#Política

Los riesgos del shock emocional post rescate

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si hay algo que caracteriza a nuestro país es el desborde emocional que se observa ante la adversidad. Lo vimos en el terremoto del 27 de febrero de este año, lo palpamos anualmente en la Teletón y el rescate de los 33 mineros de la mina San José no fue la excepción.

Cuando el terremoto pasó de moda mediáticamente, se comenzó la reconstrucción de las zonas más afectadas, pero, descontando la reforma a la norma NCh 433 (norma chilena para construcciones sísmicas), todo sigue igual. Aún vemos gente viviendo en lugares poco adecuados, sin vías de escape seguras, y expuesta a sufrir las mismas penurias del pasado 27 de febrero.

Este torrente de emociones que nos “shockea” como país, que nos aturde por un tiempo, y que no permite acciones racionales posteriores, es el mayor enemigo de los 33 mineros. Si se actúa como siempre, el tema se descolgará de los medios en un par de meses más y los mineros seguirán siendo abusados laboralmente. Esperemos que esta vez sea distinto y que ese “nunca más” que expresaron los mineros al salir de su encierro se haga realidad. Esperemos que el morbo periodístico no nos inste a seguir en ese estado de shock emocional y que, por el contrario, los medios ayuden a difundir las condiciones de trabajo de los mineros. Esperemos, por último, que la celebración de este épico momento no haga sombra a la causa de fondo.

En síntesis, la celebración de esta epopeya minera está plenamente justificada, pero debemos asegurarnos de que el shock emotivo no dure mucho tiempo, puesto que de esta manera se empaña el conflicto y pasa al olvido la causa inicial. Recordemos que hoy los 33 mineros de la mina San José están a salvo, pero todo el resto sigue atrapado, enterrado bajo una terrible montaña de malas condiciones laborales.

——————————-

Foto: Presidencia de Chile

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Mientras una persona más conocimiento de sí mismo y del mundo que lo rodea obtenga, menos espacio para el dogmatismo religioso va a tener disponible.
+VER MÁS
#Religión

El fenómeno de las religiones en el mundo actual

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?

Popular

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera