#Política

Sugerencia para la nueva Constitución

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen


el parlamentarismo otorgaría a los futuros parlamentarios el peso y prestigio del que los actuales carecen, ya que estarían necesariamente obligados a realizar una buena función si pretenden ser reelectos en elecciones competitivas postbinominal.

Artículo.- Chile es un Estado social y democrático de Derecho, con un presidente de la república como jefe del Estado y se rige por un sistema de gobierno parlamentario, que se estructura a través de un Parlamento unicameral de representación proporcional, depositario de la soberanía popular, en el que tiene su origen y ante el que responde el gobierno nacional, conformado por un primer ministro y su gabinete.

En mi opinión, la parte más importante a considerar de la nueva Constitución, reside en sus instituciones, que son las que permanecen deslegitimadas en la Constitución actual. Asimismo, creo que la determinación de los principios, derechos y valores, debe quedar entregada a las nuevas instituciones que se creen, las que verán así reforzada su legitimidad de origen de la que las actuales carecen.

Específicamente, creo que la prioridad en la elaboración de la nueva Constitución, debiera estar en un cambio de régimen político, que ponga término al presidencialismo actual y lo sustituya por un sistema de gobierno parlamentario. Éste puede considerarse el canon de la democracia, ya que, teniendo su origen y siendo la norma en Europa, también impera en países tan distantes y diversos como Australia, Japón, India, Israel, Canadá y todas las excolonias británicas que son democracia, con la sola excepción de Estados Unidos y su patio trasero.

Con el tema del parlamentarismo ocurre algo extraño y singular en nuestro país: no obstante gozar en general de muy buena prensa entre académicos, especialistas e incluso políticos, nunca nadie se la juega por su promoción y optan por la timorata o pusilánime aceptación del statu quo; en tanto, quienes sí lo critican ponen por argumento su fracaso tras la revolución de 1891. Al respecto, hay que dejar en claro que aquél nunca fue un auténtico sistema parlamentario de gobierno con un primer ministro como jefe de gobierno, voto de censura y voto de confianza y que la república parlamentaria no pasa de ser una equivocada denominación historiográfica.

Con un sistema de gobierno parlamentario, como es obvio, se superan las múltiples falencias del presidencialismo. Principalmente, la dificultad del presidente de la república para gobernar con minoría en el Congreso Nacional, que ha sido la norma durante toda nuestra historia independiente, así como la tendencia al autoritarismo y el surgimiento de caudillos populistas y mesiánicos, tan propio de nuestro subcontinente sudamericano.

En el nuevo régimen que propongo, se elegiría una legislatura de cuatro o cinco años y la correlación de fuerzas resultante en el Parlamento, determinaría qué sector asume el gobierno, el que tendría la duración de la legislatura, pero con la posibilidad de disolución anticipada del Parlamento por pérdida del apoyo de la mayoría parlamentaria a través de un voto de censura al gobierno o un voto de confianza perdido por aquél, lo que destraba el constante y paralizante enfrentamiento de poderes propio del presidencialismo.

Es importante destacar que el parlamentarismo otorgaría a los futuros parlamentarios el peso y prestigio del que los actuales carecen, ya que estarían necesariamente obligados a realizar una buena función si pretenden ser reelectos en elecciones competitivas postbinominal, o sea, sin más cuoteo por mitades de la representación parlamentaria Y, asimismo, la bancada opositora habrá de estar permanentemente preparada para asumir el gobierno en cualquier momento.

TAGS: #NuevaConstitución Gobierno Parlamento

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

18 de noviembre

Se que hay que ser tolerante, y respetar las opiniones de los demas, pero en realidad los defensores del presidencialismo siempre tienen la misma dinamica argumentativa, dicen que el presidente de la republica representa la voz y la dignidad del pueblo, y cuando sale electo Piñera de presidente, no es la voz del pueblo… o son totalmente antinorteamericanos y pro economia europea, pero defienden el presidencialismo, que es de origen norteamericano. Quien los entiende, la verdad es que si desean gobiernos mas participativos, horizontales, si quieren un Estado de bienestar, no pueden alcanzarlo a traves del presidencialismo… otra cosa es que se escandalizan de que gane la derecha, “por que”, “como pudo pasar”, etc. La cuestion es que pasa, punto, por una cuestion estadistica, pasa y va a seguir pasando porque la democracia se basa en la alternancia en el poder, hay mucha gente que sostiene que la derecha gana porque los tontos votan, claro… pero mas tonto es aceptar que la tontera existe, que es parte de nuestro ser mismo, y que va a seguir habiendo gobiernos de derecha, irresponsables, populistas, etc. Los defensores del presidencialismo me recuerdan a los defensores de la energia nuclear, “hoy las centrales son mucho mas seguras que antes, ya no ocurren accidentes”, shit happens, aprendanse eso… no aceptar nuestro grado de tontera es mucho mas tonto que aceptar nuestra estupidez, porque hay gente que vive luchando contra la estadistica, y no la van a derrotar… en fin

18 de noviembre

El tipico discurso “la derecha ganó porque los tontos votan”, ya, y quien es mas tonto, el tonto que votó o tu que no sabes que los tontos existen…

Saludos

Servallas

18 de noviembre

Bueno, yo apoyo, no me gusta la figura del presidente o presidenta, es poner mucho poder en personas que pueden no estar a la altura de las circunstancias, y una vez elegidos, hay que esperar estoicamente que terminen su período aún si están haciendo las de kiko y kako, y por lo que se esta viviendo, son los medios, principalmente la tv, quienes ponen los presidentes, así terminaremos con alguna figurita de la farándula o de las telenovelas, o quizás algún lector de noticas con la banda presidencial. Sin embargo, en el caso de un primer ministro, con tanto personaje que quiere sus cinco minutos de gloria, podríamos presenciar un desfile de primeros ministros tipo Italia, es decir una jalea, o que gobiernen grupúsculos que entregan su apoyo a quien les construya sus utopias,  la dictadura de los chicos, los evangélicos por ejemplo, pero hay que probar.

20 de noviembre

Yo no soy de derecha, no me gusta la derecha, pero el presidencialismo es un sistema que funciona muy bien cuando sale electo tu presidente, cuando sale electo el otro no es tan bueno. No me gusta la derecha pero prefiero mil veces la comprension que una dinamica que destruya a la sociedad, las aventuras revolucionarias, dictatoriales, fascistas, los quiebres institucionales, derrocamientos, golpes de estado, guerras civiles, son pura perdida de vidas humanas y no convienen a nadie, son dos pasos adelante y tres hacia atras. Si uno elige un presidente para que haga determinadas reformas y cambios, y luego llega otro de signo contrario que deshace todos esos cambios dejandolos en punto cero, no es inteligente, no te conviene siquiera a ti. Por tanto estoy a favor de un sistema parlamentario, nos guste o no, tenemos que avanzar todos juntos, no tenemos que ser todos amigos pero este no es un tema de buen corazon, sino un tema de inteligencia.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

La poca o nula conciliación entre un Chile del pasado más bárbaro de su historia, coronado en su Constitución con un TC politizado y una propuesta de modernidad democrática, representado en las reforma ...
+VER MÁS
#Política

Constitucionalidad: un desencuentro lleno de futuro

Con este raciocinio, el atropello en Barcelona sería no solo responsabilidad del grupo terrorista islámico que se lo adjudicó, sino que también de “muchos lados”. Entre esos muchos lados podríamos ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y el atentado en Barcelona

La universidad militante y sectaria no sólo nos hace daño a nosotros, sino al país y ejemplos hay de sobra. Pero a ellos y ellas no me queda más que decirles. “Lo sabéis señores: todas las verdades ...
+VER MÁS
#Educación

Despenalización del Aborto en tres causales: Todas las verdades se tocan

Popular

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje