#Política

Piñera versus Piñera

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El título de esta columna da pie para pensar que su centro es el entredicho entre José Piñera y el oficialismo, por la intención de legislar sobre una eventual reelección presidencial, pero no es así. El ex ministro de Pinochet no es partidario de la reelección y no ha dudado en comparar el intento con el modelo chavista y la derivada populista que ello implica. Sin embargo, es claro que la opinión de José Piñera dista de la del Presidente en otros aspectos, por lo cual este es sólo un episodio más de disputa y no constituye una novedad.               

En realidad, el título alude a la insólita idea del Presidente Piñera de evaluar acciones judiciales contra quienes lo vinculan con una intervención en la reciente elección de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP). El Presidente ha calificado como una calumnia que lo señalen como uno de los gestores de la derrota de Mayne-Nicholls y, con ello, partícipe de la renuncia de Bielsa. Lo complejo del tema es que traspasar el problema a tribunales abre un escenario bastante impredecible, al margen de constituir un hecho inédito. 

No es usual que un Presidente se querelle contra personas particulares o parlamentarios. El recurso judicial tiene sus bemoles; si el Presidente pierde, quiere decir que no hay injuria y, en consecuencia, los afectados están en el derecho de pedirle explicaciones públicas. Por otro lado, lo más probable es que una victoria sea a lo Pirro, entre otras cosas porque los condenados serían víctimas del peso del poder y, en el proceso, aparecerían en rumbo de colisión el poder Ejecutivo, el Judicial y parte del Legislativo. Entonces, si el Presidente no gana nada con este expediente ¿por qué lo anuncia?

Cuando se invoca la figura de la injuria y la calumnia, la ley parte de la base de que el daño se hace sobre personas y no recae en instituciones. Esto implica que el injuriado no lo es en su calidad de Presidente de la República, sino que lo es a título personal. Una hipótesis es que Piñera anuncia querella porque efectivamente se siente tocado en lo personal, pero ¿puede darse el lujo de seguir un impulso, teniendo la investidura que tiene?

En este caso debiera aceptar que sus intereses privados no pueden sino quedar subordinados a su función pública.  

Siguiendo la línea en la que ha insistido el propio mandatario, en que consideró que era capaz de convivir con algunas inversiones y su responsabilidad política, sin que una cosa afectara a la otra, es curioso que en un momento de crisis la frontera se desdibuje. Desde el momento en que la vocera de gobierno, Ena von Baer, interviene calificando de “canallada” a los que han hecho la mentada acusación, el tema pareciera que está en la agenda del gobierno. Esto también se sostiene en los dichos del Presidente cuando compele a superar las “minucias” y atender a los desafíos del país. Entonces, ¿en qué quedamos?; ¿es posible separar la política de los negocios?; ¿sólo es aplicable este quiebre en tanto las cosas van bien?.

En todo lo expuesto ni siquiera hemos entrado a discutir si la razón le asiste al Presidente o a sus acusadores. Lo que queda de manifiesto es que la diferenciación entre el Piñera empresario y el Piñera Presidente se enfrentan casi como en una tragedia griega (con un guión más pobre, por cierto). Hay que recordar que la Contraloría no vio en su momento que exista conflicto de interés en el hecho que Piñera posea acciones de Blanco y Negro S.A., al parecer tampoco en que sea parte de los controladores del club. Ahora bien, si el criterio es que el conflicto de interés solo es tal cuando se produce ¿no estamos llegando a ese punto?; ¿hasta dónde estas cosas hacen mella en el empresario o en el Presidente? ¿Cuál es la camiseta?

———————————-

Foto: Presidencia.cl

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

No hay espacios para avanzar cuando mi meta es que pierda el otro, solo se avanza cuando nuestra meta es solo que gane Chile.
+VER MÁS
#Política

Mi discurso presidencial

Soluciones existen, sin embargo, hoy el real problema radica en la falta de voluntad política de las entidades públicas, pues el Estado o los municipios son a menudo tan malos pagadores para las pymes com ...
+VER MÁS
#Política

La necesidad de agilizar proyecto que apura pago a pymes

¿Cómo podemos creer que Piñera logrará un alto crecimiento en un eventual nuevo gobierno? Considerando que él no fue el causante de ese alto crecimiento, por lo que no se puede asegurar de que Piñera ...
+VER MÁS
#Economía

El crecimiento económico de Piñera: ¿Logro del gobierno o mera suerte?

Varias de estas recetas prefabricadas en oficinas del Global Education School Reform (GERM) estan también en el programa de Piñera, Goic y con matices en el Frente Amplio.
+VER MÁS
#Educación

El plan de Guillier en educación

Popular

Sebastián Piñera intentó implementar una política presidencialista, plebiscitaria, técnica, suprapartidaria y eficientista, basada en el objetivo de articular a la derecha, al tiempo que maximizaba foc ...
+VER MÁS
#Política

Las falacias de la excelencia gubernamental de Piñera

Hoy la esclavitud no está legitimada, pero se calcula que existen unos 38 millones de esclavos en el mundo, por ejemplo en India es una realidad que se oculta y allí hay unos 16 millones esclavos.
+VER MÁS
#Economía

Lo que oculta la globalización ¿Comprarías cosas hechas por esclavos?

Mi conclusión es que Sebastián Piñera en materia de educación defenderá los intereses de los nodos principales de su red: sostenedores privados y Ues privadas.
+VER MÁS
#Educación

Red de Piñera en educación: sostenedores privados, Elige Educar y Ues privadas

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha