#Política

Sebastián Piñera, el vendedor de una ideología

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es como si Piñera no entendiera que sus soluciones y lo que encuentra natural es precisamente lo que se intenta reformar, para así entrar en una democracia donde la segregación disminuya y en su lugar comencemos de a poco a confluir en una democratización verdadera.

Sebastián Piñera apareció nuevamente en el escenario nacional. En un seminario en la Universidad de Los Andes, el ex mandatario habló de los nuevos habitantes de La Moneda tras su mandato e hizo duras críticas a cómo se estaban llevando a cabo las medidas por parte de la nueva administración. Todo esto lo hizo rompiendo una tradición en torno a los ex Presidentes y volviendo a ser portada, de la mano de esa realidad que él y muchos en su sector dicen querer conservar.

Que todo está mal, que los empleos se irán perdiendo y que falta voluntad de parte del gobierno, fueron algunos de los temas que Piñera habló, causando así una serie de reacciones en su contra y algunas a su favor. Todo esto el ex Presidente lo hizo desde su sempiterna intención de aparecer y de figurar, como si fuera una especie de ser que no conoce los límites, las instituciones y los respetos, como tampoco los tiempos y los espacios, dando la impresión de que quienes lo acompañan no son más que accesorios que se acomodan a su personalidad.

Porque si analizamos la contingencia política en los últimos cinco meses, esta no es la primera vez que el otrora dueño de LAN quiere deslumbrar con su carácter de ex inquilino de Palacio. Ha escrito columnas, ha instalado en su nueva fundación una especie de Moneda chica con los ministros políticos de su gobierno para no estar ausente, para no perderse nada de lo que está sucediendo, disfrazándolo de interés país, cuando lo cierto es que solamente quedan al descubierto ganas y ansias de no apartarse o perderse como persona, ya que al parecer los medios y los periodistas lo hacen sentirse como algo existente.

El principal problema de estas ansias de protagonismo y de ser y existir frente a las cámaras, es que también traen consigo de manera implícita  la venta de la idea de un país que hemos vivido y respirado como si nunca lo hubiésemos experimentado. Es como si Piñera no entendiera que sus soluciones y lo que encuentra natural es precisamente lo que se intenta reformar, para así entrar en una democracia donde la segregación disminuya y en su lugar comencemos de a poco a confluir en una democratización verdadera, que no implica la destrucción de nada, sino la mejora de muchos vicios que hoy vemos como parte de nuestra cultura.

Y es que al igual que muchos de quienes apoyan sus palabras, el ex Presidente no entiende que todo es perfectible y que lo que ellos ven como la gran panacea democrática, ha hecho agua desde el lugar que se mire. Pero más grave todavía es que no escuchan lo que se respira y lo que se siente, como tampoco lo que se pide y lo que se anhela, porque lo ven solamente como un grito de tres o cuatro pelagatos, ya que están seguros de que lo que necesita la ciudadanía es eso que un sistema determinado e inmodificable les entregó por años.

Por esto es que el inspirador de las “Piñericosas” pasó de ser el más liberal de los líderes de la derecha, a transformarse, quizás, en el más fanático de un neoliberalismo militante, precisamente por sus ansiosa necesidad de aparecer y decir palabras como un mercader al que no le importan las instancias para vender su producto, su manera de percibir lo real y lo que sin duda -según él- el pueblo chileno debe seguir comprando por su bien.

Pero un mercader de primer orden es uno al que, por lo menos, se le respeta y se le cree lo que intenta vender, cosa que no sucede con un Piñera que más bien parece el comerciante de una idea, de una ideología y de una verdad no tan verdadera. Don Sebastián terminó por convertirse en la caricatura que alguna vez Kramer hizo de él, dando paso así al personaje y dejando de lado la persona y los razonamientos propios de un ser de carne y hueso.

Piñera existe y respira en los medios ya que no puede hacerlo en otra parte. Ve en las cámaras y en los periódicos la única manera de desarrollarse, de mirarse al espejo y reconocerse, aunque su rostro contenga una sonrisa desesperada y rebosante de poca sabiduría y nula prudencia. Esa nula prudencia que algunos vendedores tienen cuando intentan venderte todo, incluso a ellos mismos, con tal de subsistir.


Imagen

TAGS: Sebastián Piñera

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de agosto

La ideología del señor Piñera se basa en un sistema político, social y económico basado en el libertinaje del mercado, en la flexibilización laboral y en la explotación del trabajo y esfuerzo ajeno. Precisamente ese régimen, el neoliberal, se ha convertido en un gran fracaso en Chile y en el mundo. Simplemente no podemos hablar de “desarrollo” del país cuando de los frutos del “crecimiento” gozan unos pocos, apenas esa clase social dominante a la que pertenece el señor Piñera. Le gusta figurar, ser el centro de atención y sin embargo no puede justificar ni racional ni mucho menos legalmente el origen de su fortuna. No le es posible porque ésta la construyó en base a negociados, al tráfico de ifluencias, información privilegiada, lobby, etc.

Lo más grave es que su actuar es increíblemente reaccionario. Lo demostró no solo presidiendo un gobierno mediocre, inepto y basado en la mercadotecnia (no olvidemos que mentir también es violencia) sino además apoyando el golpe de Estado del que al final todos salimos perjudicados. Por eso no es posible olvidar aquel levantamiento contra nuestro sistema democrático, porque las víctimas del mismo somos los trabajadores en su totalidad, aquellos que posteriormente seríamos tercerizados y humillados en nuestros derechos, esos jóvenes que se endeudarán de por vida para obtener un título universitario devaluado, esa ama de casa que hace malabares para alimentar a una familia y en general quienes intentamos sobrevivir con un salario- mínimo para la mayoría- porque el sueldo responde a los intereses de esas tres o cuatro familias, de las que Piñera es miembro, que son las dueñas de Chile, de nuestros recursos, trabajo y vidas.

jose-luis-silva

26 de agosto

El gobierno de Piñera muestra muy buenos números en empleo, crecimiento, etc.. Chile ha tenido un modelo económico ejemplar en crecimiento que le ha permitido un presupuesto del estado que nunca habia tenido, nunca habia existido un presupuesto tan abultado en educación, salud, nunca se habian podido atender mas necesidades sociales como con este modelo y las diferencias en los ingresos son un reflejo de ese crecimiento tambien.

Nose porque es tan mal visto defender el modelo si el costo de desmantelar el modelo para “mejorar las cosas” implica tambien desmantelar la parte virtuosa del sistema: la inversión, el empleo, el crecimiento, el bienestar de las personas y el presupuesto para atender las necesidades sociales porque todas son cosas que nos dio el modelo. ¿Creen que el bienestar que otorga Chile a sus ciudadanos comparado al de otros países similares es parte del paisaje?. Pues no lo es, podran ver que todo el bienestar se sustentaba en lo que se empieza a reformar.

Nunca se entendió que sacar las estructuras del primer piso para construir el tercero desestabiliza la casa hasta derrumbarla. Bueno, ahora ya empezamos a comprobarlo y pasarán varias décadas, probablemente una o dos generaciones, entre llegar a tocar fondo y volver a levantarse.

Saludos

Luis G.

27 de agosto

La ventana de derecha extrema entre centroderechas habría pasado más piola si Piñera no fuera un payaso narcisista.
http://www.elmostrador.cl/pais/2014/08/27/el-candidato-pinera-y-las-irregularidades-en-la-secom-bajo-su-mandato/
Propaganda y estadística ¿cuál de las dos más ilusoria?
Crecimiento… Como dice Nicanor Parra: “Hay dos panes. Usted se come dos. Yo ninguno. Consumo promedio: un pan por persona”
Al final, lo lamentable no es recordar lo que hizo o no hizo, sino recordar cómo la ciudadanía lo eligió encandilada por cuentas de cristal.

28 de agosto

La misma poiitica vende ilusioes y del saqueo que han realizado konzertas y alianzertas y pillerias. De que se asombran, complices del robo flagrante por AFP_ISAPRES_CREDITOS HIPOTECARIOS_EDUCACIONALES_SALUD_LADRONES!!!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El humor funciona como válvula de escape para tabúes sociales, como crítica social y genera la consolidación de la pertenencia a un grupo, además de funcionar como defensa contra el miedo y la ansiedad ...
+VER MÁS
#Sociedad

El chiste, su relación con el inconsciente y su impacto con lo social

Si el Frente Amplio piensa seguir por el camino de la pureza, simplemente terminarán siendo parte de un humo colectivo que no perdurará, ya que perderán la credibilidad mal lograda. El pasado está lleno ...
+VER MÁS
#Política

¿Hay algo nuevo en El Frente Amplio? Un par de dudas

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Popular

El desafío no es sólo “dejar contentos” a los actuales usuarios de la institucionalidad,  sino estar a la altura de las necesidades de un país, haciendo convivir las necesidades artísticas, cientí ...
+VER MÁS
#Política

Ministerio de las culturas, las artes y el patrimonio: nuevas oportunidades

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

No es posible que acciones cuyo propósito es proteger los derechos, por ejemplo, cuando se decide la separación e internación de un niño, generen un daño del que nadie se hace cargo finalmente. Bajo ni ...
+VER MÁS
#Sociedad

La crisis permanente del sistema de protección de la infancia en Chile

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje