#Política

Si los partidos gobiernan la sociedad, la elite administra Chile

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La disputa entre oficialismo y oposición por el salario mínimo se encuentra entrampada. El pasado jueves las palabras de la Senadora Ena Von Baer contra aquellos personeros que votaron en contra del proyecto fueron el tema obligado de conversación, fue un intento de amedrentamiento público o una especie dediscurso populista. En cosa de horas fue duramente reprendida por varios políticos, incluso desde su propio sector. Tampoco hay que olvidar el espectáculo mediático llevado a cabo entre el Presidente de Renovación Nacional, Carlos Larraín y el Diputado de dicha tienda, Joaquín Godoy. Se habló de “daño a la política”, mientras que desde la oposición no tardaron en meter  el dedo en la herida y acusar la falta de liderazgo del Presidente Piñera, junto a la escasa cohesión de los partidos de la coalición.  De esta forma, todo intento de discusión seria fue imposible de concretar, ya que primó  una lógica de trincheras entre bandos rivales y la polémica. La conclusión más evidente que se puede desprender de todo esto es que la política y por ende, los políticos, una vez más quedaron al debe con la sociedad o al menos con aquellos que de verdad necesitan que su trabajo sea dignificado y valorado.

Sin embargo, existe otra lectura respecto al tema del salario mínimo, una cuestión más elemental  y no se refiere precisamente a cuanto debiese ser el tope, sino que va directamente relacionada con la proyección de la esfera de lo privado hacia lo público, en este caso a la política. Erróneamente se tiende a pensar que con los gobiernos de la Concertación se dio libre paso a la privatización y a muchas “malas prácticas” que ahora parecen asombrar a la clase política, yendo un poco más atrás, durante el régimen militar se piensa que la torta se comenzó a repartir mal, pero ¿Qué pasa con las décadas anteriores? ¿Qué sucedió hace
100 años atrás para el Centenario de Chile? Y lo más importante ¿Hemos aprendido algo del pasado? Y es que muchas de las prácticas que los políticos parecen no reconocer ahora, como muchas de las acciones políticas motivadas por una ideología, ya sea desde la defensa del lucro a la invariabilidad de los impuestos, provienen de la génesis del Estado chileno, remontándose a los años post independencia y puesta en marcha de la República chilena.

La proyección de lo privado a la política, tiene sus orígenes en el siglo XIX y su expansión se produce entre 1890 y 1930. Una vez muerto el Presidente Balmaceda se pretende impulsar una consolidación del poder económico, social y político de la burguesía de la época. Fue un hecho rupturista, que dividió a militares y civiles, pero que entabló las bases de una forma de entender la política en Chile y, por supuesto, la lógica del poder del cual comenzaba a gozar la burguesía, aquella que había tenido un despegue notable, dejando de ser la clásica clase aristocrática dueña de fundos y de dominio agrícola. Puesto que, el dinamismo dado a la economía del país durante el siglo XIX por medio de la creación de bancos, de la incorporación a la economía de crédito o el aumento de la circulación de billetes, generó mayor movilidad del comercio, aumentando la sensación de compra y venta, diversificando y mejorando la producción. Este hecho produce un click en los grupos de poder social de la época, ya que no se podía dejar en manos de los vaivenes de la política todo lo que se había obtenido.

Fue en este momento de la historia que se comenzó a generar, por parte de la elite,  una maquinación de la política, casi como una cuestión mecánica que consistía en aprovechar los instrumentos a su haber para influir en la dirección del país, en la ruta que Chile estaba tomando y debía tomar, mas no en la forma de gobernar. Si consideramos que para la época el poder Ejecutivo representaba una piedra de tope para la elite, tal cual como sucedió con Balmaceda, lo evidente era entonces, tomar el Congreso, instalarse ahí, donde  de verdad se toman las decisiones.

¿Para qué entonces se necesita al gobierno, si se tiene a su favor el monopolio comercial, los medios de comunicación y fuertes raíces sembradas en el Congreso? Evidentemente la burguesía de aquella época aprendió la lección luego de la debacle económica que se suscitó en el país, más aún considerando que la historia es espiral, o sea, los hechos se repiten pero bajo situaciones y contextos distintos, queda en evidencia que lo que estamos viviendo hoy no es nada nuevo, pero por una variada gama de factores al parecer hemos olvidado nuestro pasado, nos enfrascamos en la pelea chica, en el título de la noticia y no en su contenido. De la misma manera, el show de la política nos desvía del problema principal, parece embobarnos e intencionadamente manipularnos, des-informarnos. Entonces si la elite aprendió la lección ¿Acaso lo hicimos nosotros? Al parecer no, ya que, seguimos creyendo que gobierno y oposición intentan ponerse de acuerdo en el ajuste al salario, sin darnos cuenta que en realidad esa decisión está supeditada a los dictámenes de unos pocos que ostentan la verdadera administración del Estado, operando de forma silenciosa, casi como por encargo a otros, sin ensuciarse las manos, para eso están mejor los  políticos.

——————————-

Foto: Diariopyme

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
tomas

16 de julio

Deja tu comentario aqui…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La participación democrática implica un compromiso, una voluntad de plasmar una idea en lo concreto y de defenderla (y asumir que existe la posibilidad que la idea de otro se imponga).
+VER MÁS
#Ciudadanía

Like sí, Voto no

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?