#Política

La “fiesta” de la democracia

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Terminaron las primarias y el exitismo ya se apoderó de los binominales, acaparando pomposos titulares y envalentonando a muchos con los resultados que solo confirman lo que hemos sostenido: La mayoría de los chilenos y chilenas no se sienten representados ni por la Concertación ni menos por la Alianza, todos ellos son poco más de 10 millones. Nada más ni nada menos que el 77,5% del electorado. 

Al fin parte la carrera de verdad. Tenemos poco más de cuatro meses para las elecciones presidenciales. El ensayo general de las primarias binominales, que bien podrían haber sido las elecciones internas ya pasó y más allá de la parafernalia y las explicaciones de un lado y otros, se confirma que la supervivencia de los herederos del modelo está basado solo en el binominal.

Desde temprano hubo llamados desesperados a que los chilenos y chilenas fueran a votar. A los noteros de farándula, solo faltó que se sumara Don Francisco para motivar a votar, fiel a su estilo, con alguna nota cebollera.

A un lado del voto estaban los que reniegan de su activa participación en la dictadura, y al otro, quienes hicieron todo para que el orden institucional de la dictadura perdure hasta nuestros días. Si lo de ayer hubiese definido sobre un ring, todos hubiesen estado en la misma esquina.

Con los primeros cómputos ya se cumplía la profecía. Como en todas las elecciones que han habido hasta ahora en nuestro país, no hubo sorpresa. El sistema binominal lo hizo de nuevo.  ¿Acaso alguno en su sano juicio, pensó que Bachelet y Longueira iban a perder las internas de sus coaliciones?

Por la tarde del domingo se veían todos felices, brazos en alto, y otra vez felicitándose por esta impecable fiesta democrática. Una fiesta que, si la comparamos con la última a la que fuimos invitados, no distan mucho ni en los números ni mucho menos en su contenido político.

Los mismos invitados.

Haciendo un calculo muy sencillo, de un total de 13.388.000 invitados, solo asistieron 3.007.687 a la fiesta de este domingo. Esto significa que 10.380.313 invitados, simplemente no quisieron ir a la fiesta. En terminos porcentuales un 77,5% de chilenos no participaron en estas elecciones.

Si desglosamos más los números en octubre pasado, la Alianza obtuvo un total de 2.079.854 votos. En las primarias solo 805.605, un notable diferencial de 1.274.249 votos. Tal vez el stock de chocman no fue suficiente o esta vez el acarreo no funcionó.

La Concertación obtuvo este domingo 2.135.044 votos, en las municipales pasadas un total de 2.385.178 preferencias, reduciendo en 250.134 sus votos.  Es en ese margen donde se mueve el voto duro concertacionista, ni los aparentemente disciplinados votos del PC ni el de sus satélites también absorbidos por la Concertación lograron aumentar su caudal de votos.

Razones pueden haber por montones y no sería aventurado decir que son las mismas por las que en octubre pasado tuvimos esas impresionantes cifras de abstención.

Con estos antecedentes, nadie puede negar que la mayoría de los chilenos y chilenas no le interesaba ir a las primarias del duopolio, y que más allá de toda la pirotecnia con la que terminó esta fiesta, los que asistieron este domingo son los mismos que sí fueron a la fiesta de octubre pasado.

La misma música.

El camino se despeja, muchos se quedaron en el camino, y tendrán que ver las elecciones del 17N por televisión. Era evidente que triunfarían los que triunfaron.

Ahora con mayor claridad, tenemos representando a los binominales a dos caras muy conocidas para todos nosotros. Son los rostros de quienes por casi cuarenta años han puesto la música haciéndonos bailar a su pinta.

Tú debes recordar a Longueira por los vídeos en los que furibundo apedrea al senador Ted Kennedy. Por sus fotos regalonenando con Pinochet, o también, por haber sido presidente de la FECH sin haber ganado ningún voto. Debo reconocer que por mi edad, mis recuerdos más frescos vienen de estos últimos años. El lobby que hizo por privatizar y entregar el mar a siete familias de los grupos económicos que se han ido haciendo dueños del boliche, por el eco de sus dichos racistas, su defensa irrestricta de un estado policíaco y sus constantes ad-chavezum para descalificar cualquier propuesta que atente contra la obra de sus mentores. Todo eso que lo transformó en el baluarte de la dictadura, el más férreo de sus defensores y también el más sincero y correspondido devoto de Jaime Guzmán, el autor intelectual de tan nefasta obra.

En política no existen las casualidades, Longueira es uno de los hombres más fuertes del neoliberalismo en Chile, por eso está donde está, como uno de los últimos defensores de una batalla de ideas que los neoliberales ya vienen perdiendo hace rato y por goleada.

Para ser sincero, tengo también recuerdos muy frescos de Bachelet, quizás por los palos que me gané cuando el 2006 y 2008 copábamos las calles exigiendo un sistema educacional gratuito y no la LGE. De todos modos, creo que recuerdas la foto con la que celebraron manos tomadas desde Larraín hasta Escalona.

Bajo su gobierno la represión fue tanto o más brutal que con Piñera, los pingüinos ahora universitarios, saben de eso. De seguro también pueden dar fe de la violencia ejercida, todos quienes han sufrido la militarización del Wallmapu y la consecuente represión y violación de los derechos fundamentales del pueblo mapuche. Para que vamos a hablar de las 42 termoeléctricas aprobadas bajo su administración o el incesante lobby que hizo presionada por la embajada de EEUU para que en vez de áreas verdes se instalara la central Campiche en Puchuncaví. Se despidió el 2010 cargando con todo esto. El supuesto liderazgo fracasó, pues entregó la banda presidencial a Piñera. Hoy muchos sacan a relucir este supuesto atributo pues trajo réditos automáticos al cadáver político y a los zombies concertacionistas que hoy pululan a su alrededor. Incluso los que hasta hace unas horas eran sus competidores, ya están tranquilos bajo el regazo de sus polleras.

En política, el liderazgo no es un titulo para pavonear. El liderazgo se ejerce tomando definiciones considerando el bienestar colectivo de la sociedad, apelando a acciones que promuevan transformaciones profundas y que no estén enmarcadas en parchar problemas estructurales de la manera más fácil.

El día después.

Terminaron las primarias y el exitismo ya se apoderó de los binominales, acaparando pomposos titulares y envalentonando a muchos con los resultados que solo confirman lo que hemos sostenido: La mayoría de los chilenos y chilenas no se sienten representados ni por la Concertación ni menos por la Alianza, todos ellos son poco más de 10 millones. Nada más ni nada menos que el 77,5% del electorado.

Después de todo, el día después no es nada muy distinto del día después de las municipales. Evidentemente, la pista de baile sigue tal cual la vimos en octubre pasado.

La crisis de representación no se soluciona entregando más poder a los mismos que impiden que otros y otras puedan representarnos. Tampoco mejora nuestro aparente sistema democrático una votación. Nuestro país está en una crisis institucional que no se soluciona ni con primarias ni con buenas intenciones.

Ninguno puede darse por ganador antes del 17N, la carrera de verdad recién está comenzando y los números no variaron.

El momento histórico que vivimos es un período de inflexión entre el viejo y el nuevo Chile. Momentos como este exigen radicalidad y responsabilidad. El 17N no nos jugamos tan solo una alternancia entre dos derechas, nos jugamos la posibilidad de que nuestra alternativa se transforme en el catalizador de las transformaciones que necesitamos y que encabeza la Asamblea Constituyente para construir en Chile una sociedad de derechos.

————-

Imagen

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Carlos Sepùlveda

01 de julio

Comparto en gran medida lo que expone, pero a esta altura del partido no tiene mucha validez. Me hubiera gustado saber si estabas entre los que opinaban que la convocatoria iba a ser no mas de 1 millon y medio de votos. No perdamos la esperanza y al menos debemos hacer aportes para evitar se repita un gobierno de la Aliansa, que como lo menciona, puso en primera lìnea a Longueira, personaje con toda su historia ligada a la Dictadura de PInochet. Uds. deben flexibilizar su postura, no podemos ser tan irresponsables de atribuirle a esta nueva mayorìa ese tipo de resabios, como que fueron partidarios de una dictadura. Es cierto, no fueron capaces de hacer los cambios que ahora estàn en la mesa, y condujeron al paìs por 20 años, bajo el alero institucional impuesto en la dictadura.
Pero no olvidemos, siempre deben buscar el bien del paìs, si ante dos males, creo que estamos de acuerdo que debemos optar por el mal menor…Eso bajo este escenario, en el que irremediablemente estamos inmersos, e imposible de contrarrestar. Los inmensos recursos con que cuentan principalmente la Aliansa para llegar a cada rincón del país, a cada ciudadano con las consignas de que el único modelo de sociedad válido para que la gente progrese y sea mas feliz, es el que ellos defienden….solo pido, si no contamos con los recursos para convencer a mas chilenos que es necesario hacer un viraje al modelo, optemos por el mal menor, solo desde allí puede existir la esperanza de lograr cambios..

María Fernanda Vidal.

02 de julio

creo que No estamos de acuerdo que debemos optar por el mal menor…Eso bajo este escenario, en el que irremediablemente estamos inmersos, e imposible de contrarrestar.Es muy posible y debemos hacer todo el esfuerzo posible, y sobre todo tomando en cuenta que esta campaña es a pulso y convicción de muchos y miles que como yo creemos que esto debe y puede cambiar.

01 de julio

20 % que se presento , cosa curiosa en su mayoria gente de edad que tiene miedo a los cambios por leer todos los dias EL MERCURIO. Esto muestra que realmente los Chilen@s ya estan mas que cansados de estas perdidas de Tiempo y Energia sin llegar a ninguna parte y quedandose mas atras que cualquier otro Pais Latinoamericano ademas fue un gran Golpe que los pescadores se hayan quedado sin trabajo y la ciudadania chilena perdiera ESE MAR QUE TRANQUILO TE BANA. Por otra parte las astucias de las AFP y los Robos del poco dinero que tienen en el Banco del Estado suponiendo ser una Seguridad Estatal es Otra Gran Dsepcion.Esto muestra que a chile le ha Do, ido por todos lados y ya NO AGUANTAN MAS Y QUIEREN VERDADEROS CAMBIOS.
CHILE desperto, mas vale tarde que nunca y ASAMBLEA CONSTITUYENTE EN UNA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA ES LA VISULIZAVION DEL UNICO Y VERDADERO CAMINO POR EL FUTURO DE LOS JOVENES Y LOS ULTIMOS DIAS VIEJOS CON UN POCO DE DIGNIDAD.

Boris Beltrán

08 de julio

Yo fui a votar para las primarias.
Fui porque queria dejar constancia de mi opinión, apoyando a un candidato que tenía nula posibilidad de salir, pero que era el que mejor representaba mis opiniones entre los que se presentaban.
Quería dejar claro que él era mi opción, no Bachellet, Allamand o Longueira.
SI ninguno me hubiese representado, igual hubiese ido a votar, ya sea nulo o blanco, porque no deseo que los políticos todos, partidistas e independientes, piensen que no participaré y, por ende, no me consideren en sus propuestas.
Escucho las opiniones del tipo: “las primarias fueron un fracaso, el 80% no participó”, y me río.
Por que el mesaje que enviaron a los políticos los que no se hicieron parte del proceso fue: a nosotros no nos interesa la política ni los políticos, no les compramos el discurso y prefiero quedarme en casa a participar del circo.
Pero si seguimos así, seguirán sin considerarnos: porque basta que ellos voten para que se cumpla la norma. Los que no participan no cuentan, esos son los hechos. Por eso los jóvenes nunca fueron considerados, porque no se inscribían.
¿Se imaginan el efecto que hubiese causado en las primarias 7 millones de votos nulos? Ya no serían ciudadanos que no participan, serían ciudadanos rabiosos que participan y dejan claro que lo harán en noviembre, y todos, partidos e independientes pelearían por sus votos.
Hoy la mejor garantía que tienen los de siempre es la apatía, esa que no llega más allá de quejarse en un foro o protestar en la calle.
Y me río de los que creen, inocentemente, que los que no fueron a votar hasta ahora lo harán en noviembre. Porque candidatos independientes, con ideas de cambio y reforma, han existido siempre, pero los autoexcluidos se quedaron sin participar, y esas ideas de reforma murieron de inanición.
Porque veo, leo, observo y noto la misma indiferencia hacia el proceso político. Porque para los cambios se necesitan al menos 7 millones de votos, los mismos 7 millones que dicen que no creen en la política y que no “prestan el voto”, creyendo que hacen algo grandioso excluyéndose.
Los chilenos no han despertado. Aún hablan en sueños, pero falta despertarlos.
Espero que mis temores sean infundados. Prefiero 7 millones de votos nulos a que esos 7 millones se queden en casa, porque nadie los representa.

08 de julio

Hola Luis. Comparto tu análisis. Aún cuando el programa de Marcel es super claro y trasparente…..lamentablemente impracticable en estos momentos. Por esta razón la ciudadanía, hoy, no responde apoyando sus ideas. Tal parece que hoy la ciudadanía entiende y deplora las conductas de políticos y candidatos, sin embargo quiere cambios sin violencia política. La dictadura y el modelo ha dejado sus huellas. Los procesos de cambios sociales son lentos y difíciles, deben hacerse con paso seguro pero metódicos. Quien concita mayoría para hacerlo es Michelle, eso ya lo sabemos todos, a pesar de las lacras del sistema, No tenemos más alternativas, salvo que intentáramos revivir el pasado cuestión que nadie quiere. La oligarquía es poderosa, el Opusdei también, la derecha aunque derrotada conserva su poder, entonces ¿Qué hacer?..la pregunta de Lenin, ¿no votar?..sigue la Derecha campeando..¿votar nulo?…¿a quién le sirve?…¿votar derecha?…inconcebible..entonces nuevamente ¿qué hacer?..Yo ciento que la única opción es Michelle, Marcel ya tendrá su oportunidad.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Un diálogo temprano, planes de relacionamiento comunitarios inclusivos y pertinentes, evidentemente deberán anticipar y/o prevenir efectos adversos en los territorios, y por ende evitar remediar “malas ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Diálogo y remediación

Cabe preguntarse si el nuevo “estándar ético” del que habla la senadora Goic solo es aplicable a episodios de violencia intrafamiliar, como el protagonizado hace 15 años por el diputado Ricardo Rinc ...
+VER MÁS
#Política

Insulza: ¿Arica, siempre Arica?

Así fue como vimos entrevistas y reportajes de niños, niñas y adolescentes cruzando el río Bravo o aventándose el desierto entre Sonora y Arizona. Mediatizando esta tragedia se acuerpaba la denuncia de ...
+VER MÁS
#Internacional

Niños, niñas y adolescentes migrantes: carne de cañón

Si todas las víctimas de incesto hablaran, el coro sería ensordecedor. Quienes se han atrevido a exponer públicamente su tragedia resultan ser una minoría insignificante en comparación con quienes la o ...
+VER MÁS
#Internacional

El incesto, un delito oculto

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen