#Política

La (nueva) derecha (neo) liberal

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La utopía neoliberal ha generado que en muchos lugares del mundo la derecha logre imponerse culturalmente y producir cierta idea que el mérito individual es más relevante que el bienestar de las comunidades locales y nacionales.

Una de las lecciones aprendidas por la derecha, durante los cuatro años de gobierno, es que sólo con buena gestión no se logra ganar en política. La pregunta típica que se le hizo a los personeros más importantes del gabinete de Piñera fue por qué, si tenían tan buenas cifras de crecimiento económico, eficiencia en el gasto, infraestructura, entre otras, no lograron conquistar un nuevo gobierno y fracasaron en su intento de iniciar un ciclo político donde ellos fueran los protagonistas.

La respuesta en un principio fue vacilante, se atribuyeron culpas, primero desde los partidos al gobierno y luego viceversa. Sin embargo, parte de la reflexión  posterior acerca de este fracaso, fue que en Chile existía cierta hegemonía (de ahí su interés por Antonio Gramsci) de los valores de izquierda y que –a pesar de sus excelentes números- no lograron influir de manera exitosa en ese sentido común de una gran mayoría de ciudadanos. Pues bien, este diagnóstico ha generado impactos en la forma en cómo se renueva esta alicaída derecha chilena.

En su intento por disputar espacios para frenar el programa de reformas de la Nueva Mayoría ha sido posible observar cierto cambio en su eje discursivo. Ya no es el conservadurismo institucional (salvo algunos casos) característico de los noventa, tampoco cierto relato conformista de “cuidar este Chile tan exitoso”, ni mucho menos el recuerdo de sus años mozos en dictadura. La derecha en su intento por renovarse, sacó a relucir su artefacto ideológico que más les ha rendido en el mundo y que en Chile, producto de la deformación ideológica de los liberales, secuela de la dictadura, llegó un poco después. La derecha chilena volcó sus banderas de lucha a los emprendedores, la clase media, el mercado y el individuo. Los liberales de la libertad económica embistieron con fuerza en una derecha de brazos caídos, criticando la reforma tributaria y educacional desde una idea clara: libertad como no regulación.

No es que en dictadura las ideas neoliberales no fueran relevantes, ni tampoco que durante los noventa no fueran centrales en el programa de gobierno de los candidatos de la Alianza, es que por primera vez el neoliberalismo y sus virtudes se instalan para renovar el relato de una derecha que quiere dejar a atrás, a Pinochet y su obra, a los coroneles del conservadurismo institucional y su karma autoritario, convirtiéndose en una derecha más moderna, democrática y que logre competir culturalmente como las ideas de izquierda.

Pero, ¿existe un relato o utopía neoliberal? Claro que sí, su artífice: Friedrich von Hayek. Si para los marxistas el mundo ideal es aquel donde no existan clases sociales, en el caso de los neoliberales su horizonte utópico se llama sociedad abierta.

Para los neoliberales el motor de la historia es un supuesto orden espontáneo que ha permitido la evolución de la humanidad. Esta característica ha hecho posible la utilización del conocimiento y las capacidades de todos los miembros de la sociedad de una forma mucho más eficiente de la que sería posible en cualquier orden creado por una planificación central. Hayek sostiene que a mayor regulación de ese orden espontáneo, más limitantes existen para el emprendimiento y desarrollo de las capacidades de los individuos, mientras que a mayor libertad de los emprendimientos personales, mayor complejidad y desarrollo alcanzan las sociedades.

Así, el sistema sociopolítico debe propender a generar un mercado donde exista reciprocidad o beneficios mutuos para los participantes, y a la vez, las leyes y la justicia deben ser facilitadores del emprendimiento personal, protegiendo la obra de los individuos expresada en la propiedad. En este marco el Estado no debe atentar contra la espontaneidad del accionar individual coaccionando el desarrollo de la sociedad abierta.

La utopía neoliberal ha generado que en muchos lugares del mundo la derecha logre imponerse culturalmente y producir cierta idea que el mérito individual es más relevante que el bienestar de las comunidades locales y nacionales. La derecha neoliberal obtuvo muchos triunfos en los ochenta saliendo victoriosa de su lucha hegemónica contra el socialismo en su versión autoritaria y democrática.  Hoy en nuestro país nuevamente la idea de libertad como no regulación vuelve a instalarse en el espacio público. La derecha se renueva con ideas viejas, pero con una fórmula probada.

Esta renovación de la derecha le ha permitido hacer sentido, no solo a personas al interior de sus filas, también a algunos en la Nueva Mayoría que –al parecer- también son proclives a estas ideas y se han mostrado contrarios a inyectar regulación a sectores de la economía mercantilizados por la vieja guardia neoliberal de los ochentas. Tendrán que definirse pues la lucha ideológica es inminente.

Y en esta vuelta, la derecha viene recargada.

TAGS: #Derecha #NuevaMayoría Neoliberalismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
jose-luis-silva

17 de julio

Ud. no entiende mucho. Para el neoliberalismo el mérito personal no se antepone al bienestar colectivo, sino que es la mejor propuesta para crearlo. Dese cuanta que nunca el estado había podido satisfacer tantas necesidades sociales como lo logrado con el sistema neoliberal.

Piñera no está precisamente en el “corazón” del neoliberalismo, la verdad esta en el grupo menos liberal dentro de la derecha. Además el efecto no tiene porque notarse durante la gestión. Por ejemplo: solo el anuncio de la reforma tributaria hizo que las inmobiliarias congelaran todos sus proyectos, lo que significa que de aquí a 10 meses, cuando se terminen las obras en ejecución, habrán 600 mil cesantes en la construcción (Nose si ahora después del acuerdo eso cambió, ojala.). Los expertos dicen que los efectos de la reforma lo tocaremos en 5 años desde el momento que se aplique, y faltan 2 años para que se empiece a aplicar realmente. Después de éste y del próximo gobierno podriamos conocer el efecto político de lo que se hace ahora.

De hecho ese es el gran problema: podríamos probar si funcionan bien lo de los impuestos y “recular” inmediatamente si no funcionaron, seria la papa, pero como todo tarda décadas, cuando “recapacitemos” ya será muy tarde y demorará otras décadas en hacer efecto con una “rehabilitación”.

Saludos

23 de julio

U-topía…un lugar fuera de la realidad…un sueño a seguir…La derecha neoliberal no tiene sueños….sólo piensa en la realidad fáctica…actual…concreta. Esa es su fuerza…y su debilidad. Mientras tengamos ciudadanos viviendo como animales…las “ideas” de la derecha triunfarán en las elecciones…(de hecho hace 40 años que gobiernan)…Los que pierden…los mismos de siempre…http://www.biobiochile.cl/2014/07/14/psiquiatra-rodrigo-paz-la-matanza-de-ninos-en-el-sename-no-tiene-color-politico.shtml?fb_action_ids=10203758190649046&fb_action_types=og.comments&fb_source=aggregatio

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

A Chile no le hace bien que nuestros argumentos base sean las descalificaciones, que a final de cuentas, poco impactan en la intención de voto.
+VER MÁS
#Política

La eterna contradicción del voto informado

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena