Columna en Política
6
Difunde: Whatsapp

PacoGate: seguimos temiéndole a los uniformados

imagen

Uno de los grandes triunfos institucionales del autoritarismo despiadado que nos rigió por 17 años, es ese respeto temeroso y a veces cómplice que muchos tenemos hacia los uniformados. Pareciera como si ellos vivieran en otro país, regidos por leyes especiales que les aplauden el ser los principales guardianes de ese relato político y económico que se instaló y parece no querer retirarse.


…pareciera que hemos confundido el mantener a los uniformes al margen de la política con el terror hacia cualquier cosa que pudieran hacer. Por lo que la subordinación civil de la policía y las Fuerzas Armadas no resulta más que una linda ilusión con la que intentamos resolver nuestros traumas dictatoriales…

El caso más ejemplar de lo que digo es el terror hacia el Ejército. Por mucho que haya ex presidentes que se jacten de haberlos vuelto a subordinar al poder civil, lo concreto es que siguen teniendo sus propias lógicas en las que no sólo disponen de manera curiosa del excesivo presupuesto que reciben, sino que también tienen pactos de silencio casi impenetrables con respecto a las atrocidades que muchos de ellos cometieron en los años oscuros en los que roncaban fuerte.

Pero esos temas son tomados en cuenta solamente en ocasiones excepcionales, como cuando descubrimos desfalcos como el llamado “MilicoGate”, o al momento de darnos cuenta de que muchos de quienes lucen grandes medallas y uniformes lujosos siguen teniendo en su prontuario una participación poco clara en la dictadura. Y esto sucede porque sigue habiendo un miedo no sólo de parte nuestra, sino también de los que dijeron ser valientes, pero con el tiempo se convirtieron en los principales sostenedores de los privilegios de los hombres armados.

Con el llamado “PacoGate” vemos algo similar. Cuando se supo este nuevo robo a mano armada, los medios lo primero que hicieron fue detenerse en el acto del mandamás de la institución al informar de esto a la opinión pública. Muchos salieron a valorar este “gesto” como si fuera algo que aplaudir, cuando solamente era parte del trabajo con el que toda institución-y sobre todo las que son impenetrables como Carabineros- debe cumplir en un régimen democrático.

Esto no lo entendemos porque pareciera que hemos confundido el mantener a los uniformes al margen de la política con el terror hacia cualquier cosa que pudieran hacer. Por lo que la subordinación civil de la policía y las Fuerzas Armadas no resulta más que una linda ilusión con la que intentamos resolver nuestros traumas dictatoriales, para contarnos que no hay trancas democráticas que resolver, cuando lo concreto es que parece que los subordinados somos nosotros.

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores. Somos una  comunidad de expresión ciudadana que estimula el diálogo sobre la base del respeto. Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Luis Sandoval Paul

14 de Marzo

Creo que algunos que crecimos en dictadura no le tenemos miedo a los milicos, es más los desafiamos cada vez que salíamos con Estado de Sitio o de Emergencia hasta 1987 que se levantaron estos Estados excepcionales. Creo que los que les tienen más miedo a los milicos en nuestra sociedad son los políticos, un 30% los veneran como fuesen dioses y el otro 70% de esta clase social se caga de susto con ellos, y esto es raro, ya que el mayor porcentaje de esta clase, casi no vivieron la dictadura en nuestro país, sino que la vivieron en Estados protectores del ciudadano, subvencionadores, capitalistas o marxistas, con educación gratis, pública y de calidad.

Será por ello que les tienen tanto miedo a los milicos, porque no la vivieron.

Buen artículo.

Saludos,

Lucho Sandoval.

Jose Luis Silva Larrain

14 de Marzo

Creo que su confusion no es esa. Los carabineros son las fuerzas de orden y seguridad ciudadana, deben ser lo lo suficientemente intimidante como para dar seguridad a la población porque para eso existen, por eso usan uniformes, cascos, armas, lo que necesiten para cumplir esa labor, cuando en los 60 aparecieron los grupos politicos con palos cascos, etc.. carabinero debió incorporar carros blindados y cosas asi para cumplir su labor, cuando despues habian grupos que simplemente los asesinaban entonces empezaron a usar chalecos antibalas, etc.. etc..

El rol de carabineros se hace confuso ahora porque estan cada vez mas amordazados, amarrados, impedidos para cumplir bien su propósito y por lo tanto al ser los delincuentes los que manejan la via publica se confunde el rol de carabineros.

Respecto a los militares ocurre algo parecido.

En fin… Creo que el autor tiene todo eso clarito, no está confundido, parece que el proposito de la columna es otro, llevarnos al pasado mas escabrozo para ver si puede refundar lo visceral de esas viejas ideas de izquerda ya que han tenido un fracaso tan estridente. Ya verá que escarbando allá no encontará nada que le sirva señor, siempre lo que puede brillar está en el futuro, busquelo ahí.

Saludos cordiales

15 de Marzo

No le tememos a los uniformados, ¿de donde sacastes eso?, se equivocó el fiscal viejo.

16 de Marzo

Efectivamente, estamos frente a una ciudadanía, miedosa y sin voluntad para manifestar su desagrado, respecto a la corrupción que hay comprobada en el aparato militar y carabineros que por lo conocido siguen la misma línea de aprovechamiento de los recursos del estado que hacen los políticos y la manada de funcionarios ineficientes que tienen puestos importantes en el ejecutivo protegidos por sus conocidos.
El drama que vivimos respecto al alto grado de deshonestidad reflejado en los actos delictuales que se están tratando en el poder judicial, más las leyes permisivas concretadas por un legislativo ineficiente o también influido enormemente por los famosos lobbistas (coimeros) y hombre del maletín, hacen que nuestra nación toque fondo.
Lla única solución está en la reacción de todos nosotros para que los muy pocos honesto que quedan en todas las organizaciones, se saquen el miedo de encima y empezar a luchar para que de nuevo volvamos a un desarrollo nacional en base a la verdad, la corrección profesional, la honradez en los procedimientos públicos. por supuesto con un fuerte apoyo ciudadano.

18 de Marzo

Hablan del temor de casi todos (la mayoria) a todo uniformado y se da toda suerte de razones. Se han olvidado del terror que tienen los chilenos de exigir a sus dirigentes politicos de hacer las cosas bien y por las cuales fueron elegidos? Los comentarios son dignos de ponerlos en el Museo de lo Absurdo (en construccion).

tomas albino blanco

21 de Marzo

Mas encima estos vagos mantenidos por nosotros……….estan con sobrepeso segun un estudio de salud por ahi………………..recibiendo pensiones millonarioas. sin producir nada al producto interno bruto del pais………………son como los hijos no deseados de un matrimonio…………puros gastos y puras m olestias, nada mas……………………y ante esto NO MAS AEFEPECES….MARCHA FAMILIAR EL 26 DE MARZO 11 HORAS EN TU CIUDAD………………..