#Política

¿Por qué te creen, santa Bachelet?

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es por ello que, siguiendo a Mayol, lo de Bachelet resulta más profundo que los ropajes con los que viste o su actitud de madre comprensiva. Bachelet ha creado (o le han creado) una historia mitificada, es -como postula Jaime Retamal- un tótem tribal o una carta tipo Mitos y Leyendas. Pero, ¿es posible que cualquiera se transforme en un mito político electoral como Bachelet. La respuesta es NO, sólo Bachelet.

Los resultados de la primera vuelta presidencial reafirman un fenómeno que, si bien ha sido analizado desde diversos puntos de vista –psicológico, social, semiológico- no dejará nunca indiferente a aquellos que, con independencia del color político, vemos con preocupación el uso del sufrimiento, las necesidades y las carencias de las personas como bandera política electoral.

Ya parecía extraño –al menos en quienes observan la política nacional como una realidad que merece particular interés-  que Michelle Bachelet  desde el inicio de su mandato evadiera con especial facilidad los escollos que la vida política le presentaba. Así, se distinguen una serie de acontecimientos sociales potentes que habrían hecho mella al mismísimo Arturo Alessandri Palma.

Alberto Mayol en una columna publicada a mediados de este año, donde explica el “fenómeno Michelle”,  traía a la palestra una frase utilizada por el Financial Times para con la ex-presidenta: “Michelle Bachelet podría traficar osos panda sin dañar su imagen”. La frase reviste un contenido muy particular, pues atendida a la preocupación mundial –especialmente la de los ecologistas- respecto a la supervivencia del mamífero, su carácter afable, y su apariencia inofensiva, nos parecería ilógico, impensado e inconcebible que alguien pudiese atreverse a comerciar ilegalmente a una criatura amenazada y salir libre de polvo y paja. En otras palabras, se quiso decir que: “Michelle Bachelet es capaz de realizar una conducta reprochable en su dimensión ética o jurídica y salir perdonada”, o bien se quiso decir que: “Michelle Bachelet es capaz de cometer alguna conducta reñida en contra del Convenio de Comercio Internacional de Especies de Fauna y Flora Silvestres Amenazadas y no recibir sanción alguna”. A todos nos parece ilógico pensar que la ex presidenta tenga algún interés en comerciar con una amigable criatura como el panda, pero si nos parece lógico creer que la candidata se encuentra en una posición desde la cual podría cometer una acción repudiable ética o jurídicamente y no salir castigada.

En este mismo sentido el diario británico, más recientemente y a propósito de las posibles trabas a la inversión extranjera que produciría el eventual gobierno de Bachelet, emitió otra frase del mismo tenor de la anterior calificando a la candidata como: “Lo más cercano que tiene Chile a una santa viviente”. Como si el Financial Times lo hubiese hecho ex profeso, ambas frases se vinculan ineludiblemente. Bachelet es santa para algunos, sujeto de una absurda hiperdulía a la cual todo se le perdona, y la que, a pesar de sus errores, jamás verá su imagen dañada.

La Bachelet actual no es distinta a la Bachelet que enfrentó entre otras cosas la Revolución Pingüina, el despilfarro en el Ministerio de Educación (262 mil millones de pesos que produjo la salida de la hoy “perdonada” diputada Provoste), el caso Chile deportes, las colas del AUGE, la inoperancia frente al 27/F, el índice de crecimiento más bajo desde la vuelta de la democracia (según FMI), la segunda más alta tasa de desempleo durante el mismo período (INE) , la pérdida de cerca de 40 mil PYMES. Incluso más, la Bachelet de la ONU simplemente no habla, y cuando lo hace, sus planteamientos son meras declaraciones de principios, frases sin fondo, propuestas sin respaldo, de modo que de no ser por sus asesores comunicacionales, y por el al última hora publicado programa de gobierno simplemente no sabríamos nada.

Dicho lo anterior, ¿cómo se explica su nivel de adhesión?, ¿es Michelle Bachelet, acaso, mejor gobernante que Ricardo Lagos, Patricio Aylwin o Eduardo Frei Montalva? Muy pocas personas deben creerlo así, entonces, ¿Qué cautiva a la mayoría de los chilenos?

Las primeras aproximaciones para dar respuesta a esta interrogante se enfocaron en el lenguaje no verbal de Bachelet. Los especialistas observaron que el mal vestir y el poco estilo la hicieron parecer como una persona común y corriente, como cualquier hija de vecino. Asimismo recalcaron que el “toque maternal” y su apariencia de dueña de casa la hacía más acogedora.

Si bien ese análisis es correcto, éste es sólo una parte de la inusual simbiosis en torno a la figura de Bachelet, puesto que si fuera determinante Roxana Miranda habría obtenido algo significativamente más importante que un 1,27 %.

Es por ello que, siguiendo a Mayol, lo de Bachelet resulta más profundo que los ropajes con los que viste o su actitud de madre comprensiva. Bachelet ha creado (o le han creado) una historia mitificada, es -como postula Jaime Retamal- un tótem tribal o una carta tipo Mitos y Leyendas. Pero, ¿es posible que cualquiera se transforme en un mito político electoral como Bachelet. La respuesta es NO, sólo Bachelet.

Sólo Bachelet puede transformarse en mito pues se ha identificado con el dolor que algunos chilenos padecen. Ese dolor permite que el pueblo perdone la ineptitud frente a un terremoto, perdone que su hijo se sirva de un cargo de comercio exterior para enriquecerse con las relaciones entre Chile y China, perdone que apenas hable en los debates, perdone que “pase” frente a una pregunta, perdone que no explique cómo financiar la gratuidad universal en la educación, perdone que el país no haya crecido un décimo durante su gobierno. Acaso, ¿es sana ésta exacerbada misericordia del chileno? ¿Es propia de ese famoso, pero al parecer oculto, pueblo empoderado? Me parece que no, es más, lo estimo patológico.

Bachelet ha sabido dar dividendos a una aparente historia de sufrimientos. Un relato cargado de incienso, tocatas y luchas contra el régimen. Sin embargo, nada de esta historia sabíamos, sólo se hizo pública cuando se erigió como candidata presidencial para el período 2006-2009. En efecto, ese año (como consta en una entrevista dada a La Nación), Bachelet se define como una sobreviviente de Villa Grimaldi señalando que: “Cuando me interrogaban, me decían groserías, me gritaban y me sacudían”. Sin desmerecer la entidad del delito de tortura (su análisis está ampliamente estudiado por la jurisprudencia y doctrina de la Corte Penal Internacional), ¿es comparable el “dolor” de Michelle con el de compatriotas que realmente sufrieron a causa de apremios ilegítimos? ¿Fueron las groserías lo suficientemente cochinas, los gritos lo suficientemente altos, los zamarreos lo suficientemente fuertes para constituir verdaderamente el delito de tortura? Sin entrar a un análisis jurídico, eso ¿es torturar a alguien? ¿Se equivoca Wikipedia cuando en la biografía de la ex presidenta (que dicho sea de paso la engrandece de manera inusitada haciéndola líder de todo movimiento opositor de Pinochet en desmedro de quienes sí lucharon contra el régimen) señala que fue torturada?  Sin entrar a un debate acerca de si fue torturada o no, me parece, a simple vista, que hay una exageración.

Lo anterior es un ingrediente más a la simbiosis de Bachelet. Madre, torturada y doctora. Como se sabe, Bachelet prosiguió sus estudios de medicina en la Alemania Oriental, y como es natural, un médico sabe de padecimientos, sabe de dolores. Así, Bachelet cuenta con otro elemento de identificación con el dolor, es más, conoce de cerca el sufrimiento de sus compatriotas y de sus vecinos alemanes orientales quienes en su lucha por ser libres fueron acribillados por los soldados fronterizos (como revela un documento salido a la luz pública en el 2007 que indica órdenes como ésta: “No teman utilizar sus armas, aún si el traspaso de la frontera involucra a mujeres y niños, lo que es una táctica usada frecuentemente por los traidores”).

Aún quedan estudios por realizar, estudios que expliquen qué siente el pueblo al ver a Santa Bachelet. Por el momento, Retamal dice que se trata de un “constructo político creado por la Concertación sobre la base de un naipe de emociones y frases simpáticas, de gags y salidas de libreto livianas.”, es decir, la candidata de las emociones, lo que no sería una ofensa. Desde luego que no es una ofensa, para ella, pues sí es una ofensa para los chilenos que se identifican con su dolor al punto que son capaces de perdonarle todo y votar nuevamente por ella a pesar de sus inconsistencias y contradicciones. Es la presidenta que llena sus aspiraciones, la que promete y a pesar de no cumplir será perdonada. Para algunos, Bachelet es un ejemplo de moral, de virtud, el camino ejemplar de perfección, pero ¡ojo!, sólo para algunos.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

19 de noviembre

Me cargan estos post machistas disfrazados de analisis politicos. La mitad de las explicaciones vienen por su condicion de mujer, y pero aun, incluso te atreves a poner en duda su tortura (como si ser zamarreada, garabateada bajo condiciones de encierro ilegal pudiera ser otra cosa).

Si quieres entender por que la gente legitima (y vota) a MB, te recomiendo que le preguntes. Si, no trates de interpretar. Anda, y preguntales, no leas a Mayol, el solo muestra su experiencia anecdotica personal. Anda a los consultorios y hospitales y conversa con la gente mientras espera. Yo si lo hice, el año pasado, 6 semanas en 4 regiones distintas. Nadie dijo que queria a MB por ser simpatica, o sufrida, o por ser mujer como insinuas tu. Si, en cambio, hablan del sistema de salud familiar, de las pensiones universales, de los jardines infantiles….y tambien de los bonos cuando mas se necesitaban “ella es de nosotros”, lo escucha varias veces. No ningunees a las personas, preguntales, te lo recomiendo. Si no logras entender por que esos cambios son tan importantes, es porque probablemente no te atiendes en el consultorio y no usas un jardin junji (lo que si hace el 80% de los chilenos)

20 de noviembre

Cada vez que lees un analisis asi de malo un gatito muere…

Socias

23 de noviembre

Es lamentable esta situación pero hay que aclarar que ella es solo un títere de otros poderes de facto. Mas que singularizar una critica hacia su demagogia, tendría que efectuarse una critica amplia y mas compleja , hacia su conglomerado y , lo que hay tras el. Creo que allí recién estaremos dando en el clavo.

24 de noviembre

EL PUEBLO, RESPECTO DE CAMBIOS Y TRANSFORMACIONES, DEBERÁ CONTENTARSE CON “GUARDAR ESCONDIDA UNA ESPERANZA HUMILDE QUE ES TODA LA FORTUNA DE SU CORAZÓN”.

Los repetidos y hambrientos comensales concertacionistas regresarán en marzo próximo a los comedores y oficinas de La Moneda, ¿pero lo harán con historia y acciones ya conocidas, o traerán de verdad alguna novedad? O estos viejos-nuevos comensales presentarán un menú renovado.

NO, los “cocineros” son los mismos de siempre.

La derecha comenzará a tender sus redes a objeto de iniciar “negociaciones” consensuados y enjuague$ con los equipos de Bachelet, a objeto de mantener “espacios sagrados del ultra neoliberalismo” que en el pasado cercano tan espléndidos resultados les dio a la cofradía empresarial y a los especuladores financieros que, cual aves de mal vuelo, revolotean permanentemente sobre La Moneda.

No tendrá una tarea fácil ni cómoda doña Michelle a partir de marzo 2014, ES CONSCIENTE Y TIENE CLARO que cuenta con el número de parlamentarios para efectuar cambios, por lo cual le será imprescindible rechazar el papel melifluo, cauteloso, tibio y contenedor que viene jugando.

Los culebrones y jaibas son los mismos de hace un lustro y esta vez vienen con mucha hambre!

26 de noviembre

Lamentablemente el análisis está hecho por una persona limitada. Pero en fin, la democracia consiste en que todos puedan expresar sus ideas.

27 de noviembre

Santa Bachelette da para todos. Incluso para comentaristas de poco ingenio que logran que les publiquen leseras.

27 de noviembre

Con ese apellldo, este caballero no puede escribir algo más canallesco y cobarde, todo de acuerdo a sus intereses y a los que representa.En diciembre iré a votar por la Ex-Presidenta Michelle Bachelle Jeria por que la considero Capaz y ahora, gracias a Mayiol, una verdadera SANTA.

jurogo

27 de noviembre

Este es un comentario de una persona bastante limitada en sus conocimientos, altamente influenciada por el descalabro de la derecha en la primera vuelta y seguramente católico radical o sea su comentario no tiene ninguna relativa importancia ya que solo es el derecho a pataleo de un grupo que vé como van perdiendo su poder y privilegios. Este articulista de tercera, representa a aquellos que han usufructuado de lo que pertenece a todos los chilenos y ven con terror que ya la tajada no será tán grande.
Viva Bachelet, la futura presidenta de Chile !!!!!!!!!!

Claudia A.

27 de noviembre

Es fuerte lo que dice, pero pucha que es verdad todo. No sé, se ve que el análisis es súper objetivo con datos aunque le duela a los feligreses. ademas se cenrtra en la bachelet, ni siquiera nombra a la nueva mayoría ni nada.

servallas

18 de diciembre

A mi me da la imprensión que esta es la mejor carta de la concertación, lejos, la gente vota por ella por su sonrisa, por su angel, por un extraño enamoramiento, especialmente de la sufrida mujer pobladora que ve en ella sus mejores sueños de éxito, es una superstar. El problema que detrás de ella, de su triunfo, estan los mismos de siempre, un grupo enorme, sedientos de seremias, sillones de directorios de empresas del estado, intendentes, gobernadores, subsecretarios, directivos de todo tipo y otros miles de funcionarios grises que ven en el estado su fuente de sobrevivencia, un algo que hacer, y un sentido a sus grises vidas, al final Bachelet es una buena persona, el problema es la compañía.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es evidente la vulneración de la Constitución española por parte de Generalitat, por ende, no puede sorprender que un Estado de Derecho utilice los medios coercitivos para defenderse cuando se promueve u ...
+VER MÁS
#Internacional

El Intríngulis de Cataluña

"Los gritos atrajeron a José. Sabiendo cientos de personas en el lugar al mismo tiempo, aprovecha la ocasión; estando cerca de una mujer manifestante le ofrece una paleta"
+VER MÁS
#Internacional

José, hablando de lo dulce y lo amargo

Canal 13, con las palabras de Bofill en su tuit y sus decisiones editoriales, entiende la democracia en un espacio bizarro, donde sus límites están definidos por la parodia y la movilización de otros dec ...
+VER MÁS
#Medios

Los hombres aparte de la bizarra democracia del debate

Desde los medios y con el pretexto del concurso se hace un énfasis en el rol docente como técnico experto en metodologías y estrategias de enseñanza y se devalúa el rol de activismo social del docente, ...
+VER MÁS
#Educación

Global Teacher Prize ¿estrategia de neoliberalización filantrópica?

Popular

Lean el Informe Valech: en este país, personas fueron violadas por perros, les metieron ratas y arañas en sus genitales, les extirparon a las mujeres hijos de sus vientres metiéndoles los brazos a travé ...
+VER MÁS
#Justicia

Reserva de identidad de la Comisión Valech

Pero esto es la típica actitud del nuevo progresismo: individualizar las problemáticas y no ver más allá. Tal vez le resulta más fácil no detenerse en que la dictadura es más que un panelista que dic ...
+VER MÁS
#Política

El problema no es Melnick

Muchos expertos asumen que las cosas se hacen bien, parece que no ven esta discusión como algo sobre lo cual haya que preocuparse y para que hablar de los medios de comunicación; éstos consumen cualquier ...
+VER MÁS
#Sociedad

En el país de los ciegos, el tuerto es rey: Encuestas de opinión en Chile

Así las cosas, el DOM de Santiago tendrá que aplicar el artículo 53º de la Ley Nº 19.880 para invalidar el mencionado permiso y en tal sentido le enviaremos esta columna por WhatsApp a Felipe Alessandr ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipalidad de Santiago beneficia con ardides a cierta empresa