#Política

Nueva constitución y Liberty Valance

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Quienes quieren mantener un sistema opresivo, que quieren que siga imponiéndose la ley del más fuerte y que la gente de los pueblos siga siendo aterrorizada por sus secuaces, son precisamente quienes invocan el respeto a legalidad, quienes se escandalizan ante quiebres a los que ellos mismos han obligado.

En la película “The Man Who Shot Liberty Valance”, clásico western de John Ford donde por primera vez comparten pantalla John Wayne y James Stewart, este último representa un joven abogado -Ransom Stoddard- que luego de salir de la universidad decide ir a buscar aventuras al lejano oeste, donde de a poco se va dando cuenta que todas las normas y principios que aprendió en la universidad se ven subyugadas a la ley del más fuerte en una tierra donde el Derecho no existe. Liberty Valance representa al malvado que aterroriza el pueblo con sus dos secuaces, ante un sheriff cobarde y una comunidad pasiva. El abogado es visto como una amenaza por el forajido y recibe un ultimátum: o se va del pueblo o se enfrenta a Valance en un duelo. A pesar de su rechazo al uso de las armas por sobre la ley, Stoddard se ve obligado a enfrentarse al forajido en lugar de huir como cobarde. En el enfrentamiento, a pesar de la inexperiencia del abogado con un arma, Liberty Valance termina muerto y su reino del terror parece desaparecer con él.

Posteriormente, en una reunión en la “ciudad capital”, dos bandos se enfrentan en una elección: unos quieren que la zona se mantenga como “territorio abierto”, lejos de la mano del Estado central, de Washington. Estos son quienes por medio de la fuerza han logrado el control de la ganadería y quienes tienen como empleados a forajidos como Liberty Valance para mantener a la gente de los pueblos a raya. Por otro lado, están quienes quieren pasar a ser un Estado más de EE.UU., que quieren el progreso, educación y seguridad que eso implica, en fin, quienes quieren un verdadero Estado de Derecho. Estos últimos proponen elegir a Stoddard, quien recientemente saltó a la fama tras dar muerte a Liberty Valance, como representante en Washington para defender esta posición. Ahí se produce un momento crítico, en que los ganaderos se oponen a la nominación de Stoddard, bajo el argumento de que es inaceptable tener como representante a un jurista que desprecia la ley y se la toma en sus propias manos, que sólo es famoso por haber asesinado a un ciudadano respetable como Liberty Valance. Y claro, algo de sentido tiene, porque Valance jamás fue detenido o acusado de algún crimen por el pusilánime sheriff o la atemorizada población.

Lo notable del discurso es que quienes quieren mantener un sistema opresivo, que quieren que siga imponiéndose la ley del más fuerte y que la gente de los pueblos siga siendo aterrorizada por sus secuaces, son precisamente quienes invocan el respeto a legalidad, quienes se escandalizan ante quiebres a los que ellos mismos han obligado: sin el sistema opresivo promovido por ellos, un amante de la Ley y contrario a las armas como Stoddard jamás hubiera tenido que disparar a un criminal como Liberty Valance.

El paralelo con lo que sucede en Chile hoy es inevitable. Piénsese, por ejemplo, en la propuesta de una asamblea constituyente. Quienes se oponen a esto son quienes se benefician de la opresión de un sistema constitucional que es, a todas luces, para usar las palabras de Atria, tramposo. En efecto, está hecho de tal manera de que prevalezca la visión minoritaria de la derecha, mediante su sobre representación en el parlamento y la existencia de quórums que bloquean cualquier cambio profundo. Los mismos que se oponen a que se eliminen las trampas se llenan la boca apelando a una institucionalidad que está lejos de ser completamente legítima. Así, se ha acusado a los promotores de esta iniciativa de sedición, de invitar al caos, de no respetar la democracia e incluso -a los impulsores de “Marca tu Voto”- de invitar al cohecho (y si no me equivoco, alguien hasta sostuvo que promovían la destrucción de la propiedad pública). Curiosamente lo único que se busca con la asamblea constituyente es que la voz de la mayoría de los chilenos sea la que prime en este tema.

En la película Stoddard -cuyo rol en Chile está siendo cumplido tal vez por los movimientos sociales- es finalmente elegido, la zona se convierte en Estado y el abogado en gobernador y luego senador, ayudando decididamente al progreso del lugar. Tal vez alguien tenga que matar a Liberty Valance, pero parece ser que la verdadera derrota de Valance es la de sus patrones y esa no se produce en un duelo entre pistoleros, sino que cuando el pueblo se une, sin miedo, para alzar su voz por lo que le parece que es justo. 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Pablo Mejía Mendoza

23 de octubre

Y si en vez de optar a una asamblea constituyente, reformamos todo el sistema tributario. Mi sensación es que no obstante hayan cambios en la constitución, es prioritario reformar la forma en que se pagan impuestos en Chile, o mejor dicho como se evaden impuestos. No me garantiza un cambio en la constitución un sistema tan lleno de resquicios y formas para no pagar impuestos. Y que beneficia a tan pocos. Creo que el enfermo tiene varias enfermedades y hay que centrarse en cual curar primero.

23 de octubre

Pablo:

Gracias por el comentario.

De acuerdo que una reforma tributaria es algo necesario. Y además es algo que no requiere más que mayoría simple. Posiblemente el gran error en el sistema de Guzmán y que, por lo tanto, no requiere reforma constitucional. Me parece importante también una efectiva fiscalización en la práctica.

En lo que no estoy nada de acuerdo y no entiendo su fundamento es en por qué sólo debiéramos concentrarnos en ese tema. Mientras se logra el acuerdo para una reforma tributaria perfectamente se puede avanzar en otros asuntos. El Centro de Estudios de la Justicia de la Universidad de Chile me invitó a participar en una serie de seminarios sobre temas “polémicos” en Chile. Yo hablé sobre impunidad empresarial y Derecho penal, la sesión anterior había sido un debate sobre una nueva Constitución y la siguiente fue sobre reformas tributarias. Qué sentido habría tenido hacer todas sobre reformas tributarias? Le pedirías a los movimientos pro despenalización del aborto que detuvieran su activismo para concentrarnos en las demandas del movimiento estudiantil? O le habrías pedido a estos últimos que detuvieran sus demandas para concentrarnos en mejorar la participación de las regiones? O le pedirías a todos esos grupos que paren de participar hasta que se logre una reforma tributaria? Las cosas no funcionan así: pienso, por ejemplo, que el movimiento estudiantil volvió a poner de manera más intensa en el tapete la necesidad de una reforma tributaria. La existencia de distintos debates no necesariamente se anulan, sino que se potencian. Tratemos de curar todas las enfermedades que se pueda. Si en algún momento hay que negociar y renunciar a una demanda en pos de otra, bueno, ahí habrá que ponderar, pero no antes.

Pablo Mejía Mendoza

23 de octubre

Entiendo tu punto, no me cierro a no avanzar en todos los temas, o no hablar de algunos. Mi respuesta se basó en mi visión personal de que el principal tema es la pobreza y como superarla. No obstante haya que avanzar en otros puntos tales como matrimonio igualitario; aborto; resguardo a la libertad empresarial, con penas duras en los casos del tipo La Polar, Ponce León, etc; Financiamiento en la Educación Superior y tantos otros.

El problema es que veo que para construir una sociedad más igualitaria, la mejor forma es mediante una redistribución de los flujos de riqueza, eso es crucial para que el país sea más igual y por ende más solidario. Y solucionas muchos problemas de hecho al tener más poder la sociedad civil en su conjunto.

Creo que poner como eje central en los debates a realizar, el de una nueva constitución, no va a garantizar la solución al problema de la pobreza, tengo poca esperanza que la misma clase política sea capaz de desarrollarla, considerame un no creyente en este punto.

23 de octubre

Precisamente porque es difícil creer que nuestra actual clasepolítica tenga la voluntad de hacer cambiosa es que se busca crear una nueva constitución y por la vía de la asamblea constituyente.

Aunque una reforma tributaria parece llevar implícito una mejor en la distribución del ingreso, eso no es efectivo, toda vez que la reforma tributaria incide en la recaudación y no en que efectivamente se redistribuya. Mientras la recaudación se siga invirtiendo (o no influyendo) en una verdadera carrera armamentista chilena; en autopistas para el barrio alto y un pésimo sistema de transporte público; en sistemas de previción social donde cadas uno se rasca con suspropias uñas; en un sistema de salud donde los ricos se financian a si mismos; en un sistema educacional segregado; etc., no será posible superar la porbraza. La pobreza no es sólo un asunto de dinero, sino que tiene múltiples factores, muchos de los cuales no se pueden atacar con una derecha enquistada en el parlamento.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El humor funciona como válvula de escape para tabúes sociales, como crítica social y genera la consolidación de la pertenencia a un grupo, además de funcionar como defensa contra el miedo y la ansiedad ...
+VER MÁS
#Sociedad

El chiste, su relación con el inconsciente y su impacto con lo social

Si el Frente Amplio piensa seguir por el camino de la pureza, simplemente terminarán siendo parte de un humo colectivo que no perdurará, ya que perderán la credibilidad mal lograda. El pasado está lleno ...
+VER MÁS
#Política

¿Hay algo nuevo en El Frente Amplio? Un par de dudas

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Popular

El desafío no es sólo “dejar contentos” a los actuales usuarios de la institucionalidad,  sino estar a la altura de las necesidades de un país, haciendo convivir las necesidades artísticas, cientí ...
+VER MÁS
#Política

Ministerio de las culturas, las artes y el patrimonio: nuevas oportunidades

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

No es posible que acciones cuyo propósito es proteger los derechos, por ejemplo, cuando se decide la separación e internación de un niño, generen un daño del que nadie se hace cargo finalmente. Bajo ni ...
+VER MÁS
#Sociedad

La crisis permanente del sistema de protección de la infancia en Chile

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje