Columna en Política
0
Difunde: Whatsapp

Gladys Marín: Gran legado de consecuencia, convicción e idealismo

Acaecía un día 6 de marzo de 2005, cuando falleció una de las más notables, maravillosas y valiosas líderes sociales que Chile ha tenido y nunca olvidará: Gladys del Carmen Marín Millie.


Hoy que se conmemora el Día Internacional de la Mujer, creo que es importante rendir tributo a un excelente ser humano como Gladys, quien encabezó y luchó por los derechos sociales de las mujeres, la juventud y sobre todo de los más necesitados.

Recordemos que Gladys desde temprana edad abrazó nobles ideales, fue militante comunista durante toda su vida, ocupando diversos -desde Secretaria de las Juventudes Comunistas hasta obtener, con mucho honor y merecimiento, el cargo de Presidenta del partido). Ella nunca transó sus valores altruistas y su  gran conciencia social que la caracterizaron hasta el fin de sus días.

Gladys tuvo que enfrentar y sortear numerosos, complejos y difíciles episodios, como la muerte y desaparición de su marido Jorge Muñoz Poutays a manos de uno de los organismos más represivos y exterminadores de la dictadura (la DINA). Su exilio, la separación de sus pequeños hijos, Alvaro y Rodrigo; su constante abogacía desde la clandestinidad para denunciar los crímenes de la dictadura y combatirla, la constante crítica asidua que tuvo que vivir al regresar a Chile, en el momento que fue candidata a Presidenta de Chile, su posterior y dramática enfermedad que le produjo su deceso.

Hoy que se conmemora el Día Internacional de la Mujer, creo que es importante rendir tributo a un excelente ser humano como Gladys, quien encabezó y luchó por los derechos sociales de las mujeres, la juventud y sobre todo de los más necesitados.

Cabe destacar que ella nos legó una bella frase: “Nunca hay que dejar de luchar, aunque en eso se nos vaya la vida”, y nos entrega la preciosa moraleja que siempre hay que abogar por los derechos sociales y contribuir a construir una sociedad más justa, equitativa, en la que no exista exclusión, donde prevalezcan los lindos valores humanos, donde la dignidad del ser humano sea respetada y garantizada en sus todos ámbitos.

Además, Gladys fue siempre leal con el Presidente Salvador Allende, su programa político-social y lo siguió profesando hasta su muerte. Ese hecho, nos habla de una gran persona que nunca traicionó ni abandonó a su pueblo.

El recuerdo de Gladys siempre vivirá en el corazón de quienes creemos, soñamos y deseamos profundas transformaciones sociales para Chile. De los que estamos dispuestos a enfrentar toda clase de desafíos para lograrlo, siempre con visión, posición colectiva, generosa, honesta, desechando toda clase de individualismo, ambición, intereses y egoísmo, amando y respetando al ser humano en su esencia.

Gladys, aunque transcurrían mil años, nunca te olvidarán y siempre estarás en mil corazones.

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores. Somos una  comunidad de expresión ciudadana que estimula el diálogo sobre la base del respeto. Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.