#Política

Los extremos se tocan

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En el libro que recientemente editamos con Óscar Landerretche, reitero una serie de propuestas que he realizado desde hace un tiempo respecto de los cambios que Chile requiere para poder enfrentar los desafíos futuros. Los tres más importantes son, sin duda, la necesidad de avanzar hacia una Constitución en la que el Estado tenga un rol más activo y no el papel subsidiario que nuestra actual carta magna le reconoce, especialmente luego de la crisis económica global que aún perdura y donde el rol del Estado es clave para salir de la misma; reemplazar el binominal y revisar las leyes de quórum especiales; y acordar una nueva reforma tributaria que asegure los recursos para financiar las transformaciones que Chile demanda y de paso mejorar la distribución del ingreso.

Se trata, entonces, de cómo nos ponemos de acuerdo en las grandes definiciones de un nuevo pacto social, porque las sociedades para poder avanzar requieren ciertos acuerdos en un conjunto de reglas mínimas, que sirvan, entre otras cosas, para dirimir civilizadamente nuestras diferencias.
Me llama la atención, por ello, la disímil interpretación que las propuestas han generado. Hay quien, como Eugenio Rivera, en una entrada publicada acá en elquintopoder.cl, no leyó bien y cree que estoy proponiendo una reedición de la política de los consensos. Sí, propongo consensos, pero sobre nuevas bases, por tanto no se trata de reeditar lo ocurrido en el pasado. Pero, por otro lado, en la UDI hicieron la lectura correcta, entendiendo que las propuestas cambian los pilares sobre las cuales ha funcionado nuestra democracia desde 1990. De ahí la reacción y las descalificaciones que miembros de ese partido han hecho públicas tras mi almuerzo con el Presidente Piñera.
El binominal es el cáncer de la democracia chilena. Hoy nuestro sistema político enfrenta una muy preocupante falta de legitimidad, la que en buena medida radica en los vicios del sistema electoral y la decreciente representatividad que las autoridades elegidas en las urnas tienen. Pequeños modificaciones al interior de las coaliciones, provocan cambios tectónicos en los resultados electorales. El binominal genera escasos incentivos para la renovación, dificultando en gran manera el surgimiento de nuevos rostros y liderazgos, con la consiguiente desafección de la ciudadanía respecto de la clase política.
Esto es lo que la UDI no quiere enfrentar hoy, aunque sí hubo interés en otras épocas. A principios de la década de los 90, tres de los denominados “coroneles” me invitaron a una cena en casa de uno de ellos. Allí me plantearon su interés por modificar el binominal. Si me invitaron a analizar las posibilidades fue porque entendían que el PPD y el PS se veían tan desfavorecidos en su relación con la DC como lo era la UDI respecto de RN. En las elecciones de diputados de 1989, el partido, habiendo obtenido la mitad de los votos que sus socios, eligió a un diputado por cada tres de RN. En aquellos años, el binominal era para la UDI una barrera para su crecimiento y no parecía importarles tanto “la estabilidad del país”, argumento ahora esgrimido.
Lamentablemente, las conversaciones no fructificaron. Así, el año 1997, en el caso de la Concertación, en la elección de senadores, la DC obtuvo 10 escaños con el 29,2% de los votos, mientras el PS, PPD y PRSD –que iban aliados- eligió 1 senador con el 20,7% de las preferencias. A esto es a lo que me refiero cuando indico que el binominal no representa la voluntad popular, pues pequeños cambios en los votos obtenidos por los partidos al interior de las coaliciones, pueden implicar cambios muy significativos en la composición de los elegidos. Más grave aún, que los dos nombres que se ofrecen a los electores en cada coalición son resultado de negociaciones que dejan a la ciudadanía sin reales opciones de elección.
Hoy la UDI se niega a cambiar el binominal. Lo comprendo. En la elección de diputados de 2009, con apenas un 5,2% más de votos que sus socios de RN, sacó más del doble de diputados (37 frente a 18). Son ellos los que han cambiado de opinión con el tiempo pero yo siempre he sido claro al respecto. Si queremos una democracia que sea representativa y con altos niveles de legitimidad ciudadana, debemos –entre cosas- derogar el binominal y revisar las leyes de quórum calificado.
Lo importante es lograr un gran entendimiento, sin descalificaciones, que dé respuesta a una ciudadanía que está consciente que ha concluido un ciclo político, económico y social, que demanda un nuevo andamiaje institucional, como la encuesta CEP conocida hoy ha graficado en ese 60% que cree necesario cambiar el binominal. Seguir diciendo no al cambio es seguir incubando más tensiones sociales y más alejamiento de la ciudadanía de la “clase” política. Esta situación, ¿cuánto tiempo más puede durar?
—————-
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

30 de diciembre

Creo que sería bueno que nos pusiéramos serios al hablar acerca de los desafíos que el país necesita afrontar para su mejor futuro.

Primero, a mí sí me cabe la duda que “aquellos” sean los cambios que el país más necesita…

De hecho, si no cupieran dudas acerca de ello, ¿por qué preguntar el “cómo nos ponemos de acuerdo en las grandes definiciones de un nuevo pacto social”, si ya no tenemos duda de que aquellos sean los principales puntos a considerar?…

Imagino que bastaría pasar por el Congreso un proyectito de Ley y listo, asunto solucionado, ya que apelando a la buena consciencia y sentido común de nuestros parlamentarios y senadores, el tema quedará felizmente zanjado y en un dos por tres habríamos solucionado una serie de temas controversiales que nos han mantenido mentalmente ocupados por décadas…

Pero, como se aprecia que el tema no es tan sencillo, entonces, tal vez no sean aquellos tres los cambios más importantes que nuestra nación requiere…

Ahora, como preguntas el ¿cómo nos ponemos de acuerdo en las grandes definiciones de un nuevo pacto social?, me preguntaba yo si acaso sería adecuado consultarle a las transnacionales de la minería qué es lo que ellos estarían dispuestos a aceptar de todos esos cambios, para ver qué votos se necesitaría comprar en la cúpula política y así pasar a proceder… ¿Qué crees tú, Ricardo?…

De todas formas, me quedé en el asunto del “NUEVO PACTO SOCIAL”, porque, en primer lugar, no recuerdo ninguno del pasado, para que se pueda hablar de uno nuevo… ¿Lo habías considerado así?… De hecho, me pregunto ¿a qué clase de cosa le llamas un NUEVO PACTO SOCIAL?… Además, ¿de qué forma participa la ciudadanía en el?… ¿Acaso ese nuevo PACTO SOCIAL es uno que generaríamos utilizando una Cámara Ciudadana Digital, en la que la gente tenga representantes directos en el Congreso y en el Senado y junto a ellos se pueda debatir este tema de forma estructurada, votando la ciudadanía finalmente por las alternativas de mayor respaldo o aceptación?…

A mí, te cuento, esto de NUEVO PACTO SOCIAL, me sabe a cuento desde su propia mención… No creo que exista tal cosa… Cuando más existiría un nuevo PACTO POLÍTICO y todos sabemos que en esos pactos políticos el pueblo no tiene ninguna participación…

Por otro lado, la crítica que haces de la entrada que comenta respecto de tu libro, carece de mencionar ¿cuáles son las NUEVAS BASES PARA CREAR ESE NUEVO PACTO SOCIAL que eviten reeditar lo ya realizado?… Sin embargo, ¿cómo podrían existir nuevas bases para un pacto social en el que no participa la gente?…

¿O acaso sí tienes considerada la participación de la gente al crear ese NUEVO PACTO SOCIAL en tu libro, utilizando una Cámara Ciudadana Digital, en la que la gente tenga representantes directos en el Congreso y en el Senado y junto a ellos se pueda debatir este tema de forma estructurada, votando la ciudadanía finalmente por las alternativas de mayor respaldo o aceptación?…

Además de todo lo dicho, está el tema de lo que consideras que es NUESTRA DEMOCRACIA y la incidencia que tiene el binominal en ella… Para mí, votar por un candidato que proponga una cúpula política no es democracia, José Alberto de las Mercedes…

Democracia es que tú pongas tus ideas y yo las mias ante el mismo público, en la red y que la gente decida cuáles son mejores, o qué se debe modificar para complementarlas, para finalmente proponer y debatir una propuesta más acabada de lo que se quiere hacer, cómo se hará, cuándo, dónde, por qué y para qué…

Sin embargo, como no tenemos un medio que nos reúna a ambos, y se entiende que a todos los que desean proponer algo, en un sitio digital donde estructurar un debate y llegar a conclusiones desde las que establecer lineamientos de un plan de acción que vaya en pos de lograr lo que la ciudadanía quiere, definitivamente no tenemos democracia ni igualdad de derechos u oportunidades, y así, lo que tenemos es que tú puedes representar las ideas que propones sin debatirlas con nadie, porque no lo haces acá conmigo, por ejemplo, y así, tenemos un poder dinástico que por la fuerza nos impone una visión que no necesariamente compartimos y, de hecho, de la que mucha gente podría diverger si acaso además de sólo leerte a ti, nos leyeran a ambos, o a todos los que desean proponer cuáles son los cambios o creaciones que requiere nuestro país para enfrentar el futuro, pensando en que con las acciones a emprender habríamos de crear las condiciones para satisfacer las necesidades y aspiraciones de los hijos de la patria…

Es decir, la valla que nos separa es conceptualmente tan grande que tú dices que tenemos democracia, pero, no la tenemos… Tú dices que se requiere una Reforma Tributaria, pero, el Gobierno de Bachelet hizo varias reformas o mini reformas tributarias, pero, aún no estamos satisfechos, por lo tanto, ¿qué debemos suponer que estás diciendo cuando te refieres a una Reforma Tributaria?…

Tú dices que podemos mejorar la distribución del ingreso, pero, yo digo que además necesitamos mejorar la distribución DE LA PERTENENCIA. utilizando el mecanismo que ya he propuesto en este sitio y en otros…

Tú me hablas de derechos, de privilegios y de igualdades, de consensos, de pactos, sin embargo, no me consideras como a tu igual, como a alguien que tiene el mismo derecho que tú de opinar y de rebatirte y de proponer algo distinto a lo que tú dices, por lo tanto, ¿cómo me puedes hablar de NUEVO PACTO SOCIAL, de amplios consensos y de cuchufletadas semejantes si acaso no debates conmigo?…

Es decir, ¿con qué derecho me vienes a hablar de derechos ciudadanos, de emprender cambios que satisfagan al pueblo, pensados y ejecutados en un ambiente democrático, si acaso mis palabras o mis ideas no tienen la misma representatividad ante el pueblo que las tuyas?…

¿Sabes lo que pasa y lo que me molesta de todo esto, Ricardo?…

Es que tú y toda la gente de la política, haya o no haya binominal, sea el político de la subclase de la derecha que sea .. siempre hablan de democracia y mejorar el país, de mejorar la condición social de la gente, del Estado subsidiario, de la reforma tal o cual, etcétera, sin embargo, el resultado final de todas sus propuestas pasa porque las decisiones en política se toman dentro de una cúpula en la que, coloca atención:

EL PUEBLO NO PUEDE EJERCER SU DERECHO A LA DEMOCRACIA…

Si tú me quieres imponer que hacer una raya o “emitir un voto” frente a el nombre de un candidato de una cúpula política, es DEMOCRACIA, entonces, sencillamente me estás queriendo engañar, porque eso no es democracia… Democracia es tener acceso institucionalizado al debate de las ideas y el poder exhibirlas ante la nación entera, para que si alguien vota, además de hacerlo por un personaje, también lo pueda hacer por ideas o propuestas que tengan tanto o más valor que un candidato electo, ya que ya tenemos muchos candidatos electos, sin embargo, se requiere “ponernos de acuerdo en torno a una serie de temas, ideas, propuestas, cambios o acciones que emprender en la nación” y para ello no me puedes excluir a mí ni a nadie que desee participar y luego de ello seguir hablando de que emitir un voto por un personaje es democracia…

Piñera propuso “mejorar la democracia” en su Programa de Gobierno… ¿Leíste el chiste que propuso?… Te digo que ese chiste no se diferencia gran cosa de lo que tú propones, si traicionas el derecho del pueblo a debatir de igual a igual con un Congresista y luego someterse a la votación popular, obviamente en torno a temas que lo ameriten y considerando el ejercicio de una estructura socio política que lo permita…

Todo lo que propones Ricardo, la reforma tributaria, la mejor distribución del ingreso, la mayor financiación de demandas sociales, la eliminación del binominal, así como lo que propone la gente, incluida la educación gratuita, una nueva Constitución, etcétera, todo ello y mucho más que ello, tal como la reforma al sistema de inversiones en la minería chilena, la propia posesión de esos recursos así como los de agua, la generación de energía, temas relativos a las AFPs, el poder de las regiones, las obras necesarias en las comunas, etcétera, todo ello se puede y se debiera tratar en una Cámara Ciudadana Digital, en donde participen las universidades del Consejo de Rectores, organismos sociales, entidades empresariales, estamentos del Gobierno, etcétera, para encontrar las soluciones que tú u otros políticos o personas naturales proponen a vuelo de pájaro, como si sacaran un “joker” de debajo de la manga que, sin especificar métodos o mecanismos, así como particularidades de lo que proponen, les atribuyen el carácter de SOLUCIONES REPRESENTATIVAS o democráticas, o consensuadas o de PACTOS, cuya cosa no es realmente así…

Si la clase política y personas de relevancia en el mundo nacional, tal como tú, no consideran necesario modificar la institucionalidad de participación ciudadana y nuestros mecanismos para ejercer la democracia, incluyendo la capacidad de ser consideradas las propuestas de la gente en el debate nacional, creando una Institución como una Cámara Ciudadana Digital, dejarán de pasar muchas cosas, entre ellas, que no sean consideradas ciertas ideas; que no aparezcan personas que tú o yo no conocemos y que pueden ser importantes para el país; que no habrá modificación de ciertas estructuras comunales que requiere el crecimiento de la nación; que no se hablará con la debida fuerza de el tratamiento de nuestros recursos nacionales; que no se considerarán mecanismos alternativos para mejorar el ingreso nacional y de las personas, tanto como nuevos mecanismos para generar pertenencia en el pueblo…

Pasará también que la gente de la política nos seguirá contando cuentos y hablando de inutilidades; que la opinión ciudadana no se centrará en lo que es primordial o fundamental para la nación y así, a trastabillas, los logros que podemos alcanzar de forma colectiva, jugando cada quien su papel, y con el poder que alcancen nuestras instituciones nacionales, serán proporcionales a los defectos que tenga nuestro MÉTODO ORGANIZACIONAL y no olvides que el método te define los costos, las demoras, el nivel de logros, la calidad de los mimos, al amplitud de cobertura, la satisfacción de los involucrados, las relaciones y proyecciones futuras, etcétera, etcétera, etcétera, estimado ex…

Luego, si tú método organizacional es deficiente, o lo ha sido en el pasado, es obvio que tendrás los resultados que hoy exhiben nuestras carencias y que llevan a personas como tú, utilizando el mismo nivel de irresponsabilidad pasado, o falta de entendimiento, a proponer que tal o cual cambio es, “sin duda alguna”, el más importante por emprender en nuestra nación… Lo injustificable es, sin embargo, seguir usando anteojeras para no llegar a ver la realidad de una forma distinta, una en que se considere las opiniones e ideas de la gente y sus argumentos, alejándose de sustentar el discurso en los porcentajes de las encuestitas políticas o lo que dijo la UDIcita, transmitiéndonos el cuento de la democracia y la representatividad y de las satisfacciones que alcanzaría la gente si en la nación se emprenden una serie de cambios sin fundamentar cuál es su método de implementación…

http://www.camaraciudadana.cl

jklgfkljgkljf

23 de enero

de acuerdo con la idea d que los concenso solo representa cupulas partidistas ellopertenece al pasado la nueva forma riene que ser con representacion ciudadana

Roberto Alvarez

27 de agosto

Tanta verborrea para no aportar nada. Solo darse el gusto de faltarle el respeto a un ex- presidente elegido por votación popular.Cero capacidad de síntesis.

30 de diciembre

JAQUE !!, RICARDO…

Pensaba en que ya que hablas de resolver “nuestras diferencias” de forma civilizada, asumiendo que ello significa para ti resolver las diferencias que existen entre parlamentarios de una u otra coalición política, y entendiendo que para mí significa resolver las diferencias que existen entre EL PUEBLO y la pestilencia que exuda la clase política,

pensaba en que es de lo más INcivilizado que la clase política mantenga al pueblo manifestándose en las calles, con calor y guanacos disparando agua contaminada a mansalva, sólo porque son incapaces o no quieren crear una Institución o institucionalidad donde el pueblo pueda manifestar sus pretensiones de forma ordenada ante el Gobierno y el Congreso Nacional, teniendo de paso la representación o representatividad correspondiente ante esos organismos del Estado…

Eso, además de INcivilizado, demuestra la falta de interés de la gente de la política por la ciudadanía, lo que se entiende a su vez como una falta de amor por el prójimo y falta de respeto por los valores en los que se entiende que se fundamentan los principios que dan cuerpo a la constitución del Estado de Chile, mismo que debe estar al servicio de la gente y no al servicio de las transnacionales o al de los comandantes de los partidos políticos y de quienes los financian desde su anonimato público…

En suma, la gente de la política lo que hace al no escuchar a la ciudadanía y concederle su derecho fundamental a la participación ciudadana de forma institucionalizada, es un acto de traición a la patria, así como es al miso tiempo un acto de atropello a los derechos humanos…

kljfklgd

31 de diciembre

El poder otorgarles a las personas de Chile la oportunidad de votar por una nueva constitucion a mi parecer seria una propuesta nesesaria para los tiempos de hoy, ninguna constitucion en Chile ha sido votada por la ciudadania, y todas tarde o temprano literalmente explotan , por lo tanto la idea de hacer un llamado escribiendo ASAMBLEA CONSTITUYENTE o AC, en los votos de proximas elecciones, seria algo para tomar en cuenta.

a la derecha, quienes son los vendepatria?

juan carlos jeldres ferrada

12 de noviembre

Que paso Don Rica…? creo que Rolando Arturo realmente le pegó en los cachos, a usted y a toda la manga de políticos, (y de los que usted se quiere desmarcar)… En Chile y lo que va quedando de esta hermosa y pacifica nación, se cansó del oportunismo de dictadores y de vendedores de pomadas baratas y ególatras cargadas de chovinismo, y una alta cuota de soberbia . y hablando de porcentajes , seguirá subiendo la ciudadanía que peligrosamente no acudirá a dar su voto en las siguientes elecciones, abofeteando peligrosamente a su “clase” política. Bueno don Ricardo, si usted piensa realmente en los buenos destinos de nuestra gran nación y que su impronta quede realmente acuñada como un líder del servicio publico, juéguesela.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena