#Política

La derecha en depresión

11 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Mientras la Concertación se amplía políticamente hacia una Nueva Mayoría, la derecha dejó de ser la Coalición por el Cambio, con sus colores pasteles y su energía de cambio para volver a ser la cartucha Alianza conservadora de dos partidos que evidencian enfrentamientos que salen sin control de su dimensión interna.

Es difícil que una depresión se manifieste en forma sorpresiva o inesperada, sobre todo si se gesta en los pantanosos terrenos de la política. En la derecha se han dado luces de su aparición durante el transcurso de los últimos años y hoy, cuando estamos a meses de las elecciones presidenciales, esta tiene a la alianza gubernamental dando uno de sus espectáculos más lamentables.

¿Cómo se llegó a este punto luego de la victoria de Sebastián Piñera en 2009, una publicitada reconstrucción post terremoto y el rescate a los 33 mineros que tantos buenos dividendos trajo para ese sector?  Los invito a revisar.

Movilizaciones de 2011

Las manifestaciones ponen en evidencia problemas y necesidades sobre las cuales los gobiernos deben hacerse cargo, en este caso el tema central era la educación. El sentido común nos dice que un gobierno que se enfoca en estas problemáticas o que al menos las pone en su agenda envía un mensaje positivo a sus electores, pero en el caso de la administración Piñera la estrategia fue de minimizar y reprimir.

Faltó olfato político y se menospreció lo que sucedía en la calle bajo el argumento básico de que eran “grupos minoritarios” o “inútiles subversivos”. La falta de diálogo y voluntad del gobierno hizo que la mayoría de los ciudadanos que no estaban movilizados apoyaran moralmente las demandas de quienes marchaban. Este fue el mejor escenario para que los sectores de izquierda no solo  clamaran por educación gratuita sino que además instalaran en el debate público la necesidad de cambiar por completo la Constitución.

Por otro lado, la derecha parlamentaria en vez de potenciar comunicacionalmente los proyectos gubernamentales patrocinados por ellos, tuvieron la genial idea de utilizar los medios para atacar excesivamente a Michelle Bachelet. El único resultado de esta brillante estrategia fue hacer que cada vez aparecieran más personas y argumentos en defensa de la ex mandataria.

Diversos analistas coinciden en que el 2011 muchos ciudadanos despertaron políticamente y los jóvenes prefirieron marchar en pos de una reforma educacional a quedarse en casa viendo Yingo. En La Moneda ni siquiera reaccionaron a esto, prefirieron esperar a 2012 donde sabían que el foco político no estaría en la calle si no que en las urnas. Una nueva victoria municipal a la alicaída Concertación sería suficiente para dejar claro que se estaba gobernando bien.
Municipales 2012

La derecha siempre esperó que las elecciones municipales de 2012 les fuesen favorables. El gobierno mostraba positivas cifras  macroeconómicas y en televisión se informaba que el desempleo estaba bajando. Sumémosle a estos factores el creciente rechazo a la clásica Concertación como “marca política” que venían mostrando las distintas encuestas. Todo estaba a favor para al menos mantener los buenos resultados obtenidos en 2008.

Lamentablemente para la coalición gobernante, la oposición hizo una gran campaña municipal, se enfocó en los aspectos domésticos de cada comuna e hizo hincapié en el derecho de los vecinos a participar de las decisiones de sus municipios. El Golpe moral para la derecha no fue solamente perder 21 alcaldías, entre ellas municipios emblemáticos como Santiago, Providencia, Recoleta o Concepción. Si no que también soportar el saldo de 105 concejales comunistas electos gracias al “Pacto Por Un Chile Justo” que este partido realizó con los sectores más progresistas de Concertación.

De estos resultados no podrán culpar al factor Bachelet, que solo se vio en carteles (en muchos casos mal photoshopeados) pero, que ni siquiera participó del proceso. Tampoco a los “movimientos sociales” o estudiantiles que en todo momento argumentaron que se restarían de la elección (solo participó cera del 40% de la población). Dejando de lado la poca convocatoria de este proceso, quedó en el ambiente la primera señal de rechazo que los votantes le enviaban al gobierno a través de las vías institucionales.

En una democracia a medias como la nuestra, donde las elecciones son prácticamente el único método de participación política del ciudadano, las personas están limitadas a aprobar o castigar la gestión de sus representantes cada cuatro años, y en este caso el castigo quedó en evidencia. Sobre todo en comunas que prácticamente ya eran bastiones de la derecha y que se encuentran entre las más importantes  del país.

Primarias 2013

Ocho meses pasaron desde la derrota municipal, donde al parecer la Alianza no se percató que la oposición logró su victoria por las propias, sin recurrir al apoyo o intervención directa de Michelle Bachelet, que en términos electorales es la figura más potente de la política chilena.

En vez de preocuparse en serio de proyectar el gobierno hacia el futuro, siguieron insistiendo con la estrategia de buscar aprobación ciudadana mostrando cifras de crecimiento y otros gélidos datos que difícilmente se sienten en el bolsillo y en el corazón del elector (misma estrategia de campaña utilizada por Pinochet el 88).

Así llegaron las primarias, proceso electoral vilipendiado por todos los sectores que no participaron de él, cargado de un pesimismo inicial donde la gran esperanza era que como mucho un millón de personas fueran a las urnas. Ahora Bachelet si estaba en competencia y el resultado sería una importante fotografía de cómo estaban parados ambos conglomerados políticos (Nueva Mayoría y Alianza por Chile) frente a las presidenciales de fin de año.

Los resultados hablaron por sí mismos: 2.137.266 personas votaron por el Pacto Nueva Mayoría y 806.560 por la Derecha. Si queremos ser más crueles podemos restregarle al gobierno que de 10 personas solo fue capaz de convencer a 3 de apoyar su opción, o peor aún, que Michelle Bachelet por si sola triplica en votación a cualquiera de sus adversarios.
La lectura más importante de esta elección no está solamente en los resultados que sorprenden sino que también en lo que yo llamo “el factor Velasco”. La votación de Velasco está demostrando que el Pacto Nueva Mayoría es capaz de recuperar gran parte de su electorado moderado, el mismo que hace algunos años había cruzado la frontera para darle el triunfo a Piñera. Sumemos a esto que mientras la Concertación se amplía políticamente, la derecha dejó de ser la Coalición por el Cambio, con sus colores pasteles y su energía de cambio para volver a ser la cartucha Alianza conservadora de dos partidos que no solo muestran diferencias, sino que además evidencian enfrentamientos que salen sin control de su dimensión interna.

Llega el momento de la autocrítica y en vez de escuchar los sensatos análisis que hacían Lily Pérez o Manuel José Ossandón, la derecha destapa el champagne y hace el vergonzoso intento de mostrarse “casi victoriosa” por los resultados de una primaria que para el resto de los mortales manifestaron una paliza electoral de proporciones.

Presidenciales 2013

La derecha chilena está abatida y temblorosa. La gente ya no los toma en serio cuando intentan rescatar votos vinculando a Bachelet con el tsunami de 2010 (pregunten a la gente de Dichato, Constitución o Iloca por quién votaron en la primaria), menos cuando aparecen en televisión diciendo que la izquierda hará arder la institucionalidad de generarse un nuevo proceso constituyente. Si ponemos oreja lograremos escuchar sus recriminaciones internas o como murmuran de lo malagradecida que es la gente de su gestión.

¿Qué pasará de aquí a noviembre? Los ilusos enquistados en el aparato público seguirán gobernando mal, sus ¿expertos? electorales ciegos seguirán creyendo que pueden ganarle a Bachelet y sus candidatos más zorros rasparán la olla aferrándose a Sebastián Piñera, para que los resultados en la parlamentaria que viene no duelan tanto.

Hoy, la Alianza por Chile no tiene candidato competitivo, no sabe de qué forma sacar fuerza electoral de las obras del gobierno que se va, ni mucho menos existe un relato ideológico claro en el sector. La cúpula dejó en el camino a Golborne, la máquina a Allamand y  la depresión a Longueira. Por primera vez hay voces que ponen en duda la capacidad de llegar a una segunda vuelta, lo que aumenta el entusiasmo de los candidatos alternativos que además llevan gran parte del año adjudicándose los porcentajes de abstención.

En 2009 MEO fue la bestia negra de Eduardo Frei y encarnó una oportunidad de manifestar descontento para muchos electores de centro-izquierda. Podría apostar que en noviembre de 2013 sucederá lo mismo con Parisi en la derecha, la diferencia es que el actual gobierno enfrenta un escenario mucho más decadente e improvisado.

Mi diagnóstico final es que la derecha pasa por un agudo cuadro depresivo y la culpa no es de Bachelet ni de la izquierda internacional. El trastorno bipolar del sector es provocado por el autodestructivo duopolio interno que la UDI y RN ya no son capaces de sostener (ni siquiera para la foto, ni siquiera por el poder). Para el tratamiento no solo será necesario el Ravotril, sino que también recomiendo altas dosis de pastillas de carbón.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Udi pato cojo

21 de julio

Los que votan Udi serán todos ricos empresarios, están en su derecho.
No me explico como los taxistas se creen micro empresarios y votan UDi, o gente que vive de salarios de hambre vota por los patroncitos que los negrea.
A Subir la baja autoestima y vota por gente nueva.

José

21 de julio

Que chistoso leer a un PPD tan preocupado de lo que ocurre en la vereda del frente, siendo que en la misma “Nueva Mayoría” se avisoran conflictos al interior de esa “amplia coalición” que va desde la DC hasta el PC, una montonera de partidos unidos con pegamento solo por el liderazgo carismático de Bachelet. Me da demasiada risa leer a bacheletistas colgarse del movimiento estudiantil, ¿la voz de Michelle será realmente la voz de la calle? ¿Cómo lo harán en el próximo gobierno?

21 de julio

Colgarse del mov. estudiantil? yo fui parte compadre y
el show está en la derecha, no seamos ciegos.

Mauricio Lorca S.

21 de julio

Con todo respeto Señor Torres: Creo que usted se está aprovechando políticamente de una crisis en un sector ajeno a sus ideales. Me sorprende esa actitud de analista progre con la que hoy se está perfilando en las redes sociales, recuerde que hasta hace dos años usted participaba en violentas manifestaciones sociales, como por ejemplo la ocurrida en el Mall de Chillán o la Toma del Puente Ñuble (de ambas hay videos en YouTube con su encendida participación). Que opina su candidata o su partido sobre todas las declaraciones extremistas que usted suele realizar a los medios? (buscando cámara como polilla). algunos tenemos memoria…

21 de julio

“¿Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?”

Lucas, 6:41

21 de julio

Buena columna, pierde su tiempo el que pretende que los jóvenes de izquierda nos quedemos callados y dejemos de comentar la realidad.

21 de julio

exacto, la politica es sin mordaza

22 de julio

La columna es crítica y efectivamente analítica, está de ver la capacidad de Manuel de aplicar ese mismo ojo agudo a su propio sector.

Saludos

22 de julio

para mucha gente el show está en las dos derechas.

22 de julio

Así es, más que 1 sólo show lo que acá hay es un zapping entre dos canales parecidos en contenido, bastante fome y repetitivo.

22 de julio

Longueira sabe que van a perder esta eleccion. Pero no entiende por que la van a perder. Cree que todo se reduce a la “simpatia” de Bachelet, por lo que prefiere bajarse ahora, para ir el 2017, cuando Bachelet no sea candidata, cuando crea que puede enfrentarse a otro al que pueda derrotar. Mientras, durante los proximos años, va a ser una oposicion feroz, beneficiados por la crisis economica que ya se ve que se viene encima.

Lo que Longueira no entiende es que la gente de derecha se siente traicionada. Traicionada por este gobierno, traicionada por la UDI y RN, y ahora traicionada por Longueira, que fue cobarde.

La gente de derecha durante los 20 años de Concertacion creia, sinceramente, que su lado podia hacer mejor las cosas. Creia sinceramente que si les daban la oportunidad demostrarian que tenian razon en sus criticas. Se equivocaron.

Lo que Longueira y la derecha no entiende es que, gracias a este show, somos mas los decepcionados por la politica. Hace unos años, los decepcionados, cabreados e indignados eramos de los traicionados por politicos de izquierda. Ahora, gracias a Piñera y su gobierno, somos gente de derecha y de izquierda.

Y eso es muy malo, porque las “alternativas” que se han presentado son derivados de los mismos que nos han decepcionados.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La jueza Mónica Jeldres advirtió que "no se debe relativizar la protección de la infancia", cuando el Estado asigna recursos, cobertura y legislación en la Protección de la niñez.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El defensor que no será defensor

No es difícil soñar e imaginar durante el siglo XXI, ver crecer la ciudad eléctrica, eólico-fotovoltaica más grande de América, una ciudad para vivir sin un horrible puerto de carga al frente, con la ...
+VER MÁS
#Sociedad

Soñando Valparaíso, la ciudad eléctrica

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Entendemos que el derecho a la libre determinación es un derecho imperativo, por lo que no sería entendible su negación, entendiendo que los pueblos indígenas en su conjunto han debatido y apuntado a in ...
+VER MÁS
#Política

Kizugünewtun: Derecho a la libre determinación

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

Uno de los pilares y principios en que se basa la mediación en salud, es efectivamente a imponer mesuradamente en la sociedad Chilena un cambio de razonamiento y de búsqueda a sus problemas, y así desjud ...
+VER MÁS
#Justicia

Un cáncer llamado negligencia médica