#Política

Soy de derecha, lo estamos haciendo mal

25 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Como militante activo de Renovación Nacional, me siento cómodo diciendo que soy de derecha. Afortunadamente, pertenezco a esa nueva generación que es capaz de encontrar puntos de acuerdo con políticos de izquierda. Somos parte de aquellos que decimos dictadura con completa honestidad y que sabemos que no podemos imponer nuestra fe a la hora de pensar en derechos universales. Dentro de una postura republicana, siento que Chile es el país de todos, y por tanto, todos juntos tenemos que cuidarlo. Por lo mismo, estoy hastiado de la guerra de trincheras y pienso que esta postura confrontacional es la responsable de la mala imagen que proyecta la Alianza en gran parte de la ciudadanía. Me cansé de ver a nuestros “líderes” emprendiendo absurdas cruzadas para destituir autoridades, enarbolando discursos críticos y odiosos sobre cada una de las determinaciones del ejecutivo, e invirtiendo tiempo y recursos en entregar proyectos de ley maestros a quienes no están interesados en leerlos. Llegó la hora de que nuestros representantes comprendan y acepten que somos minoría y que es más saludable abocarnos a proponer ideas sociales, que cautiven, generen sintonía y sean percibidas como un aporte, que seguir perdidos en una postura de estadista, con más marketing que calle. Aunque duela a muchos, la Presidenta Bachelet fue electa inapelablemente y, además, recibió del electorado mayoría en ambas cámaras, por lo que todo estudio nacional e internacional que cuestione sus decisiones, cuestiona la voz de Chile en las urnas.


Ossandón es uno de los líderes de derecha (sino el único) que es capaz de decir que somos un país desigual. Sus críticas al sistema son claras, “la ausencia de un real rol fiscalizador del Estado, permite que quienes tienen más, abusen de los que tienen menos”.

Renovación Nacional (y el resto si quiere) debe abrir los ojos, tiene que darse el tiempo de reconsiderar el rol y su misión política. Debemos comenzar a pensar en términos de propiciar un impacto social saludable, olvidándonos de la exposición mediática. Para lograr este giro social congruente, es clave empezar a ayudar desinteresadamente a quien lo necesita, ya sea diseñando e implementando estrategias que contribuyan al bienestar de ciudadanos vulnerables, como tan sólo deteniéndonos a escucharlos, para luego regalar un poco de nuestro tiempo profesional y encontrar esa solución tan deseada. Se debe terminar con las políticas limosneras e inmediatistas (fotos, shows y canastas familiares) para empezar a centrarnos en la dignidad del ciudadano que no creció con las herramientas que el sistema a nosotros si nos entrego.

Podrán pensar que este vuelco social es imposible, la verdad es que este discurso está presente en montones de artículos, posteos y twits que comparten nuestros militantes, así como en muchos concejales de comunas “chicas”, que suelen ser considerados sólo para actos de campaña. Además, en alguien que hace rato está mostrándonos el camino, mi estimado Senador Manuel José Ossandón.

Ossandón es uno de los líderes de derecha (sino el único) que es capaz de decir que somos un país desigual. Sus críticas al sistema son claras, “la ausencia de un real rol fiscalizador del Estado, permite que quienes tienen más, abusen de los que tienen menos”, la verdad duele y para nuestros “aliados”, tildarlo de traidor es más fácil que destetarse de los poderes empresariales. De hecho, el dinero les da tanta seguridad que han perdido totalmente el miedo al ridículo. Tras interpelar a una Ministra recién asumida, consideraron seguir con el Ministro más cercano a la Presidenta, quien sin perder la calma, se mostró entretenido respondiendo preguntas sin hilo conductor. No conformes con ello, ahora van por otra vergüenza, interpelando a un Ministro encargado de defender una reforma que aún no pasa al senado.  No sé ustedes, pero dudo que esta estrategia juvenil logre revertir el rechazo en las encuestas.

Y mientras tanto, Ossandón emprende solo una campaña contra los cobros de la Cuenta Rut del Banco del Estado, que podría beneficiar a 7 millones de usuarios (mayores de edad y en su mayoría de los primeros tres quintiles). Antes, hacía pública la demanda de un Hospital para la comuna más poblada de Chile, lucha que por suerte dio junto al Alcalde Germán Codina, un líder que entiende el giro social y que no tiene el sitial que merece. Ahora bien, como partí diciendo, soy más bien progresista, por lo que discrepo con la postura consevadora del Senador. De hecho, soy pro matrimonio igualitario al 100%, y eso él lo sabe, pero esa discrepancia no impide nuestro diálogo. Esa capacidad para escuchar y conversar con las bases es algo que Renovación Nacional debe entender (En Pucón, se dio un muy buen primer paso).

En cnclusión, no podemos seguir pensando que sólo con millones se gana la presidencial. Chile merece empatía le voto blando no se identifica con tipos sonrientes, autodenominados populares, llenos de MBA´s y pantalones caqui, que imponen su lógica sin escuchar a nadie. Creo que debemos dejarlos solos y concentrarnos en una mirada social y  constructiva.

TAGS: #Derecha Alianza por Chile

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Jose Luis Silva Larrain

25 de noviembre

Demagogia: “Empleo de halagos, falsas promesas que son populares pero difíciles de cumplir y otros procedimientos similares para convencer al pueblo y convertirlo en instrumento de la propia ambición política.”

La conclusión racional del artículo es otra: La demagogia en Chile es tan grande que empieza a contagiar al sector político mas conservador donde se encuentra la gente mas honesta y preparada de Chile.

Lastimosa la columna

25 de noviembre

No te entiendo.
Traté de establecer que mi partido necesita dirigir la atención hacia las personas y no en emprender acciones contraproducentes.
Agrego que se debe terminar con la falta de diálogo en política y con la guerra de trincheras.

Entonces, porque proponer es demagogia, cuando en realidad es una prerrogativa.

Espero tu respuesta

Jose Luis Silva Larrain

25 de noviembre

Si es demagogia porque por ejemplo se suma al populista de la desigualdad. Gracias a las políticas y la institucionalidad que heredamos del gobierno militar hemos podido crecer y los pobres han visto multiplicar su ingreso como nunca antes. Además el estado es mas rico que nunca, nunca hubo un presupuesto tan abultado para educación, salud, nunca se habían atendido tantas necesidades sociales gracias al sistema económico.

Nadie niega la desigualdad que provoca el crecimiento y casi siempre las medidas redistributivas detienen el crecimiento. A lo mejor esas medidas sacan aplauso fácil en la galería, no se si logran estrechar distancias entre los que tienen mas y las que tienen menos pero sí generan pobreza. Eso es una verdad que olvida el señor Ossandon, en lugar de hacerlo ver, prefiere el típico discursito para el voto fácil: “Hace ver la desigualdad”.

Las emprende contra “poderes empresariales”, “…no podemos seguir pesando que con millones se gana..” “ pantalones caqui, que imponen su lógica sin escuchar a nadie..” etc.. etc… es de relato odioso, típico para gente ignorante, lleno de frases cliché, de discurso populista, busca voto fácil, es un demagogo perfecto.

Saludos

25 de noviembre

El estilo UDI no deja de sorprenderme
Pensé que descalificar no era necesario, pero bueno, siempre fiel a tus raíces, alabas un sistema colmando de abusos y falta de regulación.
Claramente el sistema es perfectible y tampoco fomento la idea de ser Cuba, Argentina o Venezuela. Pero decir que es ESPECTACULAR, da para pensar que te gustan más los números que la realidad.
En fin, gracias por la critica, reafirma mi visión de que RN es más fuerte sola.
Más tarde me tomare la molestia de leer tus escritos y ver si encuentro algo interesante, pero te digo de antemano que si no me gustan, sere gente y NO TE POSTEARÉ NINGÚN INSULTO.

Jose Luis Silva Larrain

25 de noviembre

Vaya que epidermis. Insulto: “Acción que ofende o humilla a una persona”. ¿que insulto? Simlemente dije lo que pienso: que el discurso de Ossanadon es para gente ignorante y siempre doy razones muy claras cuando desacredito una postura para que no paresca una descalificación gratuita. Si fueras de la UDI y dijeras lo que piensas sabrias realmente lo que es vivir siendo insultado y te darias cuenta claramente de la diferencia.

patomalo

02 de diciembre

Lol, El Hermano De Silva Salió A Defenderlo, Suerte Con penta Zorron rebelde

25 de noviembre

La derecha, en general en el mundo, siempre ha sido reaccionaria.
Reacciona cuando la izquierda se enciende. Y la izquierda se enciende cuando el malestar social efervesce. ¿Por que sube el malestar social? Porque la gente necesita un sistema político que interprete su sensibilidad, la cual va cambiando a lo largo de la historia, pero con algunos elementos de continuidad: por ejemplo, cuando percibe injusticias. Y estas injusticias son variadas, a veces son de privados, a veces del Estado, de grupos, de iglesias, etc. Ahí está la semilla de esta cadena.
La derecha, por lo mismo, sale a hablar cuando ya el barco se quema. Por lo general la derecha no se basa en un sistema “ideal” de sociedad, sino que en un sistema “real”, el cual, si bien funciona, NO interpreta, sobre todo, a los que peor les va en ese sistema. Y, en esos casos, la derecha actúa con populismo y trata de incorporar a su mensaje conservador a estos grupos, mediante la fortificación de mensajes patrioticos o de grupo extendido (nación, partido, etc)
Por todo esto, la derecha no es un grupo cohesionado, pues en realidad, como dice la expresión popular, hay “mucho toqui, poco indio”; o sea, dado el mesianismo con el que se actúa, todos esperan ser ese mesías, pero NO HAY UNA IDEA CENTRAL que dirija los pasos de todos; el mesías es aquel que tiene alguna posibilidad de ganar una elección, mas no un verdadero estadista que tenga un ideal de sociedad y que impregne al resto para ello.
La izquierda, por otro lado, es una masa de interpretadores del malestar social; en mi perspectiva, son un termómetro. Pero el malestar social es, por lo general, una nube de conceptos que se agitan cada cierto tiempo (por la misma evolución social, que requiere esa sintonía), y en general las respuestas que la izquierda da son erráticas y provocan quiebres en muchas otras líneas.
Raya para la suma, se vive en este ir y venir entre izquierdas y derechas; y, para que la derecha sea realmente algo para la gente, debe creer en un modelo social IDEAL, e ir generando estructuras hacia allá; si solo se limita a defender las estructuras actuales, seguirá siendo un freno de mano para la fuerza de la izquierda.

25 de noviembre

Comprendo tu idea, “izquierda y derecha al servicio del mercado y las empresas”, pero en vez de entrar a debatir sobre esto, sólo quiero preguntarte una cosa.

¿No es posible para ti que alguien de derecha pueda estar genuinamente interesado en el bienestar de los más necesitados?
Y vinculado a esto.
¿Porqué debería estar condenado al actuar de otros, cuando existe un real deseo de proponer otra forma de acción?

25 de noviembre

Estimado,
Yo creo que muchísimas personas de derecha están genuinamente interesadas en ayudar a las personas….pero no por ser de derecha, sino porque tienen estatura moral interna. No es la derecha, como tal, una promotora de esos valores, al menos no proactivamente, sino que reactivamente: cuando se ve sobrepasada, la derecha busca, con fines electorales, empatizar con la gente.
Ahora bien, derecha e izquierda al servicio del mercado es un poco retorcido. En general la izquierda sabe empatizar, pero resuelve mal, pues le agrega todo un tema ideológico al malestar de la gente…en suma, se va al chancho, siempre cree que hay que cambiar sistemas, eliminar grupos, etc…tiene una pasión desmedida por buscar derrumbes e inconsecuencias. La derecha, por su parte, ha creído siempre que “mientras funcione, no se toca”…visto con ojos de que, efectivamente las cosas funcionan, pero ahí su error: para que “funcione”, debe dejar entusiasmado, al menos, al 50+1% de la población…sino, el castillo de naipes se cae. Y, por lo tanto, debe tener políticas públicas realmente conducentes a una satisfacción social real, y no a justificar el statu-quo.
Saludos

25 de noviembre

Arturo

Estoy de acuerdo con su analisis. Con los dos 🙂

25 de noviembre

Interesante tu mirada, extrañamente, complementaria a lo que trate de establecer.
Mi tema es otro, creo que muchos militantes que trabajamos en terreno y vemos que la eficiencia de las propuestas de “derecha” no siempre vela por la dignidad, sino sólo por cumplir estadísticas. Por eso mismo es que señalo la importancia de que nuevas voces de derecha sean escuchadas, no con fines electorales, sino con fines sociales. Si ello atrae el voto bien, sino bien también.

El tema para mi es que, citándote, “la estatura moral interna” cuando proviene de alguien de derecha tiende a ser vista como aprovechamiento político o similar, dejándonos a los que lo hacemos por convicción en un mismo saco.
No se si entiende mejor ahora, por eso pido que actuemos más donde más se necesita, para que el tiempo permita que crezcan las confianzas y se pueda ayudar más (algo que nace de la psicología, mientras mejor el vínculo, mejor el avance)

Un abrazo y gracias por el diálogo (fue más enriquecedor que el otro debate que sostuve)

25 de noviembre

Un ejemplo antes de que se me escape, viviendas

Quienes defienden cantidad y velocidad desconocen el efecto del hacinamiento en el bienestar familiar, pero las cifras importan.

Mi idea de derecha sería mejores y más duraderas casas, construidas con calma y en conjunto con las personas.
Menos probablemente, pero más preocupadas del individuo y su entorno social.

25 de noviembre

Mira, concuerdo con que la derecha tiene muy buenas herramientas ( gente, intenciones, etc) para hacer grandes cosas. Pero para lograrlo debe separar el conservadurismo de la acción. Si la derecha política es un instrumento para el statu-quo, no va a llegar a ningún lado.
Una derecha correcta debe plantear un modelo de sociedad donde, por ejemplo, la eficiencia sea un valor; donde la dignidad de la vivienda sea un norte de la política habitacional; y, en particular, por ejemplo, respecto a la educación, si la derecha toma en sus manos la igualdad de oportunidades, debería haber sido la primera en proponer un sistema educacional ad-hoc; si lo combinas con lo que se defiende ( libertad), la derecha debió ser la primera en generar un sistema de educacion de calidad para todos, para así desarticular toda la cantinela de la igualdad bajando de los patines, etc. Y, en particular, respecto al Presidente Piñera…creo que perdió una gran oportunidad de neutralizar los vientos de izquierda….debió haber propuesto una nueva Constitución él; con eso se hubiera cerrado el ciclo de Pinochet de la mano de la derecha, dando un sentido republicano brutal. Pero, como sucede, la derecha no iba a proponer una Constitucion nueva (” si esta funciona…”); por eso es que, finalizo, falta ese sentido de estadismo en este lado de la política.

25 de noviembre

Me creerías si te digo que esas son las mismas razones por las que me esfuerzo desde dentro de RN y por las mismas que digo a viva voz que no quiero más ser alianza con la UDI.
Y si, Sebastián Piñera se farreo tremenda oportunidad.

Nuevamente, gracias por el diálogo

jose-luis-silva

26 de noviembre

Arturo a veces es brillante pero otras no. ¿acaso la dignidad de la vivienda no ha sido un norte? Pero si los 40 años que siguieron al pronunciamiento militar el stock habitacional ha crecido en mayor proporción que la población y a la par con el número de hogares. Los subsidios a la demanda como el SGU, el PET, subsidio rural, el de modalidad libre, etc… además de los subsidios a la construcción con programas de vivienda básica o progresiva, etc… El déficit habitacional se ha podido reducir y han disminuido también los niveles de hacinamiento en las viviendas y 2 de cada 3 viviendas se construyen amparadas bajo algún programa de subsidio habitacional. todos hemos visto la expansión de créditos hipotecarios, todos vemos que Chile ha pasado a ser un país de propietarios gracias a las políticas de vivienda de la derecha, que siguieron siendo norte para los gobiernos de la concerta.

Y la educación con igualdad de oportunidades siempre ha sido un norte claro. Mi post sobre la absurda campaña por la educación pública donde planteo usar el presupuesto en educación para que las familias sin recursos envíen sus hijos a colegios particulares dejando zanjado el tema de acceso igualitario está basado en antiguas propuestas educacionales del tiempo del gobierno militar. Puede comprobarlo porque hasta el día de hoy se leen en páginas como la de José Piñera y otros. Mire Molestese en comprobar que eran tantos y tan buenos los planes de la derecha que de haber ganado el “SI” a fines de los 80, hace 20 años ya no tendríamos nada que envidiarle a Suecia o Dinamarca en ningún aspecto.

El problema en la derecha como usted, Patrick (el autor del articulo), Ossandon y el resto es al revés, se quedó sin planes porque cayó en la demagogia de los que nunca han tenido planes por ignorancia: como los cliché baratos: “la derecha defiende el statu quo”. Eso es para analfabetos Arturo, no para usted porque en su nivel sabe que nunca hubo una revolución mas grande en Chile como la que dejó propuesta el gobierno militar. Ahora parece que volvimos a los 50 con todas estas frasesitas tanto de izquerda como de derecha.

26 de noviembre

Mira Silva Larrain, en serio no pretendo denostarte de ninguna forma, pero dejame aclarar algo.
Ataca a Allende todo lo que quieras y justifica el golpe como te plazca, valora las medidas económicas cuanto quieras y describe acusiosamente cada maravilla hecha en dictadura, eres libre para hacerlo.
Pero, no te olvides que la política exterior de Pinochet era nula y hoy en día, eso es pieza clave para el progreso de una nación.
No te voy a mencionar nada de DDHH principalmente porque no me interesa leer tu respuesta.
Ahora bien, cuando la gente más humilde postula a una vivienda, lo que quiere es poder dejar de pagar arriendo o estar de allegado y además poseer algo propio. Ciertamente se han construido muchas viviendas y la gente lo agradece, pero al estar planificadas ingenierilmente, cinco personas demás caben en una casa con dos piezas y un baño.
Finalmente, cuando tu llenas la boca con Ossandon sólo te diré tres nombres, para ver como lo refutas (y reírme un rato)
Matthei, Moreira y Urrutia
¿Qué han hecho por Chile?

26 de noviembre

Estimado Jose Luis
No siempre se puede ser brillante….menos a los ojos de todos!
El caso es que mi comentario va hacia que la derecha no es un grupo con una ideología marcada. Si le pregunta a una persona de derecha cual es su ideal social y de Estado, casi siempre va a contestar como un anti-izquierda (estatismo–>libre mercado, etc, etc). Las políticas habitacionales, las mejoras en el mundo público, etc, son parte de la derecha por el solo hecho de que la gente que compone este grupo es, por lo general, bien preparada y con una componente técnica sólida. Pero, nuevamente, no es una declaración de principios que se superponga a lo “razonable y posible”. A veces hay que quebrar huevos para hacer tortillas, y eso implica ir mas allá de lo mas evidente, para buscar marcar camino. Por ejemplo, si se definiera que en Chile nadie debe vivir en menos de 30mt2 (por persona), esa sería una máxima que sería parte de ese emblema como grupo político. Pero, nuevamente, por favor ennumereme las declaraciones de ese tipo en la derecha; la izquierda, al contrario, las genera sin pudor (educación gratuita, de calidad), aunque no tengan la menor idea de como se logra eso, ni siquiera sabiendo lo que es la calidad y como se construye. Por eso mismo la derecha tendría una tremenda oportunidad, pero nuevamente, es una tribu reaccionaria y electoral, mas que un conglomerado proactivo respecto al diseño de una sociedad y país.
Saludos!

Jose Luis Silva Larrain

26 de noviembre

Patrick: Importa tanto la “política exterior”?. Allende viajó por todo el mundo lleno de alabanzas y nadie puso un peso en Chile, de hecho sacaron lo poco que había. Pinochet no podía poner una pata afuera pero todos apostaron por su proyecto y se disparó la inversión. Lo que no quiere mencionar no lo mencione o parecerá que le interesa imponerlo sin escuchar a nadie.

La gente mas humilde jamás habia tenido tanto acceso a una vivienda. Todos queremos que todos tengamos vivienda digna, ojalá gratis, lo mismo que en educación, etc.. la cosa es seguir el camino cerca mas a lograrlo, ese camino esta demostrado que es de la derecha, la mas dura e insoportable, no la “alternativa”. ¿En un litigio prefiere un abogado de pelea o uno de “advenimientos”? Moreira y la otra arrebatá por lo menos dan la cara, eso es harto mas que el resto de la derecha.

Arturo: Por fin le volvió la cordura de siempre y está en lo cierto, por eso el relato de la derecha no debe ser con los cliché del resto sino proactiva con lo que sus ideas ha logrado, lo que tiene en capital humano y lo todos que puede dar al país con eso. Las ideas de la derecha no serán brillantes pero son correctas y si no las defiende la derecha no lo hará nadie.

Saludos

26 de noviembre

Leyendo los comentarios de esta columna, veo que hay ciertas confusiones que es necesario aclarar.
1.- Se confunde el término Derecha por cuanto se mete en un mismo saco , a) la derecha tradicional, que es aquella donde militan muchos hombres de bien, con un arraigado sentido del bien común, b) la derecha política que solo aspira a mantenerse viva aprovechando la candidez de los empresarios y de los grupos mas despistados de nuestra sociedad utilizando un diálogo demagógico, y c) la derecha económica la que tiene el poder económico y lucha por lograr mas beneficios económicos, sin importarle en absoluto a quienes permiten que hacen posible su éxito, el cual no es compartido con quienes participan del logro sus trabajadores.
La derecha política se aprovecha de la derecha económica vendiéndoles un producto de mala calidad, esto está a la vista de todos y es un hecho concreto.
Por otra parte y de lo que no hay duda que la derecha tradicional es donde habitan los personajes serios, honestos, preparados, documentados y aterrizados a los cuales por pura ambición política los dejan de lados.
El fracaso de los 4 años y de pérdida de la oportunidad de hacer este país mejor fué precisamente la ambición desmedida de la derecha política que no supo entender ni tener conciencia de lo que necesita esta nación para que crezca en armonía.
Lo demás es verborrea de mala calidad.

Jose Luis Silva Larrain

26 de noviembre

Interesante y quizá en parte acertada la percepción de Armando.

Pero yo percibo a la derecha tradicional como algo mas anticuado, las del legado de estos tíos ya casi todos muertos que lloraban porque los pescó la reforma agraria y todo eso. Durante el gobierno militar podrían haber manejado la economía los Chicago o los hermanos Castro y la derecha tradicional quizá no se habría dado ni cuenta. La derecha tradicional la identifico mas con el empresariado, no es la derecha mas preparada ni motivada para ver bien a su país, son buenos para alegar sentados en sus parcelas de agrado, contra “los comunistas”, contra los homosexuales, pero no son propositivos. En cambio la derecha económica es la de la fuerza de las ideas, la que construye. Yo, como muchos mas, me adscribo absolutamente al legado de los Chicago, al neoliberalismo, a la derecha económica, seguro mi familia calificaba de “burguesa” pero la verdad yo no tengo lucas, ni he cultivado contactos, me cargan los cuicos, no soy empresario, ni del barrio alto, pero tuve la suerte de haber estudiado algo de economía, me apasionó mucho, me metí en la historia económica del país (o en la interpretación que tiene de ella una escuela monetarista), la economica la veo mas constructiva y veo a los tradicionales mucho mas vulnerables a caer en populismos.

Son percepciones de cada uno

Saludos

28 de noviembre

Definitivamente ¡de acuerdo Patrick!…..simplemente genial. Aún cuando no comparto tu idelogía…¡daría mi vida por tu libertad y derecho a manifestar tus pensamientos!…¡eso es democracia!…..¡RESPETO A LAS MAYORIAS!. Pero más que eso…..la ciudadanía habló y lo hizo fuerte en las 3 últimas elecciones generales y lo hace porque ….¡QUIERE CAMBIOS ESTRUCTURALES!….astiados de los abusos, mentiras y conflictos de intereses en beneficio de “los de siempre”. El tiempo, la ciudadanía y la realidad dirán si la derecha se merece una nueva oportunidad. Las personas como tú merecen mis respetos, porque la UDI y algunos de RN solo han contribuido a desprestigiar la y los políticos, única manera de Gobernar, lo que en gran medida ha probocado el alto grado de desprestigio y desconfianza en el ciudadanía. Saludos.

28 de noviembre

Gracias de verdad!
Existe un impulso cada vez más creciente de poder ayudar a construir y dejar de sólo aportillar; comenzar por respetar las mayorías es fundamental, podré llegar a estar en desacuerdo con algunas medidas, pero bueno, la voluntad del voto dictamina el norte cada cuatro años y la alternancia es la consecuencia de aquello.
En fin, aunque este sólo y cuestionado por los torquemadas, seguiré fiel a mis convicciones y apoyare a quienes quieran sumar.
Una vez más, gracias por entender el fondo de mi columna.

jose-luis-silva

29 de noviembre

Pero que grupo creciente? Que mayoría? En este momento todos los estudios indican que la tendencia creciente, que ya es mayoría, ya no quiere las reformas que hace el gobierno, esa mayoría ya no quiere a la presidenta ni a sus ministros.

Entiendan que sí teníamos la razón los de la derecha dura, que insistíamos que cuando la mayoría se de cuenta que al intentar terminar con el lucro en la educación la mitad se queda sin pega y mucho mas de la mitad debe enviar a sus hijos a una escuela pública, entonces la mayoría ya no querrá cambiar el sistema. Es exactamente lo que está ocurriendo ¿ hasta cuando siguen con la demagogia?

Saludos

Matías Sánchez

29 de noviembre

La derecha no solo lo hace mal por tener una oposición férrea como lo anunció al final de la interpelación. Es eso casi algo superficial a su verdadera labor, defensora del mercado en educación, del empresariado en materia laboral y de la no democracia en materia política. Para qué decir lo contrarios que han sido para tocar los grandes sueldos de los parlamentarios.
El problema de la derecha son sus ideas, que destruyeron a chile con la dictadura y que hoy quieren seguir implementando. La defensa acerrima del neoliberalismo, creyendo que cualquier intervención estatal es propia del socialismo soviético.
Para qué hablar de la defensa que hacen de los violadores de DDHH que hay en sus filas, y la defensa de las violaciones en sí. No basta decir dictadura, nuevamente cosas estéticas.
La gran crítica que le hago es lo que han hecho con la reforma educacional, mintiendo descaradamente e instalando dudas ilusorias que ninguna relación tienen con la relidad, defendiendo la segreación y el lucro. Como se vió en la interpelación de manera desesperada.

juan

28 de noviembre

Como Patrick H. Fish yo también me sentí por muchos años de derecha, pero fue y ha sido tal la cantidad de burradas, torpezas y embarradas que cometió la derecha post Pinochet, con la UDI como guaripola de las mismas, que si yo publicara como hizo Patricio Fernández de The Clinic, todas las frasesitas que se han mandado especialmente en este último tiempo sus “referentes”, tendría material para emular los dos tomos de “Piñericosas”.
No las voy a repetir aquí porque saldría muy largo mi comentario, pero si les voy a mostrar solo la guinda de esta torta: “Matar personas es lícito si tú con eso logras imponer tu proyecto político”… Evelyn Matthei.
¿De donde saco ella esa afirmación… se le ocurrió a ella?… ¡NOOOO!, es ni más ni menos lo que hizo Augusto José Ramón Pinochet Ugarte con la venia de la história… Lo que ella hace en la entrevista con Matilde Burgos en CNN es reflejar (¿involuntariamente?) su deseo de repetirse el mismo proceso como solución para Chile.
Volvería a apoyar a la derecha si personas como Manuel José Ossandón y Alejandro Guillier estuvieran en el gobierno. Ambos son republicanos, con mucha calle, con ética, moral, uno más devoto que el otro, pero por sobre todo responsables de sus dichos y respetables.
Se dice que la derecha esta muerta en Chile, que los empresarios llevan la trampa en su ADN con tal de hacer dinero… no excluyo a algunos de izquierda que tambien tienen ese mal.
¿Serán capaces de corregir su conducta políticos y empresarios?, Ojalá

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si en el primer gobierno de la Presidenta, tapó de termoeléctricas Chile, en el segundo se alzó con un sello ecológico, ¿Porque es la única con posibilidad de aprender del pasado?
+VER MÁS
#Política

Vergüenza ajena

Cabe destacar que el tema de los derechos humanos y los ex soldados conscriptos, es una deuda pendiente y una responsabilidad que el Estado de Chile ha evadido, con un sector de la sociedad de más 7.000 ex ...
+VER MÁS
#Justicia

Segundo gobierno de Presidenta Bachelet no reparará a ex soldados víctimas de abuso

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco