#Política

Piñera y Golborne: HidroAysén y los mariachis

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En un diálogo digno de teleserie o ranchera mexicana el presidente Piñera le habría manifestado al ministro Golborne su decisión de avanzar con el proyecto de HidroAysén, una vez que supere la aprobación ambiental. El mandatario estaría dispuesto a enfrentar la presión social y, consultándole sobre el particular a Golborne, éste habría sostenido (a lo mero macho), estar preparado para “ponerle el pecho a las balas”. La insólita conversación entre el mandatario y el titular de Energía y Minería se habría efectuado el lunes pasado en dependencias de La Moneda, según consigna La Tercera.
 
El Presidente y su Ministro, al modo de los mariachis que declaran su valentía y disposición para enfrentar la adversidad en pos de un amor imposible, parecieran aplicar el ejemplo en la dirección opuesta, esto es: arrostrar el riesgo supuestamente a sabiendas que el cariño ciudadano se alejaría aún más. Sin embargo, la noticia también destaca que los sondeos de La Moneda mostrarían que hay un 50% por ciento de opiniones favorables al proyecto y que los costos de la decisión serían más bien acotados. ¿Será cierto tanta maravilla?
 
Como pocas veces, el  gobierno ha puesto el tema de HidroAysén con bastante fuerza en los medios de comunicación. El biministro Golborne ha dado entrevistas todos estos días llamando a la calma y conminando a los detractores a seguir los cursos institucionales si no quedan conformes. Por su parte, el propio Piñera se ha explayado respecto a las necesidades del país y su disposición a tomar una decisión aparentemente impopular. Al mismo tiempo, nos hemos ido enterando que hay una ministra de medioambiente en funciones que, con algunos tropiezos y titubeos, intenta posicionarse en la prensa. Es decir, todo está cocinado y falta ponerle firma.
 
La decisión sobre el magaproyecto, aún con costos mayores a lo presupuestado para el oficialismo, refuerza una aparente cualidad de Piñera que ha sido destacada por las encuestas: “es enérgico”. Pero mostrar cierto carácter no es sinónimo de ser justo o ecuánime, especialmente cuando el propio Presidente aceptó implícitamente que hay proyectos que se aprueban y son ambientalmente cuestionables, como ocurrió con la central Barrancones donde la institucionalidad pesó bastante poco. El paso que debió haber seguido era la apertura de un diálogo cada vez más necesario y la búsqueda de alternativas más consistentes con la protección del entorno y poblaciones eventualmente afectadas. Piñera ha declarado este fin de semana que la necesidad de energía se está mirando en un horizonte de diez años, por lo que era perfectamente viable destinar unos meses o tal vez un año a una discusión real y participativa.
 
Lo anterior, sin embargo, conspira con la “eficiencia” que el Ejecutivo pretende instalar como sello de su administración. En este caso el debate es una pérdida de tiempo y es suficiente el cumplimiento de la institucionalidad establecida, como si los seremis y representantes del gobierno tuvieran suficiente autonomía en las decisiones. El ministro Golborne declaró en la semana que los organismos competentes se basan en consideraciones técnicas y que las observaciones realizadas a los proyectos se corrigen y evalúan bajo esa mirada. No obstante, hay suficientes casos que demuestran que la decisión es intrínsecamente política. Si los mariachis le echan la culpa al “destino” por el infortunio o la indeferencia en el amor más que a sus propias falencias, los intentos del gobierno por sostener que hay un sino técnico superior a la influencia política resultan pueriles.
 
Aún con las críticas que merece la actual institucionalidad ambiental, subsiste un problema previo que es la escasa incidencia del Estado en la definición de la matriz energética. El asunto no radica en planteamientos más o menos estatistas, sino en la necesidad de que el Estado pueda orientar las inversiones de tal modo que el país esté en condiciones de cumplir las metas de emisiones y cubrir su demanda de energía. Mientras persista la política de dejar que las empresas definan en qué tipo de generación van a invertir y en qué lugar se instalarán las centrales, varias de ellas con tecnologías obsoletas o un pobre mantenimiento, subsistirán los costos ambientales y sociales. En ese sentido, pareciera que para Piñera vale más asumir alguna merma de popularidad que hincarle el diente a los intereses privados. Esto indica que, después de todo, parece que nuestros mariachis no son ni tan audaces ni tan valientes. Tal vez en un tiempo más nos quieran convencer que Hidroaysén obedece a una decisión de Estado, entonces cantaremos todos con pachorra mexicana:
 
“Cuando se quiere a fuerza / rebasar la meta / y se abandona todo / lo que se ha tenido / Como tú traes el alma / Con la rienda suelta / Ya crees que el mundo es tuyo / Y hasta me das tu olvido” (En “Te solté la rienda”)
—————-

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

11 de mayo

Sr. Marcó, deje de leer las noticias sobre Chile y el quinto poder por 15 dias y veo que no hay nada nuevo en el “front”, chilecito continua a ser vendido como corresponde a una verdadera S.A.
Creo que ya no es por falta de tiempo que se deve discutir seriamente la posibilidad de agregarle el adjetivo al nombre del país para que quede definitivamente claro para todos los ilusos que piensan diferente, “Republica de Chile Sociedad Anonima”
Lo que mas me sorprende es que hay una media docena de tres que todavia piensa que tendran aderentes en la lucha para evitar esto, son seres esforzados que quieren y sueñan con un País con justicia social y pleno estado de derecho, pero donde estan los “grandes opinólogos”, (como me divierte esta gran capacidad del los chilenos inventaren palabras, como si estos opinólogos fueran formados en las universidades de opinólogia) pero decia donde estan estos entes que no surgen con sus opiniones para insurgirse contra mas un atentado de esta sociedad anonima que controla los destinos de Chile?

11 de mayo

Estimado señor Marín comparto su idea que Chile está cada vez más privatizado y en manos de las empresas, en ese sentido no hay novedad, Pese a ello, creo que la aprobación de HidroAysén es un hecho político de gran relevancia y que, dado el extendido rechazo que ha generado este proyecto, hay muchos que pensamos que se pueden cambiar las cosas, entre ellos los jóvenes que fueron brutalmente reprimidos en Plaza Italia hace unos días. El pasivo ambiental que dejará este proyecto a la próxima generación es enorme, porque impactará en parques nacionales y zonas protegidas. Este negocio es una clara demostración de la antipolítica y me parece insólito que el actual Presidente y su ministro de energía se prepararan para enfrentar a la opinión púbica como si fuera un enemigo. Quizás mi nota puede tener un tono coloquial, pero es solo una manera de presentar un tema que nos compete a todos y que la clase política debe asumir con mucha más responsabilidad que la que ha mostrado hasta ahora.

11 de mayo

Estimado Luis Marcó: Lo que usted comenta es bastante serio, pero la gran mayoria de las “autoridades” competentes hacen oídos sordos a las manifestaciones públicas de la población. Este es un tema que no se encasilla en los clasicos debates politicos de derecha ni izquierda, ya que el tema verde, es transversal a casi todos los partidos politicos existentes.
Un Ex Mandatario Chileno, que prefiero reservar su nombre pero que si debe conocer, pronunción en un discurso en la ONU: “Pero las grandes empresas transnacionales no sólo atentan contra los intereses genuinos de los países en desarrollo, sino que su acción avasalladora e incontrolada se da también en los países industrializados donde se asientan. Ante este peligro, los pueblos desarrollados no están más seguros que los subdesarrollados.”.
Según mi humilde opinión, los intereses de las gentes son ignoradas, es por esto que la gran mayoría de las personas comunes y silvestres han perdido la fé en la política. Faltan políticos que sean guías y luminarias del país, pero que forjen un camino basado en el VERDADERO PROGRESO y no en un aumento indiferente del PIB en general, tratando de aparentar de que “seremos pronto un país desarrollado”, si no que se enfoquen en la gente, y que representen a sus votantes y no traicionen la confianza que se les otorgó.
Hydroaisen ha tomado mucha fuerza… Pero las otras falencias Gubernamentales que pasan sigilosas entre las “turbias aguas del sur” en que terminarán?.
Atte. C.M. Estudiante Ing. Comercial.

11 de mayo

Estimado Carlos: La relación de las empresas con la política es una de las cajas negras del funcionamiento de los gobiernos, pero en este período pareciera que está pasando a ser la razón de ser de La Moneda. El tema es particularmente complejo cuando se trata de sectores regulados, pero que en la práctica funcionan como un oligopolio y terminan haciendo lo que quieren, esto sucede con la generación y distribución de energía en Chile. No creo que lo determinante en este caso sean los intereses transnacionales, me parece que hemos creado nuestros propios conglomerados en diversos rubros y siguen habituados a tratos preferenciales. Hace un tiempo, en una entrevista televisiva, Lagos señalaba que las empresas del retail pagaban más impuestos en el resto de América que en Chile y las inversiones seguían creciendo; si aquí queremos modificar los tributos terminamos en un escándalo y en oscuros pronósticos sobre nuevas inversiones y el crecimiento. Eso refleja como operan las grandes empresas en este país. Sobre el discurso del desarrollo pareciera que es una fórmula fácil de fijar una meta que no exige compromisos mayores y se presta para abusos como lo que sucede con HidroAysén y quizás que otras cosas que se develarán con el tiempo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Ante estos trágicos datos creo que es una prioridad nacional repensar la calidad de la democracia y los mecanismos de participación más allá del voto.
+VER MÁS
#Educación

Ganó la no participación: ¿Baja calidad de la democracia en Chile?

Chile hoy comienza a debatir ideas y sueños que son más transversales de lo que parecen, y a la hora de votar esa oferta también los electores han comenzado a fijar la atención en quien podría hacerl ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Después de la elección ¿existen las derechas e izquierdas?

El futuro gobierno del Presidente Piñera tiene que dar confianza y esperanza a la ciudadanía, porque Chile es de todos y se construye con todos y para todos.
+VER MÁS
#Política

Tiempos mejores para todos y con todos

Que dos mandatarios se traspasen el cargo entre ellos, sin que nadie se sorprenda, habla muy mal de la salud de la democracia. Aunque es legal y legítimo, no deja ser extraño.
+VER MÁS
#Política

BAPI BAPI: la hiperalternancia chilena

Popular

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka

En la actualidad, con las nuevas técnicas de administración, publicidad y manejo de datos, que crecen exponencialmente, en cuatro años se puede hacer tanto daño, (o tanto bien, según sea el propósito) ...
+VER MÁS
#Política

Lo que el Frente Amplio no ve, y otros tampoco

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco