#Política

Fortalecer la política ¿Cuál?

6 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En los Consejos de la Sociedad Civil del nivel gubernamental, represento a una junta de vecinos de la comuna de Las Condes, por lo cual tengo algunos puntos de vista como usuario de comunicaciones, de transportes y del Registro Civil.

Paralelamente, arrastro un pasado de trabajador involucrado en sindicatos, en empresas manufactureras y, ahora en el presente, en una junta vecinal de una comuna pije.


Con el llamado “fin al binominal” hay quienes se preocupan ahora de cómo van a financiar las actividades en los grandes distritos.

Como todos los chilenos he visto el desarrollo político y social de los últimos años, ni qué decir que también presencié cierres de industrias nacionales y crecimiento de las fuentes de trabajo pero en servicios, en reemplazo de industrias que se fueron cerrando para aprovechar las “ventajas comparativas”.

La dependencia ideológica de las estrategias económicas de “los Chicago Boys” no me ha sido ajena, sino que me ha perjudicado como a la mayoría de los chilenos. El actual 1% de los ciudadanos que se devora más del 44% del producto (Oxfam “Riqueza: tenerlo todo y querer más”) o los llamados hechos por algunos multimillonarios internacionales para que se paguen mayores impuestos y se disminuyan las inequidades antes que esperar el reventón que todos prevén, son muestras de un escenario internacionalmente “reguleque”.

Todas esas experiencias no se asemejan a la a actual presencia del financiamiento de la política por parte de empresas que se han pasado desde el recatado lobby, al desvergonzado cohecho o al soborno. No hay pruebas (todavía) pero se han hecho transferencias a paraísos fiscales para evitar pago de impuestos en Chile, con lo cual se utilizan los mecanismos que sirven descaradamente al narcotráfico y al lavado de dinero (pero el asunto es legal, aunque abiertamente inmoral).

¿Por qué el Estado o los privados deben financiar “la política”, en la forma que esta se define en Chile?¿Quién quiere ser político y formar un partido o ser parte de alguno? ¿Quiénes quieren hacer carrera como concejales, concejeros regionales, alcaldes, diputados, senadores o presidentes?

Cuando algún chileno o chilena normal quiere buscar trabajo lo hace dentro de sus habilidades o profesión y nadie le financia la búsqueda  de “pega”. ¿Por qué hay que financiar las campañas electorales o aportar plata por debajo del escritorio a algún partido? ¿Porqué hay algunos iluminados que se sienten predestinados a legislar sobre todas las materias? ¿Será que los sueldos millonarios los atraen tanto? ¿Alguien los ha nombrado para que se transformen desde un poder legislativo a un poder constituyente?

En Islandia se eligió un poder constituyente por sorteo, pero como es un país de la OCDE con el desarrollo del primer mundo, nadie lo publicitó.

El Servel presta un servicio de registro de electores, supervisa los resultados y colabora con los tribunales electorales, pero no debería llevar contabilidad ni registro de platas donadas, transferidas, secretas o reservadas. Para eso está la contabilidad común y corriente, con sus ingresos, egresos y saldos.

El Servicio de Impuestos Internos debería fiscalizar todas las contabilidades de partidos, candidatos y personeros políticos. Los partidos podrían decidir si van a ser sociedades anónimas (como en el futbol), cooperativas (como los pescadores), o corporaciones o asociaciones (para agarrar donaciones extranjeras).

Para mí, el mundo feliz sería aquel en que los “legisladores” sean especialistas en algún tema y entren al Congreso sólo para tratar temas cercanos. Termina de tratarse el proyecto de ley en que es fuerte y se vuelve a casa.  Los concejales y el alcalde que sean habitantes de los barrios de la comuna a la que postulan. Los consejeros regionales habitantes prestigiados de su región, ojalá con trayectoria sindical, vecinal o de servicio público. Si esto se parece a los cantones suizos es pura coincidencia.

Todos los conductores tenemos que renovar la licencia una vez al año, así como los vehículos tienen una revisión técnica, pero nadie certifica que un político (ya sea del elenco estable de un partido o de algún poder del Estado, no esté rallado después de un tiempo).

Hablando de vehículos, no he encontrado un solo ciudadano que disfrute de la propaganda electoral llena de sonrisas, mentiras y omisiones. Gigantografías, lienzos, palomas, etc. deberían desaparecer de las calles, ciudades y barrios porque no son necesarias para “institucionalizar la política”.

Con el llamado “fin al binominal” hay quienes se preocupan ahora de cómo van a financiar las actividades en los grandes distritos. Allá ellos, tendrán los candidatos que buscar ayuda en las redes sociales o en las organizaciones sociales sin fines de lucro en las cuales hayan participado. Si no han participado en ninguna de las que deben existir en el Registro correspondiente creado por la ley 20.500, entonces son pájaros sólo conocidos en los pasillos de algún partido, en los salones de alguna empresa tipo Penta o es un “iluminado”.

Curiosamente estas reflexiones no son sólo mías, sino que las compartimos con vecinos de mi comuna pije, con algunos funcionarios activos de empresas e instituciones del Estado. Me imagino que en otras comunas más populares habrá opiniones similares o más ácidas.

Ya sabemos que provienen del 40% de ciudadanos con derecho a voto, pero nada sabemos del 60% que prefiere ni acercarse a las votaciones.

Se agradecerá vuestras opiniones.

TAGS: Financiamiento de Campañas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

25 de enero

Te leo y me quiero ir por la tangente.

Haces falta en la política, pucha que haces falta.
Cada día que leo a columnistas del quinto poder, me doy cuenta que somos miles los que queremos dialogar, trabajar y comprometernos con el bien común, pero como bien dices, el país esta secuestrado por intereses empresariales.
Ese 1% no tiene color político, sólo respira dólares y acciones.
El financiamiento es solo el resultado de la desinformación, del marketing aplicado al posicionamiento de un candidato.

Soy de derecha, pero me encantaría sentarme a escucharte hablar del 70 y 73, y capaz que conmocionarme con lo que viviste después.

En fin

Tantos los jóvenes de derecha, vacunados contra el pinochetismo, como las almas sanas y republicanas de izquierda, deberían sentarse a pensar en las personas y en Chile.

Haces falta mi estimado, por Dios que haces falta.

26 de enero

Estimado Patrick H. Fisk:

Pese a nuestra diferencia de edad y orientación política, ante la realidad actual obviamente surgen coincidencias de opinión que deberían fortalecerse entre las partes mediante, como dices en uno de tus comentarios, más diálogo y menos debate. Creo en esto, pero también me preocupa no mantenernos en un diálogo permanente sin llegar a conclusiones concretas.

Lo grave del asunto es que los políticos de carrera se han tomado las bancas de los salones del poder y, salvo honrosas y escasas excepciones, no quieren dejar de ser protagonistas centrales de asuntos donde pocas personas los quieren seguir viendo como tales. Seguramente saben más de pesca los habitantes de las comunas del litoral, por ejemplo, o de la situación del transporte en Magallanes los propios habitantes y usuarios de los servicios de esa región.

El problema actual es parecido a lo que le ocurrió al rey de Francia cuando sólo gobernaba apoyado en la nobleza y el clero. Cuando llamó al Tercer Estado (que era más del 80% de la población) este último llamó a formar la Asamblea Nacional y el poder verdadero se fue a las manos del “soberano”.

Gracias a nuestros libertadores la nobleza ya no existe y el clero se separó del Estado, pero así y todo la República no somos todos.

26 de enero

La semana pasada la administración de Bachelet puso fin al binominal, aprobó el Pacto de Unión Civil, las “leyes de inclusión” y presentó el proyecto de “modernización” del sistema laboral. El problema es que estas reformas, más todas las que vendrán, que toman las demandas de los asalariados, de los estudiantes y de todos los explotados para moderarlas, para que se circunscriban dentro de la lógica de la “democracia” en la medida de lo posible, lo que hacen es intentar legitimar un sistema político ampliamente rechazado por la ciudadanía.

Este régimen carga sobre sus espaldas el neoliberalismo que nos toca padecer a quienes tratamos de vivir de un salario definido de antemano por los intereses de la patronal. En todo caso lo que no estaba dentro de los cálculos del gobierno, tampoco de la derecha duopólica ni de la élite a la que representan, es que justo cuando empezaban a avanzar en este sentido, con sus “reformas” digo, les estalla en la cara el caso Penta, que sigue al escándalo de las colusiones y los abusos empresariales. Entonces, la clase dominante busca taparlos para no seguir erosionando el control social que ejercen sobre nosotros. Hoy más que nunca la lucha se plantea en los términos de la Asamblea Constituyente Autoconvocada.

26 de enero

Alfredo, Tú me calificaste con ese dislike?

Me causa gracia que no veas en todo lo que coincidimos; tu rechazo a la derecha te produce tremenda ceguera cognitiva, y esa, es una gran debilidad.
Mira:

No tengo problemas con la Asamblea Constituyente, mi tema es quien la escribe.
Cierto, todos los ciudadanos debemos participar, pero bien sabes como funcionan los grupos, el líder más fuerte siempre buscará tener la razón, entonces, como logramos que el tipo mas introvertido, con buenos diagnósticos, pueda expresar, eso no lo se.
Digamos que el modelo pudiese ser cambiado, a cual?, claramente ningún modelo sudamericano sirve, y como lo norteamericano quedaría descartado, ¿hacia donde nos vamos?
¿Vale la pena amenazar a los empresarios como se hizo entre el 70 y 73?, No creo.
Dejo claro que no quiero otro golpe, pero tampoco quiero quedarme sin papel para limpiarme el poto.
Es decir, feliz cambio la constitución y el modelo, si tengo certeza de que es equilibrado.

El binominal, igual que a ti, me gustó el cambio, pero siento que habían modelos mejores, este se me ocurrió a mi.

Chile tiene 54 provincias, cierto? tomemos entonces la idea del Unicameral de Marco (cacha a quien estoy citando) bastaría con que las tres mayorías de cada provincia fueran electos parlamentarios y tendríamos una cámara con 162, mas que suficiente para generar cambios.
SI ademas indicamos que máximo dos reelecciones, la carrera política en el legislativo duraría 12 años.
Con distancias mas cortas y con mas cercanía a la ciudadanía, mejor representación
Y si, se que perdería la derecha, pero esa es la nueva dirección, reconquistar con hechos y no dinero.

Ley de Matrimonio Universal, así de simple, todos se pueden casar con todos, adoptar, etc… al final, solo la Iglesia será para los heterosexuales, pero no creo que en realidad le moleste a los LGBT.

Aborto, ya lo he dicho, con una psicoeducación correcta y eficiente, sumado a planes de contingencia bien pensados, tampoco tengo problemas.

Modernización de leyes laborales, tampoco me complica, un trabajador contento es mas productivo y una buena redistribución de las ganancias, mejor. Pero como le leí a un amigo, si Codelco es ineficiente al compararse con Mineras privadas, hay que hacer algo.

Podría seguir buscando puntos de acuerdo, pero me doy cuenta que yo no tengo el problema de ceguera, puede ser porque no viví, ni sufrí las consecuencias de la dictadura o porque me gusta este modelo, solo siento que debería estar mas regulado.

Tu sabes que en EEUU ninguno de los holdings que existen en Chile, podría ser…. porque allá se cuida al trabajador y se premia el emprendimiento…. y si, les encantan las guerras.

En fin, te seguiré leyendo y esperando que en algún momento te des cuenta, que no soy tu enemigo, ambos queremos lo mismo, un Chile justo y de todos.

26 de enero

Quisiera referirme al argumento de “¿Porqué hay algunos iluminados que se sienten predestinados a legislar sobre todas las materias?”
Esa parte siempre me ha parecido tremendamente aberrante. ¿por que una persona que llega al parlamento tiene que saber de salud, educación, economía, etc?..definitivamente NO saben..y para eso contratan a “expertos”, que cobran un ojo de la cara, o sirve para traspasar fondos a Think Tanks de su partido. Pero, ¿por que ese “representante” debe meterse en todo? Creo que es un resabio de períodos donde la oligarquía hacía y deshacía, pero es absolutamente improcedente en la era de la información.
En sí, el Congreso de representantes es una institución arcaica y retrógrada. Los ciudadanos ya tienen capacidad de tener opinión fundada en muchísimos temas, y además existen las capacidades tecnológicas para que puedan expresarse.
En definitiva, la Democracia representativa es algo que debería acabarse YA, pasando a una Democracia participativa. Vía voto digital, o elección aleatoria de diputados que duren poquísimo tiempo, o alguna forma de involucrar efectivamente a la ciudadanía en la política.

26 de enero

Súper bueno tu análisis, ¿Te parece que ejemplifiquemos?

Bio Bio Costa

Jacqueline Van R = Es Psiquiatra y no conoce los estudios de psicología evolutiva contemporánea asociados a orientación e identidad sexual, para ella sigue siendo condición (tratable) y asocia la pedofilia a homoparentalidad, desconociendo que la mayoría de los casos de abusos de menores, ocurre con familiares consanguineos heterosexuales con desviaciones de personalidad.

Alejandro Navarro = El motoquero de nieve, discurso populista, nunca ha logrado nada para su zona y gasta el tiempo preocupado de venezuela y cuba.

Enrique Van, Jorge Ulloa y Jose Miguel Ortiz…. NADA, absolutamente cero aporte.

Y SE PERDIÓ RAFAEL GARAY, (Economista que propone mil medidas para pymes y afp)

Sin cultura cívica, nada es posible.
Las personas deben aprender a votar por hombres capaces y no por marketing y banderitas.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La fauna que no tenemos en abundancia en la naturaleza, sí la tenemos en la televisión, y a diferencia de la primera, a esta la cuidamos, veneramos... Y seguimos.
+VER MÁS
#Sociedad

Fauna televisiva chilensis

Esperemos que este estándar ético que han fijado los socialistas y que exige la ciudadanía, no se relativice con el transcurrir del tiempo, sino que más bien se consolide y se haga transversal al sistem ...
+VER MÁS
#Política

Más que un acto… ¿Un Estado de corrupción?

La producción de la serie ha debido recurrir a la imaginación sociológica para configurar en la trama el estudio incipiente del comportamiento humano en los albores del FBI por entender lo inentendible: ...
+VER MÁS
#Cultura

David Fincher: Perspectiva e imaginación sociológica en Mindhunter

Aunque un tal Matteo Renzi ha vuelto a instalar la idea, no es más que el caballito de batalla de políticos desesperados en circunstancias difíciles. A veces los puentes se caen… y eso sucede muchas ve ...
+VER MÁS
#Política

Hay puentes que caen antes de la primera piedra

Popular

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

Para algunos, en lugar de la resignación, la única alternativa podría ser la violencia, lo que supondría un retroceso en el desarrollo de la humanidad y un nuevo golpe contra la paz mundial.
+VER MÁS
#Internacional

España, capital Bagdad