#Política

Mucho joven para tan poco INJUV

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Es frustrante ver que instituciones públicas funcionan como productoras de eventos en vez de ser instancias donde se discutan temas trascendentes y contingentes relacionados con la juventud.

El Instituto Nacional de la Juventud se funda en 1991 como un servicio público que tiene como principal misión planificar políticas en asuntos juveniles, entre otras funciones relacionadas. Han pasado veintidós largos años desde su creación y, para ser honestos, no es el tema principal en las conversaciones de los jóvenes del Chile actual, ni mucho menos un referente para ellos.

Hoy la juventud mira al INJUV como una institución lejana, muchos ni siquiera saben que existe o qué competencias tiene. Salvo por campañas puntuales, el Instituto Nacional de la Juventud es un organismo que opera desconectado de los líderes u organizaciones estudiantiles y es el gran ausente en situaciones donde debería proteger o fomentar la defensa de los derechos de los jóvenes.

Se ha argumentado que elevar al rango de Subsecretaría a este servicio sería la solución a su falta de recursos y protagonismo. No cabe duda que los jóvenes merecen una institucionalidad más fuerte, pero no olvidemos al SERNAM, este servicio, desde una posición muy parecida y bajo gobiernos de distinto signo, ha logrado ponerse del lado de las mujeres de forma decidida y es reconocido como un actor válido en la planificación de políticas y campañas orientadas a los derechos de la mujer.

¿Qué pasa entonces con el INJUV? ¿Qué elementos de esta institución podemos reconocer hoy y cuáles son sus debilidades?

La Tarjeta Joven
Casi un ícono del Instituto Nacional de la Juventud durante los años 90s, muchos la poseían sin conocer su funcionamiento. Una pequeña encuesta en mi núcleo cercano me dice que por esos años era muy difícil para un joven poseer una “tarjeta real”, más allá del pase escolar que incluyera su nombre y Rut, por lo que muchos la solicitaron solo para contar con otro documento oficial propio, aunque nunca supieron para que servía.

Hoy la Tarjeta Joven del INJUV sigue operando como tarjeta de descuentos en el comercio, los cuales no siempre son reconocidos por los locatarios al momento de solicitarse. En mi opinión, un documento de este tipo no solo debe servir para tener un 20% de descuento en una depilación, sino que también debe promover de manera efectiva la movilidad y el acceso de los jóvenes a la cultura.

Para aumentar la cobertura e impacto de esta, propongo traspasar todos los “beneficios” de la Tarjeta Joven del INJUV a la TNE de la JUNAEB, así las alianzas del INJUV llegarían a muchas más personas que no tendrían necesidad de acudir a una segunda institución en busca de otro documento. La Tarjeta Joven solo sería necesaria para aquellas personas menores de 29 años que no se encuentren estudiando, nos ahorraríamos mucho dinero en plástico y acercaríamos el INJUV a los jóvenes.

El COREJUV
Organismo consultivo que aconseja a las direcciones regionales de la institución, donde los “líderes regionales de la juventud” deberían estar representados. Para ser parte de él hay que tener menos de 29 años, liderar una organización sin fines de lucro o el ala juvenil de algún partido político. Según el artículo 10 de las Bases administrativas especiales del Consejo Regional de Juventud, la democrática y transparente selección de los miembros del Consejo queda en manos de un representante de la Intendencia y dos representantes de la sociedad civil seleccionados por el Director Regional del Injuv. En palabras simples, esto quiere decir que el gobierno de turno tiene la posibilidad de seleccionar a quienes estarán sentados en un consejo representando a la juventud de toda una región por un año, en una elección extraña que más bien parece la postulación a un trabajo que la búsqueda de representación.

El INJUV, al igual que muchas oficinas municipales de asuntos juveniles, debe democratizarse y dejar de subestimar a los jóvenes. Es frustrante ver que instituciones públicas funcionan como productoras de eventos en vez de ser instancias donde se discutan temas trascendentes y contingentes relacionados con la juventud. Hay que avanzar en un nuevo mecanismo de selección para los miembros del COREJUV que incluya de manera directa a dirigentes estudiantiles secundarios, universitarios, scout y de las diversas áreas donde se asocia la juventud. Además, debe entregársele cierto poder resolutivo y fiscalizador si realmente nos creemos el discurso que dice que hay que empoderar a la sociedad civil.

Reconectar al INJUV con los jóvenes
El INJUV necesita urgentemente un cambio de enfoque como servicio, es necesario adecuar sus canales de participación, la forma en la que se comunica con la ciudadanía y su rol en el debate público. Hay que reconectarlo con la juventud, que según el último censo es el grupo etario más importante en términos de cantidad.

Para ser justo, destaco el taller denominado Escuela de Ciudadanía que se aplica en algunas comunas del país, pero soy un convencido que la Educación Cívica debe ser incorporada por el MINEDUC al proyecto educativo nacional. Los jóvenes necesitamos un servicio que vele por nuestros intereses. Faltan espacios para el debate sobre temas contingentes y campañas más directas acorde a los temas que nos interesan. Se me ocurre también la creación de un Observatorio Legislativo dentro del INJUV que proponga, y que esté atento, a como las leyes promulgadas o por promulgar afectan a la juventud de nuestro país.

Necesitamos una institución que se gane la confianza de la juventud, de puertas abiertas y acorde a los nuevos tiempos. Donde se fomente en serio la igualdad, la participación y la integración de estos.  En los tiempos que corren, urge un espacio donde podamos acudir cuando creamos que nuestros derechos como jóvenes están siendo vulnerados.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Lorena Ramirez Zúñiga

05 de junio

No sabía que existía un COREJUV en mi región, el INJUV acá solo sirve para organizar batucadas y tonteo. El estado debe diferenciar entre lo que significa ser joven y ser pendejo. Buena columna Manuel.

René Aguilar.

05 de junio

Mas allá del funcionamiento deficiente del INJUV hay un fondo mas turbio viejo. ¿Que pasaría si se auditan todas las organizaciones que reciben dineros de esta institución como el bullado fondo “a mover chile”? Te apuesto a que encontramos militantes de partidos de gobierno metidos en ellas.

Coke

05 de junio

http://www.injuv.cl No está demás darle una mira por si mismos, no creen??

Paula

05 de junio

Todos los jóvenes deberían contar con el apoyo de alguna Institución, sobre todo universitarios , muchos necesitan trabajo o algún tipo de apoyo y no hay ninguna institución avalando por ellos.O muchos con grandes ideas para la ciudad no saben donde canalizarlas.

05 de junio

Hasta el momento y desde su creación, no es mas que una instancia que sirve de cupo en el gobierno para militantes de los PP. Pero no hay que negar que solo durante los dos últimos gobiernos la juventud ha tomado protagonismo, y es e acuerdo a este protagonismo el giro que debe dar el INJUV como institución de gobierno, entendiendo que los jóvenes de hoy buscan un poco mas que divertirse (que a mi parecer era el foco del INJUV en su creación o al menos eso parecía entender al solo dar facilidades para la dispersión y el consumo), si no que ser protagonistas relevantes de la sociedad y no solo como dirigentes de los movimientos estudiantiles, también como opiniones validas a la hora de generar políticas publicas relacionadas.

angranm

06 de junio

solo vemos un aprovechamiento politico a una critica seria, solo se manifiesta para lograr un cupo en el proximo gobierno. mala la columna y ni siquiera se hace cargo que la misma juventud del PPD ocupo el INJUV durante 20 años de la concertacion con escandalos de robo de dinero (. (revisar informes de la Contraloria disponibles en linea) y no hizo mucho por la participacion juvenil. se requiere mas participacion ciudadana y no colgarse a los movimientos sociales. por ultimo ¿quien te eligio manuel? lo mas probable nadie.

06 de junio

1.- La columna misma comienza diciendo que el injuv cumple 22 años y que nunca se instaló como referente juvenil.

2.- Quieres que me haga cargo de gestiones de un servicio que ocurrieron cuando yo tenía 10 años y que según tu están ligadas a escándalos que deberías comprobar de forma seria, con nombre, apellido, monto y resolución judicial de los casos en vez de dar un link.

3.- Colgarme de los movimientos sociales? Durante el 2011 (en el estallido mas fuerte de estos) fui electo presidente de mi facultad (Educación) con un 64% de los votos (en la enseñanza media lo hice también durante dos periodos en un establecimiento de mas de mil estudiantes) y siempre he actuado dentro del movimiento social, trabajando con diferentes organizaciones.

4.- Respecto a mi rol dentro de la juventud PPD local te aclaro que me eligieron los integrantes de esta, con quienes desarrollamos un nuevo proyecto político juvenil en la comuna. ¿Cual es el problema con eso?

5.- Busco cupo de trabajo? Vengo de una familia de profesores y desde pequeño me enseñaron que un buen profesor, de esos con vocación, puede ejercer su profesión independiente del gobierno de turno. Sigo creyendo lo mismo. Saludos

Yo

09 de junio

JAjajaja

Que burda forma de postularse Manuel…

Ya es de la Jota iluso… además, debiera darte verguenza, con todo lo que robó el PPD.

y tira su curriculum… Pabreeeeee

11 de junio

Puedo estar ya medio viejito para comentar, pero -cuando se creó- estaba en segundo medio, por lo que tengo algo de carrete en el cuerpo, que me permite opinar.
Lo cierto es que nunca ha justificado su existencia y, por ende, tampoco se justifican la tremendas remuneración del director del INJUV.
Personalmente, lo suprimiría y haría que todos sus bienes y oficinas, pasen al MINEDUC, donde se siga atendiendo a los jóvenes.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Un diálogo temprano, planes de relacionamiento comunitarios inclusivos y pertinentes, evidentemente deberán anticipar y/o prevenir efectos adversos en los territorios, y por ende evitar remediar “malas ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Diálogo y remediación

Cabe preguntarse si el nuevo “estándar ético” del que habla la senadora Goic solo es aplicable a episodios de violencia intrafamiliar, como el protagonizado hace 15 años por el diputado Ricardo Rinc ...
+VER MÁS
#Política

Insulza: ¿Arica, siempre Arica?

Así fue como vimos entrevistas y reportajes de niños, niñas y adolescentes cruzando el río Bravo o aventándose el desierto entre Sonora y Arizona. Mediatizando esta tragedia se acuerpaba la denuncia de ...
+VER MÁS
#Internacional

Niños, niñas y adolescentes migrantes: carne de cañón

Si todas las víctimas de incesto hablaran, el coro sería ensordecedor. Quienes se han atrevido a exponer públicamente su tragedia resultan ser una minoría insignificante en comparación con quienes la o ...
+VER MÁS
#Internacional

El incesto, un delito oculto

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen