porque en definitiva el modelo y el mismo Estado olvido su compromiso social que debe tener ante su ciudadanía. Todo se transformó en un negocio de ventajas comparativas, con claras desventajas para la ciudadanía con menos recursos; incluso en temas como educación y salud se aplicaron los mismos parámetros, inaplicables y fuera de contexto para estos temas de gran trascendencia.

Hoy vemos como algo normal que se esconda información financiera, que las políticas de gestión sean oscuras y con poca accesibilidad a la información. Las prácticas comerciales no son transparentes y no existe ética adecuada del hacer. El Estado no tiene el compromiso social que debería tener y la capacidad de exigir empleos justos y de calidad; llegándose a niveles de abuso insospechados por no existir reglas claras y todo amparado por una legislación hecha a la medida de las grandes empresas. No contamos con informes financieros públicos y debidamente actualizados de las diferentes actividades económicas que se realizan en el país (Johnson, Ripley, Cencosud,  Pascua Lama, HidroAysén, Energía Austral). No existen reglas claras que garanticen un ambiente seguro y el acceso a reales oportunidades para desarrollarnos como se debería.

En la actualidad las remuneraciones del empleado medio apenas le permiten sobrevivir y muchas veces con muy poca dignidad, obligándolo a tener que endeudarse con altas tazas de interés por ser considerado un capital de riesgo por las instituciones financieras y bancarias, creando un círculo vicioso negativo. Las políticas de desarrollo deben estar sustentadas en el bien común y preocupándose por el medio ambiente con responsabilidad, sustentabilidad y visión de futuro.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

28 de mayo

Un detalle: no fue Alessandri Palma, sino Alessandri Rodríguez.

Lo otro, que es una pregunta que todavía no tiene respuesta: cuando hablamos de desigualdad, ¿es la envidia el motor de la crítica, o hay elementos mas estructurales que hacen que la “igualdad” sea un deseo social?…El que exista un Luksic o un Paulmann, ¿es malo para la sociedad, como efecto neto, o simplemente el problema es que eso provoca una envidia molesta en el resto?…
En base a eso podemos discutir sobre que llamamos un país mas “justo”.

28 de mayo

Arturo gracias por la aclaración de Rodrigues y no Palma, me confundí.
La verdad es que el proceso chileno según mi visión, ha generado las desigualdades actuales y como tu dices es un deseo social al saberse todos los manejos irresponsables y sobre todo con la pésima calidad de vida de las clases sociales menos acomodadas que son las que sustentan el modelo en verdad.
La realidad nos dice según mi visión, que hemos sustentado un modelo de desarrollo que desde un comienzo no ha tenido reglas claras y mucha letra chica, permitiendo que un grupo minoritario que en base a esas reglas usufructué de ello y como todo modelo hay que ponerlo al día y mejorarlo. Luksic y Paulman no se si son malos o buenos, siempre existirán y ellos se adecuan a las reglas. Si las reglas le permite al señor Paulman pagar 8 mil $ de patente por el Costanera Center porque no hacerlo. Si esas reglas permiten que a los Luksic se les conceda un crédito de 180 millones de dolares con taza de interés preferencial por el Banco Estado en el año 2000 para comprar el Banco de Chile y fusionarlo con el Banco Edwards y que se coloque a Estevez como Pdte del Banco Estado solo para hacer el negocio, para luego hacerlo parte del directorio que se puede hacer.
Elke Batista el magnate Brasilero que construía plantas de energía a carbón en el norte, dijo claramente en una entrevista, yo en Chile hago lo que no puedo hacer en mi propio país, pero en Chile se puede y además ganar mucho dinero con ello, no es mi problema yo no vivo aquí.
Daniel Fernandez Pdte Ejecutivo de HidroAysén fue claro al decir, que su proyecto se atiene a las reglas impuestas por la ley chilena de medio ambiente, que permite que una misma empresa interesada pueda hacer su propio estudio de impacto ambiental y que no se le realice una auditoria externa por una entidad entendida y objetiva y que además sea evaluado por un grupo de Seremis manipulados por los intereses de los gobiernos, que poco y nada saben sobre el tema.
En fin,todo tiene su evolución Arturo y debemos mejorar las reglas del juego y así ser un país con proyección y con una buena calidad de vida para nuestros ciudadanos.
Atte Andrés Gillmore

28 de mayo

Estimado, por ahí entonces el camino.
No es el problema la desigualdad, sino como puede haberse generado. Si fue con medios ilícitos, o éticamente reprobables, no es un problema de desigualdad, sino que de delincuencia o penales; o que el problema es la falta de reglas (difícil en la vida que todos los casos posibles sean reglamentados..) y/o de ética en los negocios.
El tema es que, finalmente, las buenas relaciones se dan en un contexto en que no hay capacidad de uno para oprimir al otro. El cuanta fuerza tenga el poderoso no es tan importante como cuanta fuerza tenga el débil; si este último tiene lo necesario para manejar su camino, eso lo hace poco vulnerable. Entonces, el “país mas justo” debiera enfocarse en dotar a los mas débiles de la fuerza para gobernar su vida.
Como acápite, el tema de los $8000 por el Costanera Center es un problema de información: la patente municipal se paga en relación al capital propio de una empresa, y por lo tanto se paga en la comuna donde está su matriz. Cencosud está el Las Condes, no en Providencia. Pero, luego, por ley de rentas municipales, gran parte de esa plata va un pozo común y se reparte entre todas. ASí que, por lo menos en ese caso, no hay un tema ni ético ni legal.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Existen pocos consulados chilenos en el mundo no obstante que la población mundial crece con rapidez y también el número creciente de compatriotas que parten al extranjero, especialmente estudiantes. En ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones y chilenos del exterior

Me gustaría ser idealista y pensar que tengo un sesgo facho, pero sinceramente creo que la ciudadanía está adiestrada para aplaudir a los idealistas y votar por los más preparados.
+VER MÁS
#Política

Del 19 de noviembre al 17 de diciembre

Cuando se conozca el próximo dictamen de la Contraloría, la Inmobiliaria El Golf SpA podrá solicitar un nuevo permiso de edificación, adscribiéndose ahora a la legalidad vigente y tan pronto el nuevo p ...
+VER MÁS
#Ciudad

El Mostrador y un proyecto inmobiliario trucho

Volvamos a que en las casas suene Queen, The Beatles, AC/DC, Jhony Cash, y ni hablar de los Chilenos, todos los Parra, Víctor Jara, Los Prisioneros, Chinoy, Alex (solo por nombrar algunos) y cuantos más n ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Música mainstream y la rebeldía perdida

Popular

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

La fauna que no tenemos en abundancia en la naturaleza, sí la tenemos en la televisión, y a diferencia de la primera, a esta la cuidamos, veneramos... Y seguimos.
+VER MÁS
#Sociedad

Fauna televisiva chilensis

Para algunos, en lugar de la resignación, la única alternativa podría ser la violencia, lo que supondría un retroceso en el desarrollo de la humanidad y un nuevo golpe contra la paz mundial.
+VER MÁS
#Internacional

España, capital Bagdad