#Política

¿Quiénes desacreditan a los estudiantes?

20 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

No dejemos que un show de noticiario lo espante de cambiar el sistema. La democracia es más que la liturgia de los votos. Salga a marchar con los estudiantes nuevamente. Su apoyo es fundamental si quiere que algo cambie.

Sospecho que Chile vive en un idealismo posmoderno con una estructura estatal y social aún sin modernización. Es quizá el chorreo cultural de las élites que han viajado por el mundo y han traído lo peor del mundo desarrollado a nuestros terruños alejados del mundanal ruido. La cultura en la que hemos sido paridos es un pegoteado de arribismo, consumismo, depredación, individualismo, competencia y codicia. Un “sálvate solo (o sola)” que nos inunda la vida sin que muchas veces podamos hacer mucho. Pero sobrevive el amor y solidaridad, el compañerismo y fraternidad, la colaboración y la proyección del colectivismo honesto. Sin embargo, eso no parece ser parte del pegoteado que nos vincula con la sociedad “desarrollada” que imaginan los que mandan y dirigen. Si forma parte de lo que los estudiantes han clamado en sus movilizaciones: cambios a la estructura del sistema político, y en el fondo, a la forma de relacionarnos con los derechos sociales.

Extraña que baste el resultado violento de una marcha para que tantos se unan a la comparsa del gobierno y la Concertación y salgan muy sueltos de cuerpo a “condenar”, a “criticar” al movimiento estudiantil y a sus dirigentes. ¿De verdad usted cree que las micros quemadas son responsabilidad de la estrategia de los dirigentes estudiantiles? Yo no. Y encuentro patético el show que han montado en torno al tema, editorializando en sus medios y equiparando el discurso político de los estudiantes con la violencia. Ahí sí que está el verdadero montaje: dejar que algo predecible pase (como la intendencia no autorizando la marcha, y la policía promoviendo un laissez-faire de los encapuchados) para que actores, predecibles (como los políticos y personeros de gobierno y Concertación), hagan sus alardes de la “política seria” y busquen aislar el más claro atisbo de participación juvenil en política que ha existido en los últimos 20 años.

En este mismo medio he visto cómo atacan al presidente de la Fech y vocero del Confech, Gabriel Boric, tildándolo de “delincuente”. Me cuentan que en la calle ocurre a veces lo mismo. Resultado de una caricatura creada por los medios y, extrañamente, sostenida por juventudes políticas de los partidos tradicionales que le han seguido el discurso al gobierno.

¿Cómo es que se lanzan a explicar, cínicamente, la violencia de una marcha como el “resultado” del movimiento estudiantil? ¿Qué pasó con esos pobres de los que hablan y se llenan la boca los expertos y los políticos? ¿Creen que esos pobres no tienen rabia acumulada? ¿Creen que la rabia se va a acabar con una estrategia del movimiento estudiantil? ¿Creen que la emocionalidad de la injusticia y desigualdad, exacerbada por escribanos de la élite y programas de televisión va a acabarse porque ahora viene el tiempo de la “política seria” de las elecciones municipales? ¿Qué han ganado –en la periferia popular y en las clases medias precarizadas- con votar en este sistema? No me vengan con cuentos ni a hacerse los cuchos. La violencia es parte de este sistema y no es culpa de los dirigentes estudiantiles. No sean patudos, señoras y señores políticos.

La constatación de la violencia como “partera de la historia” no me hace violentista, ni a usted que lee esto, ni a nadie en particularLa violencia política, emocional, irracional o “justificada” existe, y ha tenido un descenso histórico. A pesar del idealismo pacifista y anti-estatal de la corriente liberal, lo cierto es que esta disminución de la violencia se puede atribuir razonablemente a la creación revolucionaria del Estado moderno. Recordará usted, si leyó los libros de historia del colegio, que quienes destruyeron una monarquía para esbozar ese Estado moderno usaron guillotinas para decapitar a los representantes de la política monárquica. Violencia pura. Sin respeto por la vida del adversario político. Cabe preguntarse si ese Estado moderno ha existido en Chile, como para reducir los niveles de violencia.

Por otro lado, las revueltas populares chilenas se caracterizan por su ensañamiento con la propiedad. Los únicos que tienen a su haber la violencia y muerte en política son los sectores que han heredado el poder (y la propiedad) hasta hoy. Esos son los mismos que hoy nos chantajean, a todos, a usted y a los estudiantes, con la quema de tres micros. ¿Con qué moral? ¿Con qué conciencia histórica? No les compro. Su chantaje es una burda jugada para que todo quede igual, y ellos se sigan llenando la boca con la palabra democracia, reducida a un mero procedimiento electoral. Se cuelgan de “la violencia” para excluir, para dictar lecciones de supuesta “seriedad”. Hay que resistir.

Si usted estuvo de acuerdo con los estudiantes del 2011, no debiese tener muchas diferencias con los del 2012. Las ideas están ahí: educación como derecho y gratuita, basta de lucro, basta de este sistema político excluyente. Los mismos están ahí y otros más se han sumado. Una marcha no hace al movimiento menos “serio”, como una elección no hace a los políticos más “serios”. No dejemos que un show de noticiario lo espante de cambiar el sistema. La democracia es más que la liturgia de los votos. Salga a marchar con los estudiantes nuevamente. Su apoyo es fundamental si quiere que algo cambie. Su presencia es fundamental si quiere organizar algo nuevo. Ya hemos probado las urnas de otros por un buen rato. Es hora de juntarse y pensar cómo construir las urnas de nuestro futuro.

——

Foto: Radio Villa Francia

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

14 de agosto

Un poco monocromático tu análisis. Reducir la evolución de nuestra sociedad a qué dosis de violencia más o menos podemos digerir me parece que aplasta la posibilidad de plantear la idea una convivencia entres prójimos. Un diágnóstico errado genera malas decisiones y, por ende, circuncribir nuestra vida política a quién sabe ponerle la pata encima al otro, no aporta mucho a una sana comunidad.

14 de agosto

El Estado fue creado para mediar la convivencia entre prójimos en base a nuevos valores culturales. Es una reducción razonable. Por sobre todo, la columna apunta al cinismo de quienes quieren seguir cerrando las discusiones políticas en sus liturgias electorales. Para hacerlo, se toman de cualquier evento y montan un show (un montaje) que reduce la política a la estética de la violencia. Ese no ha sido ni es el objetivo del movimiento estudiantil.

Vicente Lopez

15 de agosto

Creo que los estudiantes y los jóvenes adolecen de total imaginación, valor e inteligencia y los más importante son incapaces de ser solidarios. Solo alegan para obtener una mejor educación no porque pretendan cambiar el sistema por otro más solidario, fraterno y todas esas cosas bonitas que se dicen, lo que quieren es solamente obtener mayores beneficios en la sociedad de consumo, solo eso y nada más.

Son solo unos”arribistas” mediocres en busca de las mismas cosas que les critican a los mas ricos. Como dice la canción de los prisioneros solo “Quieren dinero”.

El movimiento estudiantil vale hongo

Están muy lejos de the wall de Pink Floyd y de Frank Zappa

“Abandona la escuela antes de que se pudra tu mente por exponerla a nuestro mediocre sistema educativo.¡Olvídate del título y ve a una biblioteca y edúcate a ti mismo si tienes las pelotas bien puestas! Algunos de ustedes parecen robots plásticos a quienes le dicen que leer”

“La sociedad paga para tener un sistema educativo de mierda, porque mientras mas idiotas salgan, más fácil de venderles algo es, hacerlos dóciles consumidores, o empleaduchos. Graduados con sus títulos y nada en sus cabezas, que creen saber algo, pero no saben nada.”

Frank Zappa

15 de agosto

Qué derroche de arrogancia su comentario oiga.

Vicente Lopez

15 de agosto

Y el suyo de bla bla bla…

Vicente Lopez

15 de agosto

En 20 años más con menos pelos, una panza mas gorda disfrute como el cualquier politiquero más lo que esta sembrando…

No engañe a nadie y menos a sí mismo. ja

Vicente Lopez

15 de agosto

¿Usted cree que Escalona, Garretón,Ominami ..etc no eran más revolucionarios que como se muestra usted ahora?

¿También ellos quemaban micros, se tomaban colegios y solo sirvio
para que los giles ahora les pagemos su dieta en el senado no?

El poder y las $$$ eso es el objetivo de los politicos, que hacen carrera como usted.

Porque no mejor hace una comuna donde personas solidarias como usted y otros compartan solidariamente lo que ganan de manera igualitaria.

Lo tipico de los comunistas les gusta hablar de comunismo pero no lo practican, solo les interesa darle el palo al gato y el PODER

Juaniquillo Artista Grafico

16 de agosto

Patetico comentario, comparas la vida real a un disco musical,

15 de agosto

Estimado Vicente López.
Gracias por sus preguntas y sugerencias. Espero que la próxima vez que le diga comunista a alguien se preocupe de verificar militancias, al menos.
Salud.

Manuel Catrilef

17 de agosto

Todos sabemos que las cosas se pueden y deben mejorar, eso es innegable, pero ese idealismo “puro” que le ves a las movilizaciones que solo busca un Chile mejor y más justo yo no se lo veo por ningún lado. Aquí hay una agenda, tanto del gobierno en su reacción, como de los sectores de izquierda en su afán por mostrar el autoritarismo histórico de la derecha.

Y cualquier persona que haya estado en alguna Universidad con Centro de Alumnos dominado por la izquierda se puede dar cuenta: los dirigentes estudiantiles repiten un discurso como loros, están adoctrinados (porque eso hace la izquierda,adoctrina tal como lo hace la religión al tener que apegarse a sus dogmas y seguirlos ciégamente). Es ridículo escucharlos a todos usar las mismas palabras que me tuve que mamar en las asambleas, y al oirlos en las entrevistas no salirse nunca del discurso. Si hasta el facho de Alejandro De la Carrera de Radio Agricultura los ha puesto en aprietos al sacarlos de su metro cuadrado.

La izquierda (ojo que no me refiero al partido comunista solamente, eso sería muy reduccionista) sabe que no les va a dar lo que piden, aquí se quiere seguir desprestigiando al Gobierno (como si no lo hiciera solo) dejándolo como opresor e intransigente, y la vez que se victimiza a quienes protestan. Y el oficialismo saca provecho del otro lado, mostrando a la izquierda como violenta y sin ganas de dialogar también.

http://www.opech.cl/comunicaciones/2011/12/propuesta_aces_definitiva.pdf esta es la propuesta que demandan que se les responda, que en realidad es más un discurso que un proyecto serio que indique cómo se hace toda la maravilla que quieren.

Personalmente, como se han planteado las cosas, yo no le creo a nadie y me da risa que todos se crean héroes/victimas.

Por último, si alguien no quiere apoyar las movilizaciones por la razón que sea (flojera, indiferencia, desconocimiento, etc.) está bueno que se le deje de juzgar peyorativamente, parecen la inquisición apuntando con el dedo a los “pecadores”. Los movimientos sociales siguen sin ser capaces a que los millones de chilenos muevan el culo y se paren. 100 mil personas en la alameda son muchos, innegable, pero siguen siendo la minoría, y no todo es culpa del sistema.

Juan Alejo

17 de agosto

Hum me pueden dar algun lugar donde encontrar de forma explicita las razones de las protestas estudiantiles.Soy del Perú y me parecen que nos quieren aplicar la misma política educativa que ustedes.Todo el mundo quiere lucrar con la educación.Olvidando que el fin supremo es la persona.

18 de agosto

Las razones son variadas y es algo compejo sistematizarlas en un espacio tan corto. Te recomiendo este documental para empezar:

Guillermo Cerviño Wood

18 de agosto

El artículo me parece muy pertinente. Soy músico y profesor de educación musical en Bélgica desde que llegué a este país en 1979. Es cierto que la segregación es un fenómeno humano que se observa en todas las sociedades del mundo. Pero constatar la realidad es una cosa y desear cambiarla otra. No olvidemos que la pedagogía se plantea, al igual que la política, qué tipo de sociedad deseamos y qué métodos podemos aplicar para acercarnos a los objetivos que nos propongamos. Al final, tal vez todo sea cuestión de voluntad política: deseamo tal tipo de sociedad, tal tipo de ciudadanos, de personas, etc. Guillermo Cerviño Wood

Patricio Gajardo

19 de agosto

Malo tu comentario, tu descripción, no veo una propuesta, ni aportes al debate, tampoco una respuesta a la pregunta con que titulas tu columna. ¿Quiénes desacreditan a los estudiantes? en primer lugar son ellos los que se desacreditan asimismo, incapaces de articular un movimiento con propuestas serias y factibles de aplicar, se quedan en lo panfletario, en la marcha, en el desorden y lo más grave en la destrucción que sigue a cada movilización. No habrá fin al lucro porque se les ocurrió a unos cuantos iluminados, ni tampoco educación de calidad entregando los colegios y liceos destruidos después de cada toma ¿de qué movimiento me hablas? por favor!!. Hay forma civilizadas de construir tus urnas del futuro, pero les faltan ideas, ingenio, creatividad y, especialmente, racionalidad; con discursos vacuos y teorizando sobre la propiedad y los noticieros veo dudoso el resultado.

22 de agosto

Veo que tu si tienes las cosas claras. No tengo intención de dar respuestas ni propuestas en una columna. Lo que intento mostrar es que hay una maniobra de la clase política y los medios para aislar al movimiento estudiantil (y sus ideas) y marginalizar el debate político. A juzgar por tu comentario, veo que ha sido algo efectivo.

20 de agosto

“Cabe preguntarse si ese Estado moderno ha existido en Chile, como para reducir los niveles de violencia.”

Creo que ahí esta el problema. Vamos a retroceder en el asunto de las manifestaciones estudiantiles: ¿desde cuando se estan realizando? Desde antes que “volviera la democracia”. En 1992 hubo paros y tomas porque la cosa pintaba muy mal, sobre todo en la educacion superior, y pese a los multiples intentos por dialogar no se llego a nada, asi que hubo que manifestarse. ¿Olvidan cuando rectores como el de la Chile quería cerrar carreras por ser “conflictivas” cuando lo que quería decir era “poco rentables”? ¿Como subieron repentinamente los aranceles y por mas que se lucho ahi siguen, subiendo desmesuradamente?

¿Desde cuando llevamos escuchando quejas contra la marcha de educacion, y esas quejas caen en oidos sordos? ¿Cuanto tiempo se les ha dado a los politicos de todos los colores para que detengan el lucro y no lo hacen, al contrario, forman parte de el?

¿Que conclusion sacamos como ciudadanos? Que si queremos algo tenemos que darle con el palo a un paco. Porque tenemos un problema grave que es una clase politica enferma de sordera y que solo reacciona cuando pasa algo “noticiososamente” fuerte.

No creo que se trate de delinquir por delinquir. Es que tenemos un Estado autoritario (Estado, no gobierno, Estado) en el que la clase politica tiene voz, voto, sordera y ceguera. Ellos viven en otra realidad, en un mundo de fantasia en que 7 millones de pesos es un sueldo comun y que no entienden que el resto de los chilenos nos quejemos, porque ellos nunca han intentado sobrevivir con 193.000. En que ellos tienen acciones y forman universidades y tienen colegios, y el resto de ciudadanos somos malvados al quererles impedir que los tengan o les exijamos que dejen de ganar dinero. Los politicos hablan de “dialogo”… esa palabrita me da nauseas, porque no es dialogo, es “yo digo, ud escucha y acata, porque yo soy el politico, yo tengo el poder”.

Asi, la violencia es logica. Mientras mas los politicos quieran imponer aquello que ellos tienen el poder, habra que recurrir a medios para demostrarles que no es asi. Es triste, pero es algo que se ve en otros paises, desarrollados y no desarrollados.

Josefina Izquierdo

22 de agosto

Y este tipo a quien le ha ganado??? Ivan, cuantos votos sacaste cuando fuieste candidato en la U?? No existes.

22 de agosto

No sé qué saco si me pongo a debatir al nivel de tu comentario. Pero si, estamos acostumbrados a perder. Somos el “perdedoriado” y luchamos por mostrar que existimos, a pesar de la arrogancia que se despachan comentarios como el tuyo.

22 de agosto

Está claro que hay una agenda de la izquierda. La diferencia es que esa agenda no es automáticamente transferible a la agenda de los movimientos sociales, ni menos del movimiento estudiantil. Lo demás me parece una caricatura de la política de la izquierda.
Cada persona está en su derecho de apoyar o no las movilizaciones, y yo estoy en mi derecho de convencer a más personas para que la apoyen. Esto es un proceso y no se le puede pedir a un movimiento social que haga lo que hacen los partidos políticos.

Manuel Catrilef

25 de agosto

La caricaturización de la izquierda la hacen quienes pertenecen a ese sector. Tú debieras saber bien que el la jota hace un curso de oratoria a quienes se integran al partido para que tengan un vocabulario común y, cosa curiosa, veo a todos los dirigentes estudiantiles usar el mismo vocablo (tuve que hacer un análisis del discurso mientras estudié en la Chile sobre los partidos políticos). Es claro el adoctrinamiento, salvo los discursos, no hay mucha diferencia entre la lógica de izquierda y la de un pastor evangélico.

Sobre los “movimientos sociales”, bueno, me sigue causando suspicacia que se les denomine así. Si bien son lo hechos más notorios desde la época previa al golpe, no son capaces de atraer más gente a una marcha en la alameda que la que en esos mismos momentos está en las tiendas comerciales a unas cuadras de distancia ¿son tan populares “los movimientos” como se creen o intentan aparentar? Insisto que todo me sigue pareciendo más parte de una agenda que de un verdadero movimiento ciudadano.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

La poca o nula conciliación entre un Chile del pasado más bárbaro de su historia, coronado en su Constitución con un TC politizado y una propuesta de modernidad democrática, representado en las reforma ...
+VER MÁS
#Política

Constitucionalidad: un desencuentro lleno de futuro

Con este raciocinio, el atropello en Barcelona sería no solo responsabilidad del grupo terrorista islámico que se lo adjudicó, sino que también de “muchos lados”. Entre esos muchos lados podríamos ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y el atentado en Barcelona

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje