#Política

Septiembre 2015: prueba al coraje nacional

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Septiembre en Chile, siempre es una mezcla de reflexiones acerca de nuestra trágica historia política y una batería de celebraciones a lo largo y ancho del territorio, festines de distintos calibres y consumismo desenfrenado, auspiciados por el dinero de plástico.


El mes de septiembre nos ha traído de vuelta la política verdadera, la de las soluciones concretas a problemas concretos, puestos en circunstancias extremas y dolorosas. Se ha brindado una nueva oportunidad al liderazgo presidencial, de marcar con claridad los énfasis de su programa.

Este año fue distinto. Fuimos azotados por un terremoto de esos que solo un territorio como el nuestro puede garantizar cada cierto tiempo, con un nivel de destrucción material importante, pero con un número reducido de víctimas fatales. Circunstancia que fue destacada incluso por entidades internacionales como el PNUD, y medios de prensa extranjeros.

De algún modo, la destrucción y el dolor ocasionado por este nuevo embate de la naturaleza cambiaron el foco de atención de la ciudadanía y se detuvo un espiral de violencia verbal que parecía escalar cada día, en los partidos de la derecha y en sus medios afines.

Recordemos que se desarrolló  una verdadera campaña de desestabilización, en medio de la cual aparecieron unos muy “independientes y apolíticos” dueños de camiones, con amplia cobertura de prensa y televisión en horario prime, incluso con intervención del Cardenal Ezzati en su favor. De pronto se aparecían fantasmas del pasado, el lenguaje destemplado de algunos dirigentes de la derecha, y la acción irresponsable de medios de comunicación afines a la derecha, insinuaban serias enfermedades de la Presidenta,  siempre a nivel de trascendidos y filtraciones y se decía que la mandataria se encontraría inhabilitada para terminar su período.

Pero la naturaleza habló e hizo callar el coro altisonante y majadero, y ahora las cosas parecen volver a su cauce natural. El gobierno liderado por la Presidenta continúa cumpliendo con la plataforma programática y se van consolidando una a una las reformas ofrecidas durante la campaña presidencial.

El impulso de reforma tributaria que recaude más sobre la base de una mayor cotización de los sectores de más altos ingresos; una reforma educacional que garantice acceso igualitario y gratuito, sin selección, a la educación pública y de una reforma laboral, en curso, que pondrá término al reemplazo de trabajadores en huelga y consagrará la titularidad sindical.

A su vez se puso fin al binominal y al financiamiento irregular de campañas políticas, sumado a una reforma y fortalecimiento del servicio electoral. Todavía pendiente está el inicio del proceso constituyente que brindará a Chile una nueva constitución nacida en democracia y generada a través de un procedimiento amplio, legítimo y participativo. El gobierno parece retomar el control de la agenda pública.

Sin embargo, la profundidad de las reformas iniciadas y el nivel de transformación social y política que ellas entrañan, requerirán mucho más que un gobierno de cuatro años. La consolidación de los cambios requiere tiempo, pero también el apoyo de una amplia base social y política. No basta solo con tener la mayoría parlamentaria requerida para aprobar los proyectos de ley, debemos zafar de la trampa que enfrentan  los movimientos progresistas en el mundo, que es acometer programas o procesos de reformas, contando con mayorías circunstanciales y en muchos casos precarias. Las reformas deben realizarse en un proceso escalonado y progresivo de avances, que en su conjunto permitan concretar los aspectos centrales de la agenda progresista.

Para consolidar los cambios se requiere de una ciudadanía empoderada, movimientos sociales que vayan más allá de la coyuntura y que sean capaces de alzarse como interlocutores y como fiscalizadores permanentes de la acción pública. Y se requiere también un sistema de partidos políticos que dé cuenta de la diversidad y de la heterogeneidad de nuestra realidad política.

La gran medición, el gran diagnóstico de cómo va el país, será la elección municipal de 2016. Ninguna encuesta tiene valor frente a la opinión de las urnas. Si alguien en Chile alberga alguna duda acerca del camino, acerca del rumbo trazado por el gobierno, serán los electores quienes se pronunciarán.

Si el respaldo a la coalición de gobierno es claro y contundente, no quedará ninguna duda acerca del derrotero fijado por la conducción política de la Nueva Mayoría. Se requiere un veredicto claro e indubitado. Un empate no sirve para disipar las nebulosas sembradas por la propaganda de la derecha y sus medios.

De algún modo, el mes de septiembre nos ha traído de vuelta la política verdadera, la de las soluciones concretas a problemas concretos, puestos en circunstancias extremas y dolorosas, se ha brindado una nueva oportunidad al liderazgo presidencial, de marcar con claridad los énfasis de su programa. Asimismo, ha obligado a la derecha a detener su campaña de desprestigio y de ataques personales, viéndose forzada a dialogar frente a la iniciativa de un gobierno en la emergencia.

Octubre dirá si la oportuna y eficaz respuesta dada por la autoridad política frente al desastre natural, traerá consigo incrementos en la adhesión o simpatía con el gobierno.

 

TAGS: #NuevaMayoría Gobierno Michelle Bachelet

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La verdad muchas veces puede ser dura y difícil de enfrentar, porque devela lo que somos y no la máscara de lo que queremos creer que somos, pero es indudable que nada puede ser más revelador que ir por ...
+VER MÁS
#Política

El poder de la verdad

Ante estos trágicos datos creo que es una prioridad nacional repensar la calidad de la democracia y los mecanismos de participación más allá del voto.
+VER MÁS
#Educación

Ganó la no participación: ¿Baja calidad de la democracia en Chile?

Chile hoy comienza a debatir ideas y sueños que son más transversales de lo que parecen, y a la hora de votar esa oferta también los electores han comenzado a fijar la atención en quien podría hacerl ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Después de la elección ¿existen las derechas e izquierdas?

El futuro gobierno del Presidente Piñera tiene que dar confianza y esperanza a la ciudadanía, porque Chile es de todos y se construye con todos y para todos.
+VER MÁS
#Política

Tiempos mejores para todos y con todos

Popular

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka

En la actualidad, con las nuevas técnicas de administración, publicidad y manejo de datos, que crecen exponencialmente, en cuatro años se puede hacer tanto daño, (o tanto bien, según sea el propósito) ...
+VER MÁS
#Política

Lo que el Frente Amplio no ve, y otros tampoco

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco