#Política

Gobierno y cambio de gabinete: ¿Clasifica a segunda fase?

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
Es raro escribir de política cuando el país ha estado tan futbolero el último tiempo, pero después de la eliminación de la selección nacional de la Copa América y el cambio de gabinete es útil retomar el análisis sobre la coyuntura por la que atraviesa el gobierno. En una analogía del fútbol, varios personeros del oficialismo han advertido del agotamiento del primer tiempo de La Moneda y la necesidad de hacer cambios para revertir el bajo nivel de aprobación que exhibe el gobierno. En ese sentido, han afirmado que la crisis es remontable si se incorpora mayor peso político, al modo como Borghi ha echado mano del “mago” Valdivia. En la otra acera, que no es necesariamente la de la oposición, hay quienes dudan de la efectividad de un cambio en el equipo y de la posibilidad de “dar vuelta” un partido donde todo sale mal, incluso aquello que supuestamente se hacía de memoria como es la excelencia en la gestión.
 
En consonancia con esto, el cambio de gabinete se hacía cada vez más necesario, especialmente porque el sistema político no admite sacar al entrenador. Sin embargo, el nuevo gabinete no conlleva un giro sustantivo para esta administración. La incorporación de Chadwick en la vocería de gobierno puede contribuir a elevar un poco el debate y morigerar el discurso del gobierno hacia la oposición. Al menos, nos libra de la mediocridad de la ex vocera. No obstante no hay que esperar milagros en esta vocería, porque el mensaje del gobierno sigue siendo errático, confuso y poco participativo (por no decir antidemocrático), como se demuestra en la estigmatización que se ha querido hacer del movimiento estudiantil.
 
La inclusión del Longueira en Economía puede terminar siendo una piedra en el zapato para Piñera. No es sólo un problema de "piel" entre ambos personajes. El líder gremialista ha tenido varias veces expresiones duras hacia el empresariado, un asunto complejo si materializa sus puntos de vista. El otro factor es la posibilidad que Longueira asuma un carácter presidenciable que colisione con los planes de La Moneda.
 
Lo demás son simples enroques, lo que a estas alturas no es criticable si evita que se siga desmantelando el Senado y que se pretenda premiar a los ministros salientes con los cupos parlamentarios que quedan vacantes. Pese a que los mismos personeros de derecha justifican el traspaso de parlamentarios hacia cargos Ejecutivos, lo cierto es que el sistema erosiona la representatividad y demuestra la precariedad de la derecha para generar figuras que se incorporen a la gestión de gobierno.
 
En lo sustantivo, el cambio de gabinete puede traer una tregua en el oficialismo, pero no es un cambio real respecto a lo que se ha venido haciendo. El esquema mantiene el vicio de concentrar los ministerios en manos de los partidos. Un ejemplo de ello es el Ministerio de Economía donde Longueira y el Subsecretario Álvarez tienen una reconocida cercanía. La experiencia de la mala gestión del Ministerio de Vivienda debería haber generado una mejor distribución de cargos, en el sentido que las lealtades no entorpezcan una sana administración.
 
La salida de Lavín de Educación es un factor que puede contribuir a la solución del conflicto, pero es necesario que el gobierno defina una posición clara respecto del lucro. Este punto es un nudo complejo para el Ejecutivo, especialmente porque el Presidente no censura el lucro ni se conmueve por negocios que lindan en lo irregular (¿creatividad, le dicen?). Pero si el gobierno optó por sacar a Lavín hay cierta flexibilidad, lo que hace que pueda abrirse a acercar posiciones con los estudiantes y alivie la carga del Ministro Bulnes.
 
El gran perdedor con el cambio de gabinete es Lavín, cuya salida de Educación significa asumir el costo del fracaso. La entrega de Mideplan y su eventual transformación en un Ministerio de Desarrollo Social suena a premio de consuelo. De cualquier modo, su perfil de presidenciable pasó a la historia y ahora ha quedado en algo así como "el cuarto de los juguetes".
 
Por último, el hecho que Hinzpeter se mantenga en Interior solo aventura que seguirá siendo criticado desde los propios partidarios del gobierno. La posición del Ministro se ha devaluado en estos meses no sólo porque no ha logrado quebrar las tendencias en materia de delincuencia (incluido el robo del auto del ministro de cultura para desvalijar cajeros automáticos), sino también porque no tiene ninguna capacidad de ejercer una adecuada coordinación política. Esta última tarea la asumirá preferentemente Chadwick y, en menor medida, Larroulet. El papel de Hinzpeter se reduce cada vez más a ser un factor de contención del Presidente, pero incluso este rol está comprometido si el mandatario tiene que mandarlo de vacaciones para que no lo subrogue o se vea obligado a “blindar” a su ministro.
 
El famoso segundo tiempo del gobierno puede implicar una cierta mejoría y un cambio positivo en el clima político, pero es solo transitorio. La propuesta del gobierno y su escasa credibilidad seguirán pesando en la opinión pública. Si bien puede aliviar el desgaste del gabinete, lo que se ha visto a lo largo de este mandato es que quien entra en cargos oficiales sufre una “depreciación acelerada”. La suerte del gabinete está acoplada a la popularidad del Presidente y si éste no supera su “performance” las cosas seguirán saliendo mal. Mientras para la derecha la preocupación se traduce en “pasar a segunda fase” o generar las condiciones para un próximo gobierno conservador, lo que se observa es no sólo la falta de realismo, sino el riesgo de terminar en una competencia más bien populista, si es que antes este gobierno no se estructura en algo similar (un populismo sin popularidad).
————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

19 de julio

Hay dos factores relevantes a propósito del análisis, y es que, en la primer factor es en este tercio de gobierno de derecha aún no es posible comprender en las “raices de gobernabilidad” que aseguran un norte para el país. Tal como Bachetet se abrazó a providad social, Lagos a la infraestructura carretera del país, Frei a la apertura global del mercado chileno, en la derecha aún no es posible ver a que “está abrazado”.
El otro factor, más preocupante aún, es que los Lavin, los Allamand, los Piñera y otros en segundo plano idearon este sistema en plena dictadura y han vuelto… …y vuelto para consolidad este sistema, a perpetuar las brechas y relegar a la opinión pública a segundo plano, pues el sentir de la comunidad poco importa a la hora de planificar en cuatro paredes los siguientes pasos a seguir.
¿y ahora quinén podrá defenernos?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?