#Política

Municipales: crisis o nueva democracia

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Cuando 9 millones 100 mil chilenos deciden no ir a votar en estas elecciones municipales deberíamos estar todos preocupados por esta democracia tan frágil, en vez de desatar este encendido debate por quien será el próximo presidente de Chile, siendo un tema importante, podría esperar unos meses más, mientras reflexionamos sobre estos magros resultados.


Es por ello que la abstención no es una interrupción al diseño de la democracia sino que le es consustancial. No hay subversión o radicalismo en no votar, es simple y nuevamente, seguir la orden del algoritmo social del neoliberalismo.

Lo que está en crisis, es una crisis de representatividad, ya que aparece impugnado no el orden democrático en general, sino el orden neoliberal cobijado en esta democracia. Después de una eterna transición (una de las más largas del planeta) comienzan a explotar los cabos sueltos de esta (constitución, previsión, salud, educación, medio ambiente, tribunal constitucional, etc). También convengamos que el país no está descarrilado y no estamos en el peor de los mundos, sino una severa crisis de confianza. Las instituciones funcionan, como son en una democracia excluyente permeada por una cultura hedonista e individualista propia del capitalismo ultra neoliberal instalado en Chile desde la dictadura.

Es difícil interpretar el silencio de tamaña población en que se destacan dos regiones con los porcentajes más bajos de participación, Antofagasta (28%) y Metropolitana (29%), algo nos quieren decir estas zonas y las señales indican que no queremos escuchar. Entonces nos quedaremos a la espera de estudios serios que expliquen el motivo de este silencio. Mientras tanto intentaremos reflexionar a modo Platónico, especialmente teniendo presente su máxima “El precio de desentenderse de la política es ser gobernado por los peores hombres”. Pensemos en comunas como Santiago, Providencia, Maipú y Talcahuano, esa abstención tan significativa llevará a cuatro años de gestión en que los ciudadanos (que siguen siéndolo) no tendrán autoridad moral para reclamar, dado que no fueron a votar.

¿Qué nos está pasando? Muchos nos hacemos esta pregunta, nadie escucha y pareciera que por las calles y ciudades del país corre un grito muy fuerte, queremos un nuevo tipo de democracia, los tiempos han cambiado para que todo se decida en Valparaíso, La Moneda, Casa de Piedra y en algunas mansiones de La Dehesa. La mejor formación ciudadana realizada últimamente en el país han sido los escándalos continuos de la elite gerencial, no se ha salvado nadie, todas las instituciones de la República que siempre en nuestra infinita ingenuidad pensábamos que éramos distintos a los “otros” países que mirábamos altaneramente, no éramos tan distintos.

Quizás entender la inhibición en las elecciones municipales de tantos chilenos, se inicia con la primera marcha-concentración del movimiento NO + AFP, la que se constituyó en un hecho de gran magnitud. En ese momento diversos factores explosionaron el fastidio ciudadano, tal como los casos Penta/Dávalos/SQM, y el llamado “Caso Olate/Andrade”, catapultaron una situación sin precedentes. Estamos frente a un reclamo previsible puesto que explotó una antigua exigencia, porque era de público conocimiento que esa política solo pudo implementarse bajo el terror de Estado. En otras palabras, la ciudadanía sabía que el sistema previsional era excluyente y no solidario, pero no lo había expresado hasta hoy.

Los ciudadanos descontentos están empoderados y tienen en sus manos cursos de acción. Han superado la movilización del estudiantado, factor a tomarse en cuenta porque los estudiantes, a diferencia de los cotizantes, no impactan en el sector productivo ni en el financiero; aún más, mientras las universidades estatales se desangran con huelgas prolongadas, las privadas siguen acumulando ganancias (Laureate). En cambio, el reclamo de los descontentos por el sistema previsional afecta directamente al capital financiero pudiendo conmover a estas empresas con maniobras como un simple traspaso masivo de dineros al Fondo E y abandonar dos conocidas AFPs. El chileno esquilmado sabe que el modelo es una forma de generar plusvalía incluso en la vejez y también sabe que la tercera edad es estrujada desde otras ramas de la industria, como la farmacéutica.

Es así como desde el engaño, estafa y horror se fue construyendo una nueva ciudadanía en el país, sin currículo, sin apoyos gubernamentales, sin apoyos de partidos tradicionales, solo apoyados por la tecnología, se dio inicio a una nueva forma de dialogar, incitando una nueva conciencia colectiva, derrotando lentamente la hegemonía cultural neoliberal nace un nuevo sujeto político que se informa del negocio de las AFPs, conoce la verdad del caso La Polar, se ríe de las sanciones que aplica nuestra justicia y también de los perdonazos del SII a Johnson y muchos otros. Se ilustra del desastre del Transantiago (10 años y todo sigue igual), como caen sus pequeños héroes frente al vil dinero uno con doble apellido y otro pescador. También se informa que hasta la fecha no hay ningún empresario detenido a pesar de la parafernalia de las imputaciones transmitidas por TV. Por lo tanto, este nuevo ciudadano informado quiere una nueva democracia, va leyendo en el metro desde su celular incómodo, aplastado, empujado, pero se informa, es el mismo que marcha contra las AFPs en todo el país.

En este punto creo necesario hacer hincapié e insistir que la democracia, a pesar de la alta abstención, no está en ruinas. No, por lo menos ésta, es una democracia elitista y corporativista que ha incorporado en su diseño político la inscripción automática y el voto voluntario. “En más de un sentido, la transformación del voto obligatorio por uno voluntario no hace sino verificar el paso de un orden republicano del compromiso cívico a un orden neoliberal de la elección personal. Tal como fue dicho en el momento en que se debatía la necesidad de cambiar la obligatoriedad del voto en Chile, el modelo que sustenta el diseño político de la inscripción automática y el voto voluntario no es distinto al usado por el retail y la banca: independiente si usted quiere esta tarjeta o este crédito, aquí está, de modo automático ha sido generado para usted, puede utilizarlo o no, “eso es voluntario”. Lo que mueve la decisión de utilizar “voluntariamente” la mercancía ofrecida es la ganancia individual. De igual modo funciona la inscripción automática y el voto voluntario: Ahí está usted inscrito, puede votar o no, “eso es voluntario”. Lo que mueve la decisión de votar es la “ganancia individual”, y como hace años que sentimos que no ganamos (salud, educación y previsión social), no votamos. La abstención, entonces, es constitutiva del orden de la democracia elitista y corporativista”(Castillo, 2016). Es por ello que la abstención no es una interrupción al diseño de la democracia sino que le es consustancial. No hay subversión o radicalismo en no votar, es simple y nuevamente, seguir la orden del algoritmo social del neoliberalismo.

La invitación entonces, entendiendo a los no votantes, pero no compartiendo su decisión, la idea es avanzar en mayor democracia con participación, invitando a una politización sana de nuestro pueblo, no tener miedo a la deliberación de los ciudadanos, aún es posible abrir puertas y ventanas de los sitios de poder al pueblo organizado de Chile para que participe, se sienta incumbente, avanzar en los presupuestos participativos comunales, abrir la posibilidad de plebiscitos vinculantes para sugerir cambios importantes para nuestra sociedad, para mejor distribuir la amplia riqueza que se ha construido en los últimos decenios, queda un año y meses para los próximos eventos eleccionarios, no lamentemos después cuatro años con parlamentarios que no queríamos o estaban manchados por boletas y un presidente(a) que no nos representa.

TAGS: #Abstención #EleccionesMunicipales2016 Neoliberalismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

12 de noviembre

En una democracia el país se conduce según los que votan y eso lo saben los que no votan. ¿ Por que resistirse a la evidencia que los vientos han cambiado, que el slogan “movilización estudiantil” ya no es e preferido y esta siendo reemplazado por “colegio tomado es colegio desalojado”?

Elecciones municipales: Leamos bien la voluntad del pueblo

Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Donde las prácticas a las que se apunta con fiereza (incluso con cierto espíritu de superioridad moral) como responsables de la deslegitimación de la institucionalidad, del ejercicio de lo público, no s ...
+VER MÁS
#Política

Tropiezos del Frente Amplio: ¿Crónica de un fracaso o de aprendizaje?

Medio siglo después exorcicé aquellos fantasmas de Life que me producían tanto espanto y escribí un novelón de 400 páginas sobre el infierno del Somme entre 1916 y 1918 que algún día estará en los ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un verano en el Somme

Proteger la identidad cada día se hace más urgente y necesaria. Aysén no puede ni debe cerrarse a ninguna actividad productiva o de servicio; pero debe exigir que las actividades se desarrollen con una b ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Los proyectos ZOIT en Aysén, deben incluir estudios de carga

El boxeador que privilegia el espectáculo, lo hace en desmedro de su propia salud, más en una época en que incluso el uso del bucal era escaso, con guantes que apenas cumplían las medidas de seguridad m ...
+VER MÁS
#Deporte

Manuel Castillo: el estilista contra el público

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable