#Política

Oposición y Disidencia en el Nuevo Ciclo

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Según Blaise Pascal, persuadir consiste básicamente en el agradar como al mismo tiempo convencer, ya que los hombres -señala- se gobiernan más por el capricho que por la razón. En la “Disidencia”, también es el caso.

La encuesta Adimark marcó nuevamente. La versión de Julio 2014 señaló que la aprobación de la presidenta Bachelet baja 4 puntos y llega al 54%, misma cifra con que la presidenta comenzó este, su segundo mandato. En tanto, la desaprobación llegó al 36% y ha subido 16 puntos desde marzo pasado.

Según la evaluación de las principales reformas del gobierno, se indicó que la tributaria aumentó su aprobación en 5 puntos (50%). Por otra parte, el porcentaje que está de acuerdo la educacional sube 3 puntos. El informe agrega que las reformas, si bien logran mantener los niveles de aceptación, aparecen ahora menos factibles para la población, un reflejo del complejo diálogo y negociación.

Paralelamente, la aprobación del gobierno disminuye significativamente 9 puntos (ahora llega a 48%) y quedó muy por debajo de la aprobación obtenida por la Presidenta.

La Oposición no canalizó, ni expresó el aumento de la desaprobación. La identificación con el gobierno se mantuvo en 55%, mientras que con la oposición subió 2 puntos hasta llegar al 23%, cambio que está dentro del error muestral es de +/- 3%.

Con los datos que nos entrega Adimark, surge la pregunta sobre ¿cuál es la naturaleza de las contradicciones medidas por este importante instrumento de percepción ciudadana? Veamos:

En primer lugar: la “Oposición”.

En las agencias políticas existe una separación básica entre: (a) las fuerzas políticas ya establecidas en los sistemas de partidos que ocupan el lugar de la oposición producto de la alternancia democrática y; (b) las oposiciones emergentes que se presentan como alternativas al resto de los partidos establecidos.

Dentro del segundo grupo se encuentran los llamados “partidos desafiantes”.

Esta simple diferenciación de oposiciones políticas no es suficiente para explicar los vaivenes de las últimas semanas. Ni la Alianza, ni los partidos, ni fuerzas llamadas “alternativas” capitalizan el descontento.

En segundo lugar: una “Disidencia Latente”.

Parece ser que, lo que está sucediendo es una redistribución y reasignación  de ciertos poderes al interior del boque de la Nueva Mayoría.

El reordenamiento afecta a las instituciones políticas existentes, sus marcos interpretativos y campos de acción. Por ende, sus próximas elecciones internas y caminos posibles de alianzas, planteamientos políticos y programáticos. Así como también, hace un cuestionamiento a los poderes heredados.

Entonces, la emergencia de fuerzas que se separan de la común doctrina, creencia o conducta, es decir, la “Disidencia”, cobra un rol gravitante en la atmósfera ciudadana.

Los argumentos que las reformas son más “calientes” que “frías”, son señaladas con gran ansiedad y explicarían el daño colateral a los cambios en curso. Se sostiene que, el temor de la desintegración de la actual trama institucional y el desmoronamiento de los referentes dominantes es un proceso que hay que detener o a lo menos frenar.

La opinión pública observa estos procesos.

Tercero: Crisol y Política.

En el nuevo ciclo, la tarea de construir un orden más inclusivo que reemplace el tradicional y defectuoso, se torna resbaladizo.

Así, la velocidad y lo instantáneo del tiempo político cambiará las modalidades de cohabitación política. Léase alianzas y sub-pactos.

En esta nueva fase los partidos políticos, sus estructuras y sus corrientes de opinión serán arrojados o arrastrados al interior del “Crisol”. Lo más probable, refundidos y readecuados sus liderazgos.

Este aspecto esencial permitirá romper o tensionar más “el molde político” de cada uno de los actores de la política chilena, en la breve historia de una sociedad modernizada.

Obviamente estas esferas del poder, la toma de decisiones y sus impactos seguirán siendo “medidas” lateralmente, por las encuestas de opinión.

Finalmente, según Blaise Pascal, persuadir consiste básicamente en el agradar como al mismo tiempo convencer, ya que los hombres -señala- se gobiernan más por el capricho que por la razón. En la “Disidencia”, también es el caso.

 

TAGS: Encuesta Adimark Nuevo ciclo político Opinión Pública

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Cristian M

12 de agosto

Buen análisis. Lo relevante es determinar que cambios y velocidades se imprimaran a las Reformas Gubernamentales y el papel de la Moneda, con una disidencia en movimiento.

VJ Godoy

12 de agosto

Comparto la miradas de Olea, es un escenario donde afloraron las dos nuevas almas de la Nueva Mayoría, y en plena disputa.

Pamela G.

12 de agosto

La encuesta demostró que la presidenta mantiene gran apoyo. Y como dice Francisco Olea, es la propia oposición interna de la nueva mayoría la que es en conflicto.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros

La coherencia y la cohesión han estado ausente en la dirigencia del FA. No han tenido la coherencia para permitir que los militantes de base designen las candidaturas a diputados en los diferentes distritos.
+VER MÁS
#Política

¿El veto a Mayol es congruente con la renovación de la política?

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Popular

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

No es posible que acciones cuyo propósito es proteger los derechos, por ejemplo, cuando se decide la separación e internación de un niño, generen un daño del que nadie se hace cargo finalmente. Bajo ni ...
+VER MÁS
#Sociedad

La crisis permanente del sistema de protección de la infancia en Chile