#Política

La élite sigue ciega

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Entre lluvias y funerales el otoño avanza inexorablemente. Otras cosas ocurrieron en el intertanto, pero para quienes orientan la vida por las pantallas y noticieros de televisión, nada quedará de mayor importancia o para el recuerdo que esas imágenes del río sublevado y de los restos del Presidente Aylwin. Hasta la marcha de los estudiantes convocada por la Confech pasó con más pena que gloria y los clásicos “incidentes aislados” tuvieron poco espacio en las pautas de los medios.


El modelo de los políticos para relacionarse entre ellos ya no sirve y debe cambiar. El modelo para contactarse con la ciudadanía simplemente no da para más y si no hay – al menos – una adaptación real a las nuevas formas de comunicarse y relacionarse, el descalabro será inevitable.

Para ese Chile, -que mira sin ver- se preparó una enorme escenografía que exaltaba los valores de una élite republicana que, para bien o para mal, dirige los destinos del país. Lo que no se podía ver, porque no es tan sencillo de mostrar, es que esa elite está en problemas.

Problemas porque los niveles de abstención electoral representan el desinterés que la ciudadanía tiene por sus asuntos, los que parecen ser propios de una ciega endogamia, que no permite ver siquiera los espacios cada vez más vacíos de participación y que es una verdadera bomba de tiempo en términos de legitimidad.

Problemas porque a pesar de lo anterior, a pesar de las trabas que el sistema se encarga de colocar convenientemente al paso de quienes siguen teniendo ideas, hay jóvenes empujando por saltar dichas vallas con miradas difícilmente comprensibles por la vieja política. Y no es posible combatir lo que no se entiende. Ya lo dijo Darwin: la adaptación es la clave de la supervivencia y los jóvenes de hoy han mutado de una manera absolutamente misteriosa e inmanejable para los viejos artilugios de la retórica política chilena.

Problemas porque el modelo de comunicación de esta élite con sus audiencias está simplemente desapareciendo, dejándola predicar  en el desierto, con parlantes o vocerías que ya no se escuchan o que emiten discursos que parecen ser dichos en lenguas muertas para sectores cada vez mayores de la población.

Problemas porque aún en las pocas veces que logra ser escuchada, generan aún más anticuerpos, porque simplemente ni la forma ni el fondo del discurso se soporta. Demasiadas veces fue el agua al cántaro de la credibilidad y la paciencia ciudadana, agua pesada pero vacía.

Problemas, en definitiva, porque las aguas volvieron a su cauce y la realidad no se puede detener en esas imágenes de unión cívica superficial, en este gesto mediático de complacencia democrática entre los mismos que están terriblemente objetados por la gente, que cada vez asume con más claridad que la fronda aristocrática todavía existe y en ella están al parecer los sospechosos de siempre.

La calma instalada en estos días solemnes no es ciertamente real, ni refleja las contradicciones que hoy laten en la sociedad. Sólo parece intentar colocar un velo sobre ellos, e impulsar una especie de modorra ciudadana esperando que el sistema conserve su estabilidad por inercia, como ha ocurrido por tantos años. Pero hoy, esta calma instalada no es convincente y pronto veremos las viejas turbulencias, los viejos trucos que ya a nadie sorprenden.

El modelo de los políticos para relacionarse entre ellos ya no sirve y debe cambiar. El modelo para contactarse con la ciudadanía simplemente no da para más y si no hay – al menos – una adaptación real a las nuevas formas de comunicarse y relacionarse, el descalabro será inevitable.

TAGS: #CrisisPolítica crisis de confianza elite política

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Por favor, ayudemos a salvar vidas, compartamos esta información y hagamos consciencia de que el cáncer de mama detectado a tiempo se puede curar.
+VER MÁS
#Salud

Cáncer de mama: detectarlo a tiempo

Desde sus detractores neoliberales acusan la reforma al Código de Aguas de ser profundamente ideológica. Y por cierto que lo es. Lo es señalar que el agua debe contar con una priorización que permita en ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Reforma al Código de Aguas en el congelador: ¿Una nueva claudicación?

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena