#Política

¿Qué oposición queremos?

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El mismo día y a la misma hora en que los presidentes de los partidos políticos de la Concertación almorzaban con el primer mandatario, en un distendido foro se encontraban los diputados Marcelo Diaz y Antonieta Saa; Sara Larraín, directora de Chile Sustentable, y el vicepresidente del centro Democracia y Comunidad, Ernesto Moreno, para presentar el segundo número del Barómetro de Política y Equidad


La coincidencia da especial importancia a la pregunta que cruza el debate: ¿qué oposición queremos? Seguramente, una distinta a la que salió avergonzada y dando explicaciones de la cita en La Moneda. 
 
A juzgar por las reacciones de Andrade, Walker, y la desafortunada intervención de la vocera del gobierno, el diálogo fue de sordos. No debería sorprendernos, mientras La Moneda necesita destrabar los proyectos “sociales” actualmente en el Congreso para concretar algunos de sus compromisos y tener resultados que mostrar, la Concertación intenta acercarse a la ciudadanía poniendo énfasis en agenda las reformas políticas que aumenten – ¡por fin! – su participación en la toma de decisiones. 
 
Incluso antes de conocer las reacciones de los invitados a Palacio, los participantes del foro apuntan certeramente al corazón del problema: “un gran acuerdo país” requiere la concurrencia de representantes legitimados por los sectores descontentos o en abierto conflicto.  Bien lo dice Moreno: el intento por re-editar la democracia de los acuerdos como metodología sistemática para hacer política en un momento en que los partidos tradicionales y sus líderes carecen de legitimidad (las encuestas lo dicen, las manifestaciones sociales lo refrendan) no puede sino profundizar el descontento ciudadano.  
 
Los acuerdos cupulares, permeados por el pragmatismo político de los últimos años, ya no son suficientes para mantener contentas a mayorías cada vez más diversas e informadas, con capacidad de articularse y reaccionar a una velocidad que tensiona las fórmulas convencionales de hacer política.
 
Y Larraín profundiza: es la emergencia de los temas ausentes, el medio ambiente, los derechos de los pueblos indígenas, la democracia con participación más allá del voto en un sistema diseñado para limitar la representación de la diversidad. Los mismos que tantas veces fueron transados en el pragmatismo de líderes que negociaron sobre pisos compartidos que resultaron ser techos, mínimos comunes que terminaron por desencantar a un electorado tantos años fiel al arcoiris.
 
En este marco, no sorprende a la Diputada Saa la emergencia de una oposición variopinta, que congrega actores e intereses de diverso tipo: partidos,  movimientos, colectivos ciudadanos, individuos descontentos que se suman a otros que se manifiestan en la calle y las redes sociales, líderes de opinión que lo hacen a través de los medios de comunicación.
 
Se repiten en el debate los temas equidad, sustentabilidad y profundización democrática, en un marco que cautele la transparencia y promueva la rendición de cuentas. Amplio acuerdo entre los convocados. 
 
Nada nuevo, dirán algunos. Pero las reformas implicadas son de carácter estructural, de largo plazo, y esto terminó por desplazarlas de una agenda política regida por el pragmatismo y los cálculos electorales, forzando concesiones entre sectores políticos muchas veces en tensión.
 
Ajustemos entonces la pregunta que dio origen al debate: ¿es posible la oposición que queremos? El diputado Díaz cree que sí: “tenemos que ser capaces de fundar una nueva fuerza que permita reconstruir no solamente un actor político y social progresista, sino un nuevo pacto de gobernabilidad, un nuevo pacto de desarrollo que dé cuenta de un país y ciudadanos que por fin están pidiendo a su clase política que deje de comportarse como una oligarquía, y haga de este país un país democrático”.
 
Nada que agregar. Los que creyeron que la respuesta la encontrarían en un bien servido almuerzo en La Moneda debieron anticipar su error. La respuesta parece estar construyéndose en la calle, en los movimientos sociales y es responsabilidad del sistema político escucharla, procesarla y traducirla en un proyecto país que devuelva a todos la confianza en la democracia y la credibilidad a la política. 
 
* Pamela Díaz-Romero es Directora de Fundación Equitas y del Barómetro de Política y Equidad
—————
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

15 de junio

Definitivamente la oposición en este país no es la que está sentada en el congreso, o almorzando con Piñera, los dirigentes sindicales no representan a sus sindicatos, en Chile la oposición es mayoría.
Pero es la oposición que cada día entiende menos las decisiones vinculadas al poder, es la oposición que está en las calles, es la oposición que no está institucionalizada y que a falta de alguien que la interprete, se trata de manifestar por su cuenta

Yisela

17 de julio

Morrison ya leecste lo que te envie8, te cansaste. apnedre a deletrear. entra al blog de Carlo. Todos ustedes son frutos tiernos van madurando y me da gusto que vayan agarrando sabor de los distintos agrios, agridulces, dulces, insaboros, insulsos, incipidos, picantes, el chile tambie8n es un fruto, el mas picante es el piquin, el chiltepe. Morrison tu le das sabor al caldo, eres la pimienta, la levadura para el buen pan.

16 de junio

La “OPOSICIÓN QUE QUEREMOS” es algo que en realidad no nos interesa para nada a los ciudadanos, ya que los los ciudadanos queremos vivir en un mejor país, en uno con mayor justicia social y oportunidades, mejores mecanismos de desarrollo sustentable y distribución territorial, en donde se respire una democracia efectiva y se pueda disfrutar de un modelo económico más sano y pluralista, en donde los mismos de siempre no sean las mismas vacas lecheras que alimentan a las sanguijuelas de la banca y las ventas a crédito del retail y donde las inversiones de crecimiento del país se hagan con dineros del pueblo y se puedan establecer medidas para que el usufructo soberano de los recursos igualmente soberanos de Chile sean principalmente explotados por los chilenos y para los chilenos…

¿Coincides conmigo en ello, Pamela?…

Por cierto, “LA OPOSICÍON QUE QUEREMOS” es algo que le interesa, te explico .. sólo a la manada de buitres que queda de lo que fue la ex Concertación para la traición del pueblo, o dicho más académicamente, a la tropa de holgazanes mentales que sólo desean ser Gobierno otra vez para sortear una suculenta repartija de cargos políticos… Nada más imagínate… Se llega al poder con apenas un hit y se pueden sortear 300 cargos de confianza, más todos los que ellos implican, establecer las alianzas que convengan a esos intereses, incorporar al negocio a la familia, a los amigos, pagar favores, distribuir información para ganar propuestas públicas, etcétera, etcétera… ¿Lo puedes imaginar?…

Eso me surgió decir en relación al título del post, sin embargo, lo restante es interesante, hasta que al final del post se muestra la típica hilacha… Eso de “”DEVOLVER A TODOS LA CONFIANZA EN LA DEMOCRACIA Y LA CREDIBILIDAD POLÍTICA “” es un soberano fiasco, ya que ¿de qué democracia nos hablas?… En Chile no tenemos DEMOCRACIA… Tenemos una serie de calificativos que describen el abuso político que se hace sobre los esclavos que están obligados a hacer una raya frente al nombre de alguien en un voto, lo que se puede decir en diversa clase de expresiones idiomáticas, unas más académicas que otras .. pero, nunca, lo que tenemos, se le podría llamar democracia, a menos que lo diga alguien de la manada de buitres…

Lo mismo que ” RECUPERAR LA CREDIBILIDAD POLÍTICA”… ¿Credibilidad en quién?… Obviamente en quién la perdió, y esto es en toda la manada de .. engañadores que dicen representar al pueblo, interpretar a la gente, defender los derechos ciudadanos, etcétera… Pero, ¿de qué se supone que estamos hablando?, si lo que hacen éstas personas es traicionar los derechos más fundamentales que constan en la Constitución en relación a los derechos del pueblo, las facultades que debe conceder el sistema político para que la gente tenga acceso al logro de sus aspiraciones, y los medios que debe proporcionar el Estado para que la ciudadanía mejore su estándar de vida a nivel territorial, evitando la migración de comunas por falta de oportunidades in situ y los costos asociados a ello para el Estado en pavimentación, electrificación, alcantarillado, agua potable, escuelas, hospitales, policía, áreas verdes, sistemas de transporte, et – cétera…

A pesar de todo esto, y disculpa mis exageraciones, aún creyendo que “la manada ésta” pudiera concederle a la gente la ILUSIÓN de tener una mejor democracia en una campaña política sin parangón en cuanto a sus falsedades y, esperando que así pudiera ser, con mejores pronósticos para la vida social del país si fuera una realidad, ¿qué dicen ellos en cuánto a nuestro modelo económico, el mismo con el que se estafa hoy en día a miles de personas en el país?… NO DICEN NADA, ¿verdad?… Sólo dicen que éstas reformas son estructurales, de laaaaaaaaago plazo…. ¿Qué se supone que están diciendo con eso?… ¿Que en la siguiente elección engrupirán a unos pocos esclavos para recuperar el poder con ello y luego lo demandarán al Gobierno siguiente cuando ellos no lo hubieren hecho, ya que eran reformas de laaaaaaargo plazo? ….

La verdad es que quisiera creerles, pero, me resulta IMPOSIBLE… No hay tal voluntad de trabajar por el pueblo como debieran haberlo hecho desde hace 20 años atrás… Ni aún el Gobierno de Lagos ni de Bachelet hicieron lo suficiente, ni siquiera lo mínimo por el pueblo, que era sacarles de encima el agobio de las sanguijuelas bancarias, menos aún “crecimos con igualdad” ni tuvimos un “Gobierno Ciudadano”… Puras frases inútiles para “reivindicar la confianza en la democracia y la credibilidad política”, que traducido al español quiere decir SEGUIR GOBERNANDO… ¿O acaso no es cierto lo que digo?…

A pesar de ello, de todo y muy a pesar, pesar, pesar, de todo, todo, ello, te cuento que si realmente quisieran satisfacer las demandas ciudadanas, las mías son:

1.- UNA CÁMARA CIUDADANA DIGITAL, con representación directa en el Congreso y en el Senado, la participación de las universidades, Organizaciones y la ciudadanía, para disponer de una HERRAMIENTA con la que ejercer la democracia…

2.- La creación de UN PROGRAMA DE GOBIERNO ÚNICO, bloggeado en la Cámara Ciudadana…

3.- UNA AFP DE LOS TRABAJADORES DE CHILE, que cree un

4.- BANCO DE DINERO DE LOS TRABAJADORES…

5.- Desarrollar pilotos, uno por región, de:

– CENTROS TÉCNICOS PARA EL DESARROLLO Y LA INTEGRACIÓN LOCAL y

– EL modelo de desarrollo local llamado EMPRESA COMUNAL S.A., awards “mouse de oro a la creatividad” política en materia de desarrollo nacional, año 2005, mismo que dio origen a las AGENCIAS DE DESARROLLO REGIONALES…

Ya que éstos cabros, “po’olle”, de típicos sueldos reguleques, parecen tan entusiasmados con la idea esta de la “COSA DE LA DEMOCRACIA”, ¿qué tal si por tu intermedio les haces llegar mis peticiones?… De verdad te lo agradecería y si gustan bloggear acerca de ésto, también les puedes decir que en éste sitio me pueden encontrar, si acaso esa eventual instancia pudiera darse y, por su puesto, si fueras tan amable….

La verdad es que éstos cabros son bastante difíciles de encontrar en la red y no bloggean con nadie… Al menos a mí, me tinca, que si me llegasen a leer, más de los que ya lo han hecho, se callan y se esconden… ¿Se te ocurre por qué podrá pasar eso?…

fkldjsfkljsdkfjsdklfj

16 de junio

Gracias por la reflexión. Creo sin embargo que la pregunta por la oposición que queremos es no sólo necesaria sino fundamental en cualquier democracia (sistema político que mejor se ajusta a mi concepción de la vida en sociedad). De hecho, la oposición que planteas no está fuera de la política, sino dentro de ella. Yo creo que es hora de recuperar el sentido de esta, entendida no como mera administración del Estado en el marco del actual modelo, sino como un conjunto articulado ideales y principios entorno al cual se organizan estrategias y mecanismos para su concreción, cosas que están presentes en tu propuesta. No pretendo representar a nadie con mi análisis ni estoy en condiciones de intermediar tus opiniones hacia esas supuestas elites impermeables a las que aludes, pero estoy convencida que no todos responden al esterotipo que planteas. Creo que a muchos sí les interesa este debate, sin descalificaciones ni caricaturas. Estaré a atenta a la columna en que desarrolles tus propuestas!

Ana

18 de julio

Oi Loo!Eu assinei logo no inedcio e tambe9m cceealni depois de 3 meses. Achei frustrante o tamanho das amostras e o fato de vir cores que ne3o combinavam com meu tom de pele e perfumes masculinos!!! Ne3o creio que houvesse personalizae7e3o… Acho que com o bafafe1 negativo eles se preocuparam em oferecer produtos “full-size” pelo menos para as blogueiras e sites fazerem a divulgae7e3o. Tenho minhas dfavidas se ve3o continuar com esse padre3o…Beijos!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Ética, Consecuencia, Compromiso y Dignidad, ideas que no se pueden perder en la vida que seguramente en este escenario reivindicarían nuestros colegas, pues, los dolores que nos queda son los compañeros ...
+VER MÁS
#Sociedad

Trabajo Social: Pasados Inquietos

Ahora Piñera contará con el 100%% de los votos de Kast y hará laboriosos esfuerzos, utilizando el vocablo humanistas cristianos, para que los escasos votantes de Goic se plieguen a su candidatura.
+VER MÁS
#Política

Guillier versus Piñera : ¿quién será presidente?

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno