#Política

Los autogoles del Gobierno y la Nueva Mayoría

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La decisión del Gobierno de dictar la resolución prohibiendo el ingreso de camiones de más de dos ejes a Santiago, para impedir la manifestación programada por el gremio de los dueños de camiones que reclaman por los incendios a sus vehículos de transporte en la Región de la Araucanía, ha puesto nuevamente en cuestionamiento la falta de manejo político del Ejecutivo, ya que puso en contradicción un principio altamente valorado por la centroizquierda: el derecho y la legitimidad de manifestación y protesta que tiene todo ciudadano y/o grupo de personas en un ordenamiento constitucional democrático.


Toda actividad colectiva requiere diálogos, puesto que ella implica un trabajo en equipo, reflexivo y de mucha complicidad; lo que obliga a los actores involucrados a tener la capacidad de aunar criterios en torno a un objetivo que debiera ser común: corregir las asimetrías que la sociedad chilena detenta.

La medida, además, permitió a ese gremio de transporte la excusa adecuada para victimizarse y obtener una cobertura mediática sin precedentes. Un nuevo traspié que deja al descubierto que todavía existe una insuficiente gestión política en el seno del Gobierno que le impide articular y potenciar sinergias sociales y políticas en torno a las reformas.

En momentos en los que se requiere introducir una mirada común para enfrentar la coyuntura, se reiteran desavenencias en el Ejecutivo, erosionado aún más, desde dentro, el apoyo social al Gobierno y a su coalición. Es necesario, entonces, hacer las cosas mejor, buscando componentes básicos en común para aunar criterios en una Agenda Gubernamental que proyecte entusiasmo y una percepción positiva en la población -contrastando el evidente “sentido común” desfavorable a las reformas que simbolizan las encuestas- instalando una lógica de debate constructivo y colaborativo para salir de este escenario altamente tóxico que solo tensiona e impide gestionar en buena forma las transformaciones sociales y políticas pendientes.

La experiencia indica que las percepciones negativas, cuando se incrustan en la subjetividad colectiva, toma tiempo en desalojarlas, especialmente cuando las desconfianzas interpersonales y en la institucionalidad política se pasean en la campiña “chilensis” y cuya hibridación se constatan en todas las investigaciones.

Frente a un complejo escenario de baja popularidad, el Gobierno debe concordar y alinear un relato que enfoque y encamine al conjunto del Ejecutivo y a su coalición para evitar interpretaciones tendenciosas, tanto de los sectores contrarios a las reformas como entre los actores que lo respaldan. Ello intensificará un sentido unitario interno y permitirá darle una entonación convocante y direccionalidad a lo que resta del gobierno de la Presidenta Bachelet.

Toda actividad colectiva requiere diálogos -y la actividad política, por definición, precisa dicho elemento- puesto que ella implica un trabajo en equipo, reflexivo y de mucha complicidad, lo que obliga a los actores involucrados a tener la capacidad de aunar criterios en torno a un objetivo que debiera ser común: corregir las asimetrías que la sociedad chilena detenta.

En este sentido, sería conveniente que los partidos de la coalición de gobierno expresaran, ojalá antes de las elecciones municipales, su voluntad de transitar del Pacto Programático actual a un Proyecto Político de mediano y largo plazo para construir una sociedad con menores niveles de desigualdad; y, por ende, que garantice cotas mayores de equidad e integración social: tarea que excede un gobierno. Asimismo, reduciría a su mínima expresión los matices disgregadores observados en la tramitación de los proyectos relevantes en el Congreso por parte de parlamentarios de la propia Nueva Mayoría.

Transmitir esa señal reforzaría también la impronta de centro izquierda al proceso que se está construyendo, desvirtuando la falsa imagen de un gobierno hegemonizado por un izquierdismo radicalizado, lo que, indudablemente, ha sido un factor falaz que la derecha ha esgrimido para desprestigiar las reformas, asociándolas a caos e ingobernabilidad.

TAGS: #ParticipaciónCiudadana Camioneros

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Este domingo nos jugamos algo importante, no estamos hablando de una elección universitaria, de centro de estudiantes, o de un tongo cuasi salfatiano.
+VER MÁS
#Política

El idealismo ético, como lastre político

Pero sí tenemos la oportunidad de intentar otra ecualización. Una donde el otro no sea, de entrada, mi enemigo sino alguien compañero, merecedor de vivir en dignidad. Donde lo que me pertenece no sea a c ...
+VER MÁS
#Política

Ecualización valórica de nuestra sociedad -en modo presidencial-

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

La tesis de una temprana degeneración concertacionista es un fantasma que, innegablemente, siempre se puede encontrar presente frente a los ojos de aquellos que depositaron sus esperanzas en el FA.
+VER MÁS
#Política

¿La temprana degeneración concertacionista del Frente Amplio?

Popular

Hoy la esclavitud no está legitimada, pero se calcula que existen unos 38 millones de esclavos en el mundo, por ejemplo en India es una realidad que se oculta y allí hay unos 16 millones esclavos.
+VER MÁS
#Economía

Lo que oculta la globalización ¿Comprarías cosas hechas por esclavos?

Mi conclusión es que Sebastián Piñera en materia de educación defenderá los intereses de los nodos principales de su red: sostenedores privados y Ues privadas.
+VER MÁS
#Educación

Red de Piñera en educación: sostenedores privados, Elige Educar y Ues privadas

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Imagínese no sólo no ser reconocido como trabajador por su empleador, sino que, además, se le obliga a usted a cumplir con obligaciones que le corresponden a él. Así, usted se enfrenta a la posibilidad ...
+VER MÁS
#Política

La última oportunidad de ser consecuentes