#Política

Reprender es amar… Para un evangélico

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Todos nos sorprendimos por la agresividad de los discursos de los pastores evangélicos en el Te Deum realizado en la catedral de Jotabeche el domingo 10 de septiembre. La falta de tacto, tino y criterio para realizar un contrapunto a la agenda legislativa de la presidenta progresista Michelle Bachelet, da cuenta de la falta de cultura cívica y fanatismo de los líderes de un importante grupo de chilenos evangélicos. Entonces nos podríamos preguntar; si los pastores tratan así a las autoridades que no profesan su religión ¿Cómo tratarán a sus seguidores?

Al averiguar con fieles (así se autodenominan), se revela que la “reprensión”, que significa reñir a una persona o expresar de forma autoritaria y severa desaprobación a causa de su actuación o su comportamiento, es muy común dentro de la cultura protestante.

Para los fieles, sus pastores son elegidos por Dios para guiarlos por el buen camino que los llevará a ganar el cielo, a la vez tienen la misión de predicar por todo el mundo la “buena nueva” que es encontrar la salvación a través del arrepentimiento de conductas consideradas pecados para el nacimiento de un hombre nuevo que está al servicio de la voluntad divina. Un elegido de Dios tiene la facultad de reprender a los fieles e infieles, porque es bíblico, en Lucas 3:19 dice “Entonces Herodes el tetrarca, siendo reprendido por Juan a causa de Herodías, mujer de Felipe su hermano, y de todas las maldades que Herodes había hecho”. Según la biblia Juan el Bautista se paraba frente al palacio a reprender a la autoridad. 


Para los fieles, sus pastores son elegidos por Dios para guiarlos por el buen camino que los llevará a ganar el cielo, a la vez tienen la misión de predicar por todo el mundo la “buena nueva” que es encontrar la salvación a través del arrepentimiento de conductas consideradas pecados para el nacimiento de un hombre nuevo que está al servicio de la voluntad divina.

Rechazar una reprensión también es bíblicamente condenable, Proverbios 12:1 dice: “El que ama la instrucción ama la sabiduría; más el que aborrece la reprensión es ignorante”. Es por ello que para los fieles la reprensión es tomada como el enojo de Jehová expresado a través del predicador, porque el predicador no habla por él, solo es un “instrumento que usa Dios” para comunicarse con sus fieles. Esto a una persona no religiosa le parece absolutamente medieval e infantil, y jamás comprendería la cultura evangélica, sin embargo si miramos que esta iglesia al igual que Jesús (según el nuevo testamento), lleva su mensaje a los pobres, marginados, alcohólicos, presos y a cualquiera que necesite que lo valoren y confíen en su capacidad de salir adelante apoyándolos en todo sentido y en todo momento; entenderían la devoción, emoción y sentimiento de gratitud hacia Dios. Según los evangélicos todos somos hermanos que tenemos un solo padre y este padre a veces nos reprende.

Es muy común ver a ciudadanos evangélicos predicar en las calles – a pesar de que pueden llegar por otros medios más efectivos, siguen con esa milenaria tradición- al escuchar podrán comprobar que ellos llaman pecadores, infieles y mundanos a las personas que no profesan su religión e invitan a que se arrepientan y encuentren su salvación del infierno. Pero ¿con qué autoridad un predicador trata así a las personas? Con la autoridad de la experiencia, porque si ponen oído, ese predicador antes era “pecador” y cambió gracias a que le hizo efecto la “reprensión de Dios” que le llegó a través de otro predicador. Job 5:17 dice: “He aquí, cuán bienaventurado es el hombre a quien Dios reprende; no desprecies, pues, la disciplina del Todopoderoso”.

La figura de la autoridad reprendiendo a sus seguidores, jamás será aceptada por la “nueva sociedad chilena”, que tiene una relación más horizontal, no tolera la intolerancia, que lucha por la inclusión, detesta los intentos de uniformar comportamientos y ha desarrollado la capacidad de relacionarse multidisciplinariamente y multiculturalmente. Por tanto, la reacción de rechazo transversal a un discurso falto de diplomacia era lo esperado, pero también deja al descubierto que existe un importante número de chilenos que no han desarrollado las habilidades para comunicarse con sus semejantes que difieren en ciertos temas con su postura.

La reprensión es algo común y aceptado en las iglesias evangélicas, no por ello aceptable. Entonces si el mundo protestante quiere tener una participación relevante en la sociedad y sobre todo en las discusiones políticas, primero debe desarrollar la capacidad de comunicarse sin arrogarse ningún tipo de autoridad moral o divina. Siempre es bienvenida la mirada diferente, pero otra cosa importante que deben comprender; es que el cristianismo es una opción personal, por tanto las normas, costumbres y forma de vida de la religión no puede imponerse a través de la legislación.

TAGS: #MicheleBachellet #TeDeum Evangélicos Religión

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

12 de septiembre

El único problema que le veo a tu exposición, centrada en el concepto de “reprender”, es que podría confundir un poquito. Posiblemente se debe a que no necesariamente conoces lo que estas hablando (a pesar de las citas bíblicas descontextualizadas).

Por ejemplo, la biblia en su estado original hace mención a “reprender” de las siguientes maneras (derivadas del hebre -Antiguo Testamento- y del griego -Nuevo Testamento-):

Antiguo Testamento:

-Yakaj (הכַיָ): Significa decidir, comprobar, convencer, juzgar.

Nuevo Testamento:

– Elenco (ἐλέγχω): Convencer, reconvenir, reprender. Se traduce con el verbo reprender.
– Epiplesso (ἐπιπλήσσω): Golpear a (epi, sobre o a; plesso, golpear, pegar), y de ahí reprender. Se utiliza en la instrucción en contra de reprender a un anciano.
– Epitimao (ἐπιτιμάω): Primariamente, poner honor sobre, luego juzgar; significa luego reprender.
– Kataginosko (καταγινώσκω): Se traduce con el verbo reprender, donde la traducción más justa sería con el verbo condenar.
– Memfomai (μέμφομαι): Inculpar. Se traduce con el verbo reprender.

En síntesis, visualizo que simplemente tomaste la primera definición de “reprender” que logró satisfacer tu paladar y la conectaste con lo que leíste en la biblia traducida. Es un error común hacer eso, tranquilo. Quizás, con un poco más de trabajo, podrías afinar tu columna para que se entienda correctamente lo que señalas (en función de lo textos que citas).

Saludos.

13 de septiembre

Tienes razón, no obstante no soy quien traduce la Biblia, ni menos es que la interpreta de esa forma. Así que tus reparos debes discutirlos con las respectivas religiones.

13 de septiembre

Imagino que la idea es escribir algo serio, no cosas al voleo. Soy evangélico y definitivamente estás lejos de interpretar lo que para nosotros significa “reprender”. Por eso te señalé lo que leíste.

Es complejo hablar de algo cuando no se conoce la materia en realidad. Se pueden pasar algunas vergüenzas por sucumbir ante el efecto Dunning-Kruger.

Saludos.

13 de septiembre

SAi reprender es amar, ven ami hermano querido que la patada en el culo que te voy a dar te santificara.

14 de septiembre

Reprender es una palabra que la Biblia usa y a la que le atribuye sinónimos como: amonestar, exhortar y redargüir.

Aparece en contextos como: “reprendió Jesús al demonio; ve y repréndele estando tú y él solos; muchos le reprendían para que callase; inclinándose .. reprendió a la fiebre; tu hermano pecare contra ti, repréndele; le reprendió diciendo: ¿Ni aun temes; no reprendas al anciano, sino exhórtale; si nuestro corazón nos reprende, mayor; reprendo y castigo a todos los que amo”.

Esa última cita relaciona el amor a la reprensión. Son palabras dichas en la Biblia que expresa Dios. Él es el que mayormente reprende, castiga y eso hace por los que ama, para que no se tuerzan, para que no desvíen del camino, para que no atraviesen la puerta que lleva a la oscuridad, donde es el lloro y el crujir de dientes, dice la Biblia. Para que lo hagan lo bueno y no lo malo. Para que amen la justicia y no la maldad. Para que amen la Ley de Dios, de manera que amando la instrucción, lleguen a amar la sabiduría.

La palabra amor la Biblia la usa en los contextos de querer, afecto, compasión y corazón. El personaje que más usa la palabra amor posiblemente sea Jesús, enseñándonos formas de amar, tal como cuando expresa que no hay mayor amor que aquel de quien da la vida por los demás, siendo él mismo ese ejemplo.

A mí me parece que decir amar es, es algo que se debe ilustrar con la concordancia de una Biblia para tener más precisión sobre el significado de lo que se le atribuye…

14 de septiembre

Estoy de acuerdo en que tienes un dominio del tema superior al mío. slds

Hermenazaret Guevara

06 de octubre

Creo que están aplicando mal el contexto literario bíblico, y el sentido del texto aparece en el Libro de los Proverbios, La palabra REPRENSIÓN alude en su forma natural de la autoridad de Dios como Padre otorgada a un Predicador o en aquellos tiempos patriarcales de un espíritu consejero y orientador, que guíe e ilumine a su hijo a no desviarse del buen camino. Reprensión no es gritar y regañar, no es sino la mejor manera como lo dice el mismo autor de los proverbios Salomón en su otro libro Eclesiastés, y procuro el predicador hallar palabras agradables y escribir rectamente palabras de verdad. Es Sabiduría, Enseñanza o Doctrina.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne