#Política

¡Llegó la hora!

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La tarea principal es evitar que Bachelet se transforme en una especie de significante vacío, que cada cual llene con las expectativas que tiene de su figura política. Lo anterior puede generar una sobre-expectativa en torno a su candidatura y su gobierno, producto también de la indefinición y poca claridad que a ratos se ha visto en los partidos y organizaciones que la respaldan.

La última encuesta CEP no hizo sino confirmar una tendencia que a estas alturas ha terminado por hacer predecibles los estudios de opinión, y junto con eso, quitarles el grado de expectación y sobredimensión que, en realidad, nunca merecieron. Un presidente y gobierno que no logran un nivel de aprobación que al menos le dé un piso mínimo de estabilidad y confianza por parte de sus propios partidarios, coaliciones políticas e instituciones desgastadas y poco creíbles, un candidato-ministro que seguramente terminará siendo la carta oficialista más bien por descarte y una figura única de la oposición que logra concitar el apoyo y aprobación ciudadana necesario para convertirse en una alternativa de conducción para el país.

Sin embargo, sobre este último punto, una variable del estudio llama la atención. Un 46% de los encuestados, declara “Estar decidido a votar por Michelle Bachelet” (es su “piso” o voto duro”) frente a un 14% que declara “Estar decidido a votar por Golborne”. Sin caer en la “encuestocracia”, este es un punto trascendental y que entrega una señal respecto
al proceso político que estamos viviendo.

Iniciando ya dos años electorales (municipales y presidenciales), estamos en condiciones de declarar hoy que el rol de oposición se debe dar por cumplido, y dejar en claro además que no fue cumplido por la institucionalidad político-partidaria vigente, sino que por el propio pueblo en sus más diversas expresiones. Piñera, en cuanto figura política, ya está superado, derrotado. Hoy la tarea es comenzar a construir en torno al liderazgo que la propia ciudadanía está indicando como su figura más representativa, Michelle Bachelet Jeria.

La tarea principal es evitar que Bachelet se transforme en una especie de significante vacío, que cada cual llene con las expectativas que tiene de su figura política. Lo anterior puede generar una sobre-expectativa en torno a su candidatura y su gobierno, producto también de la indefinición y poca claridad que a ratos se ha visto en los partidos y organizaciones que la respaldan.

Para evitar esto, es hora ya de comenzar a hablar del proyecto, pero hablar en serio, abstrayéndose de los “lugares comunes” que se suelen vociferar a veces al compás de lo que los medios de comunicación terminan por pautear, y a los cuales ciertos sectores amigos terminan siendo funcionales.

Debemos, en primer lugar, consolidar una interpretación común de la realidad que vive nuestro país, cuyos lineamientos principales se han dado en todo caso en la calle, en el territorio, y confluyen en una gran sentencia: Chile ha dejado atrás un ciclo de más de 20 años de historia, y debe comenzar a tomar decisiones país que lo encausarán por un determinado modelo de desarrollo.

En efecto, y al contrario de lo que nos intenta hacer creer la derecha, el desarrollo no se logra con una determinada renta per-cápita o un determinado PIB, sino que lo constituye un conjunto de decisiones país en materia política, social, económica, etc. Esta interpretación debe transformarse, a su vez, en un programa político transformacional, que no sea sino el inicio de un período histórico de largo aliento, un nuevo ciclo de 20 o 30 años.

Así, elementos como una nueva constitución –por la vía del poder constituyente-; un nuevo pacto fiscal (mucho más amplio que el “lugar común” de la reforma tributaria), que le reasigne al Estado su rol redistribuidor de la riqueza; las reformas políticas necesarias para avanzar hacia una sociedad sustancialmente democrática; una re-conexión de nuestra nación con Latinoamérica; y una igualdad multidimensional –económica, política, social y de poder-, entre muchos otros elementos que por extensión de esta columna no son mencionados, pero que sin duda el lector tendrá en claro, deben ser los pisos mínimos que han de consolidarse ahora dentro de una reflexión política y social con miras al futuro, no como reacción o rechazo a las políticas que ha intentado implantar la derecha. La construcción de esto debe ser con los mismos actores que resistieron desde la trinchera de la oposición a la derecha estos 4 años, los movimientos y la sociedad civil.

Para dar viabilidad al programa, se requiere de una política de alianzas más amplia de lo que hoy es la Concertación, que aglutine a todas las fuerzas que rechazan a la derecha económica y política, y que por ende pudieran estar disponibles a hacer suyos este programa. Los socialistas sabemos de proyectos amplios, pues no solo hemos vivido la experiencia de la Concertación, sino que ya los frentes populares se presentaban, antes que todo, como frentes antifascistas durante el primer tercio del S.XX.

Esta misma coalición, esta misma alianza, es la que debe ser capaz de transmitir el programa de forma sencilla, entendible y convocante, por medio de una campaña que logre, por sobre todo, desplegar nuestras fuerzas en el territorio.

Finalmente, se requiere un candidato o candidata –electa en primarias- que transmita de forma cercana y creíble todo lo anteriormente señalado. Como dije anteriormente, para los socialistas este paso está dado, no solo por nuestro partido, sino que por la propia ciudadanía, por ese 46% de la opinión pública que ya ha tomado una decisión. Este es hoy, nuestro punto de partida.

———–

Foto: UN Women / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Sergio Alfonso Pérez Norambuena

25 de agosto

Extraño eso de “construir en torno al liderazgo” de Bachelet. ¿No será mejor idean construir en torno a ideas, preoyectos y planes que definan l-y que ya han definido- los ciudadanos? Considero que la amplia y contundente ventaja de Bachelet en la encuesta presidencial CEP de hoy, se debiera traducir en que su conglomerado, la Concertación, haga un genuino mea culpa por la inoperancia, desgano e incompetencia en la que cayeron durante su gestión en el Poder Ejecutivo y que, a partir de ello, entreguen al país una propuesta -plan de gobierno- que DE VERDAD recoja los planteamientos ciudadanos de los últimos años, partiendo por salvar la Salud y la Educación pública. Si esto no ocurre, el país perderá nuevamente 4 años más con una clase política que sólo anhela el poder por el poder, sin hacer las transformaciones sociales, políticas y económicas que se requieren para hacer de Chile un lugar más justo, noble y solidario para vivir. No basta, en consecuencia, con que la representatividad que muestra Bachelet en las encuestas. Los ciudadanos esperamos ideas osadas que comiencen a construir el Chile de los próximos 30 años.

Rodrigo Meza

25 de agosto

Encontré un cita que se ajusta a lo que me hace sentir esta columna.

“El Estado visto como masa psicológica guiada por un caudillo o idea abstracta de Freud le permitió comprender su estructura libidinosa y los mecanismos de sometimiento de las masas frente al líder, pudiendo identificar los peligros que se derivan de la conformación del alma colectiva que no es más que la anulación del alma individual y la responsabilidad ante sus actos”. Link: http://polis.revues.org/2028

Yo no creo que sea mala tu intensión en la columna ni creo en teorías conspirativas. Lo que veo es que tú y mucha gente a tu alrededor está atrapada en una lógica de la cual no discuto su pragmatismo, sino sus supuestos.

El cambio que se está produciendo en la sociedad es complejo. Y disculpa la desconfianza, pero un “programa político transformacional” liderado por Bachelet, junto con el pueblo y los “actores que resistieron desde la trinchera de la oposición a la derecha estos 4 años” es básicamente lo que no ocurrirá.

Tomará un par de décadas más aún ver los resultados del proceso que está en curso, pero me daría vergüenza decirle a mis hijos que voté por Bachelet por segunda vez.

Si resulta electa, será parte del juego político, después de todo existe el binominal y es difícil sino imposible ser presidente independiente sin tener que “bajarse los pantalones” ante la inercia del aparato público.

Lo que me interesa, más que quién será presidente, es cómo se continua articulando la gente y cómo me articulo yo también con mi entorno. Yo me dedicaré a hecharle leña al fuego de la politización que tanta falta le hacía a mi país.

Cuando vea un programa de gobierno lo leeré y votaré como es mi deber, pero el resultado que interesa está en la calle.

Y ojo, esa perspectiva del mesías que nos llevará hacia la luz es un cuento que te lo vendió la derecha. Yo no me lo compro. No hay un solo líder que nos pueda salvar. El trabajo debemos hacerlo la gente de a pie y los “líderes” no tienen que sino escuchar y cooperar.

25 de agosto

“En efecto, y al contrario de lo que nos intenta hacer creer la derecha, el desarrollo no se logra con una determinada renta per-cápita o un determinado PIB, sino que lo constituye un conjunto de decisiones país en materia política, social, económica, etc. Esta interpretación debe transformarse, a su vez, en un programa político transformacional, que no sea sino el inicio de un período histórico de largo aliento, un nuevo ciclo de 20 o 30 años.”

Falso, si no hubiese existido movimiento social alguno ustedes los “Pseudo-Sociaistas” no se hubiesen acordado de nada.

Hoy ustedes mágicamente han recordado su corazón socialista pero todos los ciudadanos comunes y corrientes SABEMOS PERFECTAMENTE que esas no son más que vestimentas que una vez que recuperen el poder se cambiaran.

NO EXISTE SOCIALISTA que se atreva a mantener y a PROFUNDIZAR un modelo neoliberal de libre mercado extremo como el existente en Chile. Bachelet es sólo una cáscara con una fachada muy atractiva pero cuyas propuestas y acciones en el gobierno anterior se están DERRUMBANDO A PEDAZOS.

La Concertación es incapaz de conducir un cambio, no llego la hora de nada. Llego la hora de recordarle a la Ciudadanía lo incompetente que fueron estos tipos cuando tuvieron el gobierno en sus manos, no menos incompetentes que los que ostentan el poder hoy.

¿Que hicieron con el movimiento pinguino del 2006? Abducieron a sus Líderes y los acallaron, No estamos dispuestos a que eso vuelva a ocurrir, La concertación DEBE DEJAR DE VIVIR EN LAS CONDES si quiere volver al poder.

He dicho todo lo que tenía que decir.

26 de agosto

Seguramente “es el punto de partida” para gente que se denomina “socialista”, al ver que su eventual candidata tiene semejante nivel de aprobación ciudadana, o más bien simpatía, pero, en realidad, lo expresado en la columna no me cabe la menor duda que es un sentir de la mayoría de la población, a lo que de hecho se pueden agregar más conceptos o ideas, sin que esto signifique que lo expresado sea una particularidad exclusiva y excluyente de la mafia socialista, a manera de una bandera particular con la que sólo ellos puedan vestir.

Tampoco diría que Michelle B. sea alguien que represente a la ciudadanía, porque en realidad no me parece que haya personaje político alguno que represente al pueblo chileno, ya que fue del propio gobierno de Bachelet que salió la declaración que decía que el objetivo era seguir en el poder, lo cual es una cosa bastante fea si consideramos las propuestas que ella jamás tuvo en cuenta para hacer del país una sociedad democrática, hecho fundamental que como piso mínimo alguien que se diga socialista debe no sólo considerar, sino que además desgarrarse por implementarlo, pero, ella, aún teniendo conocimiento de una herramienta particular que pudo haber accionado mecanismos de generación de la sociedad democrática requerida, además de mejorar la opinión pública de la política, del Parlamento y de su propia gestión, simplemente guardó silencio y sólo fue alguien más del stablishment para mantener, sino la decadencia de las facultades pueblo, al menos la permanencia de su pobre condición de sometimiento a las voluntades de toda la mafia política y económica…

Si hablamos de salud, cosa que al parecer es la especialidad de su casa, creo que la gestión siempre puede considerar el vaso medio vacío que nos habla de diversas carencias que no sólo rayan lo cuantitativo, y que toda la población puede percibir hasta incluso en el actual Gobierno, a pesar de sus esfuerzos que se suman a los del Gobierno de Bachelet y anteriores, sino que también algo que toca lo cualitativo y es la falta de gestión para abrir caminos hacia una clase de salud en la que se transparenten ante la población la realidad de toda la mafia farmaceútica que vende venenos tóxicos y los etiqueta como medicamentos, ante la posibilidad de considerar alternativas medicinales de bajos costos que radican en la divulgación del conocimiento de numerosas plantas que curan enfermedades que sufre la población, sin poder tener acceso a una curación efectiva o a las adecuadas políticas de prevención. Para muestra de lo que digo, cosiderar: http://www.youtube.com/watch?v=qQq1mLssvLU&feature=player_embedded

Además de todo ello, la política carece de la voluntad de crear un Programa de Gobierno colaborativo en el que la gente pueda votar por ideas o propuestas y además sean considerados mecanismos transparentes de asignación de recursos del Presupuesto Nacional a los distintos requerimientos de todas las comunas y territorios del país, que usualmente han sido postergados para favorecer el desarrollo concentracional de la Región Metropolitana, hecho que tocó especialmente a Ricardo Lagos en su gestión por el nº de casas que en su gestión se construyeron en el Área Metropolitana, y también particularmente a Michelle B., porque ella hizo una gestión muy particular para salvar al sector construcción en la época de la crisis financiera, reduciendo las tasas de interés para el sector, hecho que no ocurrió con el resto de las áreas productivas del país, cosa que detonó en que la banca tuviera la mayor utilidad de su historia en aquel año, producto de repactaciones unilaterales de las que conozco casos específicos en los que sólo quedó como alternativa la venta de patrimonio para hacer frente a montos de deudas que pasaron al doble por la teoría de Mandrake el estafador financiero, que como todos sabemos es amparado por LA MAFIA POLÍTICA Y ECONÓMICA DE LA DICTADURA DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS…

¿Socialista Michelle Bachelet?… El pueblo no es tonto y sabe perfectamente que el último socialista que ha existido en el país murió acribillado en el Palacio de la Moneda y que el resto es sólo gente de seudo derecha que no se ha terminado de ganar el respeto de la ciudadanía…

¿Socialista tú?… Te aseguro que lo que yo propongo es más socialista de lo que tú has dicho y lo puedes comprobar leyendo mi sitio, sin embargo, no me atrevo a llamarme socialista, porque no creo en la abanderización de las ideas, sino que sólo creo en la racionalidad que debe existir al establecer prioridades con la debida consideración de las propias ideas del pueblo y de su manifestación escrita, expresando sus preferencias, aunque también entiendo que quisieras una sociedad más democrática, con la diferencia que lo que tú dices, también lo dice toda la mafia política, sin embargo, nadie propone una herramienta efectiva y escalable para hacer realidad esa democracia, tal como lo hago yo, motivo por el que por ninguna razón le termino creyendo a nadie de la mafia política, porque todos a una mencionan hechos que la gente desearía que fueran una realidad, sin embargo, a la hora de la verdad y de hacer realidad los planteamientos, seguimos tal cual, sin que nada cambie, porque ese es el negocio de toda la mafia política y económica que se viste con distintos nombres, partiendo con el que sea y terminando con cualquiera, sin haber ninguna diferencia para el pueblo, ya que la colusión mantiene pequeños candados cerrados que clarifican que la voluntad del Parlamento y del Gobierno que sea, es mantener el stablishment, sin crear una verdadera democracia que le conceda al pueblo el poder literal que debe tener …

http://www.camaraciudadana.cl

26 de agosto

Como diría un amigo mío: “me gusta tu manera de pensar”. Me entusiasma la idea de hacer una diferencia real, justa, libre, informada, inclusiva, que se puede construir un nuevo sistema y aspirar a la sociedad en la que me gustaría vivir -y de la que Chile está tan lejos.
Una sugerencia para poder adherir completamente, cámbiale el “a ratos” de “la indefinición y poca claridad que a ratos se ha visto en los partidos y organizaciones que la respaldan”, por “constantemente”. Mucho mejor.

28 de agosto

Tomando en cuenta que en la CEP sólo Bachelet parece contar con apoyo, que un 60% no se identifica ni con la Alianza, ni la Concertación ni el Juntos podemos, que pocos confían en los partidos políticos, y que un 50% desaprueba la forma en que la Concertación ha hecho su labor, la pregunta del millón es:

¿Con quiénes gobernará Bachelet en caso de salir electa?

Y de eso se desprenden más preguntas: ¿Gobernará Bachelet con aquella coalición que cuenta con escaso apoyo ciudadano?
¿Gobernará junto a aquellos líderes o miembros, cuyas conductas políticas y republicanas han sido puestas en duda por otros miembros de la misma coalición?

¿Quiénes serán sus ministros y altos líderes políticos, saldrán de esas mismas filas?

¿Podrá Bachelet, tomando en cuenta sus propias limitantes, ir contra las estructuras y lógicas apetitosas del poder, de las cuales muchos de sus promotores no se quieren desprender y de las cuales han hecho usufructo por años, oponiéndose a abrir espacios para más de democracia?

¿Serán acaso aquellos mismos los encargados de levantar un proyecto país de largo alcance que cambie el sistema que ellos fortificaron?

La pregunta que queda dando vueltas después de esta reflexión es: ¿Llegó la hora de qué?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Donde las prácticas a las que se apunta con fiereza (incluso con cierto espíritu de superioridad moral) como responsables de la deslegitimación de la institucionalidad, del ejercicio de lo público, no s ...
+VER MÁS
#Política

Tropiezos del Frente Amplio: ¿Crónica de un fracaso o de aprendizaje?

Medio siglo después exorcicé aquellos fantasmas de Life que me producían tanto espanto y escribí un novelón de 400 páginas sobre el infierno del Somme entre 1916 y 1918 que algún día estará en los ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un verano en el Somme

Proteger la identidad cada día se hace más urgente y necesaria. Aysén no puede ni debe cerrarse a ninguna actividad productiva o de servicio; pero debe exigir que las actividades se desarrollen con una b ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Los proyectos ZOIT en Aysén, deben incluir estudios de carga

El boxeador que privilegia el espectáculo, lo hace en desmedro de su propia salud, más en una época en que incluso el uso del bucal era escaso, con guantes que apenas cumplían las medidas de seguridad m ...
+VER MÁS
#Deporte

Manuel Castillo: el estilista contra el público

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable