#Política

Menos puños cerrados y más manos abiertas.

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Renovar la política debe ser más que un discurso para ganar una interna partidaria. Quienes pretendemos encabezar la renovación del Partido Socialista, tenemos la obligación de darle contenido. Si no, se vuelve vacía y poco convocante, transformándose en una simple disputa de egos generacionales o, peor aún, de egos personales. 

Renovar no es reducir el número de RUT de los líderes. Si fuera así, seria más sencillo una buena cirugía plástica a los actuales. 

El insoportable ego es uno de los grandes problemas de quienes estamos en política. Nos hace muchas veces desconfiar los unos de los otros, dividirnos y terminar enfrentándonos por pequeñeces,  como un cargo. La renovación debe implicar un proyecto vanguardista que sea esencialmente colectivo. 

No es tarea fácil. Luchar contra el ego es la madre de todas las batallas políticas y humanas. Debemos transformar nuestro ego individual en uno colectivo. 

El gran desafío de los jóvenes es remplazar el "yo" por el "nosotros". Un “nosotros” que sea más que un grupo que discute en algún restaurant del barrio alto. Un “nosotros” abierto a todo el que quiera decir o maldecir, pero esencialmente a quienes quieran aportar. Eso es cambiar las prácticas. Eso es renovación.

Necesitamos una revisión en el fondo, pero también en las formas de como se ha conducido al socialismo chileno. No buscando culpables, ni pensando en lapidar a los representantes de otras generaciones. El que este libre de todo pecado que lance la primera piedra. Los líderes jóvenes también hemos cometido errores y los seguiremos cometiendo.

El desafío es pensar en el PS con el cual queremos transformar Chile, con democracia interna, primarias abiertas para elegir a nuestros candidatos, con mecanismos de comunicación con la ciudadanía. Ser capaces de encabezar una izquierda que luche por la igualdad, la libertad y la fraternidad en la sociedad de una manera moderna, participativa y convocante, haciéndose cargo de las viejas banderas de lucha, pero también de las nuevas que deberemos enarbolar. Tenemos la responsabilidad de volver a enamorar a los que se desilusionaron de nosotros. Necesitamos una izquierda con menos ceños fruncidos y más ojos abiertos. Con menos amargura y rabia y con más mística y esperanza. Una izquierda con menos puños cerrados y con más manos abiertas.

http://manouchehri.blogspot.com
www.twitter.com/dmanoucher

 

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

10 de mayo

Un comentario desde fuera por que no soy miembro del Partido Socialista. Hay elementos diferenciadores que tienen los jóvenes y que no tienen los más viejos por lo menos no de manera espontánea. El primer elemento es la claridad con que ven los problemas propios y de su entorno y la incapacidad de canalización por la vias tradicionales de la política (me sucedió cuando era jóven). El segundo elemento diferenciador es el manejo intuitivo de tecnologías de la comunicación, uso de Internet, wifi, celulares, redes sociales, etc. con las que tienen contacto desde la escuela.
Están ahí entonces las necesidades de los jóvenes, las nuevas ideas y los mecanísmos que utilizan para comunicarlas. No pasa solamente por un problema de edad sino cómo la estructura orgánica de los partidos, permite las comunicaciones utilizando estas tecnologías, disminuyendo el centralizmo e incorporando a la mayor cantidad de personas de la base en la aportación de nuevas ideas, principalmente los jóvenes, para lograr reencantar, permitiendo de paso, formas de hacer política modernas, sin descalificaciones. El ego (en mi opinión) tiene mucho que ver con los canales de comunicación tradicionales. La gracia de Internent, Redes Sociales, colocan a todos a un mismo nivel. Si se junta un grupo de personas en una reunión a perdir nuevas ideas, no van a conseguir nada.
Atentamente
Elías

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?