#Política

¿Quién podría negarse a un plebiscito para una Asamblea Constituyente?

11 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La actual Constitución Política de la República nos lleva por mal camino. Nuestro sistema político responde muy lentamente a los cambios que exige la ciudadanía. ¿Cuánto tiempo tiene que pasar para que el Estado se haga de verdad cargo de la protección y seguridad de las personas, para que solucionemos definitivamente el problema con los pueblos indígenas, para que se ponga fin a los abusos al consumidor y el lucro desmedido en la salud, la educación, los servicios básicos, etcétera? ¿Tendrán que pasar 100 años para poner fin a la centralización que asfixia a Calama, Aysén o Magallanes, o para garantizar que la explotación de nuestros recursos naturales como la Pesca o el Litio sea en beneficio de todos los chilenos y no de unos cuantos grupos económicos?

Nosotros creemos que el momento para cambiarla es ahora. Las fuertes señales que ha dado la ciudadanía, que manifiesta su descontento e indignación con el modo en que las instituciones responden a sus demandas, debería hacernos tomar conciencia de que esto no resiste más. No se trata sólo de cambiarla porque sea espuria y tenga su origen en la dictadura. Hay que hacerlo simplemente porque es mala y no sirve, porque no es un instrumento eficaz para garantizar justicia social, igualdad y democracia plena, máximas a las que se supone está llamada cualquier constitución política de cualquier Estado.

Por eso nuestra propuesta es clara. Queremos que este mismo Congreso apruebe una reforma constitucional para que durante las próximas elecciones de presidente, senadores y diputados de noviembre del 2013, se consulte además al país, a través de un plebiscito, en una cuarta urna adicional, donde todas y todos los chilenos puedan votar si quieren o no cambiar la actual constitución política por una nueva, redactada en una Asamblea Constituyente que esté conformada por miembros elegidos democrática y proporcionalmente, donde todos los sectores y territorios del país estén debidamente representados. La propuesta que emane de esta instancia deberá ser ratificada a través de un segundo plebiscito nacional. No se trata de imponer una nueva constitución, se trata de construirla entre todos y que sea ratificada por todos. Aquí no caben exclusiones de ningún tipo, vengan de donde vengan.

La Asamblea Constituyente no es un invento ni de esta época ni de esta región. Por mucho que esté ganando terreno como un método de eficaz democracia directa en varios puntos del planeta, la idea de que el pueblo ha tenido y tiene el derecho anterior y superior al Estado de estar reunido dictando -de una vez por todas- sus propias normas superiores, que plasmen y garanticen en un texto cosas de importancia superlativa, como los derechos inherentes a los seres humanos, la justa administración de los bienes y la regulación del Estado. Es una idea que está en el centro de la existencia de la relación gobernantes y gobernados; es allí donde se entiende que existe la clase política como mandatario de un mandato hecho para ejercer el poder a nombre del verdadero soberano mandante, que es el pueblo. Sus primeras expresiones, no se dieron ni en Egipto ni en Islandia ni en Colombia, ni en Venezuela, ni en Bolivia: fue en los albores de la concepción actual y dominante de democracia moderna, por allá en 1789, en aquella Francia emancipadora y humanizante que, conformada en Asamblea Constituyente, eliminó a la Monarquía y se instauró como República.

Por eso, insinuar que una Asamblea Constituyente es una suerte de propuesta demagógica o medida populista latinoamericana o que sólo se usa para salir de crisis profundas, es una falacia. Además, es un calificativo que se ejecuta curiosamente usando argumentos que, más que originados de un análisis político informado, parecen iniciados desde el prejuicio y la palidez política.

La bajeza de tratar de deshonrar a la más genuina expresión soberana y democrática es una triple falta de respeto: en primer lugar, hacia la ciudadanía, luego hacia los conocimientos en materia de democracia, y también hacia los países que se pretende aludir con cualquier insinuación de denostación por el estilo. Hacer esto es sólo intentar invisibilizar un tema tan transcendental para la nación e insistir en que la mejor forma de gobernar el país es repartirse el poder entre sus familias, clubes, partidos, centros de estudios y empresas.

Hay consenso en gran parte de la ciudadanía y el mundo político sobre la urgencia para el país del cambio a la constitución. La pregunta es cuál mecanismo y qué profundidad consideran estos actores las apropiadas para esta “reforma”. Nosotros creemos que para solucionar de raíz y definitivamente la constante y ya bien antigua “baja evaluación” y la “crisis de representatividad” que enfrenta todo el sistema político, debe ser la propia ciudadanía la que siente las bases de una profunda modernización, democratización y humanización del país, redactando entre todos una nueva constitución.

Nadie podría entender que seamos los mismos políticos los que encontremos y propongamos la solución a los problemas que hemos creado o permitido que se creen. Si esta nueva constitución, en la que muchos estamos de acuerdo en que se debe hacer, es redactada por nosotros, los mismos de siempre, no solucionamos nada. El problema de la desconfianza de la gente con sus representantes queda intacto.

Por eso es imperativo preguntar a través de un plebiscito si se quiere cambiar la constitución. ¿Quién podría negarse a que el país decida su futuro? ¿Qué otra cosa si no un plebiscito es lo que ha determinado al pueblo y su imaginario de soberanía en nuestra existencia política en los últimos 25 años?

Es el momento en que el realismo político pueda más. Por eso hago un llamado serio y directo a todos los sectores políticos que habitan el congreso para que aprueben una reforma constitucional que plebiscite, mediante una cuarta urna, la real expresión de la ciudadanía frente a las bases de nuestra institucionalidad. O sea, facilitar que exista la posibilidad de usar las mismas elecciones regulares de la nación para que, en un mismo acto concentrado, se consulte si Chile quiere conservar o cambiar íntegramente nuestra constitución política. No hablar de esto es no comprender el profundo sentido de la democracia. Siempre la democracia va a exigir más democracia, así es la historia.

Por lo demás, nuestra actual constitución contempló en sus artículos transitorios originales al plebiscito como insoslayable expresión de soberanía y dador de legitimidad. De esta forma, en el actual orden constitucional, ya se han realizado dos plebiscitos nacionales, el del 88 con el Sí y el No, y el del 89, que ratificó una serie de reformas constitucionales que plasmaron una transición pactada. Nosotros queremos ejercer ese mismo derecho pero ahora en democracia. ¿Alguien se podría negar a esto?

—-

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Arturo

03 de agosto

De acuerdo, pero hay diputados de SU PARTIDO SEÑOR GÓMEZ, que se ausentan a las votaciones del lucro en la educación superior y la Ley Longueira: Fernando Meza y José Pérez.
Ordene su casa antes.

Carmen Gorosito

04 de agosto

Estimado Arturo: El PRSD no es un batallón ni sus correligionarios sus reclutas. Es un partido Social demócrata y por lo tanto puede haber diferencias aún al interior del conglomerado.

Claudio Araya S.

03 de agosto

Debemos analizar que tan necesario es hoy por hoy un cambio de nivel contitucional… Atendiendo el hecho ountual de que se trata meramente de una idea interpuesta por la fuerza al quehacer de los chilenos, a punta de insidiosos comentarios que dan a las protestas, marchas y el mal llamado movimiento social, como el motor que impulsa esta idea.
Debemos tener cuidado con exponer el echo de : “que todos quieren” un cambio ade eta indole. Por que de hecho hoy un cambio en la Contitucion Politica, no seria mas que una buena campaña politiva y por lejos agarrada principalmente. Por la centro izquiera que son a quienes

Nolberto Sáez

04 de agosto

Precisamente aquellos que se llenan la boca con la
Palabra democracia son aquellos que quieren destruirla y eso porque por otros medios no pueden llegar al poder porque ya sus principios se gastaron, se deformaron y ahora no representan a nadie. La revolución francesa fue 250 años atrás. Acaso queremos retroceder 250 años para empezar de nuevo? La constitución chilena ha permitido el tránsito de la democracia en Chile y nos ha permitido ponernos a la cabeza de América Latina. Y eso se ha conseguido con el país que tenemos, con la Constitución que nos rige y con las Leyes que nos gobiernan.

Carmen Gorosito

04 de agosto

¿Chile a la cabeza de América Latina? ¿En qué mundo vive usted? ¿Dónde se informa? Me sorprende su comentario.
Le sugiero que aproveche internet y se informe sobre lo que está pasando en otros países de la región.
Brasil, se ha posicionado como la QUINTA ECONOMIA mundial desplazando al Gran Bretaña al sexto lugar. Esto significa que Brasil se ha convertido en la gran locomotora que empujará las economías de sus vecions en la región.
Desgraciadamente Chile no tiene ningún protagonismo a nivel latinoamericano salvo chuparle las medias a Estados Unidos y no es que tenga algo con los EEUU ,pero me averguenza que no sea “buen hermano” con los países de la región.

04 de agosto

Jajaja… La cosa a medias… Amigo, te le olvidó el cobre en tu listita… ¿Por qué mejor no partimos con eso?…

Hablas de populismo y las señales de la ciudadanía… Si estas son tan claras, como dices, ¿por qué no, mejor, en vez de hacer un plesbicito para consultar algo “tan claro como el agua”, simplemente no pasan a modificar la Constitución?…

¿Verdadero soberano mandante, el pueblo?… Dime, ¿qué has estado fumando todo este último tiempo?…

Dame ejemplos de esta “mejor forma de gobernar el país que se reparte el poder entre sus familias, clubes, partidos, centros de estudios y empresas”, ya que lo mencionas, porque si lo aces, algo debes saber acerca de ello…

Aclarame algo… ¿Cuáles, según tú, han sido los “problemas que han creado los políticos, o permitido que se creen?…

También me gustaría que me hablases un poco más de la “transición pactada”… “Pactada”, en este caso, ¿quiere decir que hubo colusión en la transición?… Si así hubiera sido, ¿crees que los “coludidos” debieran ser juzgados por los tribunales de justicia?…

Dime… ¿A qué te refieres con esto de que estamos en democracia?, porque a lo que tú llamas democracia, yo le llamo la dictadura de la mafia política y económica ejercida a través de los partidos políticos…

Imagino que una nueva Constitución vendría a solucionar varios problemas, sin embargo, construir una constitución debiera ser un proceso que se realice con calma y ello ya dentro de una verdadera democracia, ejercida con una herramienta constitucional que garantice que tú o cualquier otro político de la mafia, no tenga más incidencia en las decisiones que cualquier ciudadano. Para ello estimo que la herramienta adecuada sería una Cámara Ciudadana Digital, cosa de la que puedes leer más extensamente en http://www.camaraciudadana.cl

Respecto al abuso del sistema financiero y del retail que citas, me parece que debiera haber un banco de dinero de los trabajadores que sea financiado con una AFP de los mismos trabajadores, para que se termine la usura y vivamos una democracia financiera, en donde los pequeños, como personas naturales y mipymes, paguen también pocos intereses, tal como los gigantes…

Supongo que publicas en este sitio para ventilar tu candidatura presidencial y por ello tocas una serie de puntos que son de interés de la plebe, pero, es obvio que no te harás cargo de los comentarios de la publicación, cosa que pienso que te corresponde, a menos que haya sido esta un copy paste del Equipo del Quinto Poder…

En fin, estimado “representante del pueblo”… Creo que sólo me resta decirte que no representas a nadie, porque ante cualquier persona que te encare, supongo que harás lo mismo que hacen todos los políticos cuando aparecen por aquí, es decir, se suben las polleras y se van a esconder a su ratonera…

Fresia p.p.

07 de septiembre

Porsupuesto que me gusta , pero de que manera se puede entrar por la puerta que PINOCHET y ahora los politicos actuales tienen cerrada con con 7 llaves ? ¿que tiene que pasar ,de forma hacer entender que ya no keremos mas de lo mismo , k es imperante un cambio a todo nivel .?

néstor reyes

16 de noviembre

Es claro que deben haber cambios, este no es el país en que muchos chilenos quieren vivir.

anti wrinkle serum

18 de junio

go here for the top Herbalistic LLC info available

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

<em>Aquellos que piensan que no tienen tiempo para el ejercicio, tarde o temprano tendrán tiempo para la enfermedad.-Edward Stanley.</em>
+VER MÁS
#Salud

Las fibras que tu organismo necesita

Mientras en la franja televisiva expresaban: “Si crees que la política se tiene que seguir haciendo en la cocina a espalda de todos. No entiendes nada”.  Hoy la frase desborda al FA y no  existe una ...
+VER MÁS
#Política

El desborde que amenaza al Frente Amplio

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson