#Política

Los jóvenes y el extravío de la política

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

“Llamamos a esto democracia, pero no lo es”’, han dicho los indignados españoles para referirse a lo que en el Chile actual consideramos como una de las principales debilidades del sistema: la absoluta desconexión de la política clásica, tradicional, analógica, grandilocuente, heroica, o sea, de la vieja política, con la vida cotidiana de todos nosotros. Esto va de la mano con una fuerte crítica y crisis del viejo concepto de democracia representativa. En el fondo hemos llegado o estamos llegando al fracaso de una cierta práctica de la democracia en nuestro país.

Para el caso chileno, la democracia que todavía vivimos es la democracia que heredamos de la dictadura militar. Una democracia que se construyó ‘en la medida de lo posible’ y se estructuró en base a la ‘política de los consensos’, para sostenerla dado su ‘fragilidad’. Sin desconocer algunas modificaciones parciales, estas no fueron suficientes o implicaron apenas un maquillaje u operaciones cosméticas que precisamente nos tienen en esta situación, al no haber podido –¿o querido?- dotarnos de una constitución más democrática y legitima, cuestión que se comienza a vocear hoy en día, ya sea exigiendo una nueva constitución, una asamblea constituyente, una cuarta urna (o tercera) o un plebiscito. Todas iniciativas que buscan mayor democracia en el país.

Es este entramado o jaula de hierro –para otros, jaula de oro- el que nos ha llevado a una situación, en que la política tradicional no tiene ninguna significancia; es (a)significante, al igual que el concepto de democracia representativa. De ahí que tomando los datos de la última encuesta del Instituto Nacional de la Juventud (INJUV): ‘Disposición y actitudes de los jóvenes hacia el sistema de representación política’, la mirada simplista interprete los resultados obtenidos, que muestran el desconocimiento de los jóvenes sobre cuándo se usa el sistema binominal, o la falta de conocimiento de los diputados de su distrito, entre otras cosas, como ‘un desconocimiento o falta de cultura política de los jóvenes’. O que los jóvenes ‘’no están ni ahí con la política’, frase acuñada por el mundo adulto y por los partidos políticos de distintas tendencias.

Sin embargo, también se puede leer o interpretar ese llamado ‘desconocimiento’ como una desafección o falta de cariño con la forma actual de la política y con la actual ‘democracia’. Si esto es así, -y esto se corresponde con lo (a)significante de la política- es obvio que a los jóvenes les va a dar lo mismo si conocen a los diputados de ‘su distrito’, o cuando se aplica el sistema binominal, y se remate diciendo: ‘no vamos a votar’. Estos resultados no deben mirarse de manera aislada, sino en relación con otras expresiones recogidas en las encuestas nacionales de juventud, donde también les puede dar lo mismo el sistema político que nos rija (dictadura o democracia), sumando que les puede dar lo mismo si gobierna la derecha o la concertación, porque en la final con este sistema binominal ya conocemos quien puede ganar.

Lo que ha venido aconteciendo en nuestro país con la política nos muestra que precisamente no son sólo los jóvenes los que están despreocupados, desafectados o poco cariñosos con ella, sino que se ha producido una situación de contagio o de propagación viral hacia el mundo adulto.

De esta forma se ha incubado una fuerte frustración expresada en las masivas marchas del año 2011 y también del 2012. Se expresa además en lo que podríamos llamar las explosiones de una ‘violencia expresiva/situacional’. Indicadores que nos muestran que estamos asistiendo al fracaso de nuestra actual democracia –si es que alguna vez lo fue, punto para otra discusión. Entonces, si esta política y esta democracia está desconectada de la vida cotidiana y no está del lado de los ciudadanos, ¿para qué preocuparme por ella?, ¿para qué votar, si no se tiene a quién votar, ya que son siempre los mismos los que se presentan?

En un estudio anterior del INJUV, se señalaba que respecto de las elecciones municipales, los jóvenes aumentaron su participación en el padrón electoral de un 8%, en 2008, a un 26,9% en 2012 producto de la inscripción automática. A pesar de este aumento, no se visualiza un cambio radical respecto de un aumento de candidaturas juveniles, las cuales vienen en descenso desde el año 2008. La hipótesis que desliza el INJUV respecto de esto, que es extensivo a las elecciones de diputados y senadores, es el alto nivel de repostulaciones, lo cual está indicando, por ejemplo, que para dar tiraje a la chimenea y posibilitar la entrada de jóvenes en la política tradicional, habría que limitar la reelección, cuestión que los políticos de todos los sectores se niegan.

Concluiremos señalando que estamos frente a un escenario donde ya no sólo los jóvenes se encuentran decepcionados, enojados e indignados con esta forma de administrar la política, la cual queda reducida a algo ‘insignificante’, que sólo busca el poder por el poder y es incapaz de articular un programa que sea significativo, democrático y ciudadano. Se asiste entonces, “al extravío del sentido real de la política”.

Frente a esta situación, se ha pasado a lo que podemos denominar la ‘política de la calle’ (concreta o virtual) o a las ‘acciones políticas subterráneas’ que comienzan a reconfigurar otra política y también una nueva concepción de ciudadanía. Todo esto lleva a plantear un reconocimiento del derecho a la libertad política y por ende, a construir una ciudadanía distinta, la cual no se base necesariamente en cuestiones legales, sino que se manifieste en la construcción de nuevos tipos de identidad política, las cuales están en proceso de construcción y donde los jóvenes y los adultos tienen mucho que decir.

————–

Foto de Juan CatepillánFacebook de elquintopoder.cl

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

10 de agosto

nada que ya no haya leido!!

10 de agosto

Me parece que el extravío en cuanto al sentido real de la política es generalizado en representantes y representados. No sólo los representantes han derivado en una casta que se representa a sí misma, sino que muchos ciudadanos están confundiendo la Política con formas pre políticas de acción.

Todo esto, en vez de ser un incentivo para mayores niveles democráticos, trae el serio riesgo de derivar en algo más bien anti político, como el caudillismo, su populismo asociado, la autocracia y el autoritarismo.

No debemos olvidar que el sentido de la Democracia es resguardar la existencia de la política -que es el diálogo- al interior de ciertos límites, como el respeto a derechos humanos, civiles y políticos básicos de toda persona.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros

La coherencia y la cohesión han estado ausente en la dirigencia del FA. No han tenido la coherencia para permitir que los militantes de base designen las candidaturas a diputados en los diferentes distritos.
+VER MÁS
#Política

¿El veto a Mayol es congruente con la renovación de la política?

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Popular

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje

No es posible que acciones cuyo propósito es proteger los derechos, por ejemplo, cuando se decide la separación e internación de un niño, generen un daño del que nadie se hace cargo finalmente. Bajo ni ...
+VER MÁS
#Sociedad

La crisis permanente del sistema de protección de la infancia en Chile