#Política

La Candidata Bachelet: Vendiendo Gato por Liebre

37 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy, el nuevo Chile no lo traen desde Nueva York. El nuevo Chile nació en Ercilla, en Aysén, en Magallanes, en Freirina, en los estudiantes, profesores, trabajadores y familias que salen indignados y conscientes a las calles a exigir sus derechos y se organizan para luchar por un Chile justo, digno y equitativo.

La mesías de la política criolla ha llegado. La única capaz de arrasar en cuanta encuesta existe sin conocerse siquiera su programa de gobierno. El opio del pueblo: la canalizadora de fanatismos incondicionales y generador de esperanzas desmedidas. Arribó de manera apoteósica, con cadena nacional incluida, para declarar fuerte y claro su intención de ser la futura Presidenta de Chile.

Pero más allá de dicha decisión, previsible a todas luces, llamó y apeló en su primera intervención a dos temas centrales de las demandas levantadas por diversos movimientos sociales durante los últimos años: paliar la desigualdad y garantizar una educación gratuita y libre de lucro. Tocó también diversas temáticas atingentes: Las indignantes brechas salariales, los intolerables abusos empresariales, la realidad de las eternamente postergadas regiones, los menoscabados derechos sexuales y reproductivos, los abusivos cambios unilaterales en los planes de salud, la intolerable violación a los derechos de los pueblos originarios, entre otros.

A mi juicio, la guinda de la torta de las temáticas que puso sobre la palestra y, de paso, sin quererlo, las contradicciones evidentes entre su “deseado” gobierno del nuevo tipo y las gestiones de su gobierno y predecesores concertacionistas, se condensan y resumen en una frase: “no hay crecimiento si no es inclusivo”. Una suerte de antítesis perfecta de lo realizado y ocurrido durante los gobiernos liderados por la coalición del arcoiris.

Quizás, tras tantos años fuera del país, le(s) vendría bien refrescar la memoria. Según datos de la Fundación SOL, hoy la brecha de ingresos entre las personas del 5% más rico y el 5% más pobre llega a 257 veces, presentando un aumento de 100% entre 1990 y 2011. Curioso. Al parecer, la teoría del chorreo era la consigna, y no crecer con equidad como ahora pregona. Ni hablar de paliar las colusiones empresariales y el tranco avasallador de las transnacionales, que en su gobierno encontraron un sastre que les hizo un traje a la medida al aprobar proyectos como Pascua Lama y diversas Hidroeléctricas (sin mencionar la invariabilidad tributaria para los explotadores del cobre, el sueldo de “Chile”). Parece también curioso que ahora se acuerde de los hermanos Mapuche y sus derechos, ignorando de plano las muertes de los jóvenes comuneros Matías Catrileo y Jaime Mendoza Collío y la aplicación de severas medidas represivas como la Ley Antiterrorista y militarización de comunidades durante su gobierno. Ni hablar de la promoción de la negociación colectiva, tema que desde 1979 se mantiene intacto en Chile y con los índices más bajos existentes entre los países miembros de la OCDE. Al parecer, los derechos laborales tampoco eran prioridad.

Bachelet llamó a que la voz de la ciudadanía se oiga fuerte y clara. Le pregunto candidata, con humildad, ¿acaso no fue eso lo que ocurrió con el Pingüinazo el 2006? El mismo que tras meses de movilización y lucha, confiaron en usted y la clase política, y obtuvieron como respuesta la LGE y el famoso acuerdo de las manos alzadas? Memorable gato por liebre que nos hizo el duopolio consagrado en la mítica imagen de Bachelet con Escalona a un lado y Larraín al otro.

Hoy, la candidata concertacionista convoca de manera rimbombante a acabar con el lucro en la educación, pese a que, como bien denunció Claudia Urquieta en El Mostrador, gran parte de su coalición profita de la misma y es parte del negociado, cerrando la puerta a una reforma profunda de la educación. Más aún, apoyando recientemente la creación de la Superintendencia de Educación que viene a regular lo que la ley prohíbe: el lucro en las universidades. Sin un parlamento cohesionado, esta ni ninguna de sus promesas presentan viabilidad de cara a la ciudadanía.

Bachelet y compañía (Los Girardi, los Escalona, los Andrade) tendrán que entender que Chile cambió, y somos muchas y muchos los que dejamos la ingenuidad de lado y no estamos dispuestos a regalarles nuevamente un cheque en blanco para que sigan perpetuando el status quo y exacerbando la mercantilización de los derechos sociales. La ciudadanía dijo basta: de abusos, de mentiras, de promesas. Para nosotros, queda prohibido olvidar que el papel aguanta todo; tal como lo hizo para bajar al Movimiento Pingüino.

Hoy, el nuevo Chile no lo traen desde Nueva York. El nuevo Chile nació en Ercilla, en Aysén, en Magallanes, en Freirina, en los estudiantes, profesores, trabajadores y familias que salen indignados y conscientes a las calles a exigir sus derechos y se organizan para luchar por un Chile justo, digno y equitativo.

El gran desafío para el movimiento estudiantil y social hoy recae en mantener vigentes las luchas que con tanto trabajo se han erigido e instalado en la agenda pública estos últimos años, sin transar ni dejar que la ciudadanía compre estos atractivos “ofertones electorales” que abundarán desde el duopolio durante este año.

El verdadero cambio vendrá de la mano de un fortalecimiento y articulación de este movimiento y su capacidad de proyectarlo en candidaturas participativas, ciudadanas y representativas que apunten a disputar de manera convocante y amplia los espacios de poder, para llevar adelante las transformaciones estructurales que deseamos.

Ciudadano, ciudadana, no deje que la Alianza y la Concertación nos vendan, nuevamente, gato por liebre.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

02 de abril

YA, POR QUIEN VOTAMOS ENTONCES….??

02 de abril

No soy quien para decirle por quien votar, pero si desearía agregar que hoy en día hay muchos candidatos presidenciales alternativos al duopolio que plantean transformaciones profundas al sistema político y económico (principalmente, Marcel Claude, por el Partido Humanista, y Roxana Miranda, por el Partido Igualdad).

Yo solo aporto con antecedentes para no dejar que nos pasen gato por liebre nuevamente y trabajar por la construcción de candidaturas ciudadanas alternativas.

A no dejarse manipular por la “democracia demoscópica” (basada en las encuestas y los medios alineados con los poderes fácticos), sino siguiendo nuestras convicciones.

Saludos.

05 de abril

“Sin un parlamento cohesionado, esta ni ninguna de sus promesas presentan viabilidad de cara a la ciudadanía” pregunta! y con que candidato ocurriria esta cohesion ah?. La unica opcion que nos queda es seguir saliendo a la calle, como lo han hecho los estudiantes, generar presion sin parar, de lo contrario seguiran “los acuerdos” en el congreso, los mismos que son parte de los negocios (educacion,salud,AFP, etc).

02 de abril

Hay muchas razones para desconfiar, pero Bachelet viene ahora con mas valor, convicción y experiencia a hacer lo que siempre ha pensado: para Chile y los chilenos. No cabe duda que sin las mayorias necesarias nadie podra hacer cosas, pero hay que empezar: quizas a cumplir una, dos, tres cosas que empiecen a cambiar la correlación de fuerzas para el lado correcto: el de los cambios que hacen falta y que si no son radicales, seran de a poco pero sustantivos para ir profundizandose hasta lograr los objetivos. Hay que ser serios, responsables, y no hablar tanto,, sino tratar de hacer cosas que nos acerquen y no que nos alejen… como eso de votar por la derecha por castigar a la Concertacion. Ninguna solución al final…..

02 de abril

Estimada Elinnet,

En ningún caso he llamado a votar por la derecha. Es mas, le contra pregunto: ¿La Concertación es de izquierda? En caso de ser si, no me explico como con 20 años de gobiernos de “izquierda” tenemos tal nivel de privatizacion de empresas estatales, mercantilizacion de derechos, defensa de las AFP, pasividad ante el binominal, nulas modificaciones sustanciales a la constitución, los derechos laborales, la concentracion economica, los monopolios, la desigualdad, entre muchos otros.

A no ser ingenuos y a organizar alternativas al duopolio.
Ese es mi llamado.

03 de abril

Felicitaciones, Gonzalo. Tu columna es muy clara, precisa y por sobre todo muy valiente, más es un medio “laguista” como quinto poder, y más valerosa todavía, en plena dictadura del silencio vergonzoso, en complicidad con el statu quo, de la candidata de la Sofofa y la CPC, la señora Bachelet.

Soy un enemigo de votar en la realidad chilena actual, por la viciada institucionalidad, que juega al empate para que nada se toque, sumado a un lamentable borregismo en parte importante de la comunidad nacional, la mayoría inducidos. Pero hoy existe gente seria, de base popular, anticapitalista con dialéctica sólida que le está dando una oportunidad al electoralismo de esta nación. Me refiero a la gente del Partido Igualdad, con su candidata Roxana Miranda y por sobre todo al trabajo de años de Marcel Claude. Él, junto a varios otros chilenos valientes, como Felipe Portales, Gabriel Salazar, Armando Uribe, entre otros, vienen hace rato denunciando las tropelías que tanto la concertación como la alianza golpista han ejecutado, en el más absoluto silencio y concomitancia.

Que toda esa valiosa gente se una en un proyecto refundacional de la nación, apoyado por nosotros como parlantes de esa refundación, daría el puntapié inicial para, 1) eliminar a la clase política actual, que dicho sea de paso, trabaja para los grupos económicos, y 2) empezar con ellos en el poder, por qué no decirlo, un proceso gradual revolucionario, que ya ha empezado en algunas comunas de Chile, para cambiar la lógica imperante de desarrollo inhumano de la clase política actual.

Aparte de apoyar a esa gente que describí antes, es prioritario, también, dejar claro en la comunidad quién es Bachelet. Todas las aberraciones sociales que bajo su mandato se cometieron, sumado a que hoy, disfrazada de progresista, viene con la tupé de un cara de palo, y nos dice las consecuencias de 23 años de arreglos entre el duopolio, se viste de heroína siendo que ella es responsable, entre otros, directa de toda esa consecuencia y que sabe no podrá cambiar porque ella y su conglomerado ampliado, están amarrados férreamente a los grupos de poder capitalistas de este país, no resiste análisis serios.

Que una “socialista” hable de la asquerosa desigualdad chilena, indica que algo olvidó por hacer en el pasado, o sencillamente, no es socialista… ¡De locos!

Saludos cordiales.

03 de abril

David, raro suena tu diagnóstico cuando por más de 20 años la mayoría del electorado a votado por ambas coaliciones. Hasta medio fascistoide reluce su llamado a eliminar la “clase política” actual mediante un proceso “revolucionario”. Si quiere algo mejor, destierra el infantilismo pasado a naftalina y dedica tu tiempo a construir propuestas CREíBLES, lejos de la demagogia. ¿Hay cosas que cambiar? por supuesto, como la inexplicable inequidad social, pero seamos serios.

03 de abril

Señor López:

Cuando aparece un cáncer de cualquier índole en el cuerpo, y se detecta a tiempo, el “matasanos” actúa, y extirpa ese absceso maligno.

En el caso de la “clase política”, que tanto dolor le genera a usted mi intención de extirpar, es un cáncer, y maligno. El absceso está ramificado, pero todavía existe posibilidad de salvar la vida de ese cuerpo. El cuerpo es la ciudadanía sin poder de decisión real y que es la mayoría de este país.

En Chile, transcurridos 23 años de falaz democracia, todo lo que ha salido de esa clase, dispersos en las instituciones del Estado y en los grupos económicos, ha sido poner el pie del Estado de Derecho –argucia legal del poder– encima del ciudadano para no tocar nada de lo establecido y mantenerlo pasivo. Todas las políticas que de ese orden salen hacia la ciudadanía, auspiciado por la clase política en su totalidad, hablan de: usura, pauperización, endeudamiento, individualismo, mercantilización, desigualdad ominosa y abandono social. Esos puntos que relato, son la consecuencia de ese cáncer maligno que la sociedad chilena posee en su organización llamada Estado. Es cierto, la gente (cada vez menos) sigue votando por ese cáncer. Este punto sería bueno abordarlo en profundidad ya que en él se conjugan varios factores hegemónicos de ese orden que hablo para que el ciudadano funcional, que no se da cuenta de su situación de precariedad, le sea útil a esa clase política maligna. Para aquello es fundamental tener un muy buen sistema de desinformación masivo como la tv chilena, manejada por empresarios –era que no– en el cual mantener distraído a ese ignorante funcional, es su claro fin.

¿Fascista? Un mal chiste, señor López. No se es fascista cuando se pretende cambiar el orden de desarrollo económico, político y social de un país y se explicita en actos ominosos como la corrupción en todos los ámbitos de ese orden político maligno y arcaico y que ha aniquilado socialmente a millones de chilenos sometidos a ese orden.

Los procesos revolucionarios no necesariamente deben ser tomando un fusil. Esa tranca de algunos con la palabra revolución, cuando de hacer justicia social se trata, de verdad me molesta ya que es un signo claro de comodidad con el orden. Por supuesto que será revolucionario cuando, usando las escasas armas de participación democrática que esta dictadura del chorreo promueve, saquemos a esa clase maligna del poder y a sus financistas. Esa tarea será larga, pero está empezando, que no le queden dudas de aquello.

Dice: Si quiere algo mejor, destierra el infantilismo pasado a naftalina y dedica tu tiempo a construir propuestas CREíBLES, lejos de la demagogia. ¿Hay cosas que cambiar? por supuesto, como la inexplicable inequidad social, pero seamos serios.

Los problemas del hombre, intensificados por las castas políticas del mundo en los últimos 50 años o más, son tan antiguos como cuando al alemán barbón se le ocurrió, que terminar con el orden capitalista, se debía efectuar por medio de la unión de la clase trabajadora usando la justa violencia en un marco de lucha de clases. De ese tiempo, incluso mucho más atrás, quizás desde que el hombre es hombre, está el mismo orden hasta nuestros días. La revolución no tiene olor a naftalina, más bien la problemática está muy vieja. Para que no se asuste, señor López, esta vez será pacífica, usando la organización, la educación y la razón para ese objetivo.

A qué se refiere con “seamos serios”. Ese discurso lo vengo escuchando desde que se fue la dictadura militar de La Moneda, no así su obra: “Chile es un país serio”. Si serio es seguir el discurso de los tecnócratas neoliberales, estamos condenados.

En fin…

04 de abril

Apreciado Don David:
1.- Aprovecho de saludarlo pensé que ya no teníamos donde exponer nuestra forma de ver el actual estado cosas, nos censuran en todas partes.
2.- En muchas cosas relacionadas con el mejor futuro de nuestra nación hemos estado de acuerdo, incluso en cierta oportunidad planteó lo que debía hacer la Sra en un hipotético gobierno, fueron como 15 puntos que leí con mucha atención y concordaban con los míos casi en un 100%.

3.- Aparentemente es iluso lo que planteo,sobre mi parecer sobre lo que escribe Gonzalo, pero hay hechos efectuados por los políticos actuales, esta pésima simbiosis o contubernio, como quiera llamarlo que criticamos a cada rato, hacen que nos domine la emoción superando ampliamente a la razón. Me están indicando que sus planteamiento actuales y los de Gonzalo, note, siendo muy razonables y es un ideal a muyy largo plazo,ahora, me pregunto, mientras se llega a concretar esta utopía. que hacemos en este instante dejar que la derecha siga dominado el juego político en base a otorgar pequeñeces y empecinadamente a NO reformar todas las leyes que nos tienen ahorcados. No es mejor exigir programas de gobierno REALES, a los postulantes al parlamento y a la presidencia que dicen estar de acuerdo con lo que quiere la gran mayoría del electorado y tratar de logar las mayorías necesarias en el parlamento y a su vez denunciar con nombre y apellido a todos aquellos que por motivos sean ideológicos totalitarios o de ambiciones al recibir las bendiciones $$$ de los empresarios y sacarlos de circulación.
Lo digo, porque no se olvide nunca que si no fuera por los estudiantes los grandiosos pinguinos todavía seguiríamos mascando lauchas y sometidos al poder del dinero.
El mismo reclamo de nuestros jóvenes nos está indicando que las reformas debe partir ahora ya como sea y como dicen en el campo sabiamente “Hay que arar con los bueyes que hay”.

Ahora este parentisis que se ha tenido con este insufrible gobierno derechista que no ha dejado embarrada por hacer en todo orden y ver la desmedida ambición de estos digamos personajes. me hace ver que como sea un gobierno de mayor conciencia social es mejor que nada mientras maduran las nueva utopía.

Guste o no guste habrá que unirse y festivamente digo, tendremos que juntar el aceite con el vinagre o sino estamos fritos.
Esto no impide que aparezcan movimientos mas sanos y no corrompidos.
Por eso dar realidad a sus inquietudes en base a saber cual es el programa y porqué luchamos, no por eslogan, lo mio será utopía, pero es de corto plazo en relación a los que ustedes desean.

Se lo planteo desde el punto de vista de la razón

Con afecto.

08 de abril

Estimados David, Marcelo y Armando,

Primero que todo, muy agradecido por su tiempo de leer y comentar, evidentemente esto enriquece el debate y la reflexión.

Comparto con David en cuanto a la necesidad de llevar un proceso revolucionario. Y ojo, no seamos anacrónicos, esto no significa iniciar una guerra civil ni toma armada del poder, sino organizarse y concientizar para la estructuración de alternativas (movimientos, partidos) que nos permitan acceder al poder de manera representativa y unificada para hacer las transformaciones que deseamos desde adentro.
En eso discrepo con tu primer comentario David, en cuanto a que, pese al binominal, yo sigo creyendo en el poder del voto, pero aun mas, en el poder de la gente, de concientizarse, organizarse, manifestarse.
No puedo perder la esperanza si han podido (re) surgir movimientos sociales tan potentes como los de Aysen, Magallanes, el estudiantil, entre otros, pese a casi 40 años del mas exacerbado capitalismo e individualismo.

En cuanto a lo comentado por Armando, yo concuerdo en su análisis. Los dirigentes estudiantiles no podemos ser ingenuos y pensar que todas las transformaciones que deseamos las lograremos durante el próximo gobierno ni en la inmediatez. Ahora bien, estamos sentando las raíces para engendrar una ciudadanía activa y participa que, esperamos, pueda empoderarse y articularse en un referente político amplio de izquierda que le dispute el poder al duopolio actual.

El camino es largo, pero la ilusión y el deseo de transformación es enorme. “La historia es nuestra, y la hacen los pueblos”, decía Allende. Llegó la hora de construirla y cambiarla.

Saludos.

08 de abril

Hola Gonzalo:

Si bien es cierto que soy un enemigo del electoralismo de este país, por lo sucio y tramposo que es, hoy existe gente que está dispuesta a dar la lucha en el ámbito electoral, y lo principal, está trabajando con la base aniquilada y se están de a poco aglutinando en proyectos refundacionales como la gente del Partido Igualdad y el trabajo de años llevado a cabo por Marcel Claude. Esa gente usará el electoralismo que nos propone el sistema y junto a nuestro voto útil y no funcional, más un apoyo concreto en la calle, llegar a gobernar este país con todos los obstáculos que le colocarán a ese gobierno refundacional.

Se viene tiempos de lucha, estimado Gonzalo.

Saludos cordiales.

Milton Zúñiga

03 de abril

todas estas son palabrerías, los que viven en las poblaciones de chile están trabajando, no tienen otra opción ni saben que existe este diario de cuicos, pero bueno, que le vamos hacer, chile cambio, para que ahora pendejos que no saben nada de pobreza se hagan famosos hablando de desigualdad.

03 de abril

Estimado Gonzalo:
Críticas como la suya, que son como andar buscándole siempre las cuatro patas al gato, no sirven en estos momento, lo que verdaderamente sirve es hacer proposiciones serias y no criticar por criticar, presentar por ejemplo como sacar a los trabajadores de las AFP, como mejorar la ley tributaria para que sea mas igualitaria, en fin son muchos los temas donde tenemos que luchar para hacerlos realidad y si nos han hecho leso hasta ahora, seamos mas optimista por una vez mas.
Total una no es ninguna.
Ahora si en esta oportunidad no se realiza lo que queremos el 75% de los electores, dude que somos muchos los que estamos dispuesto a luchar a muerte por nuestras aspiraciones.

Con afecto

Armando Hernández A.

03 de abril

Pero hombre, después de casi 40 años de impuesto a la fuerza el modelo de desarrollo en este país, usurero e desigual por todos lados, ¿le creerá a los mismos que se sintieron a gusto en este modelo de desarrollo? ¿No será la hora de entregar adhesión y participación a otras visiones de cómo debe crecer este país sin la dictadura del chorreo, falso total?

Un dato, vio el desfile de políticos, transversales, en el funeral reciente de un mega rico. Todos, a quienes se les pretende entregar un nuevo cheque en blanco, estaban ahí llorando la partida del financista. ¿Le dice algo ese dato? ¿Se lograrán hacer los cambios serios, para el beneficio de las mayorías, y tener un nuevo orden económico, político y social con esa gente que le rindió homenaje a ese mega rico…?

Seguir siendo ingenuo después de casi 40 años, es para preocuparse… en fin.

03 de abril

A propósito de desinformación:
A todos los que creen que Marcel Claude es la panacea por su seudo programa, aparentemente bien intencionado.
Deben investigar al tipo en sus actuaciones dentro de la sociedad. como ejemplo de lo que digo fue sacado de un día para otro del Green Peace, digamos que por mala administración financiera, su acatamiento a los poderoso al darle la venia ecológica la ley de pesca, en fin deben investigar antes de apoyarlo.
Es un buen consejo.

08 de abril

Se agradecería si nos pudieses proveer algunos links con información y documentación verídica con respecto al candidato Marcel Claude.

04 de abril

Cómo anda Armando. Es notable constatar el nivel de censura en los medios “democráticos” de este país.

Al tema. Qué es la razón, ya que me lleva al plano ese, es inferir, conjeturar, deducir, desarrollar dialéctica de algo. Esa razón, para mí, debe estar siempre presta para solucionar problemáticas del ser humano, para su bien común.

Lo que me plantea usted no es desde el punto de vista de la misma razón, sino de las emociones. Si se nos está planteando que Bachelet es igual a grupos económicos, y no sólo ella, sino todo su conglomerado, y se pretende seguir entregando cheques en blanco a esa gente, es no haber hecho el sano juicio de la historia reciente: sin juicio y con mucha emocionalidad.

La concertación ampliada, con Bachelet incluida, son representantes de la visión de desarrollo que le han impuesto a la población entera de este país, primero con genocidio y después con chantaje moral mezclado con muerte de la educación y perpetuar la lógica del endeudamiento. Esto es así, no hay dobles lecturas de aquello, y si usted, con todo respeto se lo menciono, le pretende seguir entregando adhesión, con indignación o con un “esta es la última vez”, es no entender el fondo de la problemática que flota sobre nuestras cabezas.

Descrito eso, usemos la razón y busquemos alternativas electorales que nos lleven a inyectar sangre limpia y nueva a ese orden de cosas que no quiere cambiar nada. Por qué gente de base, porque no están contaminados con capitalismo y se han preparado, en una labor comunitaria de preparación para la politización de la gente, para llegar y cambiar Chile desde ese Estado clasista. Pero lo más importante, que no tienen raíces ni hilos invisibles con los grupos de poder. El único grupo de poder es la base social llamada ciudadanía.

El partidismo está muerto en Chile. Se nos pretende hacer creer que militar en el partidismo “politiquero” es la única manera de cambiar el orden actual; ¡falso total!, porque la política la hacemos todos, y el partidismo, muy funcional a la visión empresarial, es un atentado a nuestras propias intenciones de cambiar la nación.

Sinceramente 40 años es demasiado tiempo como para seguir dejando que nos empalen.

Saludos Armando.

PD: Si le interesa interactuar, estamos varios en la web de la radio de la Universidad de Chile.

04 de abril

David:
Estás un poco cargado a las emociones y no a la razón, en lo que me planteas, ¿cuantos años pasarán para que se haga realidad lo que pensamos? la razón dice que la acción es ahora y hacerlo en este medio en el que actuamos y con lo que hay. sin perder el horizonte.
Por otra parte no me he confundido como supones no yo soy de alguna linea partidista, mi horizonte es uno solo tratar por todos los medios que nuestra juventud tenga las oportunidades y los trabajadores tengan salarios justo y buen futuro cuando ya no puedan laboral, que se merecen, solo eso.

En cuanto al partidismo tiene razón esto murió hace rato y fue reemplazado por el marketing político siniestro usado hábilmente por los partidos derechistas y mal copiado por la concertación.
Esta forma de hacer política sirve para todo, vea ud como se vendieron muchos concepcionistas a la voz de don dinero.

En cuanto a la razón esta está mostrando claramente el camino actual es el que manifiesto. de emoción no hay nada solo el sentido practico que me está diciendo que no se puede esperar.

Léelo con calma lo que digo y verás que tiene lógica.
Sobre los cuarenta años, también también es cierto y para peor durante los últimos 20 nos tuvieron drogados con la frasecita “en la medida de lo posible”. que desde siempre he dicho que era el mas claro síntoma de miedo y de debilidad de los “democráticos” gobiernos concertacionistas a los milicos de entonces.
Aparte y en tono de broma, selecciona bien tu candidato, todo el mundo conoce sus actuaciones no muy santa. igual cuando me pareció que ese tal Parisi podía ser el hombre y resulto mas falso que tiro de escopeta sin municiones y Tu te moriste de la risa en tu comentario y era cierto tenías razón.

Con afecto.

08 de abril

Buenas tardes David,
He seguido todos los comentarios que has escrito en defensa del articulista y en defensa de tus convicciones, pero como creo, (por experiencia de vida) que las cosas siempre tienen dos lados vamos a discutir ese exeso de intelectualidad y falta de vivencia, “el barbudo aleman”, como tu dices en un cometario, se dedico a crear una teoria creible y aplicable en su tiempo, donde la revolucion industrial estava en auge, hoy no podemos usar los mismos tiempos, la propia modernidad tecnologica impide eso, en esa epoca la comunicacion estava fuertemente colocada en la palabra escrita y en la oratoria arenguista, hoy nada de esto es posible, ni siquiera el voto es sinonimo de un trabajo politico de conciencia, el voto es algo absolutamente subjetivo, – y eso la intelectualidad deplora- la gente vota por quien les ofrece alguna posibilidad de mejorar eso que ahi está, o tu crees que el exito de la campaña del “NO” en chile esta asociada a la conciencia de la poblacion por la realidad de la dictadura? ledo engaño el NO gano en chile porque era una propuesta de algo bueno que se les ofrecia, por lo menos no era el terrorismo economico que en ese momento vivian los chilenos, nada mi amigo, absolutamente nada es dado por los votantes que no sea reflejo de algo que acepta como cambio.
No te olvides que la consigna en Brasil para la victoria de LULA fué, “SIN MIEDO DE SER FELIZ”
Entonces si no tenemos algo para ofrecer nadie vendrá atras tan rapidamente.
Y si esperamos que la poblacion acepte vuestras consignas como algo propio, no seras tu ni tu generacion que vivira lo suficiente para ver ese cambio, el purismo ideologico no tiene respuesta para las necesidades urgentes de la ciudadania. Es lamentable pero asi es.

05 de abril

‘El verdadero cambio vendrá de la mano de un fortalecimiento y articulación de este movimiento y su capacidad de proyectarlo en candidaturas participativas, ciudadanas y representativas que apunten a disputar de manera convocante y amplia los espacios de poder, para llevar adelante las transformaciones estructurales que deseamos’
Si a esto se le llama alternativa, se tiene un camino muy largo por recorrer, el buscar (muy catolicamente) a un (a) culpable por los errores de la Concertación sin plantear una alternativa seria y viable politicamente el articulo queda sólo en una lista de críticas cargadas de infantlismos intelectuales.

R Orellana

05 de abril

Veremos lo que nos quieren vender los presidenciales, pero Ud cumpa ¿cuál es su pomah? ¿cambios estructurales? Cuénteme.

05 de abril

comprendo la desconfianza de gonzalo, tiene fundamentos; sin embargo en la próximas elecciones se nos abre una posibilidad que no existía en el pasado. hoy existe mayor conciencia de los abusos, hoy existe la experiencia de las manos alzadas, hoy es posible ganar las presidenciales y las parlamentarias con una oposición unida y una candidata con una trayectoria política que la hace confiable. porqué pensar que mañana podría hacer lo que no hizo ayer? simplemente porque la realidad actual es otra. existe una ciudadanía más energizada y el país es otro. pero este otro país, en democracia tiene que expresarse mediante el voto. ganando las presidenciales y las parlamentarias se podrán hacer los cambios que en el pasado no se pudieron hacer. incluso más, aún ganando lo más probable que estemos limitados por el sistema binominal, los quorums calificados, la abstención y la dispersión de votos si la oposición no se une.

por mi parte, me la juego por otra oportunidad, aún consciente que el ser humano es el único animal que es capaz de tropezar dos veces con la misma piedra. por último, no tenemos otra opción. los otros candidatos no son alternativas viables, a lo más saludos a la bandera. estamos para eso.

05 de abril

ME GUSTÓ MUCHO EL COMENTARIO. MUCHÍSIMA RAZÓN AL DECIR QUE EL CAMBIO VIENE DESDE NOSOTROS MISMOS, NO NECESITAMOS DE “LA MUJER MARAVILLA” PARA QUE NOS SALVE, TODO LO CONTRARIO ELLA VA A NECESITAR QUE LA SALVEN!!!

tomas marambio retamal

07 de abril

Y que la apoyen,no solamente se puede aportar criticando si no que haciendo lo correcto donde estamos insertos .Megustaria saber ¿cuantos de los criticones han hecho algo por cambiar lo que consideran malo?

08 de abril

Se agradece el apoyo Mirna. Lo importante, como creo de una u otra manera destaca Tomas, es no quedarse en la critica. Ser capaces de pasar de la indignación a la acción.

Para tu tranquilidad Tomas, somos muchos los que estamos comprometidos en la tarea de aportar nuestro granito de arena para transformar la realidad. SI usted no ha visto muchos cambios, es porque quizás no ha ido a ninguna marcha, asamblea, reunión ampliada de organizaciones sociales, sindicales, territoriales, entre otras.

En fin, lo invito a sumarse, porque la “revolución” no la haremos sentados en la comodidad de nuestras casas, sino con sacrificio y trabajo constante en las calles, organizándonos y articulándonos estudiantes y trabajadores.

Saludos.

José Leiva

07 de abril

El diagnóstico es compartido pero me parece que tu posición carece de propuesta seria que de una orientación correcta para cambiar la sociedad chilena. Crear propuestas alternativas al duopolio es más un eslogan que una salida clara ante el neoliberalismo en Chile.

¿Tienes una propuesta más concreta que ” fortalecimiento y articulación de este movimiento y su capacidad de proyectarlo en candidaturas participativas, ciudadanas y representativas”? ¿Los cambios que el país requiere se logran al “disputar de manera convocante y amplia los espacios de poder”?

Hasta ahora tu propuesta no tiene nada de distinto a lo hecho por el colectivo al que pertenece el señor Boric.

Saludos

08 de abril

Estimado José ,

Si usted cree que es poco serio creer en una alternativa a la Concertación y la Alianza, no lo culpo, mal que mal, eso es lo que promueve el monopolio de los medios de comunicación.

Nos hacen ver que no existiesen, ni son posibles, otras opciones. Respeto su postura, pero discrepo de ella.

Algunos tenemos la confianza de que si es posible construir una tercera vía y llevar adelante una transformación profunda en el país. En cuanto a la comparación con la IA y Boric, es poco lo que puedo agregar, solo decir que somos muchos los chilenos que no estamos dispuesto a aceptar las migajas que al duopolio le gusta entregar y que haremos lo posible para demostrar conscientizar y empoderar a la ciudadanía para que no se sigan perpetuando en el poder ni los que construyeron este modelo en Chile ni los que se encargaron de exacerbarlo.

Saludos.

José Leiva

11 de abril

Gonzalo, creo que haz leído mal mis palabras. En ningún momento dije que “que es poco serio creer en una alternativa a la Concertación y la Alianza”, sino que “tu posición carece de propuesta seria que de una orientación correcta para cambiar la sociedad chilena.”. Espero que no haya sido a propósito el error, aunque me queda espacio para la duda (legítima por lo demás, y que tu tanto respetas) al decirme que mi opinión estaría sesgada por “lo que promueve el monopolio de los medios de comunicación.”, como si usted pudiera ver algo que yo no, así como si usted fuera más inteligente. Descalificaciones gratis no por favor.

Así como es nefasto caer en descalificaciones gratuitas también lo es caer en los lugares comunes. Por eso mi comentario anterior que vuelvo a posicionar. Compartimos diagnóstico (a grandes rasgos) , pero ¿cuál es la propuesta además del fortalecimiento del movimiento social? ¿Solamente (no en sentido negativo per se) propones nuevas candidaturas?

Para ser más específico quería conocer alguna propuesta más de fondo que las ya manoseadas frases de movimiento social, candidaturas alternativas al duopolio, etc. Quiero saber cual sería la estrategia para derrotar al duopolio, y ¿Sólo al duopolio? ¿Qué pasa con el modelo? Me gustaría que se pase (tu y la gran mayoría de los que escriben en portales de opinión) a la discusión más grande. Compartiendo un diagnóstico, pues entonces intentemos debatir y resolver el problema de la institucionalidad pinochetista, el modelo neoliberal, la atomización de las organizaciones sociales y sindicales, el recién despertar del pueblo chileno, el programa mínimo para darle la vuelta a este sistema, etc.
Simplemente y con humildad (que sería bueno la tenga, o por lo menos se tome las cosas menos a la defensiva) creo que debemos pasar al debate estratégico. Si no lo tiene claro, también es legítimo decirlo, pero ojalá no caigamos en tanto lugar común como que “somos muchos los chilenos que no estamos dispuesto a aceptar las migajas que al duopolio le gusta entregar y que haremos lo posible para demostrar conscientizar y empoderar a la ciudadanía para que no se sigan perpetuando en el poder ni los que construyeron este modelo en Chile ni los que se encargaron de exacerbarlo.” sino que resolvamos cómo no perpetuamos lo que no queremos.

Comparto eso de concientizar, levantar alternativas, etc. Pero para concientizar y levantar una candidatura alternativa a mi juicio debemos tener una estrategia y un programa.

Ojalá pueda responder a mis interrogantes con mayor tranqilidad,

Humildes saludos

11 de abril

Estimado Jose,

En ningun caso mi intencion fue descalificarlo ni caer en la prepotencia/arrogancia con mi argumento. No me considero un mesias, ni menos un poseedor de todas las respuestas.

Le soy sincero: me cuesta vislumbrar un camino al corto plazo para derrotar al duopolio, mas teniendo al binominal aun intacto en el parlamento.

Ahora bien, si creo que es posible unificar a toda la izquierda extraparlamentaria y generar una alternativa fuerte y viable que pueda disputar el poder, ya sea desde la creacion de una nueva coalicion de partidos de izquierda o la unificacion de estos en un partido (creo la primera mas probables). Hoy son muchos los movimientos, grupos, colectivos, y partidos de izquierda parlamentaria que, por egos o caprichos, no han tenido la capacidad de unificarse.

Tengo la confianza que este impetu de cambio que ha surgido en Chile, sumado al desgaste y descredito enorme acumulado por la Concertacion y la Alianza, facilitaran la llegada a acuerdo entre estos actores y la constitucion de un referente politico que en el mediano plazo pueda disputar con seriedad cargos en el parlamento y un eventual gobierno que impulse las transformaciones que Chile demanda.

Espero haber respondido a su inquetud.

Saludos cordiales.

José Leiva

19 de abril

Ahora sí, queda clara tu estrategia para transformar el diagnóstico que hacíamos al comienzo. Apuestas por la unificación de toda la izquierda extra parlamentaria para disputar la institucionalidad. Es una estrategia válida, pero insisto que no es muy diferente a lo que propone -igual que usted- a grandes rasgos Izquierda Autónoma. No por eso será mejor o peor.

Gracias por responder mi pregunta.

José Leiva

19 de abril

No creo que el debate por este medio entre nosotros llegue a más, por eso no vuelvo a preguntar por el programa o que se especifique más el como lograr aquella unidad de la izquierda para disputar la institucionalidad -para que entrar en el debate sobre las posibilidades o potencial que se tiene en aquella disputa para cambiar el modelo-.

Es un debate abierto, al que ojalá vayamos avanzando. Hay que pasar del diagnóstico, la crítica con el lugar común, a una propuesta estratégica y programática para derrotar al modelo. Y para eso a mi juicio debemos partir de una lectura de los últimos 30 años del neoliberalismo en chile, es decir, analizar una economía dependiente de la extracción de materias primas. Una economía monoproductora dependiente del gran capital extranjero.

Por lo tanto en Chile, a mi juicio, el sistema económico subordina al político, por lo que disputar la institucionalidad pinochetista termina siendo más una administración del modelo que una ruptura, al menos que nos propongamos en serio disputarle a la burguesía internacional (aliada con la nacional) la soberanía de nuestro país, de nuestras vidas.

Saludos

Moises Otarola J.

08 de abril

Desahogo intelectual de bajo perfil. No cuesta mucho hacerse eco del boche de la calle, alguien tiene que pensar porqué ocurre y si es o no justificado, no todo lo que viene de la calle es necesariamente bueno, justo y correcto.Basta colocar palabras claves, cliches, muletillas de discurso progresista, tales como: Clase politica, duopolio, movimiento ciudadano, demandas atingentes, brechas salariales, etc, etc, etc, agregarle a esto unas pocas pachotadas, criticas de poca monta, palabras de mal gusto y en tono burlesco, esta listo, pongamosle un nombre: “critica infantilista con cero aporte de posibles soluciones realistas”

08 de abril

¿Soluciones realistas, como cuáles señor Otárola?, como seguir con las prácticas de la concertación que se circunscriben a pedir permiso a los grupos económicos para ver qué pueden hacer en un futuro mandato de la señora “gato por liebre”.

Esa práctica, 100% concertación, no es una solución seria, es la realidad de la propia concertación y alianza por Chile, y que ambos están en un pacto de sangre y billetes con esos grupos económicos e inversión extranjera.

Su posición es un atentado al despertar de este país, señor Otárola.

08 de abril

Creo que David interpreta bastante mi sentir frente a sus aprenciones. Le dejo un video de Eduardo Galeano que, espero, pueda ayudarle a volver a creer que un cambio en Chile es posible:

“Aunque no podemos adivinar el mundo que será, bien podemos imaginar el que queremos que sea”.
http://www.youtube.com/watch?v=todj4fK7FFI

08 de abril

Estoy de acuerdo que las promesas hechas por la social democracia “chilensis” fueron peores que las que hicieron sus primos europeos, en Chile el engaño fué acompañado del uso de la fé popular, y el resultado fue un desastre mayor en materia de perder derechos y ciudadania.
Ahora se coloca un discurso de participacion popular, al estilo Brasileño, al proponer distribuicion de la renta para provocar el crecimiento dela economia.
Esto en Brasil funciono porque fue politica publica desde el primer dia del gobierno LULA, y no una salida para ganar elecciones. Ahora, Queria preguntar para el autor de este articulo:
Cual es la alternativa a la propuesta por Michelle Bachelet?.
Ya que para provocar cambios en la legislacion chilena (que no contempla el plebicito en ley) hay que tener mayoria en el congreso nacional y hoy el binominal impide eso.
No es mejor organizar la sociedad por medio de una gran acta de reinvindicaciones, firmada por millones de chilenos, y hacer que la actual candidata firme un compromiso publico de ejecucion de esa acta?
Sabemos que los aprovechadores de siempre, transvestidos de democraticos, estan esperando para regresar a los puestos de decision y continuar el festin entreguista y covarde con un pais que ya pide con urgencia cambios que respeten los mas desfavorecidos.

08 de abril

Hace años que salí de la gloriosa Escuela de Ingenieria de la U. de Chile, sin embargo adscribo todas las demandas del movimiento estudiantil. Creo que la concerta, teniendo la llave del apoyo ciudadano y la mayoría política, sobre todo en sus inicios, no supo o no quiso hacer el cambio social que el país necesitaba, y con el pasar de los años terminó achanchada en Casa Piedra y los directorios del gran empresariado de derecha, incapaz de hacer algo por cambiar el estado de cosas, por ello no votaré por Bachelet.

El Mea Culpa de Bachelet « Revista El Fracaso

09 de abril

[…] cierto es que el currículum de Michelle Bachelet en materia educacional (y otros temas también) es negativo, un constante maquillaje al mismo modelo que ha provocado segregación y endeudamiento para las […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena