#Política

La derecha y la “libertad de elegir”

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La derecha política chilena hace un poco más de un año era derrotada política y electoralmente de manera contundente. Desde ese momento comenzó un proceso de transformación que se venía insinuando desde hace largos meses y que podría describirse como de “re-fundación, ajuste, adaptación y/o re-estructuración”.


Para convertirse en coalición política la derecha chilena necesita un proyecto, un programa y liderazgo. El tema del liderazgo es complejo por cuanto el campo político del sector está altamente fragmentado y sus liderazgos con débil posicionamiento público.

La crisis de la derecha –se ha llegado a afirmar que “no existe” y/o que “está muerta”- es el diagnóstico dominante. El desafío político era y es, por tanto, generar los cambios necesarios para adaptarse y ser competitiva en la nueva fase político-social del país. Eso es lo que ha realizado el sector durante el 2014. De hecho, sus proyecciones apuntan a que durante este 2015 debe estar materializada “en mínimos comunes, estructura y funcionamiento”. En definitiva, convertirse en un pacto político –y electoral- que culmine con un buen resultado municipal, con un proyecto país, con un programa de gobierno y con un candidato único surgido de “primarias”. En consecuencia, en un año más, la derecha política debe estar en condiciones y lista para empezar dos años electorales cruciales -2016 y 2017-.

¿En qué condiciones esta la derecha para enfrentar estos eventos?  La derrota del sector en las últimas presidenciales y parlamentarias no sólo fue política y electoral, también ideológica. Política, porque perdieron la capacidad de conducción y liderazgo político; electoral, porque la derrota fue contundente; e ideológica, porque sus ideas se han debilitado y se ven enfrentados a una ofensiva “reformista”.

En consecuencia, sobre este piso no sólo han debido convertirse en una oposición que defiende el modelo, sino también han comenzado a operar para sus proyectos y para volver a La Moneda. Como están las cosas –incluido caso Penta-, las posibilidades de volver al gobierno son nulas. Es más, el naufragio electoral podría profundizarse.

La apuesta del sector si bien está enfocada en convertirse en una coalición política amplia, las mayores fichas están puestas en que el liderazgo de Bachelet se debilite y con ella sus apoyos políticos por efecto de un conjunto de reformas que van en contra del “sentido común” –clase media-. De este modo, el fracaso de la “era de las reformas” es directamente proporcional a sus posibilidades de volver a La Moneda.

Para convertirse en coalición política necesitan proyecto, programa y liderazgo. El tema del liderazgo es complejo por cuanto el campo político del sector está altamente fragmentado y sus liderazgos con débil posicionamiento público.

Piñera, sin duda, es el que tiene mayores posibilidades de articular y liderar al sector. Para nadie es desconocido el hecho de que tiene voluntad de poder y capacidad de liderar y conducir políticamente al sector. De hecho, en la escena pública hay un Piñera anterior y posterior al evento de Ranco a mediados de diciembre -“no estoy jubilado”, ha dicho-.

No obstante, la dispersión es de tal magnitud y los conflictos tan profundos que las posibilidades de la unidad presidencial son mínimas. Piñera va dar la pelea. No cabe duda. También, ante tal desorden e incapacidad para conducir y articular, puede bajarse de la carrera.

Por el lado del programa y del proyecto las cosas son menos complejas. No obstante, difíciles por cuanto hoy el sector no tiene nada: Todo lo gastó en su gobierno. Hoy, deben construir proyecto y programa. Aquí hay una oportunidad. En efecto, la “era de las reformas” ha ido generando un espacio ideológico para que el sector pueda reconstruirse desde el punto de vista político.

En efecto, frente a la oleada que han llamado de distinta manera, “estatista, socializante, colectivistas, igualitarista” y de muchos otros modos, han comenzado a refugiarse en una idea que tiene la capacidad de articular al sector, de darle identidad y de seducir a importantes sectores ciudadanos: la libertad.

Frente a un gobierno que reduce la “libertad de elegir” y ahoga el emprendimiento, tienen la gran posibilidad de construir una contrapropuesta que apunte a que el país recupere su “libertad”; es decir, la posibilidad de que los padres puedan elegir un colegio para sus hijos –limitados por la reforma educacional- y los capitales pueden recuperar su vocación de generar riqueza –limitada por la reforma tributaria y la reforma laboral-.

Sin duda, por este camino no sólo están las claves para el futuro posicionamiento político del sector, sino también para entender que la próxima contienda electoral –presidencial y parlamentaria- se define en función de si las reformas se profundizan, se consolidan o se revierten.

TAGS: #Derecha Sebastián Piñera

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

08 de enero

Algo de cierto y algo de etéreo.
Ciertamente fue doloroso recibir tal paliza electoral, pero esto era crónica de una muerte anunciada y no una sorpresa.

Sebastián Piñera fue el punto culmine de un trabajo de Renovación Nacional, que muchas veces se centraba en ganarle a Joaquín Lavin, más que a la concertación, irónicamente, cuando ganó, sus políticas y decisiones fueron demasiado personalista y terminaron por descuartizar los nexos internos; quien lo presionó o a quien quiso escuchar, tema para otra columna, pero ciertamente quienes defienden su liderazgo, olvidan el rol que jugamos los que ya no confiamos de buenas a primeras.

No creo que estemos muertos y estoy seguro que las municipales serán prueba de aquello.

Respecto al impacto de las reformas, coincido en que no hemos sabido entenderlas, muchas de ellas son una avance que puede ser un gran aporte, si se permiten algunos ajustes, que no la alteren, sino mejoren.

Ejemplo Minería y forestales en la tributaria.

Finalmente te quiero preguntar, excluyendo a Marco, ¿quien más?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Los datos muestran un escandaloso porcentaje de exclusión normalizada. Se pone obstáculos a priori a los participantes que han aprobado el nivel secundario. Ni siquiera se les permite intentarlo.
+VER MÁS
#Educación

Selección Universitaria y datos 2018: exclusión académica estandarizada

En este presente conflicto, el temor pareciera ser una emoción recurrente, especialmente porque ante tal coyuntura hay definiciones económicas para cada espacio geográfico. Esta incertidumbre muestra có ...
+VER MÁS
#Sociedad

Entre el miedo y el orgullo: 110 años de rivalidad portuaria

Curiosamente, la variable clase media parece hacer una buena labor explicando la votación del candidato, pero en una forma justamente contraria a la propuesta por el relato modernizador.
+VER MÁS
#Política

Analizando el relato de la modernización desde los datos

"La iglesia católica no desaparecerá, pero en Chile y el mundo se avanza en una dirección en la que ella seguirá perdiendo influencia, perdiendo fieles y también perdiendo vocaciones sacerdotales. ...
+VER MÁS
#Religión

La coherencia vaticana

Popular

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

No nos olvidemos que la discriminación en Chile no es un fenómeno exclusivo de chilenos contra inmigrantes, sino que de chilenos contra chilenos, sin miramientos a su nivel ni condición social
+VER MÁS
#Política

Racismo y discriminación, la otra cara de nuestro Chile profundo

Esta forma de adoctrinamiento es contraria al “libre pensamiento”, resultando en personas con las cuales no es posible dialogar ni llegar a acuerdo con ningún tema valórico, ellos sienten que están d ...
+VER MÁS
#Política

Debemos defender el estado laico y la libertad de pensamiento

¿En esta coyuntura, hubo algún interés de los obispos en proteger la integridad del Papa Francisco y evitar que cayera en el error? Desde luego, no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Papa Francisco ¿víctima de una confabulación?